Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Ateos y creyentes

No os perdáis este post de Santiago Navajas sobre el ateísmo. Además de la abundancia de enlaces y referencias, que dan para estar un rato entretenido, es interesante la escala de ateísmo de Dawkins:

1 Strong theist. 100 per cent probability of God. In the words of
C. G. Jung, 'I do not believe, I know.'
2 Very high probability but short of 100 per cent. De facto
theist. 'I cannot know for certain, but I strongly believe
in God and live my life on the assumption that he is
there.'
3 Higher than 50 per cent but not very high. Technically agnostic
but leaning towards theism. 'I am very uncertain, but I am
inclined to believe in God.'
4 Exactly 50 per cent. Completely impartial agnostic. 'God's
existence and non-existence are exactly equiprobable.'
5 Lower than 50 per cent but not very low. Technically agnostic
but leaning towards atheism. 'I don't know whether God exists
but I'm inclined to be sceptical.'
6 Very low probability, but short of zero. De facto atheist. 'I cannot know for certain but I think God is very improbable, and I live my life on the assumption that he is not there.'
7 Strong atheist. 'I know there is no God, with the same
conviction as Jung "knows" there is one.'

El problema de la escala es que supone que la gente actúa con racionalidad: "Creo que Dios es muy improbable y vivo bajo la suposición de que no está ahí". Al menos mi experiencia, con la gente de mi entorno, es que la actitud más frecuente no está reflejada en esa escala. Sería algo así:

"Es muy probable que Dios exista, pero vivo según la suposición de que no está ahí."

Lo cual, si fuera cierto, sería estúpido. Salvo que racionalices tu comportamiento y digas "Dios me pide que rece, que cumpla con unos ritos y que mantenga comportamientos como la generosidad con los pobres o la castidad. Yo no hago nada de eso pero estoy seguro de que Dios, que es muy bueno, me perdonará y podré estar en el cielo."

Pascal proponía hacer la apuesta contraria, y actuar como si Dios existiera. Ignoro si él lo hizo. En cualquier caso, como decía, el hombre no es un animal racional, así que su propuesta no ha tenido mucho eco.

Subvenciones obscenas

A estas alturas, ya todos mis lectores habrán oído hablar del escándalo de las fotografías obscenas de Montoya. En todas las tertulias, a las expresiones sulfuradas del tipo "¡es una cosa repugnante!" le suele seguir algo del tipo "¡y encima pagado con dinero público!".

Qué quieren que les diga. A mí lo que me parece repugnante es que el Estado pague cualquier libro o exposición de fotos. Aunque sea de monjas de clausura cocinando dulces. Lo que es indignante es que el Estado se dedique a meter la mano en nuestro bolsillo y quitarnos el dinero que tanto nos cuesta ganar con la excusa de que lo va a dedicar al bien común, y después se lo gaste en libros.

Oiga, para eso déjeme a mí mi dinero y ya me compraré yo el libro que quiera. O me lo gastaré en vino y mujeres de moral distraída, que para eso es mi dinero.

Y es que desde el momento en que se crea un ministerio, una consejería o una concejalía de cultura, están puestos los cimientos de la corrupción, del gasto discrecional y del favoritismo. Da igual que el político de turno sea furibundamente ateo y pague un libro que ofende a los católicos o que sea un meapilas y pague una exposición de imágenes sacras. Ambas cosas son igualmente execrables.

Alguno pensará "pero es que financiar una exposición de Zurbarán contribuye a elevar el nivel cultural de los ciudadanos, y una exhibición de cristos empalmados lo degrada, ¿cómo va a ser lo mismo una cosa y otra?".

Pues lo es, sencillamente, porque cuando aceptas que el Estado financie exposiciones de Zurbarán sabes que lo hace con el dinero de gente que sólo iría a verlas esposado y acompañado por la Guardia Civil. Y entonces admites que ese mismo Estado atienda a otra gente con gustos distintos y que también paga impuestos, y financie una exposición sobre fotografías feministas búlgaras. O, por qué no, fotografías pornográficas.

Una vez que le cedemos al Estado la capacidad para financiar "algo", es difícil establecer un límite entre lo que es adecuado financiar y lo que no lo es. Si las fotografías de Montoya fueran igual de malas pero no pornográficas ¿podrían ser sufragadas con dinero público? Si un político puede pagar una exposición de pintores renacentistas, ¿no puede pagar una de "jóvenes valores" contemporáneos?

Si el Estado no se metiera a galerista y editor, probablemente Montoya nunca habría expuesto esas fotografías ni se hubiera publicado un libro con ellas. Se las hubiera enseñado a un galerista profesional, que sabe que debe ganar dinero vendiendo arte, y éste le hubiera dicho "verás, chato, si cuelgo eso muchos clientes van a dejar de serlo, así que si quieres exponer la próxima vez trae algo decente y que guste". Y allí se acabaría la carrera de provocador de Montoya.

O tal vez encontrara un público dispuesto a pagar por sus "obras", y un galerista dispuesto a hacer dinero con ello. Todos ellos harían uso de su libertad, y no obligarían a nadie a pagar sus excentricidades. Los católicos dedicarían su dinero a financiar exposiciones de "Las Edades del Hombre", y serían felices.

Incluso es posible que alguien hiciera arte mofándose de Pablo Iglesias, Stalin y el Che Guevara, y encontrara un público dispuesto a pagar por esas obras. Unas obras que, ahora mismo, serían impensables en una comunidad como Extremadura, porque hemos permitido que los que dicten lo que se puede exponer sean los políticos y no los ciudadanos.

Deberes para hoy

Deberes obligatorios para hoy:

1. Leer la carta que una feligresa vasca ha dirigido desde Batiburrillo a Blázquez y Echenagusia:

A veces, pienso que si Jesús bajase del Cielo y se diese un paseo por las iglesias mal llamadas vascas, volvería a echar de su Templo a los que predican política y se niegan a celebrar Misas in memorian por los asesinados por ETA. Como lo hiciera con los mercaderes del Templo antes de Su martirio.

2. Leer la carta que Rosa María Alcaraz, madre de dos niñas asesinadas por ETA y hermana de José Alcaraz, dirige a Antonio Gala en Libertad Digital:

Dice el señor Gala sobre mi hermano: “No sé que pinta, ni en nombre de qué pinta lo que pinta”. Se lo diré yo. Desde siempre, su lista empieza por Ángel, Miriam y Esther, que son nuestros familiares. Y desde que asumió la presidencia de la AVT, ha ampliado sus esfuerzos, de manera pública, a todos aquellos que han sido asesinados, mutilados, y extorsionados. Con esta labor, mi hermano y todos los que estamos entregando nuestra vida a esta causa, jamás hemos reclamado venganza. Muy al contrario, trabajamos por lograr transformar la sangre derramada por las víctimas en un digno y justo cuadro que salvaguarde la memoria de las víctimas.

3. Escribir a tu párroco e informarle de que hasta que el presidente de la Conferencia Episcopal Española rectifique y pida perdón públicamente a las Víctimas del Terrorismo, no vas a volver a marcar en la Declaración de la Renta la casilla para destinar parte del dinero recaudado a la Iglesia Católica.

4. Escribir al director de El Mundo e informarle de que no vas a volver a comprar su periódico hasta que el señor Antonio Gala, que es la segunda vez que insulta a las víctimas del terrorismo después de una manifestación, deje de escribir en él.

Por si no tenéis tiempo o ganas para redactar, estas son mis cartas:

Querido Padre XXX:

He visto con sorpresa y escándalo cómo el presidente de la Conferencia Episcopal Española ha convocado en Bilbao un acto en defensa del diálogo con ETA, coincidiendo con el que habían convocado en Madrid diversas asociaciones de víctimas del terrorismo. No soy capaz de entender este acto, que en mi modesta opinión choca frontalmente no solo con la postura de la propia Conferencia Episcopal en los últimos años, sino también, y es mucho más grave, con la exigencia de caridad hacia los más débiles (las víctimas del terrorismo) que debería marcar cualquier acción de los católicos.

Desgraciadamente, como bien sabes, muchos sacerdotes en el País Vasco han interpretado el mensaje de Jesús en unas claves retorcidamente ideológicas. Así, donde debían predicar el catolicismo han predicado el nacionalismo. Donde debían haber puesto caridad hacia las víctimas de la violencia, no han tenido más que desprecio hacia los débiles y justificación para el pecado. Cuando debían denunciar con valor profético la opresión de los totalitarios, han preferido situarse en una equidistancia farisaica entre asesinos y asesinados.

Ahora, cuando más necesitamos que una autoridad moral como el Presidente de la Conferencia Episcopal Española denuncie el asalto a la dignidad humana que supone reconocer el asesinato como instrumento de acción política, veo con pesar que nuestro pastor predica el entendimiento con los lobos. Jesucristo pidió a sus pastores que protegieran a sus rebaños de los lobos, no que animaran a las ovejas a reconciliarse con los lobos cada vez que una era devorada.

El Presidente de la Conferencia Episcopal, con el acto del sábado, se ha apartado voluntariamente de ese papel de pastor protector de sus ovejas. No soy quien para juzgarle. Pero sí debo decirte que, en conciencia, no puedo colaborar con él. Por este motivo, y hasta que monseñor Blázquez no rectifique y pida perdón públicamente a las víctimas del terrorismo, no volveré a entregarle mi dinero para que lo administre como responsable de la Iglesia en España. En concreto, no volveré a especificar en la declaración de la renta que deseo que parte del dinero recaudado se destine al sostenimiento de la Iglesia Católica.

Atentamente,

Y para el director de El Mundo:

Estimado Señor Director:

Es la segunda vez que su columnista Antonio Gala, tras una manifestación contra la política antiterrorista del gobierno, se dedica a insultar a las víctimas. Entiendo que su periódico es un medio plural, donde caben todas las opiniones. Pero el insulto al presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo no es una opinión, sino un acto ruin y miserable.

Es usted libre de elegir a sus colaboradores. Pero quiero que sepa que, mientras el señor Antonio Gala siga escribiendo en su periódico, yo no volveré a comprarlo.

Atentamente,

En las cartas al Director de El Mundo, si queréis que sean publicadas, debéis poner el nombre y apellidos y el DNI.


1956 2006

1956

Una mujer se confiesa con el párroco y le explica que su marido le pega habitualmente, y que ella tiene tentaciones de abandonarle. El sacerdote le aconseja tener paciencia y ofrecer su sacrificio al señor.

"Piensa en tus hijos, ¿quién les cuidará si tú te vas? Además, ten en cuenta que tu marido puede dejarse llevar por la ira a veces, pero en el fondo te ama. Piensa en qué cosas haces que le hagan enfadar, y procura evitarlas. Seguro que, si te preocupas por tener siempre la casa como a él le gusta, y por agradarle en las pequeñas cosas que sabes que le hacen feliz, todo irá mejor. Piensa que tú también eres responsable de mantener el vínculo matrimonial, y que toda tu mortificación en la tierra será premiada en el Cielo."

2006

Un sacerdote hace una homilía sobre el terrorismo en el País Vasco:

En su homilía, el prelado dijo que la fiesta del patrón de los donostiarras ha quedado este año "notablemente ensombrecida" por el "terrible atentado" de ETA, que "se ha llevado la vida de dos jóvenes ecuatorianos y ha cuarteado la esperanza de una sociedad que anhela una paz justa y estable".

Aseguró que tiene la convicción de que "este acontecimiento contrario a toda ética digna de este nombre", así como "todos los episodios precedentes y subsiguientes" al atentado han producido en la sociedad "algo más grave, más hondo, más vital que la indignación, la repulsa y el mismo sufrimiento". "La han desmoralizado. Esta es hoy nuestra herida sangrante. La moral de un pueblo es una reserva espiritual de primera necesidad, Muchos valores naufragan cuando se mina la moral", subrayó el obispo. En esta situación, el obispo de San Sebastián cree que "hay algo más urgente que realizar análisis rigurosos, emitir juicios éticos, asignar responsabilidades y exigir decisiones inaplazables".

Señaló que todo ello es "necesario pero insuficiente" porque a la sociedad vasca le "falta oxígeno" y precisa "respiración asistida" tras lo ocurrido, por lo que debe "renovar sus pulmones haciendo emerger, paso a paso, los frescos tejidos de una esperanza renacida". Uriarte advirtió de que el "fatalismo" es "explicable" tras el último crimen de ETA, pero "menos razonable y mucho menos saludable que la esperanza de una paz próxima". "La decepción escéptica es una tentación comprensible, pero perniciosa", insistió.
"Confrontación" en el País Vasco

"Hemos de decirnos a nosotros mismos, sin caer en voluntarismos escasamente lúcidos, que la paz es posible. Nuestra creciente sensibilidad ética contra las muertes violentas, los requerimientos y exigencias de una Europa cada vez más unitaria y el clamor apasionado de nuestro pueblo por la paz y el entendimiento revelan más bien el carácter inhumano y anacrónico de la confrontación en la que todavía estamos atrapados",agregó.

Animo a la comunidad cristiana a "optar por una implicación efectiva que sepa alumbrar o secundar iniciativas pacificadoras y crear puentes que unan, no frentes que desunan", además de "exigir que callen para siempre los artefactos e instrumentos que siembran destrucción y muerte, y resurja, en el momento oportuno y con las debidas garantías, la palabra responsable, humilde y sincera que sane heridas, regenere relaciones, acerque posiciones y abra el camino hacia la paz".

Una Biblia para todos y todas los catolicos y las catolicas

Voy mejorando en mi capacidad adivinatoria. Hace un par de meses escribía por aquí la crítica a una versión políticamente correcta de los evangelios, que yo imaginaba que se publicaría en 2014.

Pues bien, acabo de ver que ya hay un@s "teólogos y teólogas" alemanes y alemanas que han sacado una versión feminista de la Biblia. Entre las perlas, por ejemplo, que Dios ya no es Padre, sino Padre-Madre. Ya no hay que "obeceder al Señor", sino "escuchar al Eterno", y todo en ese plan. Excepto el diablo, que curiosamente sigue siendo exclusivamente masculino.

Una de dos: o tengo superpoderes, o los progres son mucho más previsibles de lo que pensaba.

Cristianos por el socialismo

No, no me refiero a un grupúsculo de irreductibles nostálgicos del socialismo real empeñados en encontrar la cuadratura del círculo.

Me refiero a los socialistas y afines (véase Gabilondo) que, previa declaración de fe cristiana, le dicen a la Iglesia Católica que está vendida al PP y que debe volver al camino recto del Evangelio, y que han surgido como setas a raíz de la manifestación contra la LOE y la campaña contra la COPE.

¿Qué pretenden con estas declaraciones? Evidentemente, ninguno de estos espera que Rouco y compañía se caigan del caballo y descubran que el matrimonio homosexual es una opción moral válida para un católico, que la religión debe salir de los colegios o que la COPE es un nido de franquistas que envenenan con insidias e injurias a sus oyentes.

En realidad, creo que dentro de la tendencia a la pérdida de votos, hay un colectivo que les preocupa, y es el de los católicos light que votan a un PSOE light. Suelen ser "buenistas", esto es, personas que tienen una extraordinaria opinión de sí mismos y de la humanidad en general, de los que piensan que hablando se entiende la gente y a los que les convenció eso del "talante", el pacifismo y el "buen rollito" en general que predicaba Zapatero en la campaña electoral.

Son de izquierdas porque son buenas personas, pero no están afiliados porque son buenas personas y eso de los partidos da mal rollo. Son católicos porque son buenas personas, pero no van a misa porque Dios es bueno y no te manda al infierno por eso. Huyen del compromiso, de las exigencias, de los malos modos, de las situaciones desagradables. Son de los que creen que Sadam no era bueno, pero que la guerra nunca es la solución. Son de los que creen que hay que hablar con ETA y llegar a acuerdos para evitar más muertes, porque sólo con la policía no se consigue convencer a los que piensan distinto.

El problema con esta gente es que la situación de enfrentamiento entre la Iglesia y el PSOE les genera tensión, porque les obliga a tomar partido, y es muy probable que reaccionen dando la espalda a las dos partes en liza. Y aquí es donde entra la estrategia del PSOE: convencer a estos votantes de que no hay dos partes enfrentadas, sino un sector de la jerarquía eclesiástica que se está enfrentando al Gobierno por principio y sin dejar opción al diálogo.

Por eso es que las denuncias siempre empiezan con la declaración de catolicismo del denunciante, siguen con un exabrupto contra un sector de los obispos (observad que Blanco dice "algunos obispos mienten") y después hacen una cita más o menos pertinente del Evangelio. De este modo, el votante católico-progre puede decir: "el problema no está en el Gobierno ni en la Iglesia, sino en unos obispos ultramontanos, en el PP que les utiliza y en la COPE que les incita al odio a todos. Así que puedo ser cristiano y votar al PSOE sin problemas".

Es posible que les salga bien con los más crédulos. Pero cada vez es más risible que sean individuos como Pepiño Blanco, que recorrió las calles de Madrid promoviendo la apostasía en la última manifestación del orgullo gay o Carod, el de las bromitas con la corona de espinas, los que se conviertan en los defensores de las esencias del Evangelio.

El Papa y el Preservativo

Algunos empezaron ya con el cadáver de Juan Pablo II todavía caliente. Conservador, retrógrado, intransigente... pero en realidad de lo único concreto que podían acusarle era de oponerse al uso del preservativo. Y se cebaron.

Ahora, a Benedicto XVI le acusan de retrógrado, inquisidor, intransigente... y de no permitir el condón:

En cualquier caso, cabe temer que de momento seguirán muriendo de sida miles y miles de creyentes del Tercer Mundo que obedezcan la consigna de que Dios prohíbe el preservativo

Ya se ha dicho mil veces, pero por mi parte pienso seguir insistiendo mientras estos imbéciles lo hagan:

  • La Iglesia no prohíbe el preservativo a los que no son católicos.
    Así como está en contra del aborto o de la pena de muerte para todos, incluidos los no católicos, porque se trata de un mal que se hace a otro, no pretende imponer su moral sexual más que a sus fieles. De modo que el que no sea católico, puede hacer lo que le dé la gana (o lo que le dejen sus parejas), con preservativo o con traje de cuero y látigo.
  • Para los católicos, predica la castidad: esto es, abstinencia si no estás casado y fidelidad si lo estás. De modo que si eres católico y sigues la doctrina de la Iglesia, la probabilidad de contrarer SIDA por no usar preservativo es 0.
  • Los progres suponen que existe una clase especial de personas, profundamente imbéciles y católicos, que observan rigurosamente la doctrina de la Iglesia en lo tocante al preservativo, pero que no pueden aguantar las ganas de meter, y que caen como chinches víctimas del SIDA. Curiosamente, sólo en el tercer mundo, porque en el primero, que nosotros conocemos, todavía no ha aparecido ningún ejemplar de estos.
    Yo nunca he visto un estudio en el que se demuestre que las víctimas del SIDA en África son todas católicas. Ni siquiera un estudio en el que se demuestre que hay una correlación entre ser católico y padecer el SIDA. No digo que no exista, sólo que yo no lo conozco, y supongo que todos los que hablan "del tercer mundo" lo citarían si existiese.
    Porque lo que espero que no quieran hacernos creer es que hay animistas o musulmanes que están esperando a ver qué dice el Papa sobre el preservatico para decidir si lo usan o no.
  • El cuidado a enfermos de SIDA, en el tercer mundo, lo realizan fundamentalmente religiosas católicas. Si por estos defensores de los pobres fuera, se pudrirían todos los enfermos de SIDA sin tener una persona cerca que les demuestre que alguien les quiere lo suficiente como para cuidarles.
    A ellos les basta con criticar al Papa desde su comodidad primermundista. En los enfermos de SIDA no ven personas, sino una causa. Las monjas católicas sí ven personas a las que cuidar y amar, sin que les importe cómo han contraído la enfermedad o qué religión profesan.
  • Una ayudita

    A ver si mis lectores pueden ayudarme ¿podríais por favor indicarme dónde puedo encontrar las declaraciones de Ratzinger sobre la elección de Chaves, Madrazo y Llamazares para sus respectivos cargos en sus respectivos partidos? O si no es posible, al menos las declaraciones de algún obispo local. Yo, por más que busco, no soy capaz de encontrar nada.

    Y si es que no hay nada, ¿cómo debo interpretar esto?

  • Ratzinger (y/o los obispos) no están comprometidos con la sociedad en la que viven y no saben valorar la importancia de estos líderes de masas.
  • Ratzinger (y/o los obispos) no tienen autoridad para opinar sobre las decisiones de entidades que son expresión pura de la democracia, como son los partidos políticos.
  • Chaves, Madrazo y Llamazares son unos bocazas que se creen que su opinión tiene alguna relevancia en un asunto que únicamente incumbe a los católicos.
  • Cónclave

    He intentado un par de veces hacer un post sobre Juan Pablo II (aparte del cuento), y las dos veces lo he dejado porque no conseguía escribir lo que en realidad pienso. Ahora también tendría que hacerlo sobre Benedicto XVI, pero después de este magnífico post de Smith en Batiburrillo creo que la tarea será más sencilla. Se nota que también ha estudiado con los jesuitas...

    Mientras, me gustaría hacer alguna observación sobre el proceso de elección del Papa, para entender por qué se ha elegido a Ratzinger.
    La primera cuestión que ha influido es la magnitud de la respuesta del pueblo ante la muerte de Juan Pablo II. Los cardenales entendieron esto como "queremos otro papa igual". Y este "igual" se ha entendido como otro Papa que no fuera partidario de "compromisos", sino de ser firme en la defensa de la doctrina.

    Otra cuestión es que en el pre-cónclave los "conservadores" promovieron pronto su candidatura. Los "progresistas" plantearon primero la de Martini, de la misma edad que Ratzinger pero con un grave problema de Parkinson, para pasar pronto a hablar de Tettamanzi, Madariaga y otros. Probablemente esto era debido a que se sabían en minoría, y por tanto debían ir tanteando para medir las posibilidades de cada papable, pero permitió a Ratzinger ir planteando una "campaña" más sólida.

    Pero la cuestión definitiva para poder elegir a Ratzinger ha sido el cambio en las normas del Cónclave. Como sabéis, para ser Papa es necesario ser elegido por al menos dos tercios de los votos. Sin embargo, Juan Pablo II introdujo una variante: si tras veintiuna votaciones nadie alcanza este porcentaje, la mayoría simple de los cardenales puede modificar el porcentaje de votos necesario para ser Papa.

    Esto quiere decir que si en un momento dado un candidato tiene el 51% de los votos, ya no es necesario conseguir más apoyos: basta con esperar a que se produzcan las 21 votaciones, y después elegir a este candidato con el porcentaje con el que se cuente. Pero, dado que todos los cardenales conocen esta regla, si un candidato tiene el 51% de los votos no es probable que muchos se obstinen en no votarle, sabiendo que en unos días será Papa. Así que basta tener una mayoría simple para pasar en una o dos votaciones más a la mayoría de dos tercios necesaria para ser Papa.

    Probablemente, esto es lo que ha ocurrido con Ratzinger. Si en la primera votación se ha visto que su candidatura era sólida, y que no tenía otro rival con fuerza, ha sido fácil que un número de cardenales suficiente le haya otorgado su voto.

    Así que Juan Pablo II ha sido determinante para que el nuevo Papa sea Benedicto XVI, no sólo por la confianza que depositó en él, sino también por esta modificación aparentemente insignificante en las normas del Cónclave.

    El gigante de ojos azules

    Hace muchos, muchos años, en un país muy, muy lejano vivía un gigante de ojos azules llamado Lorak. El gigante se había instalado en una cueva de la montaña de Onacitav, muy cerca de la ciudad de Omsim Ika.

    Cuando llegó el gigante, Omsim Ika tenía un problema con los lobos que vivían al este. Lorak había vivido muchos años entre los lobos, así que conocía bien su maldad. Estos lobos no sólo robaban y mataban a los aldeanos que vivían en sus tierras, sino que continuamente merodeaban por la frontera de Omsim Ika, buscando la manera de extenderse hacia el oeste.

    En Omsim Ika vivían también unos enanitos feos y malhumorados. Vestían todos igual, con colores grises y tristes, y hablaban siempre muy serios de cosas que nadie más entendía. En especial a algunos de ellos les encantaba hablar de su Rumplefstiddik. Nadie sabía muy bien qué era un Rumplefstiddik, pero al parecer era algo que los enanitos habían tenido hace tiempo y alguien les había quitado.

    Los enanitos tenían soluciones para todos los problemas de Omsim Ika, y por supuesto también para los lobos. Ellos decían que los lobos siempre estarían allí, y que lo mejor era llevarse bien con ellos. Estaban en contra de las patrullas que el rey de Omsim Ika había establecido para asegurar la frontera, porque decían que la violencia nunca resuelve nada.

    Un día el gigante dijo: "no tengáis miedo". Y los aldeanos que habían estado sometidos a los lobos dejaron de tener miedo, se enfrentaron a ellos y los echaron.

    Los enanitos nunca perdonaron al gigante lo que había hecho, porque siempre habían sido amigos de los lobos. Desde entonces criticaron cada cosa que hacía o decía.

    Mucha gente de Omsim Ika respetaba y quería al gigante, y muchos iban a verle para consultarle sus problemas. Esto ponía furiosos a los enanitos, porque los que hablaban con el gigante se reían de las ideas de los enanos. Los enanitos son muy orgullosos, y se enfadan mucho cuando alguien les lleva la contraria.

    Así que se dedicaban a hablar mal del gigante, diciendo: es grande y tiene los ojos azules, así que es malo. Sólo los barbudos pequeñitos somos buenos. Si no se hace pequeñito y barbudo, no puede ser el gigante de todos. Pero ni aún así conseguían que la gente dejara de ir a ver al gigante.

    El gigante se fue haciendo viejo, y cada vez estaba más enfermo. Los enanitos empezaron a pedir que se fuera de la cueva, a decir que no estaba en condiciones de seguir aconsejando a nadie. De paso, aprovechaban para decir: "¿Y qué pasa con el Rumplefstiddik, por qué el gigante no habla del Rumplefstiddik?". Pero la gente le seguía escuchando, y el gigante dijo que mientras tuviera fuerza seguiría ayudando a los demás.

    Un día, el gigante murió. Muchos en Omsim Ika lloraron, y muchos fueron a llevar flores a su cueva. Muchos recordaron cuánto les había ayudado, recordaron su "no tengáis miedo" y recordaron cómo había ayudado a vencer a los lobos.

    Los enanitos tampoco olvidaban a sus amigos los lobos, y no podían esconder su rencor, que no había dejado de crecer. Cada vez más pequeños y más feos, se dijeron a sí mismos: "ahora ha llegado la hora de nuestra venganza". Y después de largas horas de debates en el comité de los enanos, decidieron su maniobra: cuando todos fueran a enterrar al gigante, ellos se quedarían de brazos cruzados.

    Los omsimianos que iban a enterrar al gigante les vieron al borde del camino, pequeñitos, feos, vestidos con sus ropas grises y tristes y con el ceño muy fruncido, para demostrar lo enfadados que estaban con el gigante, y algunos no pudieron evitar alguna risita, al verlos tan ridículos. Un enanito dijo: "¿Y el Rumplefstiddik? Nunca habló del Rumplefstiddik."

    La religión de la Salud

    Vía Cox and Forkum llego a esta noticia publicada en el Boston Globe.

    Traduzco algunas frases de Maurizio Faggioni, teólogo del Vaticano experto en moral:

    Mientras millones de personas en el mundo luchan por sobrevivir al hambre y la enfermedad, careciendo incluso de los cuidados sanitarios mínimos, en los países ricos el concepto de salud como bienestar crea expectativas no realistas sobre la posibilidad de que la medicina responda a todas las necesidades y deseos.

    La medicina de los deseos, incubada por el mercado de la sanidad, incrementa la petición de servicios farmacéuticos y médico-quirúrgicos, agota los recursos públicos más allá de todo lo razonable.

    Sería muy fácil criticar estas bobadas pseudosolidarias, que parecen un informe de la OMS, y lo hacen muy bien CyF en su viñeta. Pero si entre mis lectores hay algún aspirante a blogger con ganas de ir haciendo músculo, puede ejercitarse con su disección.

    Más interesantes veo las declaraciones de otro experto, el psiquiatra Manfred Lutz, que pone al Papa como ejemplo de que "el sufrimiento es parte de la vida y tiene su signifcado". Añade:

    Precisamente en la incapacidad, en la enfermedad, en el dolor, en la vejez, en el morir y en la muerte uno puede percibir la verdad de la vida en una forma más clara.

    De acuerdo en que el sufrimiento es parte de la vida. Incluso de acuerdo en que en situaciones extremas podemos percibir aspectos de la vida que no teníamos en cuenta. Al menos este es mi caso ahora (algún día escribiré un post sobre esto), aunque no tengo tan claro que se pueda generalizar a todos los que sufren.

    Ahora, lo que no puedo compartir es que el sufrimiento tenga significado, porque esto implicaría que hay un mensaje, y por lo tanto un emisor, que sólo puede ser Dios. Luego para estos teólogos Dios es el responsable del sufrimiento y la enfermedad, que utiliza como medios de comunicación con sus criaturas.

    Este tipo de pensamiento viene de antiguo. Séneca, en el diálogo Sobre la providencia, enfrentado al problema del mal que sufren los justos, llega a la conclusión de que este supuesto mal, en realidad es un bien. Así, nos presenta a un Dios que utiliza el sufrimiento para forjar caracteres. No recuerdo la cita exacta, pero dice algo así como "¿No eres tú más duro con tus hijos, y les exiges que estudien y se esfuercen, mientras dejas holgazanear a los hijos de tus esclavos?".

    El tratado insiste en esta idea y en cómo la pérdida de la salud, el exilio o incluso la muerte de un hijo o una esposa, no deben ser vistas como un mal, sino como una muestra de que Dios nos considera dignos de superar estas pruebas y de salir reforzados de las mismas. Hay una frase que a lo mejor a alguno os suena, porque ha sido muy citada: "nada malo le puede pasar al hombre bueno".

    La filosofía estoica hizo estragos entre los primeros cristianos, y ha llegado a nuestros días. Curiosamente, el Jesús de los evangelios, aunque asumió su destino y el sufrimiento que conllevaba, no le hacía ascos a ninguna fiesta, y era muy criticado por ello (recordad el episodio de la adúltera que le ungía los pies con perfumes caros, en el que hasta los apóstoles se escandalizan).

    Por otro lado hay que recordar que Jesús era un hombre compasivo, que curaba a todos los enfermos que se le ponían por delante (a pesar de que en su época las enfermedades se consideraban castigos divinos). ¿Cómo hemos pasado de este "comedor y bebedor, amigo de publicanos y pecadores" que curaba a los enfermos a una Iglesia que valora el sufrimiento por encima del bienestar?

    Creo que el problema es que parten del mismo punto que Séneca: dar por supuesto que todo viene de Dios. Con lo cual, o negamos como hacen Séneca y estos teólogos que el sufrimiento sea malo, o tenemos un problema.

    Los razonamientos estoicos están bien cuando no tienes otra cosa. Para Séneca, seguramente fue un alivio cuando estaba exiliado y escribió "Sobre la providencia" pensar que lo que le ocurría tenía un sentido de "prueba", y que no era simplemente el resultado de la injusticia de un emperador malvado y poderoso. Y durante mucho tiempo creer que la enfermedad y el sufrimiento en general tienen un sentido "purificador" ha podido ser un alivio para gente que no tenía manera de evitarlos.

    Pero ahora la medicina ha progresado lo suficiente como para que muchas enfermedades que eran mortales se conviertan en simples molestias. Y no hace falta llegar a mi linfoma. Pensad en cuántas mujeres y niños morían sólo hace 100 años en el parto, o cuántos niños morían de sarampión o viruela en sus primeros años. Y por tanto, es lógico que muchos vean en los logros de la medicina moderna una fuente de esperanza, y confíen que resuelva cada vez más problemas.

    Esto no quiere decir que no debamos aceptar los males que no podemos evitar, e integrarlos en nuestra vida de la mejor manera posible. Yo sí creo que el Papa está dando un ejemplo de fortaleza ante todos los que quieren jubilarlo desde hace años. Y prefiero mil veces la forma de enfrentar su problema de Christopher Reeves a la de Ramón Sampedro. Pero esto no significa que no debamos hacer lo posible por que nuestra vida transcurra en las mejores condiciones.

    No es extraño que el mensaje "acepta tu sufrimiento" tenga menos eco que "yo te puedo ayudar a evitar el sufrimiento". Y no creo que la solución sea cargar contra los que curan. Al fin y al cabo, esto es lo que hacían los sacerdotes y fariseos con Jesús.

    Más bien, la iglesia católica debería reencontrar ese amor porla vida que tenía su fundador, y que no era incompatible con la asunción de la responsabilidad y del sufrimiento inevitable.

    Noticias del futuro: Bono nombra obispos

    Madrid, Enero de 2015

    Don José Bono, Presidente de la República de Castilla y cabeza de la Iglesia Castellana, ha nombrado hoy a 12 nuevos obispos de esta iglesia nacional. Entre ellos hay 6 mujeres, cuatro homosexuales (2 hombres y dos mujeres) y 3 inmigrantes.

    "Este es un momento muy especial para nuestra Iglesia. Estos nuevos obijpos estenderán por toda la patria los valores de solidaridad y tolerancia que forman parte de la esencia inmortal de nuestro ser nacional castellano."

    Desde la proclamación de Bono como cabeza de la Iglesia, ya son 24 los obispos que pastorean a los fieles de la religión nacional. En aquel momento, Bono declaró: "si Enrique VIII pudo separarse de Roma, sólo porque el Papa no le dejaba divorciarse, yo puedo hacerlo para defender la solidaridad, la paz y el retorno al verdadero cristianismo. Además, el Papa es un retrógrado tridentino intolerante, y los castellanos tiene derecho a que el jefe de su iglesia sea una persona cercana y humilde como yo."

    Preguntado acerca de si su cargo religioso sería vitalicio, o sería sustituido por un posible sucesor en la presidencia de la República, Bono declaró: "¿Y de dónde se han sacado que voy a dejar de ser Presidente antes de morir?"

    Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.