Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Orgullo

Hace muchos, muchos años, cuando yo era un niño, era normal avergonzarse de ser español. Sabíamos que éramos más pobres que los europeos, que muchos tenían que emigrar para sobrevivir. Sabíamos que no teníamos libertad ni democracia como en Europa (muchos pensaban que éramos incapaces de vivir en democracia sin matarnos los unos a los otros). Sabíamos que pocos españoles eran ejemplo de nada a nivel mundial, y los que lo eran habían muerto hacía muchos años. Si un deportista destacaba, lo hacía como héroe solitario, contra todas las probabilidades. No era un modelo para nosotros, los niños de entonces, sino un ser extraño dotado de superpoderes, inimitable.

El españolismo era cutre, feo y ridículo. Pretendía que estuviéramos orgullosos del sol, la paella y los toros. Y se promovían eslóganes que sólo los más zafios podían asumir. Nadie se creía que los españolitos bajos, feos y sentimentales ligaran con las suecas en Benidorm. Así que nos limitábamos a envidiar a esos seres altos y rubios que venían a nuestras playas en verano. Los más pudientes o los más osados cruzaban la frontera para ver películas guarras (los más), comprar libros prohibidos (los menos) y comprobar de primera mano qué era eso de la libertad.

Pero, aunque entonces no lo supiéramos, esa España de los 60 y 70 era un país del que podíamos estar orgullosos. Una España que consiguió, en poco más de una década, pasar de África a Europa. Pasar de ser un país de campesinos analfabetos a ser un país industrializado y de servicios. A eso se dedicaron los españolitos bajitos y acomplejados de entonces: a mejorar nuestro nivel de vida de golpe y para mucho tiempo.

Después hubo otro motivo de orgullo, y nosotros apenas empezamos a ser conscientes de ello: conseguimos salir de una dictadura con muy poca sangre, y en ese proceso superamos un enfrentamiento de décadas.

Los gobiernos siguientes, los de González y los de Aznar, consiguieron el milagro de hacernos europeos no solo geográficamente, sino también políticamente. A trancas y barrancas, con luces y sombras, consiguieron que fuera normal para los que ya nos incorporábamos a la vida laboral participar en reuniones con franceses, alemanes o italianos. Las nórdicas ya no venían a España solo a tostarse: venían a hacer negocios con nosotros, y nosotros íbamos con ellas a Bruselas a aburrirnos en comités europeos de estandarización del etiquetado de las conservas de pescado.

Nos creímos que podíamos hacer las cosas tan bien como los extranjeros, y lo hicimos. La Moda de España, la cocina de España, hasta los deportistas de España: empezamos a ganar medallas olímpicas, y por fin un deportista español podía ser campeón del mundo a base de técnica y trabajo, y no de heroísmo.

González nos metió en la OTAN, y nuestro ejército dejó de dedicarse a vigilarnos y preparar golpes de estado. Puso a nuestros soldados a las órdenes de generales americanos, británicos o franceses y se fueron a pegar tiros, en maniobras o contra enemigos reales. Aznar dio un paso más, y colocó a España como aliado preferente de los Estados Unidos y como modelo de eficacia económica ante nuestros colegas europeos. Algo inimaginable cuando éramos niños.

Claro que había problemas. No fue agradable vivir en una dictadura. Hubo crímenes de estado, hubo muchos errores en la construcción de la democracia. Pero íbamos mejorando, y podíamos creer que los problemas se irían resolviendo, que seguiríamos construyendo un país cada día mejor.

Y toda esa historia de 40 años nos permitió por fin estar orgullosos de ser españoles. Por fin mirábamos por encima del hombro a franceses y alemanes, pobrecitos con sus problemas económicos y su anquilosamiento de países caducos.

Pero destruir un país es fácil. Lo hicieron los argentinos, que llevan décadas empeñados en hundir un país que en los años era próspero y moderno, la meca a la que emigraban los italianos y los españoles. Lo hicieron los alemanes en los años treinta.

Y lo estamos haciendo ahora con España. Zapatero, pero no solo Zapatero. Su gobierno de mediocres, incapaces y sectarios, pero no solo ellos. También los nacionalistas que juegan peligrosamente colocando un cuchillo en el cuello de su gallina de los huevos de oro. Los jueces que han aceptado someterse al poder político. Los políticos del PP cuyo primer criterio es la rentabilidad electoral. Los empresarios que aceptan que gana más el que más cerca está del poder. Los periodistas que juran obediencia ciega a las consignas de su grupo mediático y se olvidan de la verdad. Los militares que prefieren defender sus cargos a defender el honor de los que han muerto en acciones de guerra.

Y la estamos destruyendo todos nosotros que aceptamos que los políticos roben, que la justicia no sea igual para todos, que el dinero de nuestros impuestos se lo lleven los que más gritan o los más listos y no los que más lo necesitan. La estamos destruyendo los que aceptamos que haya regiones eternamente subvencionadas donde la gente trabaja "en el paro". Los que miramos para otro lado cuando sabemos que hay compatriotas que viven amenazados de muerte por sus ideas, y callamos cuando los gobiernos que deberían protegerles les acusan de crispar. Los que aceptamos que se intente censurar al que hace o dice algo que nos parece moral o políticamente improcedente.

La sentencia del 11-M es sólo una muestra más de esa mentalidad acomodaticia, cobarde e interesada. Dicen los jueces: aparentemos que todo está bien, aunque tengamos que decir una cosa y la contraria, demos una mano de cal para que todo reluzca aunque por dentro esté podrido. Dicen los políticos: veamos cómo podemos aprovechar esto para ganar votos o al menos no perderlos. Y no hay diferencia entre partidos: es indigno nuestro gobierno y es indigna nuestra oposición.

No es probable que yo vaya a vivir a Australia o a Estados Unidos. Soy ya demasiado viejo. Pero salvo que seamos, como nuestros padres, capaces de cambiar la tendencia y hacer algo de lo que nos podamos sentir orgullosos, temo que llegará el día en que tendré que ver como mis hijos emigran a un país en el que libertad o justicia no sean conceptos discutidos y discutibles, meros señuelos del poder para mantener domesticados a sus súbditos.

Dia de la patria

Miré los muros de la patria mía,
si un tiempo fuertes ya desmoronados
de la carrera de la edad cansados
por quien caduca ya su valentía.

Salíme al campo: vi que el sol bebía
los arroyos del hielo desatados,
y del monte quejosos los ganados
que con sombras hurtó su luz al día.

Entré en mi casa: vi que amancillada
de anciana habitación era despojos,
mi báculo más corvo y menos fuerte.

Vencida de la edad sentí mi espada,
y no hallé cosa en que poner los ojos
que no fuese recuerdo de la muerte.

Patriotismo inverso, patriotismo por necesidad. La patria decadente, menguante, pero último refugio frente a los totalitarios. La bandera rojigualda, tantos años desprecida y vergonzante, como arma. Aciertan Blanco y De la Vega: quiero utilizar la bandera contra otros.

Quiero utilizar la bandera de mi patria contra los que usan otras banderas para arrebatarnos nuestra libertad. Quiero usar la bandera, y la patria, contra los que llevan cien años usando banderas rojas para vivir de aquellos a los que dicen defender. Usar una bandera roja y gualda contra los que usan la bandera de su tribu para expulsar al diferente. Usar la bandera que hace treinta años utilizamos para inventar un país de todos contra lo que esgrimen banderas tricolores para resucitar unos muertos y una guerra.

La patria es instrumento. Hoy y aquí es lo que garantiza la poca o mucha libertad que tengo. Pero no es eterna: se puede joder un país. Se jodió Perú, se jodió Argentina, se jodió Alemania, se jode Venezuela. La libertad no se gana para siempre. Para siempre solo es la lucha por la libertad, porque siempre habrá totalitarios.

No es la patria paella, flamenco, toros y olé. Es una patria de locos que fueron al fin del mundo y crearon un imperio en un continente que no existía. La patria de locos que se enfrentaron con palos, piedras y guadañas al ejército de Napoleón. La patria de locos que creyeron que derrotado el francés podían crear un país libre. La patria de miles de locos que prefirieron el martirio antes que la apostasía.

No soy de un pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimiento de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España.

¿Quién habló de echar un yugo
sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán
jamás ni yugos ni trabas,
ni quién al rayo detuvo
prisionero en una jaula?
Asturianos de braveza.
vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría
y castellanos de alma,
labrados como la tierra
y airosos como las alas;
andaluces de relámpagos,
nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques
torrenciales de las lágrimas;
extremeños de centeno,
gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza,
aragoneses de casta,
murcianos de dinamita
frutalmente propagada,
leoneses, navarros, dueños
del hambre, el sudor y el hacha,
reyes de la manera,
señores de la labranza.
hombres que entre las raíces,
como raíces gallardas,
vais de la vida a la muerte,
vais de la nada. a la nada:
yugos os quieren poner
gentes de la hierba mala,
yugos que habréis de dejar
rotos sobre sus espaldas.

Defendamos la bandera. Defendamos la patria. Defendamos la libertad.

Be bold

¿Alguno de vosotros conocía a Gabriele Pauli hace una semana? Para los despistados, Pauli es la política alemana que ha hecho la propuesta de matrimonios con fecha de caducidad.

Independientemente de si la idea es buena o "irresponsable, estúpida y completamente absurda", como dicen sus propios compañeros de partido, lo cierto es que es notable. Es decir, es una propuesta que exige comentarios, que convierte unas declaraciones de una política local en noticia global. Es, como diría Seth Godin, una vaca púrpura.

Al PP, tan moderadito y tan centradito, no le vendría mal tener una señora Pauli que hiciera propuestas radicales de las que hablara todo el mundo. Si realmente quiere Rajoy ganar las siguientes elecciones, debería echar a la calle a todo el rebaño de asesores que pastan por Génova recomendando moderación y templanza, y contratar a alguien capaz de generar ideas notables. Ideas que hagan hablar a la gente, que nos polaricen, que sean el motivo de conversación con nuestros compañeros de trabajo a la hora del café. Ideas que hagan enfadar a mucha gente, pero que consigan otros defensores entusiastas. "Nunca mais", "no a la guerra", "decretazo", "talante"... algo podrían aprender de los maestros del PSOE.

Rajoy y sus asesores pretenden ganar las elecciones como esos ciclistas que se suben al podio a base de estar colocados en todas las etapas sin hacer nada destacable en ninguna. Pero esa estrategia de evitar el riesgo es la menos segura, porque cualquier insensato que se lance a una escapada exitosa te puede arrancar de golpe todos los minutos que has ido acumulando etapa tras etapa.

Una mujer en el armario

¿Qué debes hacer cuando descubres que tu pareja te es infiel? Puedes hacer como la amiga de Rafaela Carrá y hacer lo mismo a partir de ese momento. Puedes pedir el divorcio. O puedes perdonarle y creerle cuando te dice "jamás lo volveré a hacer".

Hace cuarenta años, si una mujer descubría que su marido era infiel y consultaba con su confesor o con su madre, lo normal es que recibiera el consejo de perdonarle. Había que considerar el bienestar de los hijos y la indisolubilidad del sacramento matrimonial. Incluso aunque su marido llegara a casa oliendo a perfume y con manchas de carmín en la camisa, ella debía sacrificarse en aras a este bien superior, hacer como que no veía nada y seguir adelante cuidando del hogar y los hijos como una buena esposa y madre.

Igual que ahora. Lo importante, nos dicen, es que los demócratas estemos unidos ante el terrorismo. Ese es el bien superior a proteger. Y para ello, hay que olvidar que Zapatero ha seguido negociando con ETA después de los asesinatos de Barajas, cuando nos aseguró que el "proceso" quedaba interrumpido. Hay que hacer como que no oímos lo de "los vascos decidirán su futuro", hacer como que no vemos las manchas de carmín.

Nos lo pide el rey, igual que se lo pedía el confesor, o la familia, a las mujeres engañadas. Aguantemos que ETA vuelva a los ayuntamientos, porque hay que pensar en los hijos. No le preguntes a tu marido de dónde viene a esas horas, porque la democracia requiere unidad ante el terror.

Rajoy acepta el sacrificio, piensa en sus hijos y en el qué dirán y perdona otra vez al marido infiel. Sabe que le volverá a engañar, que le sigue engañando, pero se consuela pensando que está cumpliendo con su deber. Y al fin y al cabo, tampoco Zapatero es tan mal esposo. Apenas le pega (aunque le grita casi todos los días), le da cada día el dinero para hacer la compra y en verano Rajoy es feliz. Va con los niños a Alicante tres meses mientras Zapatero se queda de "rodríguez" en Madrid. En verano Rajoy no tiene que hacer como que no ve los cabellos largos de ETA en la solapa de Zapatero.

El bien superior. El consenso. El sacramento matrimonial. La unidad. Resignación. Altura de miras. Aceptar lo que Dios te envía.


Indignidad, ahora y antes.


No es Rajoy

Si algo ha quedado claro en estos cinco días, es que Rajoy no es el líder que la derecha necesita para evitar que el PSOE gane las próximas elecciones generales. Es más, lo que ha quedado claro es que Rajoy no es un líder. Puede ser un buen gestor (lo dudo) o un buen político (que tampoco), pero es innegable que no es un líder. Veamos:


1. A un líder no se le sube a las barbas un ambiciosillo como Gallardón.

A Esperanza Aguirre Gallardón le duró un telediario. El martes decía el Alcalde que "hay pocas cosas en política que me haya propuesto y no haya conseguido". Una de ellas fue arrebatarle la presidencia del PP de Madrid a Esperanza Aguirre: Gallardón perdió por 98-2. Y ahora Aguirre tiene personas de su máxima confianza en los plenos municipales, mientras los Gallardonitas ni huelen la Comunidad.

Ahora Gallardón insiste, postulándose descaradamente como sucesor de Rajoy. Y todo lo que Rajoy tiene que decir es que el PP "tiene muchas personas y muy brillantes" que "también podrían ser un buen número dos". Con un tipo como Gallardón, lo único sensato que puedes hacer es apartarle de cualquier cargo. Aznar, que sí era un líder, empezó por limpiar el partido de gente "valiosa" pero capaz de vender a su propia madre por un plato de lentejas. A partir de ese momento se hizo respetar, y en muchos años a nadie se le ocurrió cuestionar su liderazgo.

Rajoy, dando alas (o no cortándoselas) a Gallardón, lo único que consigue es alentar sus ambiciones y las de otros.


2. Un líder tiene unos valores claros, y los defiende sin hacer cálculos cortoplacistas

La "derecha extrema", lo "peor del PP" representado por Esperanza Aguirre, ha conseguido resultados espectaculares en la Comunidad de Madrid, en ciudades que hasta ahora habían votado a la izquierda. En lugares donde el PP es un partido centrado y moderado, como Andalucía o Cataluña, los votantes del PP prefieren quedarse en casa.

Sarkozy era un peligroso fascista represor de los multiculturales borrokos magrebíes parisienses. En eso estaban de acuerdo todos los medios de comunicación a ambos lados de los Pirineos. Igual que estaban de acuerdo en que Royal era más guapa, más simpática y más "zapatera". Pero ha ganado las elecciones en Francia. Tony Blair era un peligroso belicista lameculos de Bush. Pero ganó por mayoría absoluta las elecciones en Inglaterra. Bush era un peligroso cowboy fascista y genocida. Pero ganó al educado e indeciso Kerry con más ventaja que a Gore.

Y es que mucha gente agradece que le hablen claro, y que le digan que no habrá componendas en cuestiones de principios. Rajoy procura no molestar. Y consigue no apasionar.


3. Un líder lidera

Sí, es una obviedad. Pero lo cierto es que el PP, con todo lo que ha llovido en los últimos tres años, se ha limitado a hacer una oposición a trompicones. Hoy una manifestación, el mes siguiente una pregunta parlamentaria, otro día una recogida de firmas... pero nunca se ha adelantado al PSOE ni en lo más previsible. No ha previsto lo que iba a suceder con el "proceso de paz", ni siquiera lo que iba a suceder con Navarra hasta que lo han tenido a dos palmos de la nariz. No ha hecho que sus presidentes autonómicos actúen coordinadamente, por ejemplo, con la Ley de Educación. Ha dado vaivenes con los estatutos, oponiéndose al catalán para a renglón seguido apoyar el andaluz, aprobando reformas estatutarias en Valencia o Baleares en lugar de bloquear cualquier reforma mientras persistiera el pacto del PSOE con los independentistas.

El mensaje de Rajoy se reduce a "lo que hace Zapatero es inaceptable". Lo cual es sin duda cierto, pero no suficiente. No sabemos, por ejemplo, si Rajoy endurecerá las penas a los etarras si llega al poder. No sabemos qué piensa hacer (si es que piensa hacer algo) para evitar que la justicia sea un poder dependiente del ejecutivo. No sabemos si tiene alguna propuesta política para reforzar la cohesión de España. No sabemos qué piensa hacer con la educación para evitar el adoctrinamiento de nuestros hijos.

Si Rajoy pretende ser un líder, que diga dónde quiere llevar a España en los próximos 10 años. No basta con decir "lo haré mejor que Zapatero".


4.Un líder no obedece a sus seguidores.

Es sólo una anécdota, pero me resultó bochornoso el espectáculo de los políticos dando saltitos cada vez que el público gritaba "que bote fulanito". ¿Alguien se imagina a Churchill dando saltitos en un balcón solo porque unos tipos están abajo gritando "Jump Winston!"?

Un verdadero líder, alguien como Churchill, es capaz de hacer un discurso y conseguir que los que lo oyen actúen en consecuencia. Es capaz de inspirar a sus seguidores. Los entusiastas de Rajoy que celebraban la victoria en Génova preferían entretenerse con jueguecitos de adolescentes a escuchar lo que tenía que decir su líder.


5. Un líder toma decisiones

Rajoy huye de ellas como un gato del agua. El PP pierde cada vez más votos en Cataluña. No es capaz de acercarse al PSOE en Andalucía. No se recupera en Galicia. Pero ahí siguen Piqué, Arenas y Feijoo, dando lecciones de moderación y centrismo. ¿Que un tipo como Matas suma a su candidatura a una impresentable que abochorna a sus votantes y desprecia a los dirigentes del partido? Rajoy mira para otro lado, y aquí no ha pasado nada.

Ahí siguen estos politiquillos enquistados en sus terruños, incapaces de hacer ganar votos al PP ni contra un Gobierno tan manifiestamente odioso para sus votantes como éste. ¿No debería Rajoy tomar alguna decisión con respecto a ellos? ¿O, tal vez, por el contrario, hacer caso a los moderados y librarse de Acebes y Zaplana, esos que "representan a la derecha más extrema"?

Rajoy, como el príncipe Vassili de Les Luthiers, duda y duda hasta que, decididamente, rechaza el desafío.

No sé si Zapatero perderá las próximas elecciones. Lo que sí sé es que, o Rajoy cambia mucho, o no las ganará el PP. Es posible que tenga más votos si continúa el desastre y la iniquidad de este gobierno. Pero hay una diferencia entre ganar las elecciones y que las pierda el contrario. Rajoy, hasta el momento, no ha demostrado ser ese líder capaz de convencer y vencer.

Comandos incontrolados

Hace muchos, muchos años, en un país en el que empezaban a aparecer señales de libertad en el horizonte, Forges dibujaba esto:

Forges%20comando%20incontrolado.jpg

En aquel tiempo, no era la extrema izquierda sino la extrema derecha la que agredía impunemente a los que pensaban diferente. No era la juventud alegre y combativa la que quemaba librerías, sino los jóvenes de familias bien de toda la vida. Hubo incluso algún escándalo cuando pillaron en plena faena al hijo de un ministro, creo recordar.

El caso es que, en aquélla época, no solo Forges pensaba que esos comandos "incontrolados" estaban perfectamente controlados por un gobierno que se resistía al cambio de régimen. Y probablemente no les faltaba razón a los que pensaban así.

Ahora volvemos a tener "grupos incontrolados" que atacan a los que piensan diferente.

Y yo no puedo evitar pensar que en algún despacho de algún ministerio, un alto cargo tal vez esté diciendo algo así como "Que no; menos botellón y más peperos".

Una democracia ejemplar

Eso decía Zapatero a los pocos días de ser elegido: "Haré una democracia ejemplar".

No cabe duda de que ha cumplido su palabra.

Hace tres años teníamos una democracia en la que hombres y mujeres, sin importar su sexo, podían presentarse libremente a las elecciones. Hoy tenemos una democracia en la que a las mujeres se les impide ser candidatas a concejal, simplemente por tener dos cromosomas X.

Hace tres años teníamos una democracia en la que los terroristas no podían presentarse a las elecciones, y que respondía con firmeza a sus intentos de burlar la ley. Hoy tenemos una democracia en la que Gobierno, fiscales y jueces ayudan a los terroristas a presentar sus candidaturas en todas las localidades que les interesan.

Hace tres años teníamos una democracia en la que algunos energúmenos atacaban sedes del partido del Gobierno y agredían a sus militantes. Hoy tenemos una democracia en la que eso se sigue haciendo, y el presidente del Gobierno ni lo condena ni lo lamenta.

Hace tres años teníamos una democracia en la que el partido que forma parte de ETA tenía muy mermada su capacidad de actuar: tenía sus sedes precintadas, sus dirigentes no podían realizar declaraciones públicas, no podían manifestarse. Hoy tenemos una democracia en la que el principal partido de la oposición tiene muy mermada su capacidad de actuar en determinadas zonas de España: sus sedes son atacadas regularmente, sus candidatos viven en continua amenaza de muerte, muchos militantes se ven forzados a elegir entre abandonar su lugar de residencia o dejar la política...

Hace tres años teníamos un Gobierno formado por personas honestas que nos hicieron perder la costumbre de conocer cada semana un caso de corrupción en una institución del Estado. Hoy tenemos otra vez un Gobierno y un partido que estimulan la corrupción, que manipulan empresas que cotizan en bolsa, que utilizan dossieres para torcer voluntades, que espían a los dirigentes de empresas privadas...

Sí, no cabe duda de que Zapatero lo ha conseguido: vivimos ne una democracia ejemplar. Y todavía le queda un año, por lo menos, para seguir creando ejemplos.

De Juana a la carcel

La Asociación de Víctimas de Terrorismo ha lanzado una campaña para intentar que el asesino De Juana Chaos vuelva a la cárcel de la que nunca debió salir. Entre las iniciativas interesantes, proponer a tu alcalde que se debata una moción en el Ayuntamiento de rechazo a la excarcelación de De Juana. Puede ser una excelente oportunidad para saber si el próximo 27 de Mayo votarás a una persona digna o a un canalla que apoya la concesión de privilegios a uno de los peores asesinos que hay en España.

Espero que el PP, al menos por esta vez, sea ágil y mañana mismo presente mociones de este tipo en todos los ayuntamientos en los que está representado. Pero si no lo hace, nosotros se lo recordaremos.

Tenéis toda la información sobre la campaña aquí.

Una última cosa: me he hecho un banner para enlazar a la página de la AVT (está arriba a la derecha). Si a alguien le viene bien, puede copiarlo.

De Juana se va a casa

De Juana Chaos ya ha salido del hospital camino de un centro sanitario del País Vasco. En cuanto se le reconozca, podrá irse a casa. Un terrorista sin arrepentir, asesino múltiple de 25 personas, que ha amenazado por escrito a funcionarios de prisiones y jueces, puede irse a casa porque Zapatero considera que es un hombre de paz.

Para despistados: el gobierno no tiene ninguna obligación de soltarle, o de atenuarle la pena. De Juana no está en "riesgo inminente de muerte". Nadie que esté en riesgo inminente de muerte tiene ganas de tirarse a su novia, y puede protestar violentamente cuando le interrumpen la coyunda. El Gobierno le suelta porque Zapatero quiere. Porque el proceso de paz, con los dos muertos y los que vengan sigue adelante. Porque a Zapatero no le importa que De Juana sea homenajeado (y lo será, no lo dudéis) públicamente como un héroe por haber vencido en el pulso a nuestro estado de derecho. Porque a este Gobierno no le importa que la falsa huelga de hambre de De Juana siente precedente, y que la semana que viene tengamos a veinte o a doscientos etarras en huelga de hambre para salir a la calle.

Todavía ayer había quien decía que este Gobierno no ha cedido en nada a ETA en el "proceso de paz". Ahora ya sabemos que ha entregado nada menos que la dignidad de todos los españoles.


Alcaraz

Uno de los deportes favoritos de algunos bloggers liberales (de Red Liberal y fuera de ella) es el tiro al facha. Por "facha" entienden, naturalmente, a Federico Jiménez Losantos y César Vidal, a los bloggers de Red Liberal que sostienen posturas próximas a un liberalismo moderado y conservador y a los conspiranoicos que quieren saber lo que pasó el 11-M.

Hasta ahí, me parece perfecto. Yo tengo mi opinión, por ejemplo, sobre si es posible ser "liberal y de izquierdas". Y lanzar puyas a alguien para crear polémicas y ganar así audiencia es una estrategia legítima. Lo hizo Jiménez Losantos, lo hace ahora Luis del Olmo, lo hacen algunos bloggers. Como espectáculo atrae a mucha gente y es mucho más elegante que las crueles luchas de gladiadores. Si además sabes hacerlo con ironía, como FJL, pues hasta resulta divertido. Esta mañana decía, por ejemplo: "Hoy José María García, ayer Luis del Olmo... a este paso mañana vamos a poner declaraciones de Bobby Deglané". No es un insulto, pero tiene que escocerles a estos que fueron grandes locutores en el siglo pasado.

Desgraciadamente muchos no están dotados para la ironía, y simplemente dan la impresión de escribir mientras sufren en silencio las hemorroides. Normalmente no tiene mayor importancia, porque cada cual acaba teniendo la audiencia que busca. Jamás criticaré a la telebasura ni a las revistas del corazón. Si tienen un público, me parece perfecto que ganen dinero con él. Yo me limito a ver CSI y poca cosa más.

Ahora bien, creo que no todo vale, seas periodista en televisión o escribas en un blog pequeñito que leen cuatro amigos. Me repugna, por ejemplo, quien se burla cruelmente de alguien con una deficiencia psíquica. Es inmoral que, como oí el domingo en Esto es vida, en un programa de televisión se hurgue en el bolso de una famosa y se muestren antidepresivos o se lea un prospecto de un medicamento con indicaciones que pueden resultar humillantes.

Y es asqueroso que se insulte gratuitamente a una víctima del terrorismo calificándolo de payaso, personaje pintoresco o ridículo. Calificativos todos que son gratuitos y, en todo caso, subjetivos. Si a Carlos López Alcaraz le parece todas esas cosas, el problema lo tiene Carlos López.

¿Podría encontrar la AVT algún portavoz con mayor facilidad de palabra y mayor cultura? Sin duda. Se me ocurren, así a bote pronto, Irene Villa y Teresa Jiménez-Becerril. Y podría ser un debate interesante si a la AVT le vendría mejor tener como portavoz a una de estas señoras o a un hombre sencillo que se expresa sin florituras y que no tiene la voz de Plácido Domingo ni la prosodia de Castelar. Yo os confieso que me emocioné cuando, en el discurso en la plaza de la República Dominicana se le quebraba la voz al hablar de sus sobrinas. Lo que le falta en oratoria, le sobra en dignidad, y sentido común.

Ha sido elegido presidente de la AVT, además, en circunstancias difíciles, lo que para mí ya es suficiente legitimidad. La gran mayoría de las víctimas del terrorismo ha decidido que Alcaraz vuelva a ser su representante. Se pueden criticar sus declaraciones o sus actuaciones sin ser un canalla, como se puede criticar una decisión judicial sin ser un fascista (sólo faltaría). Pero, como representante elegido por las víctimas, se le debe un respeto hacia su persona.

Carlos López, por desgracia, no plantea el asunto desde el respeto ni desde el interés por las víctimas del terrorismo asociadas a la AVT. Carlos López arremete vilmente contra un hombre al que le han matado a un hermano que apenas dejó de ser niño y a dos sobrinas pequeñas, y que está siendo machacado sistemáticamente por el Gobierno y sus medios afines. Insultos gratuitos, descalificaciones, juicios de intención (pretende cargarse al Partido Popular) y la inevitable acusación de "¡fascista!" tan querida por los pobres de espíritu en nuestro país.

Veamos la parte positiva: en Red Liberal cabemos gente que escribimos cosas tan distintas como Carlos López y yo. Yo en general estoy contento de estar no sólo sindicado, sino alojado en Red Liberal gracias a la generosidad de Daniel.

A pesar de ese tufillo a vómito de bilis que a veces se respira por aquí.

La Justicia, De Juana y Rajoy

Como sin duda sabréis ya, el Tribunal Supremo ha decidido que la pena que le corresponde a De Juana Chaos por las amenazas que profirió en sus dos textos es de 3 años y no 12 ni 96.

Bien. Lo aceptaremos. De Juana tuvo la suerte de ser condenado con un código penal absurdo según el cual 3.000 años de cárcel podían quedarse en 18. Es injusto, pero era la ley, y según la ley ya cumplió por esos veinticinco asesinatos. Es un feroz hijodeputa, pero si tuviéramos que meter en la cárcel a todos los hijosdeputa que hay en España, tendríamos que importar cemento para construir tantas cárceles.

Seguro que la policía de Rubalcaba le vigila estrechamente para detenerle en cuanto vuelva a integrarse en ETA. Y seguro que la policía de Rubalcaba y la policía autonómica vasca impiden cualquier delito de apología del terrorismo cuando este canalla vuelva a su pueblo.

O no, pero esa es otra historia.

Ahora, de lo que se trata, es de impedir que si mañana a otra bestia le da por matar a veinticinco personas, no le salga tan barato. Y para eso no bastan los lloriqueos de Acebes. Yo, al menos, estoy harto de componendas con la progresía buenista. De códigos penales en los que se mima al agresor y se castiga a la víctima.

Del PSOE no espero nada. Pero al PP, que algún día volverá al gobierno, le exijo que nos iguale con los países de nuestro entorno. En los principales países europeos existe la cadena perpetua (redimible si se demuestra arrepentimiento y reinserción verdadera). Pues bien, seamos europeos.

Cadena perpetua para los delitos de terrorismo.

Por una vez, señores del PP, hagan algo que pueda movilizar no sólo a su electorado, sino a otros millones de españoles. Hagan un referendum, modifiquen la Constitución si es preciso, pero hagan algo para que las penas por delitos de terrorismo sean justas.


De la manifestacion

Enredándonos con el tema del himno, al final los partidarios del diálogo y de Zapatero han conseguido otra vez que no se hable de la esencia de la manifestación. Son unos maestros en este tipo de fintas. Pero a pesar de todo, se nota que manifestantes y organizadores vamos aprendiendo. No sólo es la megafonía (fue la primera vez que pude escuchar los discursos decentemente) o el despliegue de rojo y amarillo. Hay varios elementos que hicieron a esta manifestación más eficaz.

Primero, los discursos. Teresa Jiménez Becerril es mejor oradora que el 99,9% de los parlamentarios españoles (me dejo un resto por si hay algún buen orador que no conozco), y una intervención suya es capaz de conmover al corazón más duro. Incluso a Alcaraz se le van notando las tablas y habla cada vez mejor. Mikel Buesa estuvo demoledor, la ecuatoriana llena de sentido común, y el manifiesto era impecable. No es extraño que ningún medio afín al gobierno quiera mostrar nada de lo que se dijo el sábado, y que hasta el ministro de Justicia prefiera hacer el ridículo aparentando que es incapaz de entender una norma sencilla como la que regula el himno nacional.

Empiezan los organizadores, además, a mostrar signos de picardía. Organizar la manifestación con un recorrido idéntico a la de apoyo a Zapatero era una apuesta (podían haber tenido menos éxito en la convocatoria). Pero el órdago les salió bien. Importa relativamente poco que los más recalcitrantes pretendan igualar las dos cifras de asistentes. Basta ver las fotos de una y otra para saber cual de las dos tuvo más éxito. Y eso, además de desmoralizar a los borregos que se manifestaron en apoyo a los 25 años de paz de su caudillo, hace perder credibilidad a la Delegación del Gobierno, que se ha visto obligada a dar unas cifras ridículas.

Pero tal vez lo más importante es que se está ganando la batalla fundamental, que no es la de la prensa, sino la de los memes, las ideas que comparte el común de la gente. El atentado de Barajas ha hecho perder la fe a muchos buenistas, que creían de verdad que Zapatero era capaz de convencer a ETA de que dejara las armas a base de buen rollito y con concesiones mínimas. Ahora tres de cada cuatro españoles creen, a pesar de las declaraciones oficiales, que Zapatero no ha dado por roto el diálogo con ETA. Un 80%, según la encuesta de El Mundo, quiere que se restablezca el Pacto Antiterrorista. Contra esa corriente de opinión, que es cada vez más fuerte y más rotunda, tiene que bregar el gobierno.

Noticias de ayer y de hoy

En exclusiva para todos los lectores, hemos desempolvado y traemos aquí un guión de NODO que sin duda puede calificarse de oopart. Juzgad vosotros mismos:


Una multitud de bilbainos aclama al Caudillo


Numerosos bilbainos acudieron el lunes a mostrar su adhesión inquebrantable al Caudillo. Aquí vemos a un grupo de simpáticas niñas agitando sus banderitas nacionales al paso del Presidente. Multitud de carteles con emotivas muestras de respeto y afecto hacia el Caudillo jalonaban la marcha, en la que abundaron los gritos contra la conspiración judeomasónica que pretende infructuosamente empañar el buen hacer de nuestro gobierno.

Al finalizar el acto, Su Excelencia pronunció un vibrante y emotivo discurso, en el que manifestó su voluntad de proseguir incansable su trabajo por la paz y el bienestar de los vascos de bien, inasequible a las maniobras torticeras de los enemigos de la Patria que maniobran desde el exterior.


Temporal de nieve en España


En la bella localidad palentina de Villatripas de Arriba, el tío Petronilo corta leña para prepararse ante el anuncio de nevada. A sus setenta y seis años se mantiene en plena forma y pronto da buena cuenta de los troncos. Es sólo una muestra de cómo toda España se enfrenta al peligro blanco. El Servicio Nacional de Meteorología ha anunciado para los próximos días una ola de frío procedente de la Siberia comunista que afectará a todo el territorio nacional.

Aquí podemos ver a don Justino Peláez, Jefe Provincial del Servicio de Mantenimiento de Carreteras y Caminos, impartir instrucciones a la Brigada de Mantenimiento Invernal de Segovia. Estos hombres ya tienen preparada la sal y los quitanieves que emplearán para que los camioneros y los hombres del seiscientos puedan rodar confiados por toda la piel de toro.

¡Buen trabajo, chicos!


El gobierno trabaja por la Paz


El Presidente del Gobierno, Escelentísimo Señor Don Jose Luis Rodríguez Zapatero, destacó el sábado en una reunión provincial del Movimiento celebrada en Albacete su voluntad inquebrantable de defender y mantener la Paz en nuestra Patria. "Queremos una España unida frente a sus sempiternos enemigos, en la que podamos disfrutar de otros Veinticinco Años de Paz. Una España en la que no tienen cabida los cobardes que, cegados por su miopía partidista, no tienen empacho en actuar en vergonzoso contubernio con aquellos que, extramuros de la Patria, se mueven con vileza procurando el mal a los españoles.", proclamó Su Excelencia. "Empero, y mal que les pese a todos ellos, yo seguiré trabajando por la Paz en nuestra Madre Patria. Ese es mi empeño y mi afán."

Aquí pueden ver, ya bien entrada la noche, la luz iluminada en el despacho de Su Excelencia el Presidente del Gobierno, de quien son bien conocidas su férrea voluntad y su legendaria capacidad de trabajo. Gracias a Dios, los españoles todos podemos confiar en un hombre providencial, que ha subordinado su destino al común destino en lo universal de sus compatriotas.


La "piraña de Chamartín" vuelve a Italia


El afamado astro del football Ronaldo Nazario de Sousa dejará de vestir los colores merengues. Un puntal clave en el ataque madridista, ha dejado una estela de goles que la afición tardará en olvidar. Aquí le vemos en la final de la Copa de Europa del pasado año, marcando el gol de la Victoria.

¡Adiós, Ronaldo, y buena suerte en tus nuevos desafíos!

Falacias sobre el dialogo con ETA (X)

10. La AVT no quiere la paz, porque vive de las víctimas de ETA y es un instrumento del PP

Las formulaciones son diversas, en función de la ruindad del que las expresa:

a Alcaraz “le tocó la lotería” cuando ETA mató a su familia

Estábamos acostumbrados a que el PP mintiera en el número de manifestantes que acuden a sus manifestaciones, mienten en la cantidad, lo que no imaginábamos es que mintieran también en la calidad

Peces Barba tacha a Alcaraz de "sectario" y le acusa de dividir a las víctimas del terrorismo

Os confesaré que, en mi ingenuidad, pensaba el otro día que al Gobierno no le quedaba más remedio que recomponer, al menos temporalmente, el Pacto Antiterrorista y volver a considerar a las víctimas seres dignos de respeto.

Desgraciadamente, no ha sido así. Ignoro si es por el voluntarismo de Zapatero, empeñado como un ludopáta en seguir jugando cuando ya ha perdido todo su dinero; si se debe a su preferencia por pactar con los grupos radicales nacionalistas y de izquierdas, antes que con el PP; o si es debido a otras cuestiones que no alcanzo a comprender. Pero el hecho es que la "oferta que no podía rechazar el PP" (en palabras de la Vicepresidenta) era la ruptura de facto del Pacto por las Libertades y la creación de un nuevo pacto "con todas las fuerzas democráticas".

Fuerzas democráticas que incluyen a ERC (los que creen que ETA ha cedido más en este proceso que el Gobierno) y el PNV (que está dispuesto al pacto, siempre que se asuman las propuestas de Batasuna).

Es decir, Zapatero sigue empeñado en mantener con respecto al terrorismo la misma política que nos ha llevado al atentado de Barajas. Y eso supone, claro está, mantener la presión sobre las víctimas.

Por tanto, los mequetrefes que insultan en foros y blogs a Alcaraz y a los miembros de la AVT lo seguirán haciendo, y seguirán difundiendo las consignas de AVT=PP, Alcaraz = facha, AVT=negocio.

Me produce un profundo asco ese tipo de gente. Pero, por si acaso hay por ahí algún ingenuo o desinformado, aclaremos:

- A la AVT no le interesa que haya más víctimas. Las víctimas ya perciben sus ayudas, y lo seguirán haciendo, por los crímenes que ya ha cometido ETA. Ni siquiera por interés económico necesita la AVT 10, 50 o 200 muertos más.

- Si en el PSOE creen que la AVT está entregada al PP por los criterios políticos de sus dirigentes, puede hacer algo muy sencillo: tratar a las víctimas igual de bien que lo hicieron los gobiernos de Aznar. Puede dejar de insultarles, e incluso volver a favorecer su reconocimiento por parte de toda la sociedad. Puede volver a darles las subvenciones que ahora, como en tiempos de González, les niegan arbitrariamente. Puede dejar de intentar dividirles. Seguro que en esas circunstancias la AVT no sería beligerante con el Gobierno.

- Nadie es víctima del terrorismo por voluntad propia. Nadie ha pensado: como soy del PP, voy a ver si matan a un familiar, o si me vuelan las piernas, y así me infiltro en la AVT para manipularla. Las víctimas tienen, como primer interés, la recomposición de sus vidas. La política, para la inmensa mayoría de ellas, es una tarea sobrevenida a la que se ven abocadas por las decisiones de los políticos que están más preocupados por sus intereses electorales que por el bienestar de los que más han sufrido por nuestra libertad y nuestra democracia.

No hay que buscar intereses ocultos en la AVT. Su único interés, y ya es bastante, es su exigencia de memoria, dignidad y justicia.

Las falacias anteriores:

1. Aznar también negoció, así que Zapatero tiene derecho a intentarlo
2. Con ETA no se puede acabar solo por la vía policial, hay que hacer algo más
3. Tenemos que estar dispuestos a hacer concesiones
4. En democracia se puede hablar de todo
5. Las opinión de las víctimas no es relevante
6. Hasta ahora no se han hecho concesiones a ETA
7. En ETA/Batasuna hay gente que está trabajando por la paz
8. El PP está en contra del proceso porque no quiere que sea el PSOE el que acabe con ETA
9. La oposición debe apoyar siempre al gobierno en su política antiterrorista

Falacias sobre el dialogo con ETA (IX)

9. La oposición debe apoyar siempre al gobierno en su política antiterrorista

Se suele redondear con un "siempre se ha hecho así, hasta este momento en el que el PP está empeñado en enfrentarse al gobierno".

Pues bien, no es cierto. Primero, no es cierto que, hasta ahora, la oposición siempre haya apoyado al Gobierno en la lucha antiterrorista:

- Los partidos nacionalistas, y en especial los vascos, siempre han estado en contra de cualquier medida que fuera eficaz contra ETA. Se opusieron firmemente a la ilegalización de Batasuna, por ejemplo, augurando una revuelta popular.

- El PP estuvo en contra del uso de terrorismo de Estado por parte del Gobierno de Felipe González. Parece evidente que ningún partido de oposición está obligado a apoyar la comisión de delitos por parte del Gobierno.

- El PSOE sí criticó al PP con respecto a la lucha antiterrorista, y también en la tregua del 98:


González descalifica la forma en que Aznar afronta el proceso de paz. Recordad que por aquél entonces González tenía mucho más predicamento que el líder oficial Borrell.

Felipe González declaró en 2001 que la situación de la lucha contra el terrorismo "ha empeorado" en los últimos años, y ha denunciado que el PP hace "política electoral con una cosa tan seria" como es la lucha contra ETA.

Ibarra ironiza con que un 'tonto' logre una tregua para Cataluña y Acebes no lo haga en España

Borrell pone en duda que Aznar sea capaz de asumir la propuesta de paz hecha por el PSOE. Es decir, cuando el PSOE estaba en la oposición no sólo lanzaba iniciativas "de paz" en contra de la política del Gobierno, sino que además criticaba al Presidente del Gobierno por no seguirlas.

Borrel dijo que Aznar «sembró su camino hacia La Moncloa de mentiras y falacias, algunas muy gordas y evidentes, como cuando prometió que los terroristas de ETA cumplirían íntegramente sus penas»

El PSOE se siente liberado del compromiso de respaldar acríticamente las decisiones gubernamentales sobre el proceso de paz abierto con la declaración de tregua. José Borrell, candidato del PSOE a la Presidencia del Ejecutivo, criticó desde Bruselas al Gobierno por tomar este tipo de iniciativas en solitario. También aseguró que el Ejecutivo carece de planes sobre cómo desarrollar las negociaciones de paz.

González asegura que Aznar «no es nadie ni representa nada». El ex presidente alerta del peligro de que la banda terrorista ETA consiga una «victoria política»

Felipe González, actual diputado socialista, dio ayer por roto el consenso entre el Gobierno y el PSOE para combatir el terrorismo y acusó al presidente Aznar de engañar a los ciudadanos al ocultar un intento de diálogo con ETA el mismo día en que fue secuestrado el concejal del PP, Miguel Angel Blanco.

Joaquín Almunia aprovechó ayer su discurso en la Fiesta de la Rosa del Sur de Madrid para vincular las dos cuestiones que dominan la actualidad política: la tregua de ETA y el encarcelamiento de José Barrionuevo y Rafael Vera, y advertir al Gobierno que su partido «no permitirá el canje por terroristas» de los dos dirigentes socialistas encarcelados.

El secretario de Relaciones con los Medios del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, acusó al Ejecutivo de «cotorrear demasiado» sobre el proceso de paz en el País Vasco y le pidió que «sea serio» en este asunto, que busque acuerdos y que no se dedique a lanzar globos sondas sobre el asunto.

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, José Borrell, dio a conocer ayer un documento en el cual se fijan 10 criterios que el PSOE considera fundamentales para gestionar la tregua declarada por ETA, después de constatar que el Gobierno no está, en este asunto, «a la altura de las circunstancias».

Podría seguir, pero creo que estos enlaces son suficientes. En la tregua del 1998, aun con declaraciones públicas de responsabilidad y cooperación con el Gobierno, los más destacados dirigentes del PSOE criticaron a Aznar, mostraron su disconformidad con cómo llevaba el Gobierno las negociaciones e incluso hicieron unas propuestas "para reconducir el proceso". La diferencia con lo que sucede ahora es que entonces los dirigentes del PP y el PSOE se reunían y procuraban que hubiera acuerdo en lo básico. Ahora Zapatero le niega toda información a Rajoy, y le exige un cheque en blanco por el que acepte a priori cualquier cosa que haga el Gobierno.

Y eso es lo que ningún demócrata puede aceptar. Es falso que la oposición tenga que apoyar al Gobierno en la lucha antiterrorista, haga lo que haga. Los que afirman que "la política antiterrorista no puede ser utilizada electoralmente", en el fondo, adolecen de la desconfianza hacia la democracia propia del franquismo.

En democracia, la piedra de toque son las urnas. Pues claro que hay que hacer electoralismo con el terrorismo. Porque votar cada cuatro años es una de las pocas posibilidades de participación que tenemos los españoles. ¿Cómo vamos a dejar de lado, a la hora de votar, uno de los asuntos que más nos preocupan?

El mismo mecanismo que mueve a "retirar de la lucha electoral la lucha antiterrorista" es el que hace a otros (o a los mismos) decir sandeces como "la cultura no debe someterse al mercado". En el fondo, ambas posiciones parten de la misma idea: "la gente, en general, es idiota, y no es capaz de valorar la auténtica cultura, o decidir en los asuntos políticos de verdadera transcendencia. Mejor que me lo dejen a mí, que yo sí se de esto."

Yo, la verdad, prefiero someter las decisiones políticas, todas, al criterio de las urnas. Y como criterio artístico o cultural, prefiero el del mercado al de los expertos.

En resumen: es falso que el PSOE nunca haya criticado al gobierno del PP en temas de política antiterrorista; es falso que la oposición no deba criticar al gobierno en temas de política antiterrorista; la política antiterrorista, como toda la política, en una Democracia sana se discute y se somete al juicio de las urnas.


Las falacias anteriores:

1. Aznar también negoció, así que Zapatero tiene derecho a intentarlo
2. Con ETA no se puede acabar solo por la vía policial, hay que hacer algo más
3. Tenemos que estar dispuestos a hacer concesiones
4. En democracia se puede hablar de todo
5. Las opinión de las víctimas no es relevante
6. Hasta ahora no se han hecho concesiones a ETA
7. En ETA/Batasuna hay gente que está trabajando por la paz
8. El PP está en contra del proceso porque no quiere que sea el PSOE el que acabe con ETA

Diario de un presidente

Querido diario:

Menos mal. Por fin han hecho el comunicado, y es tal y como esperaba. Dicen que ellos no querían matar a nadie, que sólo era el accidente que habíamos acordado. Si llega a ser el Cheroki ese por su cuenta, no sé que hubiéramos hecho. Y es que toda la culpa es de los fachas del PP. Si no estuvieran todo el día dando por culo con lo de las cesiones y la rendición, no hubiéramos tenido que montar el paripé de que ETA atenta, yo me pongo duro, ellos prometen ser buenos y yo tengo un gesto de buena voluntad.

Pero se van a joder los cabrones. Ya tengo a Pepiño y a Maritere dándole caña a Rajoy por no querer la paz. Se van a enterar. No va a haber ningún ciudadano que no quede convencido de que Rajoy no acepta mi oferta de diálogo porque es un facha que odia la paz.

Al final lo de los muertos nos va a salir bien. Total, solo son dos ecuatorianos, que ni siquiera hemos tenido que enterrar en Madrid. Esos ya están olvidados, y ahora es más fácil convencer a la gente de que si no quieren volar por los aires es mejor dialogar más con los aberchales. ¡Je, je! Me ha salido gracioso lo de volar. Si no quieres volar, no vayas al aeropuerto. !Je, je!

Mañana tengo que preguntarle a Alfredo por lo del Pacto, a ver si lo tiene ya preparado. El día 15 hay que llevarlo al Parlamento para que todos se sumen, menos el PP. Se van a enterar. Por listos. "Que rompa, que rompa..." ya verás lo que te van a romper a tí, Mariano. Listo, que eres un listo. "Es que no tengo una idea clara de lo que quiere hacer Zapatero...". Pues claro, tontolculo. A tí te la voy a contar.

Otro día magnífico, pletórico de esperanza y preludio de una paz basada en el diálogo y el entendimiento. Todo marcha viento en popa.

Falacias sobre el dialogo con ETA (VIII)

8. El PP está en contra del proceso porque no quiere que sea el PSOE el que acabe con ETA

Esta debería ser fácil de desmontar: la verdad es que el PP estaba (y está) en contra del proceso por que no es eficaz para acabar con ETA. Como lo demuestra el atentado de la T-4. Otra vez, como en el 98, tenía razón el "cenizo" Mayor Oreja, y los que creían que esta vez de verdad ETA buscaba la paz estaban equivocados.

Pero como hay muchos Pepiños y muchos López Garrido que creen que todos son tan miserables como ellos y que tienen cierto predicamento entre los más pobres de espíritu, vamos a entrar.

Hecho: el PP aceptó firmar un pacto antiterrorista que fue propuesto por el PSOE cuando no tenía ninguna necesidad de hacerlo. El PP tenía mayoría absoluta y podía haber aprobado la Ley de Partidos con el voto en contra del PSOE. Es decir, cuando el PP tenía el poder, se empeñó en derrotar a ETA, y se empezó a ver que podía hacerlo, aceptó el pacto que le ofrecía el PSOE.

Hecho: Mariano Rajoy ofreció su ayuda a Zapatero el mismo día en que ETA anunció la falsa tregua. Zapatero ha despreciado el ofrecimiento y ha elegido negociar en secreto, sin informar de la marcha de las negociaciones al principal partido de la oposición.

Es decir, quien se ha comportado de manera partidista, buscando el rédito electoral, no ha sido el PP sino el PSOE. Es el PSOE, y más en concreto el propio Zapatero, el que ha convertido el "proceso de paz" en una apuesta personal. Sus palabras el mismo día 29 eran sintomáticas: teníamos que fiarnos de su "convicción" de que dentro de un año estaríamos mejor.

En la tregua anterior, y en el Pacto Antiterrorista, el PP no sólo permitió, sino que buscó el que el PSOE se sumase al compromiso con la lucha antiterrorista. Y sabían que el éxito sería compartido, pero para Aznar era más importante blindar la determinación del Estado de luchar contra ETA con todos los medios, en todos los frentes. Incluso si el PSOE ganaba unas elecciones y cambiaba el gobierno.

Lo que no sabían en el PP es que en el PSOE ya estaban hablando con ETA/Batasuna, y que el pacto Antiterrorista sólo estaría vigente con un gobierno del PP. Que para Zapatero el Pacto Antiterrorista era un mero instrumento, desechado cuando dejó de ser útil para los intereses electorales del PSOE.


Las falacias anteriores:

1. Aznar también negoció, así que Zapatero tiene derecho a intentarlo
2. Con ETA no se puede acabar solo por la vía policial, hay que hacer algo más
3. Tenemos que estar dispuestos a hacer concesiones
4. En democracia se puede hablar de todo
5. Las opinión de las víctimas no es relevante
6. Hasta ahora no se han hecho concesiones a ETA
7. En ETA/Batasuna hay gente que está trabajando por la paz

Falacias sobre el dialogo con ETA (VI)

6. Hasta ahora no se han hecho concesiones a ETA

Esto es lo que decía ayer Eduardo Sotillos en el debate de Buruaga en Telemadrid. Cuando Mayor Oreja explicó que la tregua anterior se produjo por una negociación política entre ETA y el PNV y esta por una negociación política entre ETA y el Gobierno, Sotillos increpaba "¿pero qué ha concedido el gobierno? ¿ha anexionado Navarra? ¿ha entregado el país vasco?"

Veamos algunas concesiones, que recordaba en el debate Mikel Buesa:

1. Permitieron presentarse a las elecciones autonómicas al Partido Comunista de las Tierras Vascas, sabiendo que sus lazos con Batasuna eran más fuertes que los de la cadidatura ilegalizada.

2. Han maniobrado para que las decisiones judiciales fueran favorables a ETA/Batasuna, para lo cual no dudaron en cesar (y denigrar, como es su constumbre) a uno de los fiscales que más se había distinguido en la lucha contra ETA.

3. Han permitido actos públicos de Batasuna, incluso de exaltación de etarras. Los batasunos han pasado de hacer actos semiclandestinos por los que eran perseguidos inmediatamente a convocar manifestaciones y ruedas de prensa con total impunidad.

4. Han defendido públicamente la honradez de asesinos y terroristas como Otegui o De Juana Chaos, mientras insultaban al PP y a la AVT.

5. Han aceptado una vieja reclamación de ETA, la "internacionalización del conflicto", al llevar al Parlamento Europeo lo que sólo es una cuestión de política interna.

6. Han reconocido a Batasuna (declarada organización terrorista por la justicia española y la Unión Europea) como interlocutor político en multitud de declaraciones, y han llegado a escenificar una reunión pública entre Batasuna y el PSE/PSOE.

7. Han reducido la presión policial sobre ETA, hasta el punto de que desde el Ministerio del Interior no sólo se han negado las acciones criminales de ETA, sino que se han torpedeado actuaciones policiales contra etarras para evitar su detención.


Como vemos, sí ha habido concesiones reales y contrastables a ETA. Concesiones que han hecho que la situación de la lucha contra ETA, además, sea ahora muy diferente a la que era en 2004. Ahora tenemos a ETA representada en el Parlamento Vasco, tenemos a los kaleborrokos envalentonados, tenemos a los batasunos sacando pecho y exhibiéndose por las calles del País Vasco, tenemos una ETA renovada a la que la policía ya no tiene controlada (de lo contrario hubieran desbaratado la operación T4 como desbarataron las de Cañaveras o Chamartín).

Pero, con todo y con eso, no son esas concesiones ya pagadas las peores. El mayor problema ha sido el propio "proceso". Y es que desde el primer momento se ha tratado de un proceso político. El Gobierno no nos ha explicado nada de lo tratado en las reuniones que han mantenido con ETA, pero por los datos externos sabemos que no han desautorizado ni en una ocasión a los batasunos cuando hablaban de Navarra, de autodeterminación o de mesas políticas. Nadie en el PSOE ha dicho "Navarra no se negocia" o "nunca habrá mesas políticas fuera del Parlamento".

La negociación política es todo lo que necesitaba ETA para reafirmarse en su lucha. No las concesiones, como falazmente dicen los corifeos del Gobierno. Basta la negociación, simplemente hablar sobre Navarra o sobre la autodeterminación, para justificar la lucha armada y que los terroristas comprueben que el asesinato les da autoridad como interlocutores.

Ese ha sido el gran error de Zapatero en la tregua. No hacer concesiones que le eran imposibles, sino dar a entender que se podían negociar esas concesiones.

Las falacias anteriores:

1. Aznar también negoció, así que Zapatero tiene derecho a intentarlo
2. Con ETA no se puede acabar solo por la vía policial, hay que hacer algo más
3. Tenemos que estar dispuestos a hacer concesiones
4. En democracia se puede hablar de todo
5. Las opinión de las víctimas no es relevante

Falacias sobre el dialogo con ETA (V)

5. Las opinión de las víctimas no es relevante

Según los casos, esto se acompaña con el falso paternalismo de "es que como están muy afectado, no son objetivos" o con el descarado "víctimas somos todos, y ellos no tienen más derechos que los demás". El caso es poner sordina a sus opiniones.

Pero lo cierto es que la opinión de las víctimas sí es importante, más que la mía o la de cualquiera que no haya perdido a nadie por el terrorismo.

En nuestra sociedad, el Estado tiene el monopolio de la violencia, y esto significa que debemos asumir su justicia. Pero el contrato liga a las dos partes. La víctima de un crimen renuncia a tomarse la justicia por su mano porque el Estado se compromete a castigar al delincuente. Por tanto, el Estado no puede unilateralmente romper el comrpomiso y decidir que no aplicará la pena a personas concretas que han causado daño a otras personas concretas.

Otra cosa es que las víctimas decidan que, por el bien común, y siempre que los asesinos muestren arrepentimiento sincero, pueden perdonar y buscar una reconciliación que evite nuevos crímenes. Pero esto es una decisión que deben tomar las víctimas libremente. Peces Barba lo sabía, y de ahí vinieron los primeros intentos por convencerles.

Y en el PSOE también lo sabían. Y por eso, cuando vieron que las víctimas no estaban dispuestas a permanecer calladas ante los tratos del gobieno con unos asesinos que seguían estando orgullosos de sus crímenes y que seguían insultándoles a cada oportunidad, comprendieron que debían neutralizarlas. Para ello, no han dudado en intentar dividirlas, insultarlas, desprestigiarlas, negarles subvenciones y, en fin, hacer lo posible para que, al menos los votantes potenciales del PSOE, no tuvieran en cuenta su opinión.

Claro que en el PSOE sabían que millones de ciudadanos estábamos (y estamos) dispuestos a apoyar a las víctimas. Claro que saben que en las manifestaciones convocadas por la AVT había más de 100.000 personas. Pero nosotros no importamos; ya saben que no cuentan con nuestro voto. Lo que movía al despreciable José Blanco a insultar a Alcaraz era la decisión de desprestigiarle frente a los votantes del PSOE, de convertir su opinión en irrelevante.

Esa imagen deformada de Alcaraz como un facha ultraderechista teledirigido por el PP ha calado entre muchos partidarios del PSOE. Así han sido capaces de tragar durante meses con la idea de un gobierno que busca la paz y unos ultras empeñados en torpedearla.

El problema que tiene el gobierno, ahora, es recomponer la alianza con las víctimas. Y es que en la nueva situación necesita contar con el apoyo de las víctimas para que los ciudadanos podamos creer en una verdadera política antiterrorista. Pero ¿qué hacen ahora con los descerebrados que se han dedicado a insultar a Alcaraz o Irene Villa en blogs y foros? ¿qué hacen con los imbéciles a los que han convencido de que la AVT es un nido de fachas?

Por el bien de todos, espero que puedan volver a manipular a su rebaño. Así, en unas semanas, tendremos a todos los tontos útiles escribiendo comentarios con insultos a Josu Ternera y a Otegui (y a Acebes, inevitablemente). Y Alcaraz podrá hacer entrevistas en El País, y los tertulianos de la SER mostrarán su cariño.y su reconocimiento a las víctimas del terrorismo, "como han hecho siempre".


Las falacias anteriores:

1. Aznar también negoció, así que Zapatero tiene derecho a intentarlo
2. Con ETA no se puede acabar solo por la vía policial, hay que hacer algo más
3. Tenemos que estar dispuestos a hacer concesiones
4. En democracia se puede hablar de todo

Falacias sobre el dialogo con ETA (IV)

4. En democracia se puede hablar de todo

Suele ser el argumento inicial para a continuación colar la "necesidad" de hablar sobre política con Batasuna/ETA. Pero hay nada menos que tres falacias en una aquí. Veamos:

- Primero, no es cierto que en democracia se pueda hablar de todo. En democracia, no se puede plantear el canibalismo como estilo de vida, por ejemplo. Ni se puede defender la supremacía de la raza aria, o la obligación de la mujer de someterse en todo a su marido y callarse cuando es golpeada por éste. Y no es porque estas ideas no tengan apoyo popular. Todas son o han sido mayoritarias en otras culturas. Lo que sucede es que, en nuestra sociedad, por encima del "diálogo" están los derechos humanos y el cumplimiento de la ley.

- Segundo, se confunde deliberadamente "hablar" con "negociar". Uno puede hablar, por ejemplo, sobre las distintas formas de aplicar la pena de muerte (dejadme que yo prefiera la hoguera), siempre que no pretenda ponerlas en práctica. Uno puede hablar sobre la independencia del País Vasco, pero no puede negociarla. Al menos, hasta que reforme la constitución.

- Tercero, no se dice con quién se habla. Y eso es importante. Yo, que soy un ciudadano particular, puedo hablar con mis amigos sobre las ventajas y desventajas de la independencia del País Vasco. Pero el Gobierno no lo puede hacer con una banda de terroristas. Ni siquiera con los miembros de la banda que están excusados del uso de armas para dedicarse a la política.

Porque, en mi caso, se trata de una discusión teórica, sin consecuencias reales para la vida de otras personas. Pero el Gobierno, cuando habla con una banda terrorista sobre política, está reconociendo su papel como interlocutor con representatividad, está justificando sus crímenes y está reconociendo que las instituciones democráticas (incluidas las leyes) son defectuosas e injustas, ya que no bastan para abordar los asuntos políticos y sociales.

Las falacias anteriores:

1. Aznar también negoció, así que Zapatero tiene derecho a intentarlo
2. Con ETA no se puede acabar solo por la vía policial, hay que hacer algo más
3. Tenemos que estar dispuestos a hacer concesiones

Falacias sobre el dialogo con ETA (III)

3. Tenemos que estar dispuestos a hacer concesiones

Fue Peces Barba el primero que lo dijo, en aquellos días en que Fernández de la Vega negaba que hubiera conversaciones con ETA/Batasuna para buscar una "solución dialogada al conflicto". Precisamente esto, el "conflicto", es lo que justifica las concesiones.

Si empiezas por creer que existe un conflicto, esto es "combate, lucha, pelea" entre vascos y españoles, o entre dos grupos de vascos, entonces necesariamente para terminar con ese conflicto debes realizar un proceso en el que las dos partes acerquen sus posturas, cediendo cada una en parte de sus planteamientos.

Pero sucede que el conflicto es mentira: el combate, la lucha, la pelea solo están de un lado. No hay bandas de españolistas que quemen herrikotabernas, ni grupos armados que asesinen a nacionalistas vascos. Lo que hay es una banda de individuos que niegan la democracia (son marxistas) y pretenden imponer su modelo de sociedad actuando contra la ley. Y cuando alguien comete un delito, lo único que se puede hacer con él en una sociedad democrática es aplicarle el código penal. Si nos salimos de esto, dejamos de vivir en un estado de derecho.

Los que defienden las concesiones como método para acabar con el terrorismo son los buenistas. Los curas irlandeses, los obispos vascos, los lectores ingenuos de los diarios gratuitos o del País Semanal, los que dicen que "hay que dar una oportunidad a la paz". Todos aquellos a los que les gusta creer que sus criterios morales son superiores a otros. Los que condenan la violencia "venga de donde venga" y recuerdan que ambas partes han sufrido mucho. Los que piensan que son mejores que la viuda desgarrada que pide que el asesino del padre de sus hijos se pudra en la cárcel, porque ellos están dispuestos a perdonar. Aunque el muerto no lo pongan ellos, sino la viuda.

Hace casi un año, escribí un post comparando el tratamiento dado a los etarras y a los maltratadores. El argumento es de plena aplicación aquí: ¿porqué hay que aumentar la represión contra los maltratadores y a la vez se debe ceder ante los asesinos de ETA?

¿Por qué todos los progres se han dolido de que Pinochet muriera sin pagar por sus crímenes, cuando hacía más de una década que ya no mataba ni torturaba? ¿Por qué en Chile no hay que ser consciente de que las dos partes han sufrido mucho, pasar página y perdonar?

En el fondo, entre los buenistas subyace la idea de que hay distintos tipos de asesinos, distintos tipos de crímenes. Un antropoide que mata a su mujer por celos merece el peor castigo, pero el etarra que pega un tiro en la nuca a un concejal debe ser rehabilitado. Un sargento chileno que torturó hace treinta años debe ser perseguido y castigado, pero un etarra que encierra en un agujero a un hombre durante meses debe ser tenido en cuenta como interlocutor político.

Al final, los que se creen mejores porque están dispuestos a dar una oportunidad a la paz, no dejan de ser sepulcros blanqueados. Quedan muy bien por fuera, pero en su interior hieden.


Las falacias anteriores aquí:

1. Aznar también negoció, así que Zapatero tiene derecho a intentarlo

2. Con ETA no se puede acabar solo por la vía policial, hay que hacer algo más

Pinochet Castro Arafat

Hace tiempo escribí un obituario anticipado de Pinochet. Pretendía ser una sátira por cómo estaban tratando los medios de comunicación la muerte de Arafat, aunque hubo quien (como muestra el comentario del lector chileno) pensó que iba en serio.

Por supuesto, lo que yo pienso de Pinochet es lo que he escrito en mi post anterior, así que no abundaré en ello. Sí sería interesante anotar los defensores de la democracia y los derechos humanos que se aprestan a asestar lanzadas al Pinochet muerto, recordar qué dijeron de Arafat y estar pendientes de lo que dirán de Castro.

En fin. Releed si queréis lo que escribí acerca de la enfermedad de Castro.

[ACTUALIZACIÓN]

Mirad esta página: el Dictador del Mes. Con información sobre los dictadores en todo el mundo desde el año 1.900. Hay algunas cosas discutibles (usa entre otras fuentes la Wikipedia), pero es curioso.

Un tirano menos

Murió, como estaba previsto, Pinochet. Murió demasiado tarde, como todos los tiranos. Como todos los tiranos, Pinochet lo será ya para siempre. No podría el océano entero lavar la sangre de sus manos.

Otros hablan de su política económica, de que renunció al poder, de que la alternativa era peor. Que otros distingan matices en el negro. Que otros categoricen la infamia.

Murió un tirano. Toda la sangre que ha vertido está gritando contra él ante el Eterno.

Complejidad y liberalismo

Una de las claves del éxito de las sociedades que aplican el principio liberal de minimizar la intervención del Estado, es la naturaleza caótica (en el sentido científico del término) inherente a la complejidad de las sociedades humanas.

Desde los últimos treinta años, sabemos que el comportamiento de un sistema complejo es imposible de predecir. Un sistema complejo es el clima, por ejemplo, y por eso no seremos nunca capaces de saber la temperatura o las precipitaciones del mes siguiente con exactitud. Pero también son complejos sistemas aparentemente simples como el goteo de un grifo o los latidos del corazón.

Las sociedades humanas son extraordinariamente más complejas que los sistemas más complejos que los científicos son capaces de modelizar. Incluso si nos limitamos a las interacciones económicas, la multitud de actores con intereses propios y la variedad de decisiones que pueden tomar, que influyen además en cadena en las reacciones de terceros hace imposible un conocimiento preciso de estos sistemas.

Por este motivo, a lo más que pueden llegar los economistas es a observar los sistemas, y describir su comportamiento a posteriori. De ahí la frase de "un economista es alguien capaz de explicar por qué no ha sucedido lo que él mismo había dicho que sucedería".

Esta reflexión repele a muchos, porque estamos entrenados para identificar causas y efectos y para actuar en función de modelos hipersimplificados de la realidad. Y así la mayor parte de los políticos cree que su misión es recopilar datos y, aplicando su ideología a esos datos, decretar la aplicación de medidas que mejoren la situación.

El último ejemplo es el candidato a alcalde de Madrid, Miguel Sebastián, que dijo ayer que en España caben 200.000 inmigrantes más cada año. ¿Por qué 200.000 y no 150.000 o 250.000? Pues porque el señor Sebastián cree que tiene la información y los modelos y se cree capaz de conocer de antemano el impacto de esos 200.000, 0 250.000, o 150.000 inmigrantes.

La realidad es que nadie predijo hace 10 años la tasa de inmigración que iba a tener España, y nadie es capaz de pronosticar qué ocurrirá dentro de 10 años. Ante esta realidad, prácticamente todas las políticas intervencionistas son malas. Si dejamos a los ciudadanos que actúen libremente, cada uno buscando su propio beneficio, la situación resultante será la menos mala para cada uno de ellos, y por tanto para el conjunto. Si aplicamos medidas que favorezcan a un colectivo necesariamente debemos perjudicar a otras personas, y con un resultado imposible de pronosticar.

Un ejemplo significativo es la gestión del parque Yellowstone. Michael Crichton la explica en esta charla, en la que habla también de sistemas complejos y explica la génesis de "Estado de miedo".

Si en la gestión de algo relativamente simple como un parque natural suceden desastres como los que describe Crichton, ¿qué pasa cuando tratamos con personas en lugar de alces y osos?. Pues que las ineficacias son también inevitables. Siempre aparecen actores que "aprovechan" la situación y obtienen recursos no por su contribución a la sociedad, sino por su capacidad de influir en el gobierno. Recursos que son arrebatados a otras personas, lo que provoca otros conflictos.

Y por supuesto la situación que originó la primera intervención sigue sin resolverse, lo que anima al político a pensar que sus medidas no se han aplicado con la diligencia suficiente, y que debe "destinar más recursos" a resolver el problema. Pero ahora han surgido nuevos problemas, con lo que también hay que dedicar más recursos a resolver estos nuevos problemas.

Es una situación ideal para el político, que tiene más recursos que gestionar, más poder y más capacidad de intervención en la sociedad, pero poco recomendable para el administrado, cuya capacidad de iniciativa y de gestión de sus propios recursos se ve mermada por decisiones arbitrarias que no puede predecir ni controlar.

Por este motivo intervenir poco siempre es mejor que intervenir demasiado. Y por eso las sociedades más liberales (menos intervencionistas) tienen más éxito que las sociedades dirigidas con mano de hierro.

Entre democristianos y socialdemocratas

Ya han aparecido dirigentes del PP criticando a quienes les han abandonado para votar a Ciudadanos. Aparte de los argumentos de Rajoy, que son la guinda que me faltaba para confirmar mi post anterior, surge la pregunta de cómo votar a un partido de izquierdas, con un programa intervencionista en cuestiones como la educación.

Pues señores, porque no son mejores en el PP. El argumento de Arenas para justificar el CAC andaluz es defender a los niños y la libertad de expresión. Mire, señor Arenas, para defender a los niños andaluces ya están sus padres. Y la libertad de expresión se defiende quitando sus garras de encima, no con intervención política.

En el PP, junto a políticos liberales, hay multitud de conservadores y democristianos, con los que no comparto muchas ideas. Si he votado al PP no es porque me satisfaga todo su programa ni su praxis, sino por ser el mal menor.

Ahora parece que podré elegir entre socialdemócratas y democristianos. Ambos intervencionistas y amigos de aplicar sus criterios morales a toda la sociedad. Ninguno será mi opción favorita, pero podré votar a uno o a otro en función de sus candidatos y sus planteamientos concretos. Vamos, como si esto fuera una democracia anglosajona.

.

Suficiente Rajoy

Well, I had enough. So I said when.
¿Recordais la cita de A propósito de Henry? Pues lo mismo me pasa a mí. Ya he tenido suficiente Rajoy. A partir de hoy, que le voten Piqué y Arenas, pero que no cuente con mi voto.

¿Razones? De entrada, se me ocurren 7:

1. Demuestra incoherencia en asuntos fundamentales
Puso el grito en el cielo porque en el preámbulo del Estatuto de Cataluña se hablaba de "realidad nacional" y ahora defiende un Estatuto de Andalucía en el que se habla de "realidad nacional". Es posible que yo sea un necio miope incapaz de captar la diferencia, pero creo más probable que lo que hace unos meses denunciaba como una falta de lealtad a la Constitución ahora simplemente es conveniente, por razones que se me escapan.

2. Mi hija de cinco años es más seria que él
Uno de los motivos que ha dado para aprobar el Estatuto es que es "fruto del consenso entre PSOE y PP". ¿Ya se ha olvidado de cuando proclamaba solemnemente la ruptura de relaciones con el Gobierno? Tal vez también mi naturaleza simplona y primaria me impide captar la diferencia entre "romper relaciones con el Gobierno" y "buscar el consenso con el PSOE". Pero el caso es que cuando mi hija se enfada con una amiguita del cole y dice "ya no soy tu amiga", suena más firme y sincera que Rajoy. Es más, actúa de manera más firme y sincera que Rajoy.

3. Desprecia a sus bases
Miles de militantes y simpatizantes del PP estuvieron días y días en la calle recogiendo firmas contra el Estatuto de Cataluña. Miles de personas que dedicaron un tiempo que no sobra a nadie, que estuvieron expuestas no sólo a las inclemencias del tiempo, sino a los insultos y las agresiones de los intolerantes. Ahora, no contento con utilizar esas firmas para lo mismo que Boadella la prensa catalana, completa el desprecio firmando y defendiendo un Estatuto que legitima el catalán.

4. Promueve en su partido a personajes que se avergüenzan de sus votantes y sus ideas

Por ejemplo, Gallardón o Piqué. Gente que, con tal de conseguir el voto del mítico votante de centro, no duda en tomar cualquier decisión que repugne a sus votantes de derechas.

5. Ha dado demasiadas muestras de inutilidad y de falta de iniciativa
Tiene enfrente a un gobierno cuya incompetencia alcanza proporciones astronómicas, y no ha sido capaz de mostrar un discurso diferente, de proponer ideas, de presentar iniciativas. Zapatero, que no es precisamente candidato a la medalla del trabajo, ha estado más activo que Rajoy y ha ido siempre por delante.

6. No ha sido capaz de organizar un partido de oposición
Aznar se la jugó cuando llegó a la presidencia del PP, prescindió de personas que no eran fiables o no eran eficaces y montó un equipo de lujo, con un buen reparto de papeles entre ellos, que hizo una oposición dura, constante y consistente. Rajoy ha mantenido a personas como Acebes que independientemente de sus méritos personales no están en condiciones de liderar un partido, o gente con perfil neutro como esta señora que fue ministra de algo y que ahora se ocupa de temas sociales y cuyo nombre no recuerdo ahora pero alguna vez hace declaraciones sobre algún tema.

No ha sido capaz de aprovechar a gente como Gustavo de Arístegui, o González Pons, que aportarían sentido común e ideas nuevas. Y ha sido incapaz de promover a una sola cara nueva solvente. Porque en esa categoría no entran las niñas monas y pijas que de vez en cuando afloran para marchitarse a las pocas semanas.

7. Es incapaz de articular un discurso ilusionante
Atenazado por el miedo a parecer un extremista, y convencido de que su papel es el de estadista responsable, procura hablar siempre en gris. Huye del negro y el blanco como un perroflauta del agua y el jabón. Lo cual estaría bien si gobernara y tuviera que discutir con Solbes la ley de presupuestos en un país normal, pero en la situación actual es tan inadecuado como una señorita bañándose con camisola y refajo en una playa de Ibiza.

Aún no se ha enterado de que para entusiasmar a alguien tienes que molestar a otros. Y de que la mitad de los votantes tiene un cociente intelectual de menos de 100, y sólo entiende mensajes sencillos. Como los de Zapatero. La ironía en una tarde de miércoles en el Congreso puede ser fantástica para conseguir el aplauso de sus diputados y el elogio de algunos tertulianos, pero no le hace ganar ni un solo voto.


Muchos pensarán que a pesar de todo, y teniendo en cuenta que en las próximas generales si no gana el PP la alternativa son cuatro años más de Zapatero, hay que elegir el mal menor.
Veremos.
De momento, espero ilusionado que Ciudadanos se presente a las municipales en Madrid.

Ochenta mil votos

Ochenta mil personas votaron al PP en 2003 y no lo han hecho ahora. Los resultados provisionales (ya al 99,99%) se pueden ver aquí. NO, no es explicación el incremento de la abstención.

El incremento de la abstención no le ha impedido a IC-EV ganar 40.000 votos, posiblemente por ser del tripartito quien menos ha hecho el ridículo. Se puede entender que 200.000 socialistas se nieguen a votar a Montilla (por muchas razones). Se puede entender que 130.000 votantes de ERC estén desencantados. Pero ¿y el PP?

El PP no ha estado gobernando, y ha estado en contra del espectáculo del Estatuto. Era previsible un voto de castigo al PSC, con lo que esta podía ser una buena oportunidad para refrendar la alternativa al desvarío nacionalista del PSC y sus adláteres. Si esos 80.000 votantes hubieran acudido hoy a votar, el PP se habría quedado a sólo 20.000 votos de ERC. Tal vez hubiera conseguido 18 o 19 escaños.

Seguramente, Rajoy y Piqué habrán respirado aliviados con el resultado, al ver que la entrada de Ciudadanos con tres escaños no ha sido sólo a su costa. Pero, fuera de las declaraciones oficiales, cometerían un grave error si no rectifican ya la estrategia del partido en Cataluña. El rotundo éxito de Ciudadanos, que pasa de la nada a tres escaños, demuestra que hay miles de catalanes que quieren estar representados por gente decente, con valores, sin complejos.

Me quedé muy sorprendido cuando oí la entrevista que le hizo FJL en La Mañana a Albert Rivera. A pesar de su juventud, es un tipo rápido en la respuesta, de lenguaje certero y absolutamente comprensible. Nada que ver con los balbuceos incoherentes de Montilla ni con la sutileza dubitativa de Piqué. Rivera suelto por el Parlamento de Cataluña va a ser un peligro para todos los que se habían acostumbrado a hacer las cosas "como siempre".

Si cumplen con su anuncio de abrir delegaciones en otras comunidades, ya tienen un voto para la alcaldía de Madrid. Sea quien sea su candidato, no va a ser peor que Gallardón y Sebastián. Y pensando en el futuro, qué bueno sería que en España hubiera un partido de izquierdas decente, con sentido de estado, amante de la libertad, y con el que pudiéramos discutir sobre subvenciones o políticas de empleo. Un partido al que pudieran votar todos los que están hartos del PSOE pero acaban apoyando a Zapatero con tal de no dar ni agua al PP.

No votaré al PSOE

Si es que no hay manera. Cuando ya había casi decidido votar a Trinidad Jiménez para la alcaldía de Madrid, resulta que la retiran para, después de unas semanas de hacer el ridículo, designar a Miguel Sebastián.

Si en el PSOE quieren entregarle Madrid a Ruiz Gallardón al menos podrían disimular un poco, digo yo. Porque no se me ocurre ningún candidato peor que Sebastián. ¿Alguien se imagina a las masas enfervorizadas gritando en un mitin "¡Queremos un hijo tuyo!", como le hacían a Felipe? Nadie que no sea furibundamente PSOEista va a votar a un empollón sin carisma y sin gracia.

Su primer argumento para que le votemos es ¡que es de Madrid! Como dicen los yankis, WTF??. Aquí casi ninguno somos de Madrid, hombre de Dios. Es más, por no serlo, ni siquiera lo han sido tres de los cinco alcaldes que hemos elegido en democracia. Que no somos unos nacionalistas provincianos cerriles, vaya.

Cuando cambió el gobierno, algunos bloggers de Redliberal eran partidarios de Sebastián como ministro de Economía, porque había hecho alguna declaración poco ortodoxa. Durante este tiempo en la Moncloa, hemos comprobado que de liberal no tiene nada. Es sólo un intervencionista más, variedad intrigante e insidioso.

Así que no, no votaré a Sebastián. Y para colmo de males el partido del Cannabis se ha vuelto ecologista, así que tampoco pienso votarles. Me temo, salvo sorpresas de última hora, sólo voy a poder elegir entre la abstención, el voto en blanco o el voto nulo.


Taxonomías

Hay dictadores bajitos y altos. Jóvenes, maduros y viejos. Gordos, rellenitos, fuertes y delgados. Comilones y frugales. Rubios, morenos y canosos. Orientales, negros y caucásicos. Con bigote, con barba o sin pelo en la cara. Aficionados a los uniformes militares o a los trajes de lujo. Boreales o australes. Orientales u occidentales. Imperialistas o autárquicos. Histriónicos o sobrios.

Para mí, todos son igualmente repugnantes.

Veamos ahora: hay dictadores de izquierda y de derecha.

Para mí, todos son igualmente repugnantes.

Para ellos, no. Para ellos, la categoría "socialista" es más importante que "dictador". Un socialista es bueno per se, aunque yerre en sus actos. Un dictador socialista enfermo merece compasión y hasta el deseo de una pronta recuperación que le permita seguir matando, encarcelando, torturando, robando. El dictador de derechas debe pagar sus culpas aunque sea treinta años después de muerto y en efigie.

La noche en que pudimos vencer

Hace nueve años fueron ellos los que tuvieron miedo. Veíamos imágenes de jóvenes jarraichus encerrados en su herrikotaberna, protegidos por la policía, y con cara de conejo asustado, sin entender lo que pasaba. Veíamos a los ertzainas quitarse el pasamontañas y recibir el cariño de las personas a las que protegían. Los criminales con miedo, los policías queridos. Como en cualquier sociedad libre.

Hace nueve años era Lendakari el último nacionalista honrado. Existía el pacto de Ajuriaenea, en el que participaban todos los demócratas y dejaba fuera a los terroristas. Entonces todos teníamos claro que el enemigo era ETA.

Hace nueve años la rabia y el dolor de millones de españoles estuvieron a punto de transformarse en un movimiento capaz de derrotar a los terroristas. Pero algo se torció y hoy los etarras se ríen en la cara de las víctimas, sus voceros plantean exigencias al Presidente del Gobierno y le recuerdan sus compromisos.

Hoy existen los pactos de Lizarra y del Tinell, en el que participan socialistas, terroristas, comunistas y nacionalistas y dejan fuera a la derecha. El Lendakari financia y defiende a ETA, y niega cualquier ayuda a las víctimas. Hoy muchos tienen claro que el enemigo es el PP.

Afortunadamente, queda esperanza. Algunos fueron capaces de mantener la dignidad y seguir adelante con la exigencia de justicia. Personas como las que forman la AVT o el Foro de Ermua. Por ellos, por las víctimas, y por todos nosotros, debemos estar esta tarde a las ocho y media recordando a Miguel Ángel Blanco y a todos los asesinados por ETA y exigiendo memoria, dignidad y justicia.

La respuesta del PP

Ha dicho Rajoy:

El PP se declara libre de los compromisos que el señor Rodríguez Zapatero pueda alcanzar con la organización terrorista ETA.
Uy, que terrible... se declara libre de los compromisos... a ver si le van a llamar radical. ¿Eso es todo lo que se le ocurre decir? ¿Pero es que en algún momento pensó respetar los compromisos de Zapatero con ETA?

Tal vez el señor Rajoy ya lo ha olvidado, pero el PSOE se sintió liberado de todos los compromisos del Gobierno anterior simplemente porque había ganado las elecciones. Bloqueó la ley de educación, paró el Plan Hidrológico tirando a la basura millones de euros en inversiones ya hechas, desmontó todas la política internacional y, por supuesto, se ha cargado la política antiterrorista del PP. ¿Y Rajoy tenía pensado respetar los compromisos de Zapatero? ¿Acaso el PP no va a derogar la ley del "matrimonio gay"? ¿Mantendrá la nueva ley de educación, incluida la "educación para la ciudadanía"? Pues espero que avisen, porque si es así que no cuente con mi voto.

Rajoy ha hecho un diagnóstico bastante exacto de lo que supone el encuentro PSE-ETA. Pero le falta proponer una receta. No vale decir "conmigo que no cuenten". Verá, señor Rajoy, con usted, y con su partido, contamos millones de españoles que esperamos que lideren nuestra repulsa a todo el proceso de iniquidad.

Pero me temo que otra vez, como sucedió con las firmas contra el Estatuto, triunfarán las pulsiones acomodaticias. ¿Cuantas veces cree que nos puede engañar, señor Rajoy? ¿Cuantas veces cree que puede tener a sus militantes en la calle, recogiendo firmas y en muchos casos exponiéndose a insultos y agresiones, para luego no hacer nada con ellas?

Rajoy hubiera sido un buen presidente del gobierno en tiempo normales: es inteligente, sensato, moderado, prudente... pero ni es presidente del gobierno ni estamos en tiempos normales. Hemos visto al partido del gobierno reunirse públicamente con los representantes de una organización terrorista. Hay policías que colaboran con ETA para que sus militantes no sean detenidos. Un testigo protegido en el juicio por el acto de terrorismo más grave de la historia de Europa ha sido tiroteado. Se han ocultado y manipulado pruebas en este mismo caso. Se ha aprobado un Estatuto de Autonomía que crea una nación ex-novo, y que establece diferencias en lso derechos y deberes de los españoles... y toda la respuesta de Rajoy y el PP es decir "que no cuenten conmigo".

Pues no basta.

Cuando el Gobierno en pleno ha decidido romper las reglas del juego, saltarse todas las leyes y favorecer a los enemigos declarados de la patria, se necesita alguien capaz de plantarle cara. Y Rajoy ya ha demostrado que o no quiere o no puede hacerlo.

Así pues, ¿por qué no deja paso a quien esté dispuesto?

Libertad para quemar la bandera

El Congreso estadounidense ha aprobado una enmienda constitucional que permitiría a los legisladores prohibir la quema de banderas. Scott Adams dice algo bastante sensato con respecto a esto:

Amo a mi bandera. Pero los símbolos son cosas personales, y cualquiera es libre de interpretarlos como considere adecuado. Para mí, una bandera que NO se me permite quemar es un símbolo de que el gobierno es demasiado intrusivo en mi vida. Y es un insulto para cualquiera que haya muerto defendiendo la libertad. [...]

Me parece que lo extraordinario de la bandera es que simboliza algo inherentemente indestructible: el concepto de libertad. Puedes quemar la bandera tantas veces como quieras y el concepto de libertad no solo sigue ahí; es más fuerte. Me gusta eso de mi bandera. Incluso diría que es lo mejor de mi bandera.


Mañana, en Estados Unidos, habrá decenas de miles de banderas ondeando por todo el país. En casas, en comercios, en organismos oficiales, en todas partes. Es el Día de la Independencia, y los americanos, en su inmensa mayoría, están orgullosos de ser lo que son y de su historia. Así que unos pirados quemando la bandera no hacen más que reforzar la pertenencia del resto a un grupo de ciudadanos que hace 230 años consiguieron ser libres.

Pero aquí es diferente. Aquí creemos que la bandera es franquista, aunque tenga más de doscientos años. Aquí no es un pirado el que quema la bandera, sino decenas de alcaldes los que se niegan a colgarla en el Ayuntamiento. Aquí tenemos un partido en el Gobierno que protestó porque en una de las plazas de la capital se colocara una bandera de gran tamaño y se le rindiera un homenaje periódico.

Una bandera es un símbolo, y como otros símbolos muchas veces se usa para manipular a las masas. Pero si queremos evitar que la usen los extremistas, los estatistas y los manipuladores, más vale que empecemos a defenderla los que aspiramos a que la patria, como en Estados Unidos, sea nada más y nada menos que la garante de las libertades individuales.


[ACTUALIZACIÓN]Qwerty apunta esto:
- El Congreso no ha aprobado nada. En EEUU, el Congreso es el conjunto de ambas cámaras (el Senado y la Cámara de Representantes). De momento esta enmienda sólo la ha conseguido aprobar la Cámara (varias veces, de hecho) pero siempre ha fallado al conseguir la mayoría de dos tercios en el Senado.

- La noticia es de junio del 2005

Y tiene razón. Lo que ha motivado el post de Scott Adams, (y el mío) es que el debate se debe reavivar cada vez que se acerca el 4 de Julio.

Así es como termina la democracia

Hoy se ha acaado el régimen democrático del 78. Hoy el presidente del Gobierno, elegido por los votos de los ciudadanos, ha despreciado al Parlamento y ha utilizado el edificio para dirigirse a los periodistas. Hoy el presidente del Gobierno de todos los españoles ha proclamado que los cauces de participación política que establecía la Constitución del 78 ya no son válidos. Ese "gran acuerdo político de convivencia" que ha anunciado Zapatero, o es la Constitución misma, o no está previsto en ella.

Hoy, el Presidente del Gobierno de España ha reconocido un derecho de autodeterminación que no estaba recogido en la Constitución vigente hasta esta mañana. Un derecho que era vindicación fundamental de los asesinos. Desde hoy, mil asesinatos otorgan más legitimidad que diez millones de votos.

Hoy, el Presidente del Gobierno ha despreciado a los representantes constitucionales de los españoles. No ha cumplido su compromiso, y no se ha presentado a defender su proyecto de entendimiento con los terroristas en la sede de la Democracia. No ha cumplido su compromiso, y no ha esperado a que los asesinos dejaran de atacar, dejaran de extorsionar, manifestaran al menos de palabra su renuncia definitiva a la violencia. En su mensaje no ha hablado de entrega de armas, de situación de los presos: ha hablado de autodeterminación, de política.

En un régimen democrático, hay barreras que no se traspasan. Como está prevista la alternancia, no se toman medidas de esta envergadura sin contar con el apoyo de la oposición. En una democracia, el gobernante presenta sus propuestas en el Parlamento, se expone a las críticas, y defiende públicamente sus ideas. En una tiranía, el dictador lanza sus proclamas, evita la confrontación con el adversario y espera el aplauso de sus lacayos.

Pase lo que pase a partir de hoy, ya no vivimos en el régimen del 78. Ya no sirve la Constitución: el Presidente del Gobierno lo ha proclamado. Ahora a cada uno nos toca elegir nuestro papel. Podemos disimular como si todo fuera normal, como si fuera normal que un Presidente del Gobierno ocupe el edificio del Parlamento para burlarse de los representantes democráticos de los ciudadanos, como si fuera normal que el Presidente del Gobierno ceda ante una de las principales reivindicaciones de una banda terrorista. O podemos ser consecuentes y actuar, cada uno en la medida de nuestras posibilidades.

Yo estaré esta tarde a las ocho frente al Congreso, y acudiré a cuantos actos de repulsa se convoquen. Espero que el Rey actúe en su papel de árbitro de la Democracia, y espero que los políticos de todos los partidos actúen defendiendo la democracia.

Digo "de todos los partidos", porque incluyo a los nacionalistas y a los socialistas. Creo que hay gente honrada en estos partidos, y gente que debe ser capaz de ver el abismo de iniquidad en el que nos acaba de hundir Zapatero. Pero, si no fuera así, espero al menos que el PP, por una vez, sea consecuente. Que denuncie la ruptura de las reglas del juego, y que se niegue a seguir acompañando a este Gobierno en la ficción de legitimidad en la que ha convertido a este país.

[ACTUALIZACIÓN] Al final las obligaciones familiares me han impedido estar ahora a las puertas del Congreso. Como decían antes los tebeos: ¡¡¡#@ÑM&%!!!. Nos vemos en la próxima.

Si es que van provocando

Si es que la culpa es de ellas, que van provocando, vestidas como putas y enseñando todo.

El PP se está pasando de la raya y la gente se enfada.

La culpa es de mi mujer, ¿quién le mandaba hablar con otros hombres? Si me hubiera hecho caso, no hubiera tenido que matarla.

ERC le dice a Rajoy que reflexione sobre "qué ha hecho mal" para que lo insulten en Cataluña

No votaré a Gallardón

En las últimas elecciones municipales, la campaña electoral sí me sirvió para cambiar el sentido de mi voto. Ya tenía decidido votar a Trini, cuando las gentes de la cultura, con Sabina de cabecilla, acusaron a Mendiluce de perjudicar al PSOE y favorecer a Aznar y me dije: "este es mi hombre". Así que le voté. Porque tenía claro que el que no perjudicaba al PSOE ni favorecía a Aznar era Gallardón.

Hasta la fecha, no me he arrepentido. Gallardón es tan socialista como Trini. Tal vez sea más eficaz, pero eso lo hace todavía peor. Puestos a tener un gobernante socialista, yo prefiero alguien como la Trujillo, cuyas escasas dotes limitan el daño que puede hacer desde su ministerio.

¿Que lo que dijo Gallardón del 11-M es infame? Pues sí. Gallardón se ha definido con este asunto: para él es más importante qué estrategia va a dar al PP más votos que buscar la verdad sobre el mayor atentado de la histoira en la ciudad de la que él es alcalde.

Pero esto no va a cambiar el sentido de mi voto. Yo ya tenía decidido no votarle. Ahora sólo me queda saber si votaré a los de la legalización de la marihuana, a los nacionalistas castellanos partidarios de la integración de Madrid en Castilla o a los panteras grises. O a Trini. Si tenemos que aguantar a un alcalde socialista, prefiero que sea mujer y atractiva. Y, con suerte, será menos eficaz que Galladón y podremos vivir un poco más tranquilos.

Soy un extremista

Está bien. Lo confieso: soy un extremista. No sólo escribo por aquí panfletos impropios de una derecha europea y civilizada, sino que además actúo. Ayer estuve en la calle, con unos cuantos fachas de camisa azul y bandera de España, gritando desaforadamente contra el gobierno legítimo de este país.

Hay quien ya se ha dado cuenta del peligro que supone deslizarse por la pendiente del extremismo. Yo, que soy seguramente más primitivo e incivilizado, no puedo evitar responder visceralmente cuando el presidente del gobierno pacta con los asesinos y humilla a las víctimas.

Sí, ya sé que debería seguir el consejo de Bosé, ese que sufrió atrozmente durante la dictadura de Aznar, quien llegó a obligarle a presentar un programa en Televisión Española y a cobrar por ello con la intención de convertirle en un sucio capitalista. Pero ya ven, yo me niego a ser civilizado y moderado.

Yo no me sitúo a medio camino entre las víctimas y sus verdugos: estoy lo más cerca que puedo de las víctimas. No quiero entender las razones de los etarras: quiero que estén en la cárcel, cuanto más tiempo mejor. No quiero llegar a un pacto con Hitler para que los judíos vivan en guetos: quiero que se acabe el nacismo. No creo que la mejor opción entre la libertad y el socialismo sea el "estado del bienestar".

A mí no me importa estar cerca de unos fachas en una manifestación. Mejor dicho, sí me importa, pero me importa más estar con las víctimas y mostrarles mi apoyo. No me importa si mi actitud conviene o no al PP para ganar más o menos votos. No me importa lo que opinen de mí "las gentes de la cultura" o los progres biempensantes.

Yo amo la libertad, odio a los asesinos, estoy con las víctimas. Sin condiciones. No puedo evitarlo: soy un extremista radical.

Estar con las víctimas

Hace cinco años, sólo los batasunos más recalcitrantes eran capaces de insultar a las víctimas del terrorismo. Después de la campaña del PSOE, cada vez es más habitual encontrar imbéciles que se dedican a insultar a Alcaraz o a Irene Villa. Imbéciles que son idénticos a los alemanes que en los años treinta descubrían que sus vecinos judíos tenían el aliento avinagrado y una predisposición al permanente vómito, y que aprobaron después su deportación a los campos de la muerte.

Imbéciles manipulados, imprescindibles para sembrar el odio que hiciera posible el exterminio de unas personas a las que se había despojado de toda categoría humana. Como los que ahora niegan a los "fachas" de la AVT el derecho a manifestarse. Unos acusándoles de no querer el fin de ETA porque se les cae el chiringuito, y otros explicando que las víctimas no son un actor político válido porque tienen "demasiada implicación emocional".

Vivimos tiempos peligrosos. Cuando el Fiscal General del Estado defiende que los jueces deben plegarse a lo que quiera la mayoría, elije la ley de Lynch. Conde Pumpido no es un ignorante, y sabe perfectamente que el fascismo consiste en colocar la "voluntad del pueblo" por encima de las leyes. Eso hizo Hitler: escuchar al pueblo alemán que clamaba venganza contra los judíos. Conde Pumpido quiere que los jueces escuchen al pueblo que exige el ostracismo de las víctimas y el diálogo con los asesinos. Obviando la ley.

Hoy no sólo los antisistema, sino el propio partido en el gobierno proclama que las instituciones no sirven. Como Batasuna, el PSOE defiende la necesidad de una "mesa de partidos", una nueva Platajunta. En democracia hay una mesa de partidos permanente en la que se pueden discutir todos los asuntos políticos, y se llama Parlamento. Admitir la necesidad de una mesa de partidos para el diálogo político es negar de facto la legitimidad del Parlamento. Es volver a los tiempos predemocráticos, cuando la legitimidad la daba la capacidad de movilización en la calle, o el ejercicio de la violencia. Patxi López y Zapatero admiten que las armas valen más que los votos cuando se muestran dispuestos a negociar con Batasuna y deslegitiman al PP. Admiten, con los antisistema, que nuestra democracia es una farsa.

Por todo esto es muy importante estar hoy con las víctimas. Ellos, que ya han dado por nosotros y por nuestra libertad más de lo que se puede pedir a nadie, asumen ahora además la carga de resistir en primera línea al totalitarismo. Si permitimos que los humillen, que los imbéciles manipulados les insulten, habremos dado el primer paso hacia la destrucción de la democracia.

De la Vega se equivoca

Ha dicho la Vicepresidenta que es "paradójico" que se asista a "manifestaciones contra el terrorismo cuando no hay terrorismo", lo cual son dos mentiras en una sola frase.

1. La manifestación no es contra el terrorismo, sino contra la política proterrorista del gobierno.
2. Hay terrorismo. Hay extorsiones mafiosas a empresarios, atentados contra empresas o sedes de partidos, ataques y amenazas a ciudadanos y reorganización logística en Francia.

Lo siento, señora, pero con estas mentiras tan poco elaboradas no va a convencer a nadie de que mañana no acuda a la concentración.

Reunirse sin dialogar

Con nuestras insuperables dotes para la investigación futurológica y el espionaje, tenemos ya, en exclusiva, la transcripción de la primera reunión oficial entre el PSE y Batasuna, en la que no habrá diálogo:

[Patxi]: ¡Aupa! [Arnaldo]: ¡Aupa, tú! [Patxi]: ¡La hostia! [Arnaldo]: ¿Pues? [Patxi]: ¡Qué! [Arnaldo]: cagüen... [Patxi]: Ondo ibili, pues [Arnaldo]: agur
Estamos intentando conseguir la rueda de prensa de Rubalcaba en la que explicará cómo de esta reunión sin diálogo no puede sacarse otra conclusión que la inexorable determinación de ETA a dejar las armas. Es posible que consigamos también unas declaraciones de Blanco en las que aprovecha la oportunidad para insultar a Rajoy, a los votantes del PP, a Zaplana y Acebes, y a todas las víctimas de ETA por fachas, violentos y enemigos de la paz.

El derecho a tener armas

Os confesaré que esta es otra de esas cuestiones que yo creía tener claras hasta hace apenas cuatro años. Entonces yo asumía que ningún ciudadano responsable podía desear tener armas de fuego en casa, que las armas son un peligro y que los que defienden su posesión son peligrosos ultraderechistas de la NRA como Charlton Heston.

Hasta que encontré un artículo de Eric Raymond, del que sabía, porque le había leído, que no es ningún idiota. Eric tiene una página dedicada a su locura por las armas, y ha escrito unos cuantos posts en su blog sobre el tema. Si sabéis inglés, hay mucha información, y tan sensata que empezó a hacerme dudar.

Después estuve buscando esos datos "que todos conocemos" acerca de las increíbles tasas de asesinatos en EE.UU., pero descubrí que los artículos que cita ESR decían la verdad: a mayor libertad de uso de armas de fuego, menor mortalidad por asesinato.

Episodios como el del moldavo Arkan, que asesinó a sangre fría a un abogado y atacó brutalmente a su mujer y a sus hijas menores de edad, me confirmaron que, ante determiandos delincuentes, la única oportunidad de salvarte es tener un arma de fuego.

Ahora Barcepundit nos da otro argumento, a mi juicio bastante sólido:

¿por qué los políticos y "personas importantes" pueden llevar armas, o llevan escoltas armados, si las armas no hacen más que empeorar las cosas? ¿por qué ellos sí, y yo no puedo defenderme cuando voy por la calle, o peor, ni siquiera en mi propia casa? ¿Acaso su vida vale más que la mía, o la de cualquier otro ciudadano de a pie?

En el fondo de todo este asunto, está otra vez la infantilización del ciudadano, el considerarnos incpaces de valernos por nosotros mismos. Igual que dicen "anda, dame tu dinero, que te voy a hacer ahorrar para la jubilación, porque tú te lo gastarías todo en vicios..." tamnbién nos están diciendo "yo puedo tener armas y hacerme acompañar de un policía armado, porque yo soy importante y tomo decisiones correctas. Tú eres un inmaduro que con una pistola en la mano se liaría a tiros con el primero que le hicera una maniobra extraña con el coche, así que mejor me quedo yo los juguetes que pueden hacer pupa. Recuerda que yo sé lo que te conviene mejor que tú".

Ya te lo decía yo

Si, es odioso que alguien te diga esto. Pero más odioso todavía es tener razón en el pesimismo con respecto al "proceso de paz" de ETA. Nada me hubiera gustado más que equivocarme cuando decía que ETA no iba a abandonar sus reivindicaciones a cambio de nada.

La entrevista a ETA en Gara es demoledora. Mientras el Gobierno se empeña en mentir con informes manipulados, ETA admite sin problemas que de algo hay que comer y que van a seguir extorsionando a los empresarios, que la "juventud alegre y combativa" va a seguir combatiendo y que la anexión de Navarra y la independencia son irrenunciables. Y dicen de paso que ellos ya han cumplido con su compromiso, que ahora le toca al gobierno cumplir su parte de lo acordardo, y que a ver cuándo empiezan a salir los presos y dejan los policías y los jueces de incordiarles.

Además, por si no quedaba claro, desde Francia le dicen al gobierno que ETA está robando coches y trasladando material.

Es decir, que ETA solo ha dejado de matar de momento, y hasta verificar si el gobierno cede en todo lo que los terroristas han exigido. Al paso que vamos, ni siquiera tendrán que poner la excusa de la escisión de los jóvenes rebeldes. Cuando haya terminado de reorganizarse, cuando sus nuevos comandos tengan el nuevo equipamiento, cuando hayan creado nuevas infraestructuras logísticas y de información, dirán que el gobierno no ha cumplido su parte y volverán a matar. Alegre y combativamente. Jotake, hasta la victoria final.

O hasta que un gobierno decente insista en encarcelar a los asesinos y a sus cómplices, en asfixiarles económicamente y en agostar toda la infraestructura de justificación para sus crímenes. Y con el tiempo, derrotado, el último etarra entregue las armas. No por voluntad propia, ni como resultado de un falso proceso de paz, sino encañonado por un policía o un Guardia Civil. Que es como siempre han entregado las armas los etarras.

Soy mejor Batasunólogo que Blanco

Durante la guerra fría, existió la figura del sovietólogo. Los discursos oficiales no transmitían ninguna información explícita, sólo consignas y cantos a los logros económicos y sociales del sistema.

De modo que los sovietólogos eran expertos en interpretar las claves ocultas en el hermetismo de los dirigentes soviéticos. La ubicación de los ancianos del Politburó en torno a Kruschev en el desfile del Primero de Mayo dada lugar a toda una catarata de especulaciones sobre movimientos de apertura o endurecimiento del régimen. Una mención al cumplimiento del plan quinquenal de producción de trigo en Ucrania podía ser interpretado como una señal de cambio inminente en los responsables de la producción agrícola.

Ahora el PSOE en general y el gobierno en particular se dedica a hacer de batasunólogo, con resultados bastante nefastos. Cuando Otegi dice "fue un error dar a entender que el dolor de los otros nos era igual" los batasunólogos traducen: "¡Cuánto sufrimiento hemos producido, qué arrepentidos estamos! Jamás volveremos a matar ni a una mosca, ni a pisar una margarita".

Yo también me metí ayer a batasunólogo, e interpreté que Otegi podía estar diciendo dos cosas: "cometimos un error de cálculo dejando ver nuestros verdaderos sentimientos" o "hasta aquí puedo llegar en los gestos para que podáis vender que tenemos voluntad de paz".

Parece que soy mejor en esto que Pepiño Blanco, según se deduce de estas declaraciones de Otegi:

"se busca deliberadamente hacer pasar por novedades posiciones que la izquierda 'abertzale' ha mantenido con un objetivo concreto que es hacer percibir a la opinión pública que estamos en un proceso de acomodación de la izquierda 'abertzale' al régimen constitucional estatutario".

"Y eso es un tremendo error"

Más claro agua. Pero hay más:

Otegi dio por concluida la fase de conversaciones informales entre los diferentes agentes implicados en el proceso de normalización política e instó a iniciar una nueva fase de negociación "en los próximos meses" que implique abrir un dialogo multilateral en la comunidad autónoma vasca y en Navarra.

"En este momento el debate político es si el PSE y el PSN se van a sentar con nosotros y con el resto de fuerzas para que lo antes posible haya un diálogo multilateral en este país", manifestó.


¿Alguna vez habéis prometido un caramelo a un niño para que se tome un jarabe? El niño traga, pone cara de asco e inmediatamente se recompone y exige el dulce prometido. A mí el Otegi de estos dos días me recuerda a esto...

Simios con derechos humanos

Viendo esto, se me ocurre...

¿Podrá una pareja de gays adoptar a un chimpancé si no consigue un niño?
¿Podrá una pareja de orangutanes adoptar a un gay? ¿Siempre o sólo con la condición de que sea un oso?
Si un gorila hembra maltrata a su marido humano ¿se le aplica la ley de violencia de género?
¿Se legalizará la poligamia para los chimpancés y gorilas o sólo para los musulmanes?

Como entiendo que puede haber alguien que crea que esta iniciativa tiene algún sentido, voy a intentar razonar mi postura.

Compartir un porcentaje de genes con otra especie es un criterio arbitrario para incluirla en el grupo de "seres protegidos por derechos humanos". Ahora consideran que son los grandes simios, con los que compartimos más del 95%, pero ¿por qué no extenderlo a todos los animales con los que compartimos más del 90%? ¿o aquéllos con los que compartimos más del 85%, o el 75%?

El único criterio con base biológica que diferencia entre grupos de animales con características similares es el de especie. Una especie sí es definible en términos biológicos (los miembros de una especie pueden reproducirse entre sí y generar descendencia fértil), pero no así ni los grupos inferiores (raza o variedad) ni los superiores (género, familia, orden...). Términos como antropoides, primates, simios, mamíferos... definen categorías arbitrarias, que son útiles a los científicos, pero que son un constructo y pueden variar si otro modelo de la realidad resulta más adecuado.

Por tanto, aplicar una medida de protección especial a los "grandes simios" es completamente arbitrario. Podría aplicarse, con los mismos criterios, a los primates, o a los mamíferos. O podría también utilzarse este criterio de "porcentaje de código genético compartido" para definir derechos en sentido restrictivo, justificando así el racismo.

Así que, en mi opinión, el único criterio válido para definir derechos es el de especie. Todos los pertenecientes a la especie Homo sapiens tenemos derechos humanos. El resto de seres vivos, no. Punto.

Me equivoqué con Rossy de Palma

Tengo que reconocerlo. Me he equivocado. Hace año y medio yo decía esto de Rossy de Palma:

Rossy de Palma, freak conocida por su deformidad facial, y a la que hay gente que respeta sólo porque tuvo la suerte de ser descubierta por Almodóvar antes que por Javier Cárdenas, y que se ha distinguido por considerar que el terrorismo es un accidente de la vida y un azar,

Hoy tengo que asumir que fui enormemente injusto con ella. Rossy de Palma es una intelectual preclara. Ella supo ver, dos años antes de que se iniciara el proceso que todavía no ha empezado pero que ya es irreversible, que el terrorismo es un accidente. La tesis de Zapatero y Permach, que al alimón hablan de incendios y accidentes para referirse a ataques terroristas, ya la sostenía esta analista política de preclara visión.

Eso que hace un par de años nos parecía alarmante, incluso extravagante, ahora es la tesis del Gobierno y de los príncipes de la paz batasunos. Por tanto, mis disculpas a Rossy de Palma, que supo interpretar como accidentes lo que yo, en mi torpeza, pensaba que eran actos conscientes y voluntarios de agresión.

Basket Case

Basket Case es una tpelícula de terror de serie B en la que un individuo andaba por ahí con una cesta en la que llevaba a su hermano monstruoso, que salía de vez en cuando para devorar a algún inocente. Pues resulta que el ministro de Justicia también tiene un hermano monstruoso. Hasta ahora lo tenía oculto en alguna isla, pero ha salido de su escondrijo para mostrar sus miserias.

Pero hay una diferencia: Socorroclo da mas miedo y más asco que Belial, el hermano deforme de Basket Case.

Un paso adelante

Cómo odio tener razón en esto. Nada me gustaría más que equivocarme, pero me temo que todo apunta a que vamos directos a la catástrofe.

Estos días se ha hablado de la descomposición de la Unión Soviética. Ojalá ese fuera nuestro destino: dictaduras en alguna de las neonaciones independientes y democracias en otras. Lo siento por los catalanes y los vascos, pero a los que vivimos en Madrid no nos iría tan mal.

Pero es posible que lo que nos espere sea una descomposición a la yugoslava. Yo estuve en Yugoslavia en el verano de 1990, unos meses antes de que Eslovenia se declarara independiente. Allí, aparte de un desprecio manifiesto hacia los bosnios por parte de serbios y croatas, y de los puestos en la calle con parafernalia nacionalista en Zagreb (que yo confundí al principio con tenderetes de merchandising del equipo de fútbol local), nada hacía pensar que un año más tarde sufrirían una guerra cruel.

La gente con la que yo traté, los dueños de restaurantes, los conserjes de los hoteles, los que veraneaban en Dubrovnik o Split, se convirtieron en unos meses en asesinos despiadados, que violaban a las que habían sido sus vecinas y maltrataban con crueldad bestial a sus antiguos compañeros de trabajo.

Como sucedió en España en 1936.

Una tragedia que quisimos olvidar en 1977, y que ahora algunos se empeñan en revivir. Creen que esta vez pueden ganar. Pero, como sucedió hace 70 años, todos perderemos.

El fascismo que viene

Lo peor del Estatuto aprobado ayer no es que vaya en contra de la Constitución. Es que va en contra del consenso.

Desde el inicio de la transición, todas las medidas políticas importantes, las que tienen efectos a largo plazo, se han tomado buscando el consenso de la oposición. Hasta que llegó Zapatero, y decidió que su misión era imponer las medidas que decida el PSOE sin siquiera hablar con Rajoy.

Los medios afines al gobierno afirman que toda la culpa es del montaraz Rajoy, que se deja aconsejar por los ultraderechistas Acebes y Zaplana. Supongamos que es cierto. ¿Y qué? Zapatero llegó a acuerdos con Ánsar el facha, que aventaja en fascismo y maldad en varios órdenes de magnitud a Rajoy. González pactó nada menos que con Fraga, el dinosaurio franquista responsable de la matanza de Montejurra. Y con Suárez, el tahúr del Mississippi. Es responsabilidad del Gobierno mantener el consenso con la oposición, por muy odiosa que ésta sea. ¿O nos van a decir ahora que Aznar y Fraga eran más dialogantes y talantudos que Rajoy?

El problema no es Rajoy, sino Zapatero. Es Zapatero el que ha decidido que la transición fue un error, y que en lugar de la reforma se debió optar por la ruptura. Y aquí está él para solucionarlo.

Igual que las Cortes franquistas se hicieron el 'harakiri' para dejar paso a la democracia sin solución de continuidad, ayer el Parlamento dio el primer paso para abandonar el régimen en el que hemos vivido los últimos 30 años: un estado de las autonomías en el que dos partidos moderados, uno de derecha y otro de izquierda se alternan en el poder.

¿Qué vendrá ahora? Si Zapatero tiene éxito, un Estado vagamente confederal en el que convivirán cuatro o cinco naciones con varias regiones autónomas, gobernado por un partido socialista (no socialdemócrata) que se perpetúa en el poder apoyado por los nacionalistas.

Pero lo más probable es que veamos el resurgir del fascismo. Aunque se empeñen en el PSOE en asociar al PP con la extrema derecha, saben que en el PP no hay bandas de jóvenes que recorran las calles por la noche armados con bates de béisbol y cadenas, y tampoco grupos armados que asalten despachos de abogados laboralistas. Pero los habrá, si un cierto número de gente se siente traicionada.

Muchas de las víctimas de ETA han sido o son miembros de organizaciones armadas. Por si no queda claro: muchos afectados por los crímenes de ETA tienen un arma en casa y saben usarla. El otro día se le echaron encima a Alcaraz por decir una obviedad: hay gente que puede tomarse la justicia por su mano. Si se establece el principio de que matar y después dejar de hacerlo faculta para una negociación con el Estado por encima de la ley ¿quién impedirá que haya extremistas de signo contrario a ETA que decidan equilibrar la balanza?

El Estatuto agrava este problema, porque si se desprecia el consenso, si se rompen las reglas del juego democrático, cada uno pondrá los límites donde le resulte más conveniente. Si vivimos en un régimen en el que es aceptable incendiar sedes de un partido político, manifestarse frente a sus sedes gritando ¡Asesinos! a sus dirigentes o encadenarse frente a un medio de comunicación para exigir su cierre, antes o después aparecerán grupos que consideren legítimo incendiar las sedes de otro partido, o agredir a los nacionalistas, o poner bombas a artistas comprometidos con la izquierda.

Unid a esto los problemas que van a causar unos inmigrantes musulmanes y africanos imposibles de integrar. Y llegaréis a la conclusión de que otra vez, como ocurrió el siglo pasado, la misma mayoría silenciosa que ahora permanece ajena a los debates entre nacionalistas, socialistas y populares sobre el modelo de nación recibirá con los brazos abiertos a un caudillo que traiga la paz y el orden.

Aunque sea a costa de su libertad.

Funcionarios despedidos

Ayer dijo Sevilla que el nuevo Estatuto de la Función Pública prevé que los funcionario no tengan el puesto asegurado para toda la vida. Hubo quien interpretó que esto significaba que un funcionario podría ser despedido, pero en realidad lo que se propone es que se pueda cambiar de puesto de trabajo a un funcionario que no desempeñe satisfactoriamente sus funciones.

Por si alguien no lo sabe, cuando se aprueban unas oposiciones lo que se consigue es el ingreso en un cuerpo. Después hay que concursar por un puesto. Y cuando consigues el puesto por concurso, nadie puede expulsarte de él. De modo que hay gente que se pasa quince, veinte o más años en el mismo puesto y ejerciendo las mismas funciones. El que quiere progresar, debe concursar a otro puesto de mayor nivel. Así, hasta llegar al tope de tu grupo (el grupo depende de la titulación requerida en las oposiciones).

La salvedad son los puestos "de libre designación", habitualmente reservados a puestos altos del grupo A (28, 29 y 30) o a puestos de secretariado de directivos. En un puesto de libre designación el responsable puede cesarte sin más. Aunque es práctica habitual buscar un acomodo en un puesto un par de niveles por debajo, hasta que el cesado se reubica.

A mí la medida no me parece mal en sí misma, pero estoy convencido de que no se va a aplicar, ni siquiera en la forma suavizada de "cambiar de puesto a un funcionario" en lugar de despedirlo. Es más, estoy convencido de que no se aprobará el Estatuto de la Función Pública, por la misma razón por la que no se aprobó el del PP.

Y es que la Administración española funciona bastante bien. Hay funcionarios que trabajan mucho, una mayoría que trabaja razonablemente y unos cuantos que vegetan. Pero en general, las cosas salen adelante. Meter un palo en una colmena y agitarlo para sacar más miel sólo da como resultado que las abejas que estaban tan tranquilas dedicadas a sus cositas de abejas se revuelvan y te piquen.

Con un Estatuto de la Función Pública, el PSOE no va a conseguir ni un solo voto. A los que están fuera, el tema no les importa lo suficiente como para cambiar su voto (aunque se quejen de la molicie de los funcionarios). Pero a los que están dentro un aumento del nivel de exigencia sin el correspondiente aumento sustancial de las retribuciones, sí les puede llevar a movilizarse en contra, generar publicidad negativa para el PSOE y por supuesto retirarle el voto.

Así que, o sale un Estatuto descafeinado, en el que tras las buenas intenciones no haya medidas concretas, y con el que nadie gana nada, o el PSOE se busca problemas sin necesidad.

Critica de Libros Futuros 1

Historia de España en el Siglo XXI. Adán Gutiérrez. Madrid, 2057.

A pesar de las pretensiones del autor, difícilmente podemos considerar este libro como un tratado de historia. El deslizamiento de Gutiérrez hacia la condescendencia con unos lectores ávidos de sensaciones fuertes y lecturas ligeras alcanza su culmen con este volumen, que debería clasificarse como género de ficción.

¿Qué otra cosa sino ficción es defender que la muerte en accidente de motocicleta de Alberto Ruiz Gallardón fue en realidad un asesinato organizado por el otro fundador del Partido de Centro Democrático, José Bono? Gutiérrez sólo cuenta para defender esta tesis con unos rumores que se difundieron por Internet en los primeros meses de 2017, poco antes de que Bono aceptara el cargo de Presidente Vitalicio a propuesta del Parlamento Nacional. Mientras no sea capaz de aportar evidencias contrastables, Gutiérrez debería poner freno a su querencia a las conspiraciones.

Otro aspecto en el que se muestra la falta de rigor del autor es en el desigual tratamiento de los acontecimientos que dieron lugar al establecimiento de la República Democrática Unitaria. Adán Gutiérrez dedica tres capítulos al nacimiento del Ejército Nacional y a su primera acción, el asesinato simultáneo de diez líderes independentistas y de izquierdas. Sin embargo, apenas se detiene a analizar el Bienio Disgregador, a pesar de que el consenso entre los historiadores es que entre 2006 y 2007 está el germen del terrorismo unitarista.

De igual modo, cegado sin duda por su simpatía hacia la figura de Ruiz Gallardón, se extiende en páginas interminables sobre las medidas reformistas que el PCD fue introduciendo desde su inesperada victoria electoral de 2010 hasta la proclamación de la Tercera República en 2014: la suspensión de autonomías, la Ley de Convivencia Pacífica que permitía a la policía detener preventivamente a los sospechosos de actividades políticas desleales, la Ley de Promoción Lingüística que imponía el español como única lengua del Estado, la Ley de Libertad de Medios Audiovisuales por la cual se creaba el Comité de Garantias de Información Veraz, y tantas otras medidas que según Gutiérrez consiguieron restablecer la paz y el orden.

Nadie niega que estas medidas consiguieron imponer un clima de unidad, y tal vez contribuyeron a que el número de asesinatos por causas políticas descendiera a menos de 10 por semana, cuando en los peores meses de 2009 los muertos se contaban por millares. Pero, sospechosamente, Gutiérrez soslaya el papel de las Juventudes Democráticas en el asalto a las sedes del PSOE y el PP y en el linchamiento de decenas de militantes de los partidos tradicionales. Es más, sus posiciones ideológicas le llevan incluso a justificar la Semana del Terror, minimizando el número de inmigrantes muertos hasta la ridícula cifra de 6.500. A estas alturas, ¿puede alguien creer que si hubieran sido asesinados menos de 50.000 inmigrantes (que es la cifra más comúnmente aceptada, hay quien afirma que fueron más de 100.000) se hubiera producido un éxodo de tales dimensiones en sólo dos meses?

Tal vez lo único interesante del libro es su aportación acerca del papel decisivo que jugó José Piqué en la restauración monárquica. El que fue conocido como Ministro Guadiana por su presencia intermitente en los distintos gobiernos de Bono, consiguió mantener relaciones con los partidos en el exilio sin que el Presidente sospechara de ello. Gutiérrez demuestra mediante el análisis de los correos electrónicos que cruzó con Moragas y Sevilla que fue Piqué quien promovió la abdicación de Felipe de Borbón en favor de su sobrino Froilán. Aún más inquietante es la idea de que Piqué supo de la Conjura de los Capitanes y que, lejos de desbaratarla, evitó que fuera detectada por la Guardia Presidencial de Bono.

Lamentablemente, un capítulo no puede salvar el libro. Y el resto del libro abunda en tesis fantásticas y afirmaciones que sólo se apoyan en la imaginación del autor, cuando no en su militancia ideológica.

Gutiérrez debería tal vez reorientar su carrera hacia la novela y hasta podría alcanzar el éxito como escritor de fantasías. Porque nadie con un mínimo de rigor intelectual puede considerarle historiador, y menos tras haber perpetrado este despropósito con forma de libro.

Rajoy y la tregua de ETA

Poco a poco vamos sabiendo más cosas sobre la tregua de ETA.

Por ejemplo, ya sabemos que igual que antes hicieron otros insignes terroristas, el comunicado no es el mismo en euskera que en castellano. Y en euskera dice que lo que suspenden son las acciones armadas. Es decir, continúa el aprovisionamiento de armas, la organización y el adiestramiento de los jarraichus que se han incorporado a ETA en los últimos tiempos, la extorsión a empresarios, la intimidación a los no nacionalistas... Exactamente como en el 98. Pero ahora es distinto, hay una oportunidad para la paz, dicen los ingenuos, los desmemoriados o los interesados.

Por ejemplo, sabemos que el gobierno nos ha mentido. Que cuando de la Vega afirmaba categórica que no había negociaciones con ETA, estaba mintiendo. Que cuando Zapatero pidió al Parlamento autorización para hablar con ETA si dejaba las armas, ya estaba negociando con ETA. ¿Cuándo empezó a negociar con ETA? Eso todavía no lo han reconocido, pero aquí va mi apuesta: entre el 26 de Enero de 2004, cuando Zapatero exigió la dimisión de Carod por su "acto de deslealtad intolerable" y el 20 de Febrero de 2004, cuando Zapatero aceptó la solución de Carod a la crisis del tripartito. Y esto es porque soy muy buena persona y siempre tiendo a pensar lo mejor de los demás, porque si me diera por pensar la peor posibilidad...

Sabemos también que nos miente El País (vaya novedad) y que nos mintió Rajoy cuando dijo que el Rey no le había llamado. Esta mañana FJL decía que quien le había llamado era Aza, el jefe de la casa real. Así que la información de Ekaizer era la buena, y Rajoy (y El País después), al negarla categóricamente y no mencionar a Aza, nos estaba engañando a todos. Para los despistados, os recuerdo que el 23 F quien hablaba con los generales era Fernández Campo, y no el Rey.

Sabemos que ya han pactado el comunicado y una hoja de ruta, en la que no se descartan "accidentes". Y que de todo esto, Zapatero habló con Llamazares, pero no le ha dicho nada durante todo este tiempo al representante de casi diez millones de votantes. Sabemos que Rubalcaba ya ha empezado a criticar al PP. Y sabemos que Rajoy es un paniaguado con sangre de horchata, que prefiere estarse quieto a equivocarse, y que por sentido de estado, y más si el Rey se lo pide, se uncirá al carro de la tregua y trabajará por el éxito de Zapatero.

Rajoy es cada vez más decepcionante. La tregua se esperaba desde hace meses, y el PP no tenía preparada una estrategia coherente. O al menos, ha dado la impresión de no tenerla. Y eso es suficiente para considerar que Rajoy no es el líder adecuado para un partido que aspira a recuperar el poder. Tal vez hubiera sido un buen presidente del gobierno, un gestor eficaz, sobrio y moderado, pero no es un político con iniciativa, con ideas y con la voluntad de defenderlas.

Así que así estamos: entre un golfo oportunista que vendería a su madre por cinco minutos de Presidencia del Gobierno y un holgazán acomodaticio que no perdona la siesta ni aunque esté ardiendo su casa.

Decía Gil de Biedma:

De todas las historias de la Historia,
sin duda la más triste es la de España,
porque termina mal. Como si el hombre
harto ya de luchar con sus demonios,
decidiese encargarles el gobierno,
y la administración de su pobreza.
[...]
A menudo he pensado en la pobreza
de este país de todos los demonios.
Y a menudo he pensado en otra Historia
distinta y menos simple, en otra España
en donde sí que importa un mal gobierno.

Conde Pumpido Abogado Particular de ETA

De Fiscal General del Estado, nada. Hace tiempo que no se comporta como un fiscal, procurando perseguir a los delincuentes, sino como un abogado que busca para sus defendidos la interpretación más favorable de la ley. Y ahora, ya, a calzón quitado, incluso saltándose la ley. Sus primeras declaraciones después del comunicado de ETA no son para insistir en la importancia y la vigencia del estado de derecho, sino para pedir a los jueces que valoren la nueva situación.

Pues mire, señor Abogado Particular de ETA, ya hubo otra ocasión en que los jueces valoraron la situación, y excarcelaron a la plana mayor de Batasuna. Garzón primero y el Tribunal Supremo después encontraron que había motivos para condenar a los dirigentes de Batasuna por colaboración con ETA, pero los jueces del Tribunal Constitucional entendieron que "el momento político" (como se decía entonces) que se vivía con la tregua de ETA hacía aconsejable liberarles, aún a costa de un enfrentamiento terrible entre las dos instancias judiciales más altas.

Unos meses más tarde, ya liberados los dirigentes de Batasuna, ETA rompió la tregua. El "momento político" había vuelto a cambiar, pero los delincuentes de Batasuna ya estaban en la calle.

Ahora volvemos a tener a dirigentes de Batasuna procesados, ETA vuelve a declarar una tregua, y los juristas "por la Democracia" se apresuran a pedir que otra vez deje de aplicarse la ley a sus parientes ideológicos.

En fin, espero que Grande Marlaska tenga la decencia que le falta a Conde Pumpido.


El Foro de Ermua ante el Alto el Fuego de ETA

Copio el comunicado del Foro de Ermua, que suscribo hasta la última coma:

El “alto el fuego permanente” de ETA es un nuevo engaño. Sólo cabe que ETA anuncie su disolución y los terroristas se entreguen a la Justicia

Bilbao. 22 de marzo, 2006. Hace unas pocas horas la organización terrorista ETA ha distribuido un Comunicado anunciando que a partir de pasado mañana, viernes, declarará un “alto el fuego permanente”.

Cabe destacar del comunicado de ETA los siguientes elementos:

1º- En ningún momento se anuncia el abandono de las armas, ni la renuncia al terrorismo como instrumento de acción política, ni la disolución de la banda terrorista.

2º- No se renuncia, ni siquiera temporalmente, a la extorsión, al aprovisionamiento para futuras acciones terroristas, ni al terrorismo callejero.

3º.- ETA sigue exigiendo concesiones políticas que resultan absolutamente inasumibles para una democracia y que, en particular, no tienen encaje alguno en la Constitución española. El comunicado está redactado en términos imperativos a los cuales, con calculada ambigüedad, supedita la permanencia del alto el fuego.

Esta es la quinta “tregua” de cierta duración que ETA ha anunciado desde 1988, cuando lo hizo “con objeto de negociar una salida pactada al conflicto vasco”. El último alto el fuego, hecho público en septiembre de 1998, le denominó ETA “tregua indefinida y sin condiciones”, tras la revuelta popular de Ermua en el País Vasco y en toda España contra el asesinato de Miguel Ángel Blanco en julio del año anterior, lo que les colocó en una situación de enorme debilidad y aislamiento. Esta tregua, como las anteriores, terminó con una nueva brutal campaña de asesinatos, que comenzó por el teniente coronel Blanco, siguió por Fernando Buesa y su escolta y continuó con decenas de muertos más.

ETA no es y no puede ser un interlocutor político legítimo. No hay nada que negociar con la banda terrorista más allá de su entrega a los tribunales y su disolución. No puede haber premio ni recompensa por dejar de matar.

Por otra parte, la experiencia y los términos del comunicado, nos obligan a desconfiar de las intenciones de ETA. La banda terrorista pretende debilitar la acción del Estado, hacer desistir de las convicciones democráticas a la sociedad y aprovechar para rearmarse y recomponer su entramado tanto en el ámbito institucional, como en su capacidad asesina, tratando así de superar su actual debilidad. Un mero “alto el fuego permanente” no cambia sustancialmente nada, es una mera declaración sin carácter definitivo que hay que interpretar como una acción táctica de la banda, la cual mantiene el chantaje terrorista condicionando su tregua a la asunción de sus objetivos políticos, igual que hizo en las anteriores cinco treguas.

Los términos del comunicado, después de casi 40 años de actividad criminal, de la concesión -en octubre de 1977- de una amnistía general a absolutamente todos los presos de ETA, incluidos los condenados por delitos de sangre y de encontrarse en un momento de máxima debilidad, son inaceptables y deben ser rechazados por la democracia española. Los españoles ya hicimos un gran esfuerzo de generosidad en el nacimiento de nuestro Estado de Derecho, que ETA no respetó en lo más mínimo.

Por ello, para que se pueda entrar en una negociación con ETA, deben cumplirse cuatro condiciones:

-- Que ETA proclame su intención de disolverse de manera inmediata y definitiva como organización,

-- Que anuncie que los terroristas huidos ya condenados o con causas pendientes, procesados o imputados, se entregarán a corto plazo a la Justicia del Estado,

-- Que ETA se comprometa a hacer entrega verificable de las armas y explosivos, y

-- Que ETA declare que pone fin de manera inmediata a la extorsión, al terrorismo callejero y a cualquier uso de la violencia en todas sus facetas.

Cuarenta años de sufrir la brutalidad y los reiterados engaños de ETA han enseñado a los ciudadanos vascos y a los del resto de España a no confiar en las medias palabras de estos criminales, a no dar crédito a sus vagos compromisos y promesas, que romperán nuevamente en cuanto les convenga hacerlo. No debemos repetir el ciclo de las anteriores cinco treguas-trampa de las cuales ETA salió reforzada tanto en su estructura, como en su legitimidad como interlocutor.

Desde el FORO ERMUA pedimos al Gobierno y a todas las fuerzas políticas que no se dejen engañar, actúen con firmeza, responsabilidad y confianza en la derrota de ETA sin concesiones ni negociaciones, a través de los instrumentos del Estado de Derecho.

Tregua de ETA. Sin novedad

Ya ha llegado la tregua anunciada. En realidad, dicen que es un alto el fuego permanente. Pero también dicen que:

Los Estados español y francés deben reconocer los resultados de dicho proceso democrático, sin ningún tipo de limitaciones. La decisión que los ciudadanos vascos adoptemos sobre nuestro futuro deberá ser respetada.

¿Y si no se reconocen?¿Y si no se respeta?
Hacemos un llamamiento a todos los agentes para que actúen con responsabilidad y sean consecuentes ante el paso dado por ETA.

¿Y si no lo son?
ETA hace un llamamiento a las autoridades de España y Francia para que respondan de manera positiva a esta nueva situación, dejando a un lado la represión.

¿Y si no cesa la "represión"?
Finalmente, hacemos un llamamiento a los ciudadanos y ciudadanas vascas para que se impliquen en este proceso y luchen por los derechos que como Pueblo nos corresponden.

¿Y si no se implican?

Si os fijáis, lo que dice el comunicado es que hay un proceso en marcha, y que como respuesta a ese proceso dejan de matar. ¿Quién ha iniciado el proceso? ¿El Gobierno? ¿Pero el Gobierno no iba a negociar sólo cuando ETA dejara las armas? Parece que no. Que el Gobierno ya ha negociado, y por eso ETA le conmina a seguir el proceso de paz.

Hoy muchos se alegran de lo que ven como una buena noticia. Para mí la bandera de Navarra en el video del comunicado es el signo evidente de que ETA volverá a matar. Porque lo que no dice el comunicado es lo que pasará si no todos los implicados responden como esperan los terroristas. ¿Qué pasa si no se les permite anexionarse Navarra? ¿Qué pasa con Iparralde? ¿Qué pasa si se sigue "con la represión", es decir, si la policía continúa deteniendo a los que revientan cajeros, o a los terroristas, o los jueces procesan a los dirigentes de ETA/Batasuna que delinquen? Y doy por hecho que conseguirán un Plan Ibarretxe corregido y aumentado, con referendum incluido en las tres provincias vascas.

Llamadme agorero o lo que queráis, pero os voy a decir lo que pasará. En el mejor de los casos, una parte de ETA, en la que estarán los terroristas más viejos, más cansados y con más penas de cárcel, asumirá el alto el fuego como definitivo, se integrará en la Batasuna relegalizada y vivirá tranquilamente el resto de sus días como concejal de su pueblo. Pero los más jóvenes y los más radicales denunciarán la farsa del gobierno español, explicarán que su generosa disposición a dejar las armas no se ha visto correspondida y que no les queda más remedio que seguir actuando militarmente para resolver el conflicto.

Y dentro de diez años tendremos la misma ETA y las mismas víctimas que hace cinco. Sólo que en el camino, los nacionalistas habrán mejorado su situación en su juego de soga-tira permanente, las víctimas habrán sido humilladas todavía más y el Estado de Derecho tendrá menos armas para enfrentarse a la ETA-reconstituida.

Lo de Zaplana es intolerable

Lo intolerable no es lo que dijo Zaplana, por supuesto, que no es muy diferente de lo que decía el 29 de Abril de 2003, en el mismo Congreso, un diputado socialista criticando a Isabel Tocino por vestirse de pastorcilla. Y tampoco es intolerable que ninguna de las diputadas ahora ofendidas ni siquiera arrugara un poco el ceño hace tres años.

Lo intolerable es que esto es otro empujoncito hacia la limitación de la libertad. Es otro episodio de la guerra de las caricaturas. Al final, lo que hay detrás de las diputadas escrupulosas y los imanes iracundos es el empeño terco e incesante en que nadie pueda expresar nada que no encaje con su visión del mundo. Lo que pretenden las socialistas escandalizadas es que ningún diputado de la derecha se atreva nunca a criticar a una "miembra" del gobierno, al menos no sin antes medir muy bien sus palabras.

Hace apenas cincuenta años vivíamos en una sociedad en la que estaba bien visto despreciar a la mujer, al extranjero, al homosexual, al "rojo". En el que había leyes que trataban diferente al hombre y la mujer. En el que la libertad de expresión estaba limitada no sólo por la consideración de los conciudadanos, sino por el miedo a perder el empleo y a convertirte en apestado.

Ahora parece que, tras un par de décadas de libertad, de igualdad, de respeto al diferente hay quien quiere volver atrás, sólo que con los papeles cambiados. Volvemos a tener leyes que discriminan a hombres y mujeres, sólo que ahora lo hacen con ventaja de las féminas. Volvemos a correr el riesgo de perder el trabajo por expresar una opinión, pero sólo si quien se siente atacado son las feministas o los musulmanes. Volvemos a despreciar al diferente, sólo que ahora el diferente es un señor casado que va a misa los domingos.

Y no podemos tolerar que esto pase sin hacer nada. Yo reivindico mi derecho a decir que las mujeres y los hombres no son iguales, pero que sí deben tener exactamente los mismos derechos. Reivindico mi derecho a ser elegido para cualquier cargo, y a elegir a quien quiera, sin que nadie mire cuántos cromosomas X e Y tienen los candidatos. Reivindico mi derecho a pintar caricaturas de Mahoma, o de Jesucristo, sin que nadie ponga precio a mi cabeza, o me aconseje "por mi propio bien" que sea más moderado y que tenga en cuenta la sensibilidad de los energúmenos vociferantes.

Cuidadito con los MP3

Vía Michelle Malkin, un caso ejemplarizante. Un profesor de geografía en un instituto americano dice cosas como éstas en clase:

If you were Palestinians, who are the real terrorists? The Israelis, who fire missiles that they purchased from the United States government into Palestinian neighborhoods and refugees and maybe kill a terrorist, but also kill innocent women and children. And when you shoot a missile into Pakistan to quote-unquote kill a known terrorist, and we just killed 75 people that have nothing to do with al Qaeda, as far as they're concerned, we're the terrorists. We've attacked them on their soil with the intention of killing their innocent people.
O estas:
Who is probably the single most violent nation on planet Earth?!
Unidentified brainwashed student interjects: We are.
Bennish: The United States of America!
O estas:
I'm not saying Bush and Hitler are exactly the same, obviously they're not. OK? But there are some eerie similarities to the tones that they use. Very "ethnocentric."
Pero no cuenta con que un alumno tiene un MP3 y está grabando. El alumno se lo enseña a su padre, que se indigna, y le pasa el contenido a una radio local.

El resultado es que el profesor está de baja "por depresión" o algo así. The American Thinker hace algunos comentarios interesantes. Traduzco un poco:

La revolución MP3 está entre nosotros. Los iPod son ubicuos. Por tan poco como 15 pavos le conectas un cacharrito y conviertes el iPod en una grabadora digital. Adecuado para que cualquier chico de América lo suba a la web.

Piense en la oportunidad histórica que tenemos para mejorar la educación descentralizando la monitorización de la conducta en las clases. [...]

[Los profesores] no deberían decir nada en la clase con nuestro dinero que no estuvieran dispuestos a que se oyera en Internet.


Convencion del PP. El discurso de Rajoy.

He ido transcribiendo el discurso de Rajoy sobre la marcha, con las limitaciones que supone no haber estudiado nunca mecanografía, pero no he dicho nada de él.

Creo que ha sido uno de esos días en los que se le entiende lo que dice. Ha descrito a un gobierno sin proyecto, desnortado, que actúa con secretismo y que ha roto el consenso. Que se dedica al Estatut y a remover el pasado, mientras el mundo está cambiando y la pujanza de China, India y EE. UU. nos puede dejar fuera de juego. Ha posicionado al PP como un partido que se preocupa por las personas, responsable, que siempre está dispuesto al consenso, pero que tiene claro que el marco es la constitución.

Todo lo cual está muy bien. Pero creo que no es suficiente. Al diagnóstico/denuncia de la situación debe seguirle algún planteamiento más concreto que "trabajar por el futuro". Está bien como meme la idea de "Zapatero está obsesionado con el pasado, nosotros trabajamos para el futuro", y puede tener éxito, porque el propio Zapatero se lo pone en bandeja desenterrando a su abuelo cada dos por tres, y los socios republicanos refuerzan la idea siempre que pueden.

Pero el PP debe aclarar en qué consiste trabajr por el futuro. Debe hablar de responsabilidad, por ejemplo, o de libertad. Debe crear otros memes que transmitan la idea del PP como el partido de la libertad, o del partido que gobierna con eficacia (hay algo de esto en la mención de Rajoy a los éxitos del gobierno de Aznar).

En cualquier caso, iremos viendo si la convención queda en alimento apra los fieles, o se traduce en acciones concretas que peudan percibir los votantes.

NOTA: he completado la crónica rosa de la convención, que quedó interrumpida por la mañana, por si os interesa.

Cronica rosa

De algo tiene que servir estar empotrado en la convención y no viendo el feed de video en su web:


Diálogo entre un político conocido y un señor (para mí) desconocido:

Señor desconocido: ¿quién es ese de las gafas?
Político conocido: Fulanito. Es un poco facha, pero es bueno.

¿Un político del PP llamando facha a otro? sacad vuestras propias conclusiones.


Diálogo entre una chiquita de NNGG escribiendo en un foro y el jefecillo:

Jefecillo: No pongas que el aborto es un asesinato, porque te censuraremos.
Chiquita: pero es que es un asesinato.
Jefecillo: Ya, pero en el foro no podemos acusar de un delito.
Chiquita: yo no acuso a nadie de un delito, pero creo que el aborto es matar.
Jefecillo: bueno, haz lo que quieras, pero luego te tendremos que borrar lo que escribas...
Chiquita (aparte): luego dicen del CAC.

Me echan. Ya cierran el chiringuito. Y yo tengo que comer, así que depués más.

ACTUALIZADO:

Continúo donde lo dejé.

El más elegante del evento, Enrique Dans. Impecablemente trajeado, camisa blanca y corbata naranja. Cool. Por cierto, parece que ha perdido algún lector (ver comentarios) por asistir al debate. Aprovecho para recordarlo: quiero ir al próximo congreso del PSOE. Por si alguien no lo había leído.

Look oficial del político del PP moderno. chaqueta sin corbata. Las corbatas quedan para los altos cargos y los ancianos. Para ellas, pelo largo y liso en las modernas, sobredosis de laca en las tradicionales.

La nota de color: tres jóvenes radicales liberales o libertarios, que asistieron a los foros de periodismo digital y blogs. Melenas, sudadera heavy... radicalmente diferentes a los de las NNGG.

Algo que no sé interpretar: se rumoreaba que Rajoy asistiría al final del debate sobre blogs, y que podría incluso anunciar que inauguraba su blog. En lugar de eso, llegaron en masa los de NNGG, ocuparon la carpa y cuando llegó Rajoy se dedicó al debate con los jóvenes. Me huele a batalla interna, pero no tengo claves para decir más.

Conclusiones sobre la convencion del PP

Un poco apresuradas. Tal vez escriba algo más pausado, pero por si acaso aquí van:

- Lo de invitarnos a los bloggers, y tener una sesión de debate específica sobre bloggers y política ha sido un acierto. Copiado de los republicanos, según me dijo alguien de FAES. Al menos hay algunos políticos que ven lo que se les viene encima, y están dispuestos a reaccionar. Si encima escuchan a la blogosfera algún día, ya sería la leche...

- En general, en el PP son conscientes de la importancia que tiene Internet para que se difunda su mensaje, ante el panorama de los Mainstream Media. Cuidan los foros, nos invitan a los bloggers, debaten sobre periodismo digital... pero la actitud todavía es pensar que eso es algo que deben atender los chicos de Nuevas Generaciones.

- Lo liberal está muy bien visto, aunque sea de boquilla. Y los políticos más jóvenes se lo creen, aunque saben que tienen que convivir con los conservadores y democristianos. Así que tal vez dentro de 15 o 20 años el PP será un partido más liberal que otra cosa.

- Hay un esfuerzo por buscar nuevas formas de actuar, y la misma convención es un intento de ello.

- Bien el naranja, el american way of politics. Pero falta mucho en puesta en escena, en debates bottom-up que sustituyan a discursos decimonónicos, en dar más voz a los militantes...

- Para el PP, habrá sido positivo el que cientos o miles de militantes pasen un par de días saludando a sus líderes, haciéndose fotos con ellos por los pasillos, charlando... salvo los top, hubo mucho político "famoso" que iba sin cohorte. Es toda una experiencia cruzarte con González Pons, con Arístegui, con Loyola de Palacio, con Ana Pastor, con Núñez Feijoo, con Moragas, con Beteta... entre eso y la "doctrina" recibida, mañana habrá muchos miles de militantes todavía más convencidos y más dispuestos a trabajar para ganar las siguientes elecciones. Un éxito para lso organizadores.

Debate sobre blogs

Ha acabado hace un ratillo el foro sobre blogs y política. Han participado como políticos Esteban González Pons (que moderaba) y Jorge Moragas, dos políticos con blog. Además otros bloggers ilustres: Enrique de Diego, Juan Freire, José Cervera, Enrique Dans y Carmelo Jordá.

A destacar: Juan Freire dice que el escenario que nos han puesto a los bloggers en la convención es reflejo de la percepción que el PP tiene de Internet. José Cervera diciendo que hasta hora sólo hemos visto de Internet el temblor que precede al tsunami, pero que la ola vendrá, y se llevará por delante los medios de comunicación y la política tal como la entendemos. Enrique Dans dice que un blog no importa nada: importa la conversación entre blogs. Jorge Moragas y Esteban González Pons dicen que están empezando en lo de los blogs, y se quejan de los trolls. Carmelo Jordá les dice que un troll es síntoma de que has dicho algo que ha llegado.

Idea fundamental que todos compartían: la política va a cambiar, hay una conversación en Internet y los políticos que no sean capaces de participar en la conversación, escuchar y responder, serán una nota a pie de página en los libros de historia (más o menos es lo que ha dicho José Cervera).

Debate sobre periodismo digital

Acaba de terminar el debate sobre periodismo digital. He llegado un poco tarde, por atender a mis obligaciones familiares, pero os cuento:

- El formato ha sido más abierto. Han hablado los representantes de los principales medios digitales, y luego ha habido un mínimo debate. Un cambio con respecto a lo que ha ocurrido por la mañana.

- Se discute sobre la libertad de expresión y sus límites. Y aquí tenemos el problema entre conservadores y liberales del PP. Una eurodiputada, que afirma que se ha dedicado siempre a la educación, defiende la necesidad de regular la libertad de expresión, y de que la Administración regule lo que los niños pueden ver en Internet, porque los padres no saben o no quieren. Una chica dice que es "votante pero no militante", y que hay que poner límites a la libertad de expresión, porque ella es católica y le ha ofendido lo de Leo Bassi.

Habrá que decirlo otra vez:

- No quiero que el estado eduque a mis hijos. Ya es bastante que marque los libros de textos, pero no estoy dispuesto a que un político me diga qué páginas pueden ver mis hijos. Hasta ahí podíamos llegar.

- Si unos padres no son capaces de controlar lo que hace su hijo en Internet, es su problema. Que no le pongan ordenador, o que aprendan. Pero dejar la educación de sus hijos en manos del gobierno es más peligroso que dejarles ver cualquier cosa.

- La libertad de expresión es sagrada. Como ha dicho en el debate el representante de El Confidencial Digital, el único límite es el código civil (o penal, no sé cual se aplica). Pero hay que respetar el derecho de Leo Bassi a hacer el payaso, y mi derecho a decir que es un manipulador patético que aprovecha los réditos que le da el conservadurismo católico, pero que sería incapaz de ir a La Meca a hacer una payasada contra el Islam.

- Si cedemos nuestra libertad al estado, aunque sea para un bien como evitar que un niño vea algo inconveniente, o para evitar que se ofenda a las creencias más sagradas, ya no la recuperaremos nunca. Y alguien decidirá un día que también conviene limitarla por intereses que ya no sean tan limpios.


Cifras y letras

La cabra siempre tira al monte, y los adláteres del PSOE al recuento de fachas en cualquier manifestación en la que no participen. Yo ví a uno de los supuestamente objetivos del manifestómetro hacer fotos a eso de las ocho de la tarde a la zona menos densa de la manifestación. Otro es el hijo de Forges, de conocido sesgo izquierdista. Así que estos no ofrecen más garantía de exactitud y rigurosidad que el gobierno o los organizadores de cualquier manifestación.

Ya dije que en mi opinión la unidad de medida para las manifestaciones debe ser el mogollón. Un mogollón había en la manifestación tras el asesinato de Tomás y Valiente, un mogollón en la manifestación tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco, un mogollón y medio en la del 12-M, un mogollón en la manifestación de víctimas del terrorismo en Junio, un mogollón este sábado.

Por debajo del mogollón está la cantidad de peña, que es la unidad con la que se miden manifestaciones como las que organizaba la derecha católica contra el aborto en los años 80, las manifas contras las bases americanas en al misma época y las manifestaciones actuales de Batasuna o ERC.

Cuatro gatos es la unidad para medir la inmensa mayoría de las manifestaciones, por ejemplo esas a las que yo era asiduo hace veinte años: en apoyo a la revolución nicaragüense, contra la visita de Reagan...

Si eres gobierno, puedes despreciar las manifestaciones de cuatro gatos, puedes utilizar si te viene bien las manifestaciones de cantidad de peña, pero es suicida ignorar las manifestaciones a las que asiste un mogollón. Aznar lo hizo con la guerra de Irak (aunque no todas tenían esta categoría, las había de cantidad de peña e incluso de cuatro gatos) y así le fue. No creo que perdiera muchos votos directamente, pero sí consiguió generar en ciertas personas un estado de irritación que fue astutamente aprovechado por Rubalcaba en esos fatídicos días de marzo.

Y no es que tengas que hacer lo que diga cualquiera que sea capaz de reunir a un mogollón debajo de una pancarta. Pero al menos tienes que tomarte la molestia de aparentar que les escuchas, de pretender que te importan algo sus reivindicaciones, de hacer como si respetaras a los líderes y aprovechar la opoortunidad para explicar porqué tu política es la correcta.

Si haces como si no hubiera habido un mogollón de personas aguantando una lluvia helada, insultas a los asistentes, te burlas de sus líderes y sólo explicas tu política a los coleguitas, tendrás en las próximas elecciones un mogollón de personas que no sólo discreparán de tus propuestas, sino que estarán furiosamente dispuestas a hacer todo lo posible porque tu mujer no vuelva a decorar La Moncloa.

El GRAPO también existe

Supón que tienes un glorioso pasado antifranquista y un presente lamentablemente delincuencial. Que fuiste la vanguardia del proletariado, pero ahora sobrevives a base de secuestros y palos a sucursales bancarias de medio pelo. Que una vez creíste que podías luchar por el pueblo y ganar, pero que los obreros no supieron renunciar al pesebre capitalista y no tienes otra cosa que su desprecio.

Y de pronto, todo cambia.

No sólo vuelve a hablarse de rojos y fachas, sino que el propio Presidente del Gobierno dice que él es rojo. Es más, no sólo dice que es rojo, sino que actúa como tal. Ser terrorista es otra vez ser la vanguardia del pueblo y no un miserable delincuente. Te encuentras con una Vicepresidenta del Gobierno que afirma públicamente que no quiere vencer a la principal organización terrorista. Con un Presidente del Gobierno que vuelve a despreciar a las víctimas del terrorismo, y que se preocupa más de los muertos (rojos) de la Guerra Civil .

Uno de los socios del Gobierno presenta una iniciativa para indemnizar a los que lucharon con las armas contra el fascismo franquista. Y tú eres uno de ellos.

Qué otra cosa puedes hacer, sino gritar bien alto: ¡Yo también tengo derecho! ¡No me dejéis a un lado! ¡Si tengo que volver a matar para que me respetéis, estoy dispuesto!

Ante el Estatuto

Creo que el acuerdo sobre el Estatuto catalán es una buena noticia para los liberales. Al menos, para los liberales de fuera de Cataluña. Trataré de argumentarlo:

- De entrada, las concesiones económicas a Cataluña se hacen en virtud de la mayor aportación de esta región durante décadas, y la necesidad de evitar que otras se conviertan en parásitos permanentes, que no tengan el impulso de desarrollarse y que lastren a una comunidad más dinámica y emprendedora.

Pues bien. Exactamente el mismo argumento puede utiizarse contra impuestos como el IRPF. Me diréis que una cosa son los territorios y otra las personas, y que el PSOE o sus socios son capaces de defender la necesidad de disminuir la confiscación fiscal a Cataluña y aumentar la de los catalanes sin que les tiemble una ceja. Pero el hecho es que hay ya ahora miles de socialistas (y esquerristas) explicando a quien les quiera oír que es malo quitar dinero al emprendedor para dárselo al vago acomodado. Será más fácil para nosotros explicar que esto también vale para las personas.

- Ciertamente, el Estatuto limita las libertades de los catalanes y es intervencionista hasta extremos que lo hacen difícilmente compatible con una democracia digna de tal nombre. ¿Y qué? Cataluña seguirá hundiéndose poquito a poco, como lo ha venido haciendo desde hace 20 años. El recorte de las libertades, y más si viene acompañado de dinero extra que los catalanes no han tenido que ganar, acabará a medio plazo perjudicando más aún la capacidad emprendendora de Cataluña.

Una política lingüística tiránica y hostil al castellano conseguirá que las empresas vean más atractivo invertir en Valencia, que los estudiantes extranjeros no pisen una Universidad Catalana, que los profesionales catalanes incapaces de leer y escribir correctamente en castellano sean menos valorados en el resto de España.

Una pena, pero me temo que los únicos que pueden salvarse a sí mismos son los catalanes, cuando sean conscientes de que un gobierno nacionalista aparentemente consigue ventajas de Madrid, pero a la larga es perjudicial.

- Muchos ciudadanos del resto de España entenderán las cesiones de Zapatero como un error, y eso puede llevarles a ver otros errores. Aquí somos muy aficionados a ser de un partido como somos de un equipo de fútbol, "hasta la muerte aunque pierda", pero a muchos votantes del PSOE se les pueden caer las orejeras con esto.

- Puede ser una oportunidad excelente para las comunidades más ricas, más pujantes y más activas (no por casualidad todas gobernadas por el PP) de apuntarse al modelo financiero catalán y dejar de subvencionar a los graneros de votos del PSOE. Ya lo escribí hace tiempo: Rajoy debería decir ahora que acepta la financiación catalana, pero que la va a exigir igual para Madrid, Valencia y Baleares.

Ahora mismo Chavez e Ibarra deben estar haciendo cuentas, y diciendo: "tal vez suframos un poco si los catalanes pagan menos, pero será cuestión de sacarle un poco más a Madrid...". Y tragarán con el Estatuto, a menos que vean que pasamos a un modelo en el que cada comunidad autónoma debe financiarse el 80% de sus costes. Y como eso es imposible para ellos sin perder el Gobierno, el PP se encontraría que o bien los barones del PSOE impiden la aprobación del Estatuto o bien consigue en poco tiempo el gobierno de comunidades autónomas inaccesibles hasta el momento.

Por cierto, si queréis saber lo que piensan algunos catalanes de su estatuto, no es perdáis los comentarios a mi post sobre el boicot a los productos catalanes. Los de Marta están argumentados y los ha escrito ella, por lo que hasta me he planteado escribir una entrada contestándole, pero el pobre Pep se limita a repetir consignas y artículos que lee por ahí...

¿Dónde vas a estar mejor

que aquí?

Sin necesidad de madrugar, y sin pagar entrada, puedes:

- acompañar a gente que se está jugando la vida, literalmente, para defender nuestra libertad y dignidad.
- estar cerca de algunos de los pocos intelectuales dignos de tal nombre que hay en España.
- oírles hablar sobre la organización política del estado español sin amenazas, insultos, insensateces, sinsentidos, vaciedades y necedades.
- mostrar que estás en contra del Estatuto y defiendes la unidad de España sin llevar bigotito recortado, el pelo engominado, camisa azul y bate de beisbol.

Y además, cuando termine la cosa, estás en situación ideal para, con la excusa de comentar lo sucedido, tomarte unas cañas y unas tapitas por allí, justo a la hora apropiada.

España mañana será republicana

Os confieso que hasta hace poco yo era difusamente monárquico. Más que nada, por la pereza de cambiar de Jefe de Estado cada pocos años, que sale más caro que mantener a una pandilla de ociosos con sangre azul.

Pero los borbones que nos reinan han conseguido hacerme republicano. Como los españoles nos empecinamos en el error, insistimos una y otra vez en una dinastía empeñada en hacer de cualquier país donde reina una república. Aquí lo han conseguido ya dos veces, y van a por la tercera.

El padre todavía tiene un pase, se supo casar con una profesional que le aguantara los cuernos y él sabe mantener los escándalos bajo control. Pero lo de Felipe no tiene nombre: uno acepta su etapa de playboy casquivano, que para eso es Príncipe, aunque podría haber sido más discreto. Ahora bien, lo de elegir como futura reina a una pelandusca como Eva Sannum, se merece directamente la guillotina. Y Patrizia no la mejoró mucho.

Vamos a ver, Felipe: si quieres ser Príncipe, te atienes a las consecuencias. Eso de adaptarse a los tiempos está muy bien para instituciones como la Real Academia de la Lengua. Pero si tú representas a una institución medieval, haz el favor de ser un poco coherente. No se puede decir: quiero seguir viviendo a costa de mis súbditos, por la indiscutible razón de ser yo quien soy, pero a la vez quiero ser moderno y casarme con quien me de la gana. ¿Tanto te hubiera costado casarte con una princesa como Dios manda, y luego buscarte por ahí los rollitos que quisieras? ¿Es que no te han enseñado nada tus padres?

Y lo de la Reina Leonor, pues lo mismo. ¿Quién ha dicho que los españoles queremos que se cambie la Constitución para que esta niña sea reina aunque tenga un hermano? Por mi parte, no soy partidario de aggiornar nada. Ya que tenemos en la Jefatura del Estado una institución medieval, al menos seamos coherentes.

Yo quiero un Rey que se ponga la corona en cada acto oficial, que vista como el Rey de Bastos, que se case con una princesa, que viva en un palacio y no en una casona de indiano con mal gusto, que tenga seis o siete hijos para garantizar la sucesión y que si quiere, como hicieron sus antepasados, liarse con una artista, una dama de la corte o una mujer de moral distraída lo haga con discreción y sin ofender innecesariamente a la reina.

Y si no van a ser coherentes, pues entonces que venga la República.

[Actualización] Girauta dice lo mismo que yo, pero mejor.

A favor de ETA, en contra de la AVT

No pueden evitarlo. En cuanto tienen un euro para dar una subvención, necesitan utilizarlo para comprar voluntades. Si algún subvencionado no se comporta como ellos exigen, se corta el grifo. Es lo que hizo Matilde Fernández, que consideraba más importante el estudio de genética de las lentejas en Libia o los talleres de masturbación para chicas que el apoyo a los familiares de los que han dado su vida por nuestra libertad. Y no, no son inventos. Es cierto que se subvencionaron estas actividades mientras se negaba cualquier ayuda a las víctimas del terrorismo.

Ahora ya han comunicado a la AVT que no va a recibir ni un céntimo del dinero que todos los españoles, y no sólo Caldera, entregaron al Estado para "otros fines de interés social".

Cuando tengamos la lista de agraciados con los 96.945.430 euros (más de DIECISEIS MIL MILLONES de las antiguas PESETAS), seguramente veremos casos como los de Matilde, y probablemente no pocas asociaciones en defensa de la cultura vasca, que en realidad serán asociaciones en defensa de ETA más o menos camufladas.

Que conste que yo estoy en contra de que el Estado nos quite dinero para repartirlo entre diversas asociaciones según su criterio. Oiga, para eso déjeme a mí mi dinero, que ya veré yo a qué fines de interés social lo dedico. Pero lo que es inaceptable es que nos quiten el dinero para utilizarlo de manera absolutamente partidista.

Y todo esto mientras se negocia con ETA, se toleran sus actos de provocación y se permite que vuelvan a estar en el parlamento vasco.

En fin, por si alguien considera oportuno ayudar a la AVT con un donativo, aquí tiene la información necesaria.

Hiroshima, Dresde, Alesia

Por ese extraño fetichismo que nos producen los aniversarios redondos, se está hablando mucho últimamente sobre las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki.

También en la blogosfera liberal, en el que un post de Juan Ramón Rallo ha generado bastante polémica. Franco Alemán, como acostumbra, ha aportado algunos enlaces con opiniones anglosajonas sensatas.

En cuanto al caso de Hiroshima y Nagasaki, el post con el que más coinicido es con el de Coase.

Pero pensando en lo de la moralidad de las bombas atómicas, creo que algunos bitacoreros liberales comparten con pacifistas y buenistas una concepción absolutamente equivocada acerca de la naturaleza de la guerra.

Una de las primeras guerras de las que tenemos noticias detalladas es la de las Galias, que nos ha llegado contada precisamente por el jefe militar del ejército romano, Julio César. Uno de los episodios clave es la batalla de Alesia, en la que tras un largo asedio el César consiguió la rendición del jefe galo Vercingétorix. (A algunos tal vez os sonará por haber leído a Asterix).

Pues bien, en ese asedio los galos empezaron a sufrir la escasez de provisiones. Vercingétorix esperaba un refuerzo de otras tribus, que pensaba que podía ser decisivo para la victoria gala. Así que expulsó de la ciudad a ancianos, mujeres y niños, para evitar darles de comer y que sus hombres aguantaran hasta la llegada de los refuerzos.

Los romanos habían rodeado Alesia con sus propias fortificaciones, pero Vercingétorix esperaba que permitieran la salida de los civiles. César, a pesar de las súplicas de alguno de sus oficiales, se negó a dejarles pasar, quedando en tierra de nadie.

Vercingétorix se negó a abrir las puertas de Alesia a sus propias mujeres y niños, así que todos murieron de inanición a la vista de los soldados galos y romanos.

Como vemos, el uso de la población civil como arma es tan antiguo como la guerra. ¿Fue inmoral la actuación de Julio César al impedir el paso de los niños y mujeres galas? ¿Fue inmoral la de Vercingétorix al sacrificar a su propio pueblo? ¿Es inmoral arrasar Hiroshima con una bomba atómica? ¿Es inmoral arrasar durante tres días Dresde con 3.900 toneladas de bombas, con un poder de destrucción mayor que las bombas de Hiroshima y Nagasaki? ¿Es peor lanzar 42.700 toneladas de bombas sobre Tokio en Julio de 1945 que una bomba atómica en Hiroshima en Agosto?

La guerra es mala. Fundamentalmente, porque produce muerte, sufrimiento y destrucción. Además, como recuerda ESR, aumenta el poder del Estado. Pero, como decía Maurice Chevalier de la vejez, a veces la alternativa es peor.

Como liberal y como ser humano, estoy en contra de las guerras. Pero como liberal y como ser humano, no puedo ser pacifista, si eso supone permitir que un mal superior a la guerra se imponga.

Cuando tuvieron que elegir entre vivir bajo el dominio de los nazis y la Segunda Guerra Mundial, los británicos tomaron la decisión correcta, y no los franceses o los belgas.

Y una vez que entras en la guerra, todo lo que hagas debe ir encaminado a un único fin: terminarla cuanto antes, y ganando. Y eso puede implicar dejar morir de inanición a mujeres y niños, o arrojar bombas (incendiarias o atómicas) sobre población civil.

Medidas sucias, que no tienen nada que ver con el comportamiento habitual en tiempo de paz, pero que pueden resultar imprescindibles para que la guerra termine cuanto antes, y con el resultado que quieres. No son decisiones fáciles de tomar, y no creo que yo pudiera volver a dormir bien después de hacer algo así.

Pero tampoco dormiría bien si, pudiendo evitarlo, permitiera que los japoneses siguieran asesinando mujeres y niños chinos o filipinos, o que los baazistas de Irak siguieran asesinando mujeres y niños kurdos o chiítas, o que los nazis siguieran asesinando mujeres y niños judíos o deficientes mentales.

Ideavirus

Acabo de leer The Tipping Point, de Malcolm Gladwell, un librito muy interesante que trata de cómo se extienden por la sociedad fenómenos como las modas juveniles.

Entre los principios que actúan en la sociedad explica que hay tres tipos de personas que son necesarias para generar un cambio: connectors, que son personas con una red de conocidos muy extensa, mavens, que son los que primero identifican una tendencia o adquieren una información que es interesante, y salesmen, que son los capaces de vender una idea.

En Unleashing the Ideavirus, llama a estos agentes del cambio sneezers, y aunque centra su libro en torno al marketing, la idea subyacente es la misma: es muy difícil imponer una idea desde el poder, incluso gastando millones en publicidad. Necesitas que la gente "se contagie" voluntariamente, que crea en el mensajero.

Probablemente si los estrategas (por llamarlos de alguna manera) del PP hubieran entendido esto, habrían sabido combatir la ideavirus del "no a la guerra". Es cierto que el "no a la guerra" tenía todos los elementos para triunfar: sneezers influyentes (sí, los bardem y compañía son influyentes para mucha gente), un mensaje fácil y pegajoso (era simple de entender y provocaba que los que adoptaban la idea se sintieran mejores personas), una estrategia de difusión del mensaje que obligaba a participar en la misma a los contagiados.

Pero también es cierto que si crece una idea tan letal para tus intereses como esa, no puedes hacer lo que hizo el PP: callar todo lo posible y limitarse a defender las ideas en un foro de élite (el Parlamento).

Ante el mismo problema, Blair mantenía debates a cualquier hora y con cualquier público, de manera que los partidarios de la intervención en Irak podían adoptar sus argumentos. Bush pudo contar con una opinión pública y una parte de la prensa capaz de identificar como solución válida la intervención militar, y de catalogar como lunáticos a los Moore y compañía.

El problema de la información sobre la guerra no era la desastrosa política de medios de comunicación de Aznar, como acostumbra a decir FJL, aunque también influyó. El problema es que la táctica del avestruz que adoptó el Gobierno de Aznar ya no sirve en el siglo XXI. La estrategia del PP funcionaba en los años 70, en los que los medios de comunicación P2P eran limitados, y el poderoso podía decidir qué era noticia. Pero no sirve en la era del email, de los blogs, de los móviles, de los SMS.

Microsoft lo ha entendido con el problema Linux. Cuando el movimiento a favor del pingüino se convirtió en una guerra contra Microsoft, los de Redmond respondieron (y siguen respondiendo) con todo el poder de su aparato de marketing: estudios de prestigiosos analistas independientes (pagados por Microsoft) que demostraban la superioridad de Windows, historias de clientes satisfechos que habían ahorrados millones de dólares y miles de horas de trabajo gracias a Windows, apoyo a cualquier cosa que pudiera hacer daño a Linux, miles de dólares en publicidad tradicional e incluso en publicidad on-line en sitios linuxeros en los que se animaba a comparar de manera justa los dos sistemas operativos... cualquier cosa menos dejar que por la red (y entre sus clientes) se extienda la idea de que hay otro sistema operativo que puede usarse en entornos corporativos.

El gobierno de Aznar podía haber ganado la batalla de la opinión pública, como lo hizo Bush, o al menos conseguir tablas como Blair.

Podía haber desarrollado una ideavirus alternativa: destacar que el objetivo era la libertad o la democracia para Irak, o simplemente optar por la idea conservadora de alinearse con los demócratasy civilizados destacando los elementos anti-sistema de los "no a la guerra". Haber dado cancha a represaliados kurdos o chiítas. Movilizar a sus cientos de miles de militantes para extender su idea. Utilizar la red, la publicidad tradicional, los debates en televisión, las tertulias, las entrevistas en la radio. Hacer que todo cargo del PP, aun al concejal del pueblo más remoto, hicera declaraciones defendiendo su idea. Seguramente no hubiera convencido a todos, pero el efecto dañino de los bardenes hubiera sido mucho menor.

En lugar de eso, enterró la cabeza debajo de la arena y esperó a que pasara el tiempo.

Y lo que ha pasado es que miles de jóvenes saben que el PP es un partido de fachas asesinos que son culpables de la muerte de miles de niños inocentes en Irak. Porque nunca han oído a nadie que les diga otra cosa.

Bach, Bisbal, Hayek, Zapatero

Los estudiosos de la música afirman que al cerebro le resultan placenteras las melodías que le "sorprenden", al aparecer notas no esperadas. Evidentemente, hay un límite en este factor sorpresa, porque de lo contrario Stockhausen nos resultaría más agradable que Mozart, y esto no suele ser frecuente.

Por otro lado, no hay dos cerebros iguales, y así lo que a uno le resulta "agradablemente sorprendente", y por tanto de calidad, para otro puede ser incomprensible o burdamente simplón.

Así es lógico que a mí (que, modestia aparte, tengo un C.I. mayor que la media, y he oído mucha música en los últimos 30 años) me apasione la Pasión Según San Mateo de Bach, mientras que a una jovencita de 14 años Bisbal le parezca un artista de los pies a la cabeza.

¿A qué viene todo esto? Pues a cuento del artículo de Zapatero el otro día en el Financial Times. En realidad, no sólo el artículo, sino todos los discursos de Zapatero son un compendio de simpleza, frases huecas, lugares comunes y buenismo.

Yo le leo, o le oigo, y me digo: ¿pero cómo no le da vergüenza decir estas patochadas? Pues evidentemente, porque para una gran mayoría de su audiencia, sus discursos tienen el grado de profundidad exacto, con las dosis exactas de buenas intenciones e ideas agradables.

Y éste es uno de los problemas de Rajoy. Cuando utiliza su ironía en el Parlamento, puede halagar las mentes de la mayor parte de los periodistas, acostumbrados a oír y analizar discursos, o las de los ciudadanos con más formación y capacidad. Lamentablemente, con eso no basta.

Hace tiempo discutía con unos compañeros de trabajo sobre la utilización por parte de Esperanza Aguirre del victimismo. Ellos decían que enfrentarse al Gobierno y acusarle de maltratar a Madrid era demagogia, y que le generaba a Esperanza una imagen de cabreo permanente que no le beneficia.

Yo creo todo lo contrario. El victimismo con respecto al gobierno central es un discurso simple y eficaz (basta ver sus resultados en Cataluña o en el País Vasco). A lo mejor en otra sociedad más culta y más informada las cosas serían diferentes, pero aquí decir: "el gobierno no quiere que el tren pase por vuestro pueblo" es más eficaz que decir "la política presupuestaria es insostenible a largo plazo".

Lo mismo vale para el liberalismo, en realidad. Para los que conocemos un poquito la física de los últimos veinticinco años, resulta evidente que los sistemas complejos son impredecibles, y que, por tanto, un gobierno planificador es un gobierno que fracasará. Para el común de los mortales, los que mandan saben más, y tenemos que fiarnos de ellos.

Así que no es extraño que Hayek tenga menos seguidores que Keynes. Pero en fin, aunque sea contraintuitivo, tenemos que seguir insistiendo en que Manolo, el dueño del "Bar Manolo" de la esquina, sabe más de economía que Solbes. O mejor dicho, los dueños de bares, taxistas, fontaneros, profesores, médicos y trabajadores de la metalurgia, en conjunto, saben mucho mejor que Solbes qué es lo que le conviene al país.

Redacción: mi fin de semana

Mi papá es comunista y como es muy bueno y trabaja por los trabajadores obreros y contra los capitalistas fachas explotadores le han hecho jefe de Catalunya. Bueno jefe de los bosques porque el jefe de todo es un señor con bigote.

Como mi papá trabaja viendo bosques nos ha llevado en helicóptero. Ha molado. Ya nos ha llevado muchas veces desde que es jefe. Antes era un rollo porque decía que no podía comprarme la play porque los capitalistas no le daban dinero. Ahora es jefe y me ha comprado la play y me lleva en helicóptero y en un coche muy grande que conduce un señor con gorra que va siempre muy callado.

También molan las fiestas. Cada vez que vamos a un bosque o a algo hay una fiesta. Mucha comida es un asco, pero siempre hay patatas y podemos pedir toda la cocacola que queramos, y unos camareros traen más vasos cuando se nos acaba.

Todos estamos muy contentos con mi papá. Mi mamá se enfada a veces porque dice que el tío Joan está en paro y que si no le puede colocar pero papá dice que colocar a un hermano sólo son los jefes de cada partido. No se por qué dice eso, porque mi papá es un jefe guay.

Mi papá me ha dicho que si nos portamos bien y saco todo PA este verano nos va a llevar a Cuba. Yo no sabía qué es Cuba, pero me ha dicho que hay muchas playas con palmeras y que se va en avión y que vamos a ir sentados delante que hay más sitio y a un hotel guay con piscina y que podemos tomar cocacolas y patatas todo el día cuando no estemos en la piscina o en la playa. Cuando nos lo contó mi mamá le dijo que eso era una pasta y que cómo lo iba a pagar, pero mi papá le dijo ¿pero tú estás tonta o qué?.

Mola mi papá y todos los trabajadores obreros de los bosques están muy contentos con el y los malos fachas se meten con él y no es justo.

La noticia. La pista, David Millán.

Michael Moore quiere ser el perejil de todas las salsas

No puede evitarlo. Eso de verse fuera del mayor escándalo de la campaña electoral americana es superior a sus fuerzas. Así que ha dicho que a él se los ofrecieron primero para que los utilizara en su última película, pero que se dio cuenta de que eran falsos.
Lo que son las cosas, resulta que en su blog, el día 7 de septiembre, posteaba esto:

Más tarde, hoy (Miércoles) el Boston Globe, AP y Dan Rather presentan una información nueva e irrefutable sobre cómo George W. Bush consiguió salir del frente para ir a la Guardia Nacional Aérea de Texas, y cómo después se ausentó sin permiso. Estoy poniendo cada gramo de confianza que tengo en mis compañeros americanos en que una mayoría de ellos se enteren, descubran la injusticia de todo esto, y sean conscientes de la triste, enferma y retorcida ironía de cómo se relaciona mucho, muchísimo con nuestra querida Elección 2004.
¿Información irrefutable? ¿Basada en unos documentos que él había visto ya y que sabía que eran más falsos que las tetas de Ana Obregón? Si hasta San Michael Moore comete errores al usar los medios de agitatividad enredada, ¿en quién van a poder confiar los progres?

Disparates

Vía Hispalibertas, descubro que, como compensación al nombramiento de Durao Barroso, los alemanes quieren poner a un alemán al frente de la economía europea, y los franceses a un francés como Comisario de Competencia. ¿Es que se han vuelto todos locos? ¿Qué será lo próximo? ¿Libia presidiendo la Comisión de Derechos Humanos de la ONU?

Ronald Reagan ha muerto

Cuando Ronald Reagan vino a España allá por el 85, yo fui uno de los que se manifestó en la Complutense contra su visita. Por aquél entonces, los muñecos de Spitting Images nos lo mostraban persiguiendo a su cerebro, del tamaño de una nuez, que brincaba por el despacho oval. Uno de los mejores gags aprovechaba el nombre del portavoz, Larry Speaks, para explicar que como era tan tonto, habían tenido que ponerle ese nombre para que Reagan recordara cuál era su función, y que visto el éxito, ahora su esposa se llamaba Larry Esposa, el chófer Larry Chofer, etc.

Por supuesto, yo también estaba convencido de que era un estúpido patán militarista.

Pues bien, hoy tengo que decir que ese patán estúpido fue en realidad uno de los mejores presidentes de la historia de los Estados Unidos, que supo lanzar a tiempo el órdago de la "Guerra de las Galaxias" que no sólo terminó con la guerra fría, sino que acabó con la Unión Soviética y casi todas las tiranías que dependían de ella.

Y de paso le dio tiempo de dar un giro radical a la economía de los EEUU, demostrando que reducir impuestos es la única vía para que la economía de un país pueda crecer. De modo que no sólo le tenemos que agradecer nuestra libertad, sino también el bienestar económico que hemos disfrutado estos ocho años.

Tal vez si yo hubiera leído esto hace 20 años, no hubiera pensado que Reagan era un estúpido ágrafo. Pero lo grave es que todavía hay gente que sigue pensando así. Para muestra, un botón: estas dos frases son las que destaca el periódico El Mundo en su obituario:

En los 60 empezó a crecer una de sus grandes obsesiones: el odio al comunismo.
Desarrolló un programa nuclear para contrarrestar la "vulnerabilidad" que, según él, tenía EEUU.

¿Podría escribir alguien de Churchill "...empezó a crecer una de sus grandes obsesiones: el odio al nazismo"? ¿Por qué todavía se sigue pensando que el odio al comunismo es una manía de fachas trasnochados y el odio al nazismo lo normal en cualquier persona de bien? ¿Es que no se ha demostrado suficientemente que son igualmente odiosos?

Y la otra frase... curiosa manera de describir el final de la guerra fría.

Por cierto, eso del presidente de los EEUU retratado como un estúpido patán militarista...¿no lo he visto últimamente en algún sitio?

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.