Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Todo coherente

Ayer señalaba Franco Alemán la última denuncia sobre abusos sexuales de cascos azules de la ONU a niñas. Digo la última porque es habitual que los cascos azules actúen una zona devastada por la guerra como hienas.

Por la tarde teníamos la confirmación de la coherencia de la ONU: en el Consejo de Derechos Humanos están algunos de los países que más los agreden.

Ningún problema. Al fin y al cabo, si tus fuerzas de pacificación van a dedicarse a aumentar la explotación sexual allí donde vayan, y tienen una afición especial por las niñas, nada mejor que trabajar con países como Arabia Saudí, donde "casarse" con una niña y violarla a los nueve años es legal. Al fin y al cabo, lo hizo el fundador de la única religión permitida en el país.

Lo que no entiendo es por qué yo tengo que pagar con mis impuestos la fiesta salvaje de los tiranos y los pederastas.

Las armas nucleares, tabú

Las armas nucleares deben ser tabú como la esclavitud o el genocidio, dice Al-Baradei. Anomalías históricas, dice.

Como la esclavitud, una anomalía histórica excepto en Arabia Saudí, en Sudán, o en Mauritania.

Como el genocidio, una anomalía histórica que se ha producido en los últimos quince años en Ruanda, Bosnia, Irak y continúa hoy en Sudán.

Si hicéramos caso a Al-Baradei, las armas nucleares las manejarían estados tiránicos como Irán o Sudán, que se ríen de las buenas intenciones de los premios Nobel de la Paz, y en occidente estaríamos indefensos. No, gracias. Prefiero que los iraníes sepan que los israelíes tienen la bomba ahora, y que no van a dudar en usarla si es necesario.

Al fin y al cabo, no fueron los tratados de no proliferación los que consiguieron que las armas atómicas de la Unión Soviética dejaran de amenazarnos, sino el órdago de Reagan con la "guerra de las galaxias".

Buenas noticias en Túnez

Parece que al final el intento de la ONU de quedarse con el control de Internet ha fracasado. Estados Unidos se ha mantenido firme, y se ha alcanzado un compromiso para crear un "Foro Internacional para discutir sobre la Red" mientras el ICANN sigue controlando la asignación de direcciones y dominios.

Aunque nos costará un piquillo el tener a unos cuantos burócratas pululando por el mundo mientras debaten "sobre la Red", al menos es seguro que estarán entretenidos un tiempo. La mejor estrategia para evitar una situación de enfrentamiento es crear un comité sin agenda, ni plazos, ni presupuesto limitado. La cosa puede durar años, porque los primeros interesados en que dure serán los funcionarios de la ONU que se pegarán la vida padre en hoteles de cinco estrellas de todo el planeta.

Y aunque me duela en el bolsillo y por cuestión de principio, prefiero el comité a un Internet controlado por la banda de ladrones que capitanea Kofi Annan. Kojo contratado por Cisco para asegurarse que tienen información privilegiada sobre el nuevo protocolo IP, un chipriota que cobra comisiones por cada nombre de dominio que se registra, plazos de dos meses para que te comuniquen si tu nombre de dominio es aceptado...

Claro que yo hubiera sido más imaginativo. Habría mantenido que la IP v.4 está condenada a extinguirse, que Internet tal como está ahora tiene muchos problemas, y que habría que trabajar en una IP v.6 que garantice una nueva Internet en la que pueda controlarse la información que circula.

Algo además ordenadito, con correo electrónico basado en X.500 y no en SMTP. Que impidiera por diseño el anonimato. Un TCP/IP sobre el que no pudiera correr ningún protocolo no permitido explícitamente. En el que los particulares no pudieran encriptar sus comunicaciones. En el que fuera imposible montar redes P2P. Con unas reglas para la asignación de nombres de dominio basadas en las vigentes hasta hace poco para los .es y todo por el estilo.

Así tendríamos a los dictadores de todo el mundo y a los censores vocacionales dedicados en cuerpo y alma a un proyecto inviable, y dejarían de dar la brasa en el Internet real, al menos por un tiempo.

Y además nos reiríamos un rato con las propuestas...

Cunaaaaao

En LD se han hecho eco del informe Volcker sobre las empresas que se beneficiaron del programa Petróleo por Alimentos. Mencionan a Cunado Internacional, pero en realidad esta empresa es Cuñado Internacional.

Es lo que tiene que en inglés no haya ñ.

Periodista, becaria o sectaria

Copio el primer párrafo de la redacción que ha hecho Olatz Arrieta para El Mundo (el de papel, que no es el mismo que el de bits) sobre el escándalo Petróleo por Alimentos.

El programa Petróleo por Alimentos de la ONU movió contratos por valor de 64.000 millones de dólares (unos 77.000 millones de euros), pero los investigadores, que buscan desde hace un año a quienes se dejaron comprar y están dirigidos por el estadounidense Paul Volcker, sólo han podido demostrar la culpabilidad de dos funcionarios corruptos y menos de un millón y medio de dólares (1,8 millones de euros) en sobornos.

Sólo este párrafo ya es una magnífica pieza que demuestra la calidad de la prensa tradicional, ésa que los pobres blogueros nunca tendremos, y que justifica por sí sola un Estatuto del Periodista.

Pero vamos por partes:

¿Es que esta señorita no sabe hacer una regla de tres? 64.000 millones de dólares no son 77.000 millones de euros, por la sencilla razón de que el Euro, desde 2002, siempre ha estado por encima del dólar. Así que empieza el artículo con dos errores (2) que podría comprobar cualquiera que sepa multiplicar (y sin calculadora).

Pero no tener las habilidades de manipulación numérica requeridas para aprobar cuarto de primaria no es obstáculo si se tienen las habilidades de manipulación informativa periodística necesarias. En lugar de informar, la señorita Olatz se encarga de dimensionar el problema. En lugar de explicar qué era el programa Petróleo Por Alimentos, y qué rango tenían los dos funcionarios corruptos, lo que dice en el primer párrafo es:

Con la cantidad de pasta que se manejaba, y sólo hubo dos picaruelos se llevaron un 0,003%.

Lo del 0,003% no lo dice así, probablemente porque no sabe calcularlo, pero esa es la idea central del párrafo: no es para tanto. Lo que la señorita Olatz no nos dice es que los 1,8 millones de dólares es el dinero que se ha podido demostrar que se embolsaron sólo Sevan y Yakovlev en sobornos de empresas. No es la cantidad total que ha producido el escándalo. Hoy hemos sabido que al menos la mitad de las empresas contratadas pagó sobornos. Y todavía no está incluído lo que Sadam pagó a sus marionetas para que defendieran la causa anti-guerra.

Pero si minimiza la cantidad estafada, cómo no va a hacerlo con el rango de los funcionarios implicados. Si sólo lees el primer párrafo, puedes pensar en el típico oficinista que se ha aprovechado de un descuido del jefe para llevarse unos folios y unos bolis para los niños.

Pero resulta que en otro párrafo dice que Yaklovlev trabajaba en la oficina de adjudicación de contratos de la ONU. Pues sí. Era nada menos que el responsable directo de la adjudicación de decenas de millones de dólares al año. Entre otras, era el responsable de la adjudicación del contrato a Cotecna, la empresa donde trabajaba el hijo de Kofi Annan.

Pero lo del otro funcionario es aún mejor. Benon Sevan era nada menos que el responsable del programa Petróleo por Alimentos. Técnicamente puede ser un funcionario, como el ministro Alonso es un funcionario, pero nunca he leído una noticia que empiece "El funcionario Alonso ha declarado..". Seguro que esta chica hubiera titulado lo de Roldán como "Mando de la Guardia Civil desaparece con algo de dinero".

Y para nota también lo de la "investigación dirigida por el estadounidense Paul Volcker". A ver si nos enteramos: el crimen se ha cometido en territorio americano, así que es lógico que el investigador sea americano. ¿O tal vez hubiera sido mejor un sueco incapaz de encontrar su propio culo ni usando las dos manos como Hans Blix?

Pero dejando clara desde el principio la estadounidez de Volcker, permite que leamos el resto de la noticia con el cristal de color "a ver que están tramando ahora los neocon de Bush para machacar a la ONU".

Así que ya sabéis, si queréis tener información veraz y fidedigna sobre el escándalo "Petróleo por Alimentos", podéis leer un medio serio y contrastado como el Mundo, con periodistas profesionales y editores que revisan la exactitud y el rigor de la información publicada, o fiaros de un indocumentado anónimo como Franco Alemán. O seguir los enlaces que proporciona FA en sus posts. O buscad vosotros mismos en Google.

O, ya puestos, leed vosotros mismos el informe sin necesidad de que una corresponsal escriba un especial para vuestro periódico favorito interpretando lo que ella cree que debéis saber.

Pobreza infantil

La ventaja de ser un poco dejado con los posts es que muchas veces aparece alguien que escribe la misma tesis pero mejor argumentada que lo que uno hubiera hecho.

Cuando ví la noticia del informe de Unicef sobre la probreza infantil, en la que se destacaba que USA y México tenían niveles similares, me dije: sobre esto hay que escribir.

Bueno, ya lo ha hecho Wonka, como siempre dando datos frente a la pereza mental de los periodistas que repiten consignas sin ningún razonamiento crítico. Leedlo entero, merece la pena.

Diplomad

Para informaros sobre la realidad en la ayuda a las víctimas del tsunami, os recomiendo leer el blog Diplomad. En inglés claro, pero merece la pena. Está escrito por un funcionario del Departamento de Estado (el ministerio de asuntos exteriores) de Estados Unidos, destinado en uno de los países que han sufrido las consecuencias de la catástrofe.
Los posts anteriores a diciembre ya eran buenos, pero los que tratan del papel de la ONU en la ayuda del tsunami son impagables.

El tsunami y los tacaños occidentales

Por diversas circunstancias, no todas relacionadas con estas fechas, no estoy con un humor muy adecuado para hablar de desgracias, por lo que he evitado hasta ahora hablar de Ibarretxe, Zapatero y el tsunami. Pero en vista de las estupideces que uno lee, no puedo evitar hacer algún comentario.
El día 27, cuando aún estábamos empezando a comprender la magnitud del desastre, Jan England, Vicesecretario General de la ONU para Asuntos Humanitarios, acusó a los países occidentales de tacaños, y criticó las medidas de reducción de impuestos. Por supuesto, el corifeo habitual se sumó a las críticas, acusando a Bush de insensible.
¿Quereis saber cúales son las cifras de donaciones oficiales a 31/12? Veamoslas, en millones de dólares:

  • USA: 350

  • Otros países occidentales: 228

  • Países asiáticos: 571,45 (de ellos, Japón 500)

  • Países islámicos: 24,8

  • ONU: 2 (más material y comida sin cuantificar)

  • Esto es, los países occidentales han comprometido doscientas veces más dinero que la ONU. Incluso clasificando a Japón entre los países asiáticos y no entre los occidentales, éstos aportan más. Además, éstas donaciones no incluyen el dinero aportado por particulares, que es especialmente significativo en USA. Sólo Bill Gates ha donado a través de su fundación tres millones de dólares.
    ¿Cuál es la respuesta a esta generosidad? Por supuesto, acusar a los Estados Unidos de actuar unilateralmente para menoscabar los esfuerzos de la ONU. Ojalá fuera cierto. Así tal vez evitaríamos otro escándalo como el del Petróleo por Alimentos.
    No puede ser, pensareis algunos, Bush es un vaquero imbécil y prepotente, que no puede tener ninguna sensibilidad por las víctimas. En cambio Kofi Annan, premio Nobel de la Paz, seguro que no ha dormido desde que se enteró del desastre.
    Veréis amiguitos, en realidad Kofi estaba de vacaciones esquiando en Wyoming, como cualquier niño pijo. Tardó tres días en interrumpir sus vacaciones, porque según él: "no necesita estar en su oficina para actuar". Tres días en que cada hora aumentaba el número de víctimas, tres días en que veíamos sin cesar imágenes de niños muertos, de personas desconsoladas, tres días en los que la destrucción iba sobrepasando todo lo imaginable. Para Kofi, Secretario General de las Naciones Unidas, no era suficiente como para dejar sus vacaciones y el esquí.
    No esperéis que ningún periódico os hable de esto. Ningún tertuliano de ninguna emimsora criticará a Kofi por insensible. Nadie de los que acusaban a Cascos de estar en una cacería y tardar unas horas en atender el asunto del Prestige dedicará un sólo minuto a criticar a Kofi por preferir el esquí a atender a las víctimas del tsunami durante tres días.
    Una última cosa. La erupción del Krakatoa mató a 36.000 personas. Dando por buena la cifra de 150.000 muertos, y aún teniendo en cuenta la población relativa del planeta en 1886 y ahora, este desastre es peor. Pero la ayuda que están recibiendo las víctimas no tiene nada que ver con la que recibieron hace más de 100 años, esto es, cero. Y todo gracias a la globalización, al capitalismo, a la ciencia occidental...
    Digo esto porque entre las perlas de Susan Sontag estuvo decir que la raza blanca es el cáncer de la historia de la humanidad. Esto siempre fue una estupidez (racista, además), pero en momentos como estos, cuando somos los occidentales los que más ayuda aportamos, cuando los demás pueden aportar ayuda sólo porque nuestra ciencia y tecnología les da los medios para ello, no está de más recordarlo.

    Las Naciones Unidas son parte del problema, no la solución

    A nuestros nuevos líderes políticos se les ha llenado la boca con el unilateralismo de Bush y la necesidad de que las Naciones Unidas asumieran el control de la transición en Iraq. Aparte del hecho obvio de que a la segunda bomba salieron corriendo de Iraq, lo que les hace poco fiables en la situación actual, os dejo unos cuantos enlaces para valorar en su conjunto la inmensa labor que están haciendo las Naciones Unidas en favor de la paz y de los parias de la Tierra.

  • Petróleo por alimentos: lo que se suponía que era una vía para evitar que el pueblo iraquí sufriera las consecuencias del bloqueo impuesto tras la I Guerra del Golfo, para evitar que Sadam volviera a atacar a algún país vecino o a sus propios súbditos, se convirtió en un mecanismo para desviar millones de dólares a varios amigos de Sadam. Entre otros, están implicados el responsable del programa, Benon Sevan, y el propio hijo de Kofi Annan. En la lista de agraciados destacan, además de los funcionarios de la ONU, Francia, Alemania y Rusia. Seguramente es casual que estos países fueran los más favorables a mantener el bloqueo y el programa Petróleo por Alimentos. ¿Sangre por Petróleo? You bet.
  • Ambulancias para los terroristas. En Cisjordania y Gaza, los trabajadores de la ONU han estado proporcionando ayuda directa a los terroristas. En el vídeo que aparece en el enlace, grabado por un cámara de Reuters, se puede ver cómo en medio de una refriega con el ejército Israelí, varios terroristas suben con sus armas a una ambulancia de las Naciones Unidas que escapa con las luces encendidas. No es un hecho aislado, pero esta vez hay pruebas gráficas. Recordadlo la próxima vez que alguien os diga que los malvados israelíes impiden pasar a las ambulancias con enfermos palestinos.
  • En Sudán, las milicias árabes llamadas Jinjaweed están exterminando a los negros (cristianos y animistas) de Darfur. La ONU no ha movido un dedo para impedir el genocidio, siguiendo con la tradición de Rwanda, donde se ordenó a los cascos azules que no intervinieran para impedir las matanzas. No sólo eso: los trabajadores de otras organizaciones humanitarias, sospechan que el personal de la ONU se está llevando el dinero.
  • En Bosnia, los trabajadores de la ONU han sido acusados fomentar la prostitución. Llegan a usar los servicios sexuales de menores de edad, algunas de ellas niñas de sólo 11 años. El número de prostíbulos ha pasado de 18 a más de 200 desde que llegaron los cascos azules.
  • En Sierra Leona, Human Rights Watch elaboró un informe denunciando las frecuentes violaciones de mujeres por parte de los cascos azules.
  • En Somalia, los cascos azules canadienses y belgas hiceron cosas mucho peores, como encerrar a un niño en un contenedor hasta que murió de sed, por el delito de haber robado comida.

  • ¿Qué hace nuestro amigo Kofi ante todas estas aberraciones? Por supuesto, lo único que puede hacer: perseguir al que las denuncia. Y en manos de este sinvergüenza queremos poner el mundo.

    Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.