Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Manual para progres 5: Como ser Moderno

Si tienes ambición y pasta o padrinos, esta es tu opción. Si te aplicas, en poco tiempo puedes estar colocado de concejal, asesor de político o si hay suerte Secretario de Estado. Requiere algo más de esfuerzo que ser un radikal, pero compensa.

Ideología
La mejor estrategia es no tener ideología. Eso te evitará muchos problemas. Así podrás ser, en función de las circunstancias, liberal partidario del tipo único o rojo defensor del altermundismo. Todo cabe, porque de lo que se trata es de pillar cargo.

Evidentemente, no puedes reconocer públicamente que tu ideología es "la que diga el jefe". Especialmente si tienes ambiciones. Pero eso no será problema, si sigues estos consejos:

- Declárate socialdemócrata. Eres partidario del Estado del Bienestar. Tanto el capitalismo como el comunismo han fracasado. Tu referencia son los países nórdicos (es mejor no especificar, no vaya a ser que alguien te invite a concretar algún dato).

- Abraza las causas que te hacen aparecer como buena persona: el ecologismo, la solidaridad con el Tercer Mundo, el pacifismo... Ojo, "abrazar" estas causas no significa que tengas que hacer nada concreto. Todo lo que necesitas es hablar de ello cuando sea necesario. Ser consciente del gran problema que supone el cambio climático no implica renunciar a tu flamante Volvo XC90.

- Sé internacionalista sin dejar de ser nacionalista. Esto solo resulta una contradicción para mentes más simples que la tuya. Tú puedes ser a la vez partidario de la independencia de Catalunya y un europeísta convencido. Puedes defender la necesidad de dar un papel mayor a la ONU y de la cesión absoluta de competencias a las autonomías. Defender el derecho de los inmigrantes a establecerse libremente en nuestro país y exigir el blindaje de nuestros productos agrícolas frente a la salvaje competencia exterior.

- Acostúmbrate a matizar. Añadir un pero al final de una frase nunca está de más, y puede venirte bien en caso de que necesites un cambio súbito. Ejemplos:
"Nuestra Constitución es [frase laudatoria] pero no debemos sacralizarla."
"Debemos ser flexibles y dialogar con [grupo violento] pero siempre aplicando la ley."

Y poco más. para desarrollar tu ideología no necesitas leer nada más que El País. Incluso, si eso te supone un esfuerzo, puedes limitarte a oír la SER y ver la Cuatro. El único peligro aquí es dejarte llevar por lo facilón y acabar viendo Telecinco o la Sexta. No lo hagas. Los medios de PRISA te permiten citar autores, manejar más datos y argumentar con algo más que consignas: eso te convertirá en una autoridad entre los compañeros, y aumentará las probabilidades de éxito en tu carrera.

Recuerda también que es imprescindible estar al día. Si se lleva el cambio climático, no puedes estar dando la lata con los transgénicos. Y si el problema del momento es Darfur, no insistas con Chiapas. Esa es la diferencia entre un líder y un pringao coñazo.

Apariencia externa
Adoptar la apariencia adecuada es sencillo. Mira esta imagen:

imagencandidatos.jpg

Como ves, lo más importante es huir de las estridencias, y dar una imagen moderna y natural. Otra cosa: aunque no lo diga el folleto del PSOE, invierte dinero en la ropa. Para ser una persona de éxito, debes aparentar que eres una persona de éxito. Una apuesta segura son las marcas españolas de calidad: Purificación García, Adolfo Domínguez, Antonio Miró, Roberto Verino... Prohibida Ágata Ruiz de la Prada, por ser la mujer de Pedro J.

Además de la ropa, conviene llevar accesorios: al menos un gadget (iPod, PDA, móvil de última generación), carteras o bolsos de piel, zapatos de marca...

Tu aspecto externo será así reflejo de tu ideología: cambiante, actual y con estilo.


Estilo de vida
Debes vivir en un adosado. Si te has criado en un barrio periférico abandónalo lo antes posible, y vete a vivir a una buhardilla del centro hasta que puedas pagarte el adosado. Ser un chaval de barrio es incompatible con ser Moderno.

Debes estar al tanto de todas las tendencias actuales en decoración, moda, ocio y lo que haga falta. Afortunadamente, para eso tienes EPS (antes conocido como El País Semanal) y EP3. Ahí tienes toda la información que necesitas para estar al día. Si quieres rizar el rizo demostrando tu capacidad intelectual, puedes comprar libros y leerte la contraportada y la crítica de El País. Si prefieres no tirar el dinero, puedes leer la contraportada en Crisol y no comprar el libro.

En tus vacaciones, ni se te ocurra ir a Benidorm, o a cualquier otro sitio igualmente masificado. En función de tu presupuesto, puedes optar por el turismo rural, los viajes por Europa o los destinos exóticos. Procura que en el viaje haya un componente "etnocultural": haz fotografías a algún monumento o a algún paisano pintoresco. Todo esto reforzará tu imagen a la vuelta.

Acostúmbrate a comer pescado crudo. Si lo mezclas con arroz y salsa de soja picante no es tan difícil. No saber distinguir un sushi de un sashimi minará tus posibilidades de éxito.

Escribe un blog. Esto es absolutamente imprescindible si quieres triunfar. No hace falta que sea original, basta con que sigas a los "top Bloggers A" de la cuerda, y escribas lo mismo que ellos con otras palabras. Ni siquiera es preciso que actualices muy a menudo. Basta con que puedas decir "tengo un blog".

Si te gusta el deporte, las mejores opciones como aficionado son el baloncesto y el atletismo. Para practicar, el esquí. Nunca te acerques a menos de cinco metros de un palo de golf. El golf es de fachas.


Otras lecciones del Manual para Progres:
Como ser un Radikal
La apariencia
Economía II
Economia
El terrorismo

Manual para progres 4: Como ser un Radikal

Después de unos meses de receso, retomamos el Manual para Progres donde lo dejamos: en las lecciones para conseguir una auténtica apariencia de progre que nos depare el éxito y nos facilite la integración con nuestros compañeros de ideología.


Cómo ser un Radikal

Ser radikal tiene ventajas: sale barato, y puedes saltarte multitud de normas incómodas, desde las ortográficas hasta las de educación. Además no se requiere ninguna preparación especial. El único problema es que no puedes seguir siendo radikal después de los treinta: a esa edad te conviertes automáticamente en un perdedor si pretendes seguir jugando a esta apariencia. Pero ¿quién se preocupa de lo que le suceda en un futuro tan lejano?




Ideología

Tu ideología es en blanco y negro. Para ser radikal, no tienes que leer, ni que pensar. Basta con que memorices estas ideas:

- Republika = igualdad y libertad.
- Empresario = capitalista = explotador.
- Mucha policía = poca diversión + represión.
- Consumismo = expolio del tercer mundo.
- Capitalismo = genocidio del tercer mundo.
- Ekologismo = anticapitalismo.
- Estado malo, independentismo bueno.
- Yankis = imperialistas malos. Enemigos de los yankis = buenos, sean quienes sean.

- Es un facha quien no esté de acuerdo con todos los puntos anteriores.

Y no hay mucho más. No es probable que discutas de política con nadie, pero en el improbable caso de que sea así, basta con utilizar dos técnicas dialécticas infalibles:

- Tus ideas no tienen por qué ser sensatas o viables. Tú eres un idealista, y luchas por un mundo mejor (que es posible). No admitas ninguna objeción basada en la realidad.

- Si no entiendes lo que te dicen, o te quedas sin argumentos, basta con que llames facha a todo el que te lleve la contraria.




Apariencia externa

No vamos a dar en esta serie indicaciones estrictas sobre la estética, ya que cambia continuamente, pero sí alguna orientación que pueda servir durante un tiempo, y permita identificar por la calle algún modelo del que tomar nota para detalles concretos.

Es fundamental un corte de pelo alternativo. Los detalles difieren según la geografía: en el País Vasco el estándar desde hace años es llevarlo corto por los lados, con flequillo y largo por detrás; en Cataluña bastan unas greñas descuidadas y en Madrid se imponen las rastas. Pero lo importante es diferenciarse: son aceptables todavía las crestas más o menos punk, o las melenas (ahora recogidas con una goma o una cinta para el pelo). Un consejo para no fallar: coge una foto del presidente del gobierno de turno, o de su mujer, y procura diferenciar tu cabeza de la suya todo lo posible.

En cuanto al cuidado del cuerpo, es imprescindible agujerearlo o tatuarlo. No hay excusas. Recuerda que tienes que demostrar que tú no estás integrado en el sistema: no puedes parecer un becario de una oficina de medio pelo. Así que sé imaginativo: búscate unos pendientes grandes si eres chico, agujeréate la nariz si eres chica, hazte un tatuaje que cubra el hombro y medio brazo... lo que sea, pero que se note. Ah, y no pienses en el futuro. Tú nunca vas a trabajar integrado en el sistema, así que nunca tendrás ningún problema con ese enorme dragón multicolor que sale de dentro de tu camiseta y sube por tu cuello.

Recuerda que tienes conciencia ecológica: no malgastes el agua. Un radikal no tiene porqué ducharse más de dos o tres veces al mes si no es estrictamente necesario. Afeitarse a diario o depilarse también son actividades impuestas por los cánones de belleza que nos marca el imperalismo consumista.

Una de las ventajas de ser radikal es que no te gastarás mucho dinero en ropa. Pero es muy importante que no te equivoques: una prenda inapropiada puede arruinar tu espléndido tatuaje y tus rastas. Es fundamental el color: prohibido el azul porque es el color de los fachas (excepto en los vaqueros); prohibido el rosa, o cualquier tonalidad pastel; prohibidos los colores alegres o chillones; prohibidos los estampados. En general, lo mejor es ir sobre seguro y apostar por el negro. Está bien visto también el morado (recuerda, eres republikano). Antes de usar cualquier otro color, asegúrate de que algún colega lo ha hecho antes.

El uniforme son las camisetas. Viejas y gastadas. Fundamental que lleven "mensaje": jamás te pongas nada de propaganda. Nunca. Bajo ningún concepto. Aunque te haya salido gratis o sea el premio al "guapo del pueblo 1997". El rostro de un terrorista, una estrella roja o algo relacionado con la marihuana son apuestas seguras. El resto de la ropa debe ser ancha y vieja. Mejor si es de segunda mano. Y aunque tú eres pacifista, puedes llevar un chaquetón de militar. Esto es así desde los años 70, así que no te preguntes por qué y hazlo.




Estilo de vida

Un radikal es ante todo un antisistema. Lo cual implica no trabajar, o tener un trabajo basura de vez en cuando que confirme tus ideas sobre los cerdos capitalistas explotadores. Un radikal tampoco tiene muchos gastos, así que el dinero no es problema.

Tu vivienda es una casa okupada, o si prefieres ser más discreto, la de tus padres. No tienes dinero ni para comprar un felpudo, pero que eso no te impida acudir a manifestaciones para reclamar tu derecho a una vivienda digna.

Bebes kalimotxo o cerveza, fumas hierba y comes bocatas de chorizo o calamares.

Si tienes un vehículo, sólo puede ser una bicicleta. Es fundamental que esté medio oxidada, y que tenga más de veinte años. Hay quien utiliza una furgoneta para ir en grupo, pero en el fondo son unos quintacolumnistas vendidos al capital.

Lugares de ocio: locales autogestionados, casas okupadas, baretos cutres del centro y bancos de parques y jardines. Tienes prohibido entrar en los McDonalds y en las discotecas.

Manual para Progres 3. La apariencia

Debe prestar el alumno atención especial a este capítulo, porque la interiorización de los conceptos aquí explicados y la puesta en práctica de los consejos que siguen será fundamental para su éxito en la progresfera. De hecho, uno puede fallar en la teoría económica o política y serle perdonado como una ingenuidad de pequeñoburgués a superar, pero jamás podrá triunfar sin prestar la atención debida a la apariencia.


Caso práctico

Pepe lleva poco en el partido, pero desde el primer día está coladito por Carmen. Un sábado se decide a ¡nvitarle al cine y a cenar, y ella accede. Así que se acicala, se viste con sus mejores galas (un polo de Lacoste y una americana de Tommy), saca una par de entradas para La Venganza de los Sith y reserva mesa en "O Lacon con Grelos", un restaurante gallego de toda la vida donde dan muy bien de comer.

Unas horas más tarde, Pepe no consigue explicarse en qué ha fallado. Carmen le ha mirado mal nada más llegar, se ha negado en rotundo a ver "esa mierda yanki" y le ha dicho que no tenía hambre y que le llevara a casa sin siquiera entrar en el restaurante.

Explicación

Pepe todavía no sabe lo importante que es la apariencia para los progres. Esse est parecere, como bien dijo Platón. Ser es parecer, es decir, el que parece, es. Así que para ser, tienes que parecer. O simplificando: la representación de la característica inmanente es más relevante que la autenticidad esencial de la realidad propia de la circunstancia individual.

¿Complicado? No lo es tanto, si tenemos las habilidades básicas que describiremos en esta lección. Por ejemplo, Platón no dijo nada ni siquiera parecido a "Esse est parecere". Y si lo hubiera dicho, hubiera sido en griego, no en latín. Claro que por otra parte, tampoco la frase está en latín, sino en algo que lo parece. Y eso es lo que importa: citando así a Platón, aumentas tu autoridad, puesto que muy pocos de los que te escuchen serán capaces de contradecirte (y aún si eso sucediera, siempre puedes salir con un "pues Kierkegaard ponía eso en boca de Platón", y lo que es seguro es que nadie ha leído a Kierkegaard).

En cuanto a la útima frase, la "simplificación", en realidad no quiere decir nada, es una solemne majadería. Pero una de las características de las reuniones de progres es la logorrea, así que si eres capaz de utilizar este tipo de trucos en poco tiempo puedes convertirte en un líder respetado.

Trucos verbales aparte, es cierto que entre la progresía la apariencia es más importante que el ser. El talante, por ejemplo, se demuestra diciendo que uno tiene talante. La voluntad de diálogo, hablando con los que son afines y denunciando la actitud intolerante del que disiente. El compromiso solidario, escribiendo cartas al director o soltando discursos en las reuniones del grupo. El ansia de paz, denunciando el imperialismo yanki (y defendiendo a cualquier grupo guerrillero).

La apariencia es fundamental en el aspecto externo, como ha experimentado el pobre Pepe en el ejemplo, pero sobre todo en cuanto a actitud y comportamiento. No es objeto de este manual desarrollar una guía completa de las buenas maneras para progres, porque la etiqueta en este ambiente rivaliza en complejidad y rigidez con la de las abuelas burguesas de principios del siglo XX. Pero sí daremos algunas pinceladas, para evitar fallos tan estrepitosos como los del ejemplo.

Aquí la decisión más importante que debe tomar el aprendiz de progre es qué apariencia tomará. Existen cuatro apariencias básicas, que son:

  • Radikal. Es adecuada para jóvenes sin muchos medios económicos y sin especiales dotes intelectuales. Es fácil, barata y puedes actuar sin "convencionalismos sociales", es decir, sin lo que los burgueses consideran educación. Tiene el inconveniente de que si la mantienes después de cumplir los 30 quedas como un lamentable perdedor.
  • Moderno. Si tienes pasta y quieres tener más, ésta es tu opción. Implica leer El País Semanal y ver la Cuatro, pero es un sacrificio que a la larga sale rentable.
  • Profundo. Si algunas vez has leído un libro que no tuviera un dibujo en cada página, ya estás cualificado. Tiene ventajas como asegurarte el respeto de tus compañeros, aunque hay que ser capaz de mantener una estricta disciplina de cuerpo y mente.
  • Pringao. No es aconsejable en absoluto. Implica creerse el discurso progre y actuar. Todos los compañeros cantarán tus alabanzas, pero a la hora de la verdad, tú te encontrarás perdido en la selva de Chiapas mientras ellos consiguen un cargo en el ayuntamiento más cercano.


Si alguna vez te has preguntado porqué tus compañeros de partido progresaban mientras tú seguías dedicado a pegar carteles y hacer de interventor elección tras elección, probablemente sea porque no tienes apariencia, o peor aún, tienes apariencia de pringao. Así que, en las próximas lecciones, vamos a ver cómo podemos adoptar la apariencia que más te convenga de manera sencilla y rápida.


Capítulos anteriores:
Lección 2. Economía II
Lección 2. Economia
Lección 1. El terrorismo

A veces me preocupa Google

Pues sí. Publico una nueva entrega del Manual para Progres, y ¿qué anuncios me pone Adsense? Nada menos que estos:

Institut RET de Barcelona
Psicólogos, Sexólogos, Médicos 25 años de experiencia profesional

Psicoterapia Online
Servicios de Salud Mental a través de internet. Psiquiatria/Psicología.

Atención Psicológica
Psicoanálisis y psicoterapia. Profesionales con experiencia

Ayuda Psicológica On-Line
Solicita Consulta Sin Esperar 10 Consultas por sólo 79,99€

¿Sabe Google algo que yo no sé o son sólo imaginaciones mías? ¿Estos son de verdad los anuncios más relevante para alguien que se toma en serio el contenido del manual o es que Google tiene más mala leche que yo?

Había una teoría en inteligencia artificial que relacionaba la aparición de la conciencia con el número de nodos (neuronas) conectados. A ver si Google ha llegado ya...

Manual para Progres. Lección 2. Economía II

En esta segunda parte de la lección de economía, trataremos tres asuntos fundamentales: impuestos, pobreza y Tercer Mundo.


Impuestos

Los impuestos son el mecanismo por el que el Estado recupera parte de lo robado por los empresarios y lo redistribuye entre los trabajadores. Como el sistema capitalista es inherentemente defectuoso, es necesario recaudar también de los trabajadores (incluso de los trabajadores precarios), pero después se les devuelve más de lo que han aportado en forma de carreteras, sanidad, educación para sus hijos...

El reparto de este dinero recuperado de los ricos es una de las funciones básicas del Estado. Mediante este reparto el Estado siempre busca beneficar a los trabajadores, bien directamente o bien a través de los comprometidos. Efectivamente, el mejor destino para nuestros impuestos es fomentar la cultura, apoyar a una ONG o colaborar con un sindicato, y nunca jamás se debe cuestionar si el producto cultural o la acción solidaria justifican y merecen el dinero que se les entrega. El dinero siempre está mejor siendo utilizado por un comprometido que en las manos de un capitalista.

Desde la derecha hay quien critica a los comprometidos que, gracias a su mayor aportación a la cultura y al bien común, disfrutan de unos medios de vida superiores al común de los trabajadores. Dado que esta visión cala a veces entre los más ingenuos, cabe hacer aquí algunas observaciones:

  • Primero, la misión fundamental de un artista es denunciar los abusos de la sociedad en la que vive. Por tanto, es mucho más importante una canción de letra solidaria o una película con tema social que un mero reparto de un dinero que debe servir para realizar nuevas obras de denuncia.
  • Segundo, no se trata de reparar las grietas del sistema con medidas que en el mejor de los casos son voluntaristas. El capitalismo está agotado, y el artista comprometido debe trabajar activamente para buscar su fin, no para sostenerlo, como sucedería si entregasen su dinero a los trabajadores explotados, aliviando sus condiciones e impidiendo que se generase una conciencia revolucionaria.
  • Tercero, no hay que confundir la riqueza obtenida mediante la explotación de trabajadores, la sobreexplotación del medio ambiente y el abuso de países del Tercer Mundo con los medios de vida obtenidos legítimamente por artistas comprometidos que aprovechan las debilidades del sistema capitalista para luchar contra él.
Por tanto, no es reprobable que un comprometido busque la manera de pagar menos impuestos, siempre que dedique su dinero a realizar nuevas obras de denuncia del sistema.


Distribución de la riqueza

Para que alguien tenga más, otro tiene que tener menos. Aunque parezca increíble, todavía hay personas entre la derecha más insolidaria y recalcitrante que no entienden algo tan sencillo como esto. O más bien, que no lo quieren entender. Precisamente por esto son necesarios los impuestos. Y por esto el gran Brassens podía cantar algo así como:
Si en la calle corre un ladrón
y a la zaga va un ricachón,
zancadilla pongo al señor
y aplastado el perseguidor.

Brassens ya sabía que en realidad el ricachón lo era por haber robado, y el ladrón sólo estaba recuperando parte de ese botín. La visión cristiana (variante teología de la liberación) sostiene que los ricos son pecadores por el hecho de serlo, y por tanto un rico no puede salvarse. Por el contrario, un pobre es bueno por naturaleza y la pobreza le redime de cualquier pecado que pudiera tener. Incluso aunque un rico haya conseguido su fortuna trabajando, también es culpable, porque debería haber dedicado ese tiempo a ayudar a los demás, y no a comportarse como un egoísta, buscando sólo su propio beneficio.

Ahora bien, si aplicamos este principio a toda la población mundial, nos podemos encontrar con que incluso siendo trabajadores explotados tenemos más que la mayoría de la gente. ¿Qué hacemos entonces? ¿Debemos entregar toda la parte de nuestro sueldo que supere el salario mínimo a una ONG? Si se quiere una formulación más concreta: ¿Tener a una trabajadora doméstica inmigrante es compatible con ser solidario? ¿Debe una persona de izquierdas renunciar a ella?

Estas preguntas admiten dos tipos de respuesta. Veamos:
  • Si eres un trabajador precario, menor de 25 años, puedes considerar que tus padres son unos burgueses, que la sociedad está podrida, que es injusto que nadie gane más que otro y afirmar categóricamente que tú nunca entrarás en el sistema. Es conveniente combinar esta actitud con una ideología marxista, como se vio en la primera parte de esta lección. Por supuesto, la asistenta de tus padres puede seguir lavando tu ropa, porque tú ya has dejado clara tu firme posición al respecto.
  • Si ya estás en la situación de tener un sueldo superior a la media, y pagas a una señora inmigrante para que friegue tu cuarto de baño, puedes hacer lo siguiente:
    1. Sostener que tu trabajo es tan importante para la sociedad que merece la pena que otro haga las tareas cotidianas del hogar, para que tú puedas aportar más.
    2. Denunciar la injusticia del sistema, y reconocer que el hecho de que tú entregues parte de tu dinero no va a resolver nada. Lo importante es cambiar las estructuras.
    3. Si a pesar de todo tienes mala conciencia, siempre puedes hacer un donativo a alguna ONG. Por unos eurillos al mes, ya puedes decir: el mundo está fatal, pero al menos yo hago algo...

En cualquier caso, debes recordar que los ricos son de derechas. Los de izquierdas simplemente tienen dinero.


El Tercer Mundo

El Tercer Mundo es la consecuencia de la explotación de los pobres por el sistema capitalista. Antes de la colonización, los indígenas vivían en paz con la Madre Tierra y consigo mismos. Pero los imperialistas occidentales esquilmaron sus recursos, y ahora les han abandonado en la miseria.

Es justo que para compensar tanto robo y tanta explotación los países ricos devuelvan parte del dinero robado a los países pobres. Hay varios organismos de la ONU que han hecho cálculos de lo que cuesta conseguir cosas tan elementales como que todos los niños del Tercer Mundo sean vacunados, o dejen de pasar hambre, o que todos tengan acceso a agua potable. Si no derrocháramos el dinero en un consumismo alocado, o peor aún, en costosísimas armas que sólo producen muerte y destrucción, podríamos resolver fácilmente todos los problemas del Tercer Mundo.

Pero en lugar de hacer esto, los occidentales nos empeñamos en seguir comprando productos que fabrican en el Tercer Mundo multinacionales con el sudor de niños explotados en condiciones infrahumanas. Por ello, es necesario participar en campañas como la del 0,7%, para obligar a los Estados a que dediquen más presupuesto a la solidaridad con los más desfavorecidos.

Para ser coherente, basta con aprender de memoria e interiorizar los tres párrafos anteriores. No es necesario que entregues parte de tu dinero a una ONG, porque lo importante es que lo haga el Estado. Por supuesto, sólo un capitalista feroz y desalmado afirmaría que los ciudadanos o los gobernantes del Tercer Mundo tienen alguna responsabilidad en su situación.


Ejercicio para el alumno

Contrariamente a lo que pudiera parecer, no todos los trabajadores de la cultura son comprometidos. Algunos son verdaderos explotadores empeñados en ganar dinero a toda costa o, lo que es peor, lacayos de los capitalistas que justifican u ocultan sus maniobras. Para demostrar su conocimiento, el alumno debe clasificar (razonando) a las siguientes personas en Explotadores y Comprometidos:

Michael Moore, Jose Luis Moreno, Guillermo Toledo, Lina Morgan, Juan Luis Cebrián, Federico Jiménez Losantos.

Manual para Progres. Lección 2. Economia

Saber toda la economía que necesitas es muy fácil, y requiere menos de dos tardes. Ni siquiera es necesario que sepas nada de matemáticas. Basta con seguir esta lección, que dividiremos en dos bloques para no fatigar al alumno.

En realidad, lo único difícil es elegir entre estas dos alternativas: comunismo o economía mixta. Si eliges comunismo ligas más, puedes vestir con la ropa que otros usan para estar cómodos en casa, dejar de afeitarte y/o de depilarte y despreciar al resto del mundo por ser unos vendidos al sistema. Si eliges economía mixta puedes tocar cargo en el PSOE con veintipocos años. Pero tampoco es necesario precipitarse para elegir: puedes ser radical durante unos años y después sentar la cabeza.


Caso práctico

Pepe y Carmen están en una tienda de comercio justo. Llevan un rato mirando bisutería hecha con cuentas de madera, jerseys de alpaca con motivos incas y tabletas de chocolate envueltas en un papel de estraza que cumple la misma función que el hábito en las monjas: disuadirte de pensar que podrás obtener cualquier tipo de placer probando su contenido. Al cabo de un rato, Pepe comenta:

- Este café es un poco caro, ¿no?.

Carmen responde:

- ¿Tienes idea de lo que trabajan los campesinos para recolectarlo? Eres un egoísta insolidario. Seguro que preferirías comprarlo en Carrefour para ahorrarte un euro, sin pensar en que estás ayudando a que los intermediarios se hagan ricos explotando a los trabajadores colombianos.

Pepe agacha la cabeza, pensando en todo lo que tiene que aprender, mientras Carmen paga la lata de café.



Explicación


Pepe sólo se preocupa de comprar lo que quiere al mejor precio, sin analizar las implicaciones éticas que tienen en nuestra sociedad las relaciones económicas. Muchos caen en el mismo error, pero podrían evitarlo con unos conocimientos básicos que veremos en esta lección.


El trabajo

Los seres humanos se dividen en cuatro clases en cuanto a su situación laboral: trabajadores precarios, trabajadores explotados, empresarios y comprometidos.

Los trabajadores precarios son los que tienen un contrato laboral fijo, con indemnizaciones por despido.  Son víctimas de la explotación capitalista y el neoliberalismo, su número siempre crece y su situación siempre empeora.

Los trabajadores explotados son todos los que no son precarios. Por definición, un trabajador está explotado, porque siempre podría trabajar cinco horas menos a la semana y cobrar un 5% más al mes.

Los empresarios son seres egoístas y avariciosos, que buscan sólo su propio beneficio. Son empresarios también los directivos de empresas o incluso de la Administración, porque aunque no tengan participación en la propiedad de la empresa colaboran con ella en la explotación de los trabajadores.

Los trabajadores autónomos, como su propio nombre indica, son trabajadores, no empresarios. Un taxista o el dueño de un bar o un comercio es también explotado por el sistema, salvo que se comprueba que tiene trabajadores a su cargo, en cuyo caso sí se le considera empresario.

Los comprometidos forman un grupo variado, pero caracterizado porque su actividad laboral está dedicada a mejorar la vida de los demás. Así, son comprometidos los escritores, periodistas, cantantes o cineastas, pero también los trabajadores de ONGs o los sindicalistas.

Es evidente que la vocación de todo progresista que se precie es pertenecer a este último grupo. En su defecto, conviene iniciarse como trabajador explotado en el sector público o en una gran empresa, y desde allí comprometerse en un sindicato.


Las relaciones económicas

Desde que el mundo es mundo, el poderoso oprime al débil. En cualquier relación económica, siempre el rico obtiene más beneficio que el pobre. De hecho, el consumismo no es más que una sofisticación del feudalismo, un sistema por el cual los siervos deben entregar un porcentaje del fruto de su trabajo a los señores. Lo que ocurre es que ahora se obliga a los trabajadores a entregar su dinero a los empresarios mediante la publicidad, haciéndo creer a los ingenuos trabajadores que son libres de hacerlo y serán felices con el resultado de la transacción.

La única actividad económica que puede ser legítima es la producción. Siempre que cumpla con unos criterios éticos: no utilizar trabajadores precarios, ser escrupulosa en el respeto al medio ambiente y anunciar su compromiso con alguna causa solidaria. Las actividades de empaquetado, distribución y comercialización las realizan los intermediarios, que son un tipo especialmente perverso de empresario que obtiene dinero simplemente colocándose de estorbo entre el productor y el consumidor.

Dado que el empresario es por naturaleza codicioso y ruin, es necesario que el Estado intervenga para evitar sus abusos. ¿Cómo debe intervenir? Aquí es donde el alumno debe optar entre el marxismo ortodoxo y la economía mixta.

Todo lo que necesitas saber para ser marxista es que Marx se llamaba Carlos (o Karl) y no Groucho, que escribió "El Capital", que dijo que la religión es el opio del pueblo, que descubrió la lucha de clases (según la cual los empresarios explotarán a los trabajadores hasta que estos hagan la revolución) y que el marxismo es científico. No es necesario que leas "El Capital", salvo que seas al mismo tiempo profesor universitario y masoquista. Si tienes vocación intelectual, puedes leer de vez en cuando "Le Monde Diplomatique" (no, no hay que saber francés, hay una edición en español) y podrás opinar con autoridad incuestionable.

Si eres marxista, debes mantener la necesidad de que el Estado asuma la producción de bienes y servicios, eliminando a la clase empresarial. Si alguien tiene el mal gusto de mencionar el fracaso de la Unión Soviética, debes asegurar que la Unión Soviética no aplicó correctamente el marxismo, y que de hecho ningún régimen ha sido verdaderamente comunista. Conviene además mencionar los éxitos de la revolución cubana en sanidad y educación para evitar prolongar innecesariamente la discusión.

Si eres partidario de la economía mixta, puedes admitir sin problemas el fracaso del socialismo real (aunque no está de más hacer alguna observación acerca de la vigencia del análisis marxista como método científico). Ahora bien, debes explicar a renglón seguido que el capitalismo también ha fracasado, que el neoliberalismo conduce inexorablemente a la explotación laboral infantil y que la miseria y la pobreza están provocadas directamente por el sistema.

Por tanto, la única solución es que el Estado regule las relaciones económicas para evitar la explotación de los indefensos. Cierto que los empresarios son astutos, y buscan siempre la manera de burlar las reglas del juego. Así, el Estado debe elaborar continuamente nuevas normas que regulen cada detalle que no se haya tenido en cuenta anteriormente.

En la segunda parte de esta lección, hablaremos de los impuestos, la redistribución de la riqueza y el Tercer Mundo.

Manual para Progres. Lección 1. El terrorismo

Una de las habilidades esenciales para no quedar como un ignorante insolidario, un simple o, peor aún, un facha camuflado es la capacidad para analizar e identificar correctamente diferencias imperceptibles para el ojo no entrenado, pero fundamentales para el izquierdista conoisseur.

En esta primera lección trataremos el tema del terrorismo, que aparecerá sin duda antes o después en una asamblea de partido, una reunión del grupo de cristianos de base o incluso de manera aparentemente improvisada en una conversación informal.


Caso Práctico
Consideren esta escena:


Pepe está charlando con Juan y Carmen, compañeros de partido, acodado en la barra de un bar. En la televisión aparecen imágenes de un atentado terrorista, y Pepe comenta:

- Menudos hijosdeputa los que han puesto esa bomba.

Inmediatamente, Juan frunce el ceño y mira con desprecio a Pepe, y Carmen, visiblemente irritada, dice:

- ¡A ver qué harías tú si estuvieras oprimido como ellos! No les dejan otra salida...


Pepe se da cuenta de que ha metido la pata, pero no consigue entender el por qué.


Explicación

En realidad, Pepe no es consciente de que no todos los terrorismos son iguales. Sólo un aburguesado pancista condena por igual cualquier clase de atentado, sin analizar las circunstancias con profundidad.

Entre los llamados terroristas, hay paramilitares, rebeldes, insurgentes, guerrilleros y otras categorías. Algunos grupos son absolutamente condenables, de otros hay que condenar las acciones pero entender los motivos y finalmente algunos son merecedores de todos los elogios.

Una posibilidad que tiene Pepe para evitar volver a meter la pata así es estar calladito, leer mucho El País y fijarse en cuál es la actitud de Juan y Carmen ante cada noticia relacionada con el terrorismo. Pero si quiere progresar más rápido, puede utilizar esta plantilla:


Clasificación de Organizaciones Armadas


1. El grupo terrorista es de idelogía:
a: Extrema derecha: -2 punto.
b. Nacionalista: 0 puntos.
c: Islamista: +1 punto.
d: Izquierda: +2 puntos.

2. El grupo terrorista actúa contra:
a. Un gobierno de izquierdas: -2 puntos.
b: Una democracia: 0 puntos.
c: Estados Unidos o Israel: +1 puntos.
d: Una dictadura de derechas: +2 punto.

3. El grupo terrorista actúa en un país:
a. Occidental: -1 puntos.
b: Africano o asiático: 0 puntos.
c: Latinoamericano: +1 puntos.
d: Oriente medio: +2 puntos.

4. El objetivo habitual del grupo terrorista es:
a. Líderes sindicales: -2 puntos.
b: Población en general: -1 punto.
c: Políticos, periodistas, jueces: 0 puntos.
d. Ejército y/o policía: +1 punto.

Una vez clasificado el grupo según estos parámetros, se suma el resultado obtenido, y se clasifica según la siguiente escala:

  • Menos de 0 puntos: escuadrones de la muerte o paramilitares. Son abominables y no cabe más alternativa que su aniquilación.

  • Entre 0 y 2 puntos: grupo terrorista. Se deben condenar sus métodos, pero debe buscarse la paz y el diálogo para terminar con la violencia.

  • Entre 3 y 4 puntos: zona gris. Pueden ser terroristas o insurgentes, en función de las circunstancias. Los insurgentes se ven obligados por las circunstancias a empuñar las armas, por lo que conviene modificar esas circunstancias para que puedan abandonarlas.

  • Más de 4 puntos: guerrilleros. No son un grupo terrorista, sino la expresión de un pueblo que busca su liberación. ¡Hasta la victoria siempre!
  • Tenga en cuenta el alumno que esta clasificación puede experimentar variaciones con el tiempo. Por ejemplo, hace 20 años, la puntuación correcta para la categoría 3 era Latinoamérica +2, Oriente Medio +1.

    Veamos unos ejemplos prácticos:


    ETA

    Puntos:
    1. +2 (es de izquierdas, y eso se impone a nacionalista)
    2. 0 (salvo que estés a la izquierda de IU, entonces marcar +2)
    3. -1
    4. -1 (era +1 durante la dictadura)

    Total:
    0 si eres de izquierda moderada (PSOE, IU). ETA es un grupo terrorista..
    3 si eres de izquierda radical (Batasuna, ERC). ETA es un grupo insurgente.
    5 durante la dictadura. Entonces estaba justificada la existencia de ETA, porque eran antifranquistas y luchaban por acabar con el régimen.


    Hamas

    Puntos:
    1. +1
    2. +1
    3. +2
    4. -1

    Total: 3.
    Hamas es un grupo insurgente.


    FARC

    Puntos:
    1.+2
    2. 0
    3.+1
    4.+1

    Total: 4.
    FARC es un grupo insurgente. Si quieres, puedes considerar a Colombia como un títere de Estados Unidos, y entonces aplicarle un punto adicional para que alcance el estatus de guerrillero, pero este tipo de maniobra no es recomendable para principiantes.


    Contra Nicaragüense

    Puntos:
    1.-2
    2.-2
    3.+1
    4.+1

    Total: -2.
    La Contra es un grupo paramilitar. Todas sus acciones son execrables, y sus miembros actúan por puro sadismo o movidos por el dinero yanki.


    Ejercicio para el Alumno

    Categorizar a los siguientes grupos según la Plantilla de Clasificación de Organizaciones Armadas:
    Montoneros, Al-Qaeda, Brigadas Rojas, Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional, Guerrilleros de Cristo Rey.

    Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.