Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Be bold

¿Alguno de vosotros conocía a Gabriele Pauli hace una semana? Para los despistados, Pauli es la política alemana que ha hecho la propuesta de matrimonios con fecha de caducidad.

Independientemente de si la idea es buena o "irresponsable, estúpida y completamente absurda", como dicen sus propios compañeros de partido, lo cierto es que es notable. Es decir, es una propuesta que exige comentarios, que convierte unas declaraciones de una política local en noticia global. Es, como diría Seth Godin, una vaca púrpura.

Al PP, tan moderadito y tan centradito, no le vendría mal tener una señora Pauli que hiciera propuestas radicales de las que hablara todo el mundo. Si realmente quiere Rajoy ganar las siguientes elecciones, debería echar a la calle a todo el rebaño de asesores que pastan por Génova recomendando moderación y templanza, y contratar a alguien capaz de generar ideas notables. Ideas que hagan hablar a la gente, que nos polaricen, que sean el motivo de conversación con nuestros compañeros de trabajo a la hora del café. Ideas que hagan enfadar a mucha gente, pero que consigan otros defensores entusiastas. "Nunca mais", "no a la guerra", "decretazo", "talante"... algo podrían aprender de los maestros del PSOE.

Rajoy y sus asesores pretenden ganar las elecciones como esos ciclistas que se suben al podio a base de estar colocados en todas las etapas sin hacer nada destacable en ninguna. Pero esa estrategia de evitar el riesgo es la menos segura, porque cualquier insensato que se lance a una escapada exitosa te puede arrancar de golpe todos los minutos que has ido acumulando etapa tras etapa.

El párrafo de la semana

Es de ESR, sobre la decisión del Gobierno Francés de declarar que la revuelta ha terminado (cuando se siguen quemando casi 100 coches cada noche) y no tiene desperdicio:

La prensa americana ha invertido tanto en la creencia de que el Eurosocialismo es lo que deberíamos estar haciendo que seguramente tomará esto como una excusa para dejar la historia. Prefieren cubrir revueltas ficticias en Nueva Orleans a revueltas reales en Orleans, aunque solo sea porque pueden culpar más fácilmente a George Bush de las primeras.

La batalla de París

Creo que las dos preguntas más interesantes que podemos hacernos con respecto a la guerra que mantienen los jóvenes magrebíes contra el Estado Francés son ¿por qué? y ¿cómo lo paramos?. En realidad, para responder a la segunda pregunta es necesario responder previamente a la primera.

Y en España nos interesa más, porque todavía estamos a tiempo de evitar que suceda algo parecido. Así que vamos a intentar averiguar por qué ocurre esto, y cómo podemos evitar que pase algo así.

De entrada, la multitud de explicaciones que leemos estos días se resume en dos:

- estamos ante un episodio más de la guerra del Islam contra Occidente, en el que jóvenes islamistas pretenden imponer la sharia en una parte del Estado francés (sus ghettos).

- se trata de una revuelta de carácter socio-económico, motivada por la pobreza y la marginación y en el que el factor raza/religión es accesorio.

Yo me atrevo a decir que ninguna de estas explicaciones es la correcta. Probablemente la primera tiene una base real, pero no explica por qué han decidido actuar con tanta violencia en un momento concreto.

En cuanto a la segunda, nunca la marginación y la pobreza bastan para iniciar una revuelta. Los humillados, si de verdad lo son, ni siquiera piensan en revolverse contra sus opresores. En realidad, sucede lo contrario: la ola de crímenes de finales de los 90 en Nueva York no se debió a que los jóvenes negros estaban más humillados que en los años 50, sino a que se había creado una subcultura racista en la que los negros se sentían superiores, y con derecho a atacar, robar y violar a los blancos.

La kale borroka nació y creció en los 90, en un País Vasco con policía propia. No cuando había presencia real en las calles de una Guardia Civil que disparaba a matar en las manifestaciones, sino cuando los jarraichus tenían enfrente a una policía que se dejaba quemar viva sin disparar un solo tiro. Los cachorros de Jarrai se sentían con derecho a quemar cajeros y autobuses, a insultar y pegar a los españoles, no porque estuvieran marginados y humillados, sino precisamente porque se sentían superiores a los que atacaban.

Una ocupación como la de Jun de estos días se produce ahora que a los gitanos se les garantiza el derecho a la educación de sus hijos, que se les atiende en los hospitales, que se les otorgan viviendas sociales. Nunca hubiera sucedido en la España de los años 60, donde se trataba a los gitanos como delincuentes por principio, no había programas sociales y a nadie se le ocurría ayudarles ni a que se hicieran la chabola.

Los jóvenes magrebíes en Francia no son humillados y despreciados, sino que humillan y desprecian a los franceses. Primero a los judíos, luego a las mujeres y después a todos en general. Han nacido y han vivido en un país que les otorga derechos sociales sólo por existir: un país en el que les han atendido médicos gratis, en el que viven en casas pagadas por el Estado, en el que han ido al colegio sin pagar. Pero además viven en un país en el que sus profesores no hacían nada cuando insultaban y atacaban a sus compañeros judíos, en el que la policía no hacía nada cuando violaban en grupo a una chica por ir vestida con un estilo demasiado "occidental". Un país en el que la policía no se atreve a entrar en su barrio, en el que ellos imponen su ley.

De modo que, a la primera pregunta, ¿por qué pasa esto? mi respuesta es: porque hay un grupo de personas a las que se les ha permitido creer que son distintos, que la ley no se les aplica, que tienen derecho a todo y obligación de nada.

Y ahora la pregunta del millón: ¿cómo se para esto? La única respuesta es ver lo que ha funcionado en otras circunstancias parecidas, y lo que nunca lo ha hecho.

Hay dos soluciones que no han funcionado nunca, y que tampoco lo harán en este caso: el diálogo y las "medidas sociales". Es más, insistir en esto sólo conseguirá reforzar las motivaciones y las actitudes de los violentos.

¿Qué se hizo en Nueva York para conseguir que la gente pudiera volver a viajar en el metro sin jugarse la vida? Aplicar una política de tolerancia cero. No sólo para los delitos, sino también para faltas como los graffitti o colarse sin billete. Cuando los delincuentes de poca monta, y los jovenzuelos que aspiraban a imitarlos, comprobaron que la policía iba en serio, y que se pasaban una noche en la cárcel sólo por colarse en el metro sin billete, ya ni se les podía pasar por la cabeza intentar nada más grave.

¿Qué se hizo en España para terminar con la kale borroka? Aplicar una política dura en la forma y en el fondo, que trataba a los borrokas como terroristas, les negaba toda legitimidad, les castigaba con penas graves de cárcel y responsabilizaba económicamente a los padres de los destrozos causados por sus hijos menores.

Desgraciadamente, ha bastado una sentencia escandalosamente benigna con un grupo de jarraichus y un gobierno que muestra voluntad de diálogo para que el terrorismo callejero se reavive.

Así que, si Francia quiere salir del desastre, en lugar de más diálogo y más subvenciones a los violentos, debería aplicar la ley escrupulosamente en cada uno de los barrios musulmanes que han crecido como setas. Aunque eso implique tener durante un tiempo un despliegue del ejército en su propio suelo como el que tenía Gran Bretaña en Irlanda del Norte.

Desgraciadamente, creo que aquí viviremos algo parecido, y dentro de no mucho tiempo. Un país donde los grafiteros son los que dan palizas a los vigilantes del metro, está abocado a sufrir el asalto de cualquier minoría violenta.

Srebrenica

Enlaza Franco Alemán con un artículo muy interesante en la Vanguardia sobre Srebrenica, en el que Ricardo Estarriol, corresponsal por aquel entonces en Bosnia, explica que las fuerzas de la ONU permitieron a los serbios ejecutar la matanza.

Lo que cuenta Estarriol coincide con lo que me dijo un militar a su vuelta de Bosnia. Al parecer hubo un acuerdo, mas o menos explícito, por el que la ONU permitió a los serbios "limpiar" la zona, de manera que se facilitara la gestión posterior del mosaico territorial en que se estaba convirtiendo Bosnia-Herzegovina.

Ignoro si las fuerzas de la ONU conocían el alcance que iban a tener las masacres, ya fueran 8.000 o 1.300 muertos. En cualquier caso, demasiados. Y otra prueba del futuro que nos espera si confiamos en la ONU para que garantice nuestra paz y nuestra seguridad.

En la pérfida Albión

Pues sí, hemos estado unos días en Inglaterra, aprovechando el puente. Ha sido toda una experiencia, porque hacía más de 20 años que no visitaba Londres.

De entrada, lo más sorprendente es la cantidad de inmigrantes que uno se encuentra en todas partes. Hace unos pocos años estuve en Oxford y Brighton, y no recordaba nada igual. Estuve un ratito en unos columpios en Hyde Park, y los ingleses no pasarían del 20%. Aparte de unos cuantos turistas (españoles y franceses), el resto eran inmigrantes.

Los encuentras además en muchos puestos de servicios: conduciendo autobuses, cobrando en el supermercado, incluso en los museos. Curiosamente, en los restaurantes los camareros son mayoritariamente ingleses. El servicio no suele estar incluido, y queda a discreción del cliente aunque se recomienda un 10% más la propina. Supongo que un buen camarero puede ganar dinero, y esto hace más apetecible este trabajo que el de taquillero en el metro.

Otro elemento sorprendente: la bajísima calidad de los periódicos. He leído unos cuantos, gracias a la generosidad del hotel y de British Airways, y la verdad es que incluso The Times tiene una información internacional lamentable. Prácticamente se reduce a algún apunte sobre Estados Unidos. Y leer el Daily Express es toda una experiencia. Incluso los periódicos gratuitos de Madrid tienen más calidad.

De todas maneras, uno no puede evitar que la envidia le corroa al comprobar cómo los ingleses están orgullosos de los que son, de su país e incluso de su trabajo, y cómo procuran hacerlo lo mejor posible. Ya podríamos aprender un poco de esto por estas tierras. Volver a los atascos con la ministra responsable desaparecida, a los exabruptos de Ibarra, al sinvergüenza de Ibarreche reunido con el canalla de Otegi, a las chorradas de Bono, y todo lo demás se hace muy cuesta arriba.

Por cierto, si Blair no gana, nos dirán que es por culpa de la guerra de Irak. No os lo creais. Sin duda ha perdido apoyos por esto, pero los temas clave son los internos: la inmigración, el sistema sanitario, la economía...

Sobre el referendum: resultados

Ya comenté que mi principal motivo para votar NO era la falta de transparencia por parte de los que nos pedían el SÍ. Mi error en la estimación del voto negativo se debió a dos factores:

- Las encuestas por Internet. Evidentemente, las de LD/COPE no eran muy significativas, dada la orientación de FJL y CV. Pero la de El País, que daba un porcentaje de voto negativo del 40%, sí me indujo a error.

- Las encuestas que llamaré "madrileñas", que en lugar de hacerse como las israelitas, a pie de urna, se hacen a pie de barra. Entre la gente con la que me muevo los pro-PSOE se movían entre el sí y la abstención, y los pro-PP entre el no y la abstención. De lo cual deduje (equivocadamente) que el voto negativo del PP, sumado al de IU y ERC sería más importante.

Dato fundamental que no tuve en cuenta: los internautas y la gente con la que me relaciono habitualmente tienen un nivel de educación, información y conciencia ciudadana superior a la media. Y entre los internautas incluyo a los de rebelion, nodo50 y similares: es gente que prefiere dedicar el tiempo a informarse sobre la culpabilidad de Bush en los atentados del 11S antes que a ver "Ana y los 7".

Ojo, con esto no quiero caer en lo de "todo el que no vota lo que yo quiero es un patán analfabeto". Pero lo cierto es que el razonamiento de Los del Río "p'a qué lo voy a leer, si ya lo han leído los políticos y están todos de acuerdo: hay que votar SÍ", que a mí me parece bochornoso, tiene eco en sectores importantes de la sociedad. Y los argumentos simplistas del tipo "hay que decir sí a Europa", que a mí me parecen obscenamente manipuladores, han convencido a la inmensa mayoría.

No digo que no haya habido muchas personas que hayan votado SÍ porque estén de acuerdo con el contenido de la Constitución. Ya os digo que en general este era el caso entre mis conocidos más izquierdosos. Pero está claro que la demagogia, aunque sea triste decirlo, es más eficaz que la información.

CIS 2, Adam 1

El CIS ha mejorado dos de mis pronósticos, aunque se ha columpiado con la participación, como era de esperar. Como lo prometido es deuda, mañana me someteré a una radiación de electrones, y de momento no seré Augur Mayor del Reino.

De todas maneras, puestos a equivocarse, por lo menos yo salgo más barato...

Adivinación del futuro

No puede ser que los bloggers nos limitemos a dar opiniones. Estoy de acuerdo: voy a dar información. No sólo eso: voy a dar información del futuro. Imparable en mi vocación de servicio a la sociedad, he desarrollado un modelo de voto constitucional europeo que he introducido en mis ordenadores, y estos son los resultados científicos:

1. La participación será del 35%.
2. La diferencia entre el SÍ y el NO será inferior a 10 puntos.
3. El NO superará el 40% de votos.

Para que podais comparar, esto es lo que ha dicho el CIS:

1. La participación será del 68%.
2. La diferencia entre el SÍ y el NO será de 44 puntos.
3. El NO no superará el 6% de votos.

Ahora viene lo bueno: estoy tan seguro de mi pronóstico, que estoy dispuesto a apostar.

Si acierto yo más que el CIS, emplazo a ZP a que cierre el invento, eche a todos los encuestadores a la calle y me contrate a mí como Augur Mayor del Reino, por sólo una décima parte del presupuesto del monstruo sociológico.
Si acierta el CIS más que yo, me someteré el mismo lunes a una radiación de electrones excitados, con dos c...

Vale, lo de la radiación tiene trampa: lo iba a hacer de todas maneras, pero es que como tampoco creo que ZP me nombre Augur Mayor del Reino...

Razones para el NO a la Constitución

Yo también votaré NO al tratado mal llamado "Constitución Europea". Casi todas las razones para votar no están aquí, así que no voy a repetirlas.

Sólo un comentario con respecto al discutido asunto de leerla o no antes de votar:

1. La inmensa mayoría de la población ni se la ha leído, ni se la va a leer. Ni siquiera el fragmento que repartieron con los periódicos. Hasta los del SÍ dicen que votemos sin leerla.

2. Los del SÍ no han dado apenas razones concretas, sino desiderata del tipo: "más Europa", "paz perpetua", "volver al corazón de Europa", etc.

Yo traduzco esto como: "vosotros sois demasiado estúpidos e incultos como para entender estas cosas. Sin embargo, no debéis preocuparos: hacedme caso a mí, que sé lo que más os conviene."

Pero sucede que una Constitución, como Ley Básica de la que emanan las demás, debe poder ser entendida por todo el pueblo. Al menos por cualquiera que sepa leer y tenga un C.I. superior a 80. Otra cosa será el Código Mercantil o la Ley de Costas. Estoy dispuesto a dejar estas leyes a los expertos. Pero quiero una Constitución que cualquiera pueda leer y entender en diez minutos.

Si queremos una Europa de ciudadanos libres que conocen sus derechos y los límites del Estado, no podemos aprobar esta Constitución. Ahora, si lo que buscamos es la masa dócil, agradecida al Estado que ordena su vida y su hacienda, votemos SÍ.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.