Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Excusatio et vindicatio

Después de un montón de tiempo sin escribir por distintas razones voy a romper mi silencio para hacer un post ombliguista, que no interesará a nadie más que a los cuatro gatos que escriben en Red Liberal. No me gusta nada, pero me veo obligado a hacerlo por si se diera el caso de que algún lector de Emilio Alonso lo fuera también mío.

Eso sí. Escribo este post y ninguno más sobre el tema. Solventados algunos asuntillos que me han tenido alejado del blog, antes de que el gallo cante habré escrito sobre Endesa, y no creo que vuelva a ser martes antes de que publique algo sobre el 11-M.

Vamos al asunto. Les pongo en antecedentes. Resulta que un co-blogger de Red Liberal, de nombre Emilio y mote Freelance, colabora en algún programa de radio con un señor apellidado De Diego. Este señor De Diego, cuando no está ocupado inventándose plagios inverosímiles, acostumbra a vilipendiar a Federico Jiménez Losantos, César Vidal, Casimiro García Abadillo, Fernando Múgica, Pedro J. Ramírez y Luis del Pino. (Creo que no me dejo a nadie). Hasta ahí, nada fuera de lo normal.

El caso es que en uno de sus últimos programas, y según cuentan en Batiburrillo, de Diego acusó a los bloggers de Red Liberal de estar a sueldo de Libertad Digital. Tampoco hubiera reaccionado a esto, pero Emilio, que es blogger de Red Liberal y no está a sueldo (supongo) de Libertad Digital, remata la jugada de De Diego con un post en el que afirma:

Otros, sin embargo, parecen haber visto en todo esto la oportunidad para significarse y para obtener, a través de una defensa rayana en la obsecuencia de la línea editorial de Libertad Digital, un empleo en alguno de los medios que lo conforman.[...]en todo caso, vista de ese modo, la afirmación de Enrique de Diego ya no está tan carente de razones. Refinada y reconstruida, podría quedar en que algunas personas que escriben en Red Liberal aspiran a obtener un sueldo de Libertad Digital a través de la militancia acrítica en su línea editorial, y que dicha estrategia funciona. Dicho así, yo también lo creo.

Y esto no lo puedo dejar pasar, por venir de quien viene. De modo que aquí va la excusatio:

  • Mi sueldo me lo pagan Enrique De Diego, Emilio Alonso y muchos más. Incluidos los trabajadores y los propietarios de Libertad Digital. Es lo que tiene ser funcionario.

  • Cobro un sueldo decente. Menos de lo que me merezco, of course, pero suficiente para dar de comer a mis hijos, pagarles el colegio y vestirles con decencia. No necesito, para completarlo, hacer nada que no me apetezca.

  • Colaboro (menos de lo que debería) en Libertad Digital, escribiendo sobre software libre. El dinero que he ganado con esas colaboraciones es menos que el ingresado por Adsense en mis bitácoras.

  • Por si no ha quedado claro lo anterior: escribo lo que quiero, cuando quiero, y porque quiero. Nadie me paga por ello. Y nadie me ha dicho nunca, ni en Red Liberal ni en Libertad Digital, qué debo decir con respecto a ningún asunto.

  • Por si acaso esto importa: de todos los anteriores, solo conozco personalmente a Emilio Alonso, con quien coincidí blogueando en la convención del PP. Tengo, eso sí, un cuñado que estudió con Luis del Pino y que habla con él de vez en cuando. Ignoro si eso me hace sospechoso de algo.

Y la vindicatio:


  • Federico Jiménez Losantos y César Vidal son humanos, y como tales cometen errores. Pero cualquiera que pretenda negar lo que han hecho y hacen por extender la idea de libertad entre los españoles o es un ignorante o tiene motivos ulteriores.

  • RedLiberal ha sido y es para mí una fuente constante de referencias, información, debate e ilustración. Claro que hay mucha paja entre el grano (sin ir mas lejos, este mismo post), pero no pasa un día sin que se pueda leer algo interesante.

  • Agradezco públicamente a Daniel Rodríguez Herrera tanto la oportunidad de sindicar Diarios de las Estrellas como la generosidad al alojarlo. Sin Daniel, esto no sería lo que es.

  • Agradezco también a Daniel su esfuerzo generoso y desinteresado por crear vías de comunicación tecnológicas entre los liberales hispanos. Blogs, redes, foros, listas de correo... temo el día en que se le ocurra tener descendencia y su tiempo se vea limitado.

  • Es justo reconocer el respeto que Daniel ha tenido siempre por los bloggers alojados en RedLiberal y por su libertad de expresión. Y también se debe reconocer su resistencia a participar en peleas en el barro. Probablemente el éxito de RedLiberal y el fracaso de otras iniciativas se deba a que es preciso ser primero generoso para después recibir alguna recompensa.

  • Libertad Digital es uno de los medios que leo todos los días, más por las opiniones de sus colaboradores que por su información, y defiendo mi derecho a citarlo todas las veces que me de la gana. Es más, aunque la contribución que pueda hacer desde esta humilde bitácora a su posicionamiento sea infinitesimal, prefiero que esa contribución vaya a LD y no a cualquier medio políticamente correcto.


Eso es todo. A partir de ahora, ignoraré cualquier otro comentario de cualquier individuo que no sea capaz de mostrar los cheques recibidos por escribir al dictado, y seguiré despreciando a los cicateros que envidian los éxitos ajenos.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.