Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

TEDTalks

Gracias a Lucas Rodríguez Cervera, he descubierto un tesoro: Una serie de conferencias, descargables en audio y video, de un montón de gente interesante (y otra que no lo es tanto). Bjorn Lomborg, Al Gore, Steven Levitt, Bono, Negroponte, Richard Dawkins, Malcolm Gladwell... Lo mejor y lo peor de cada casa.

Yo ya he empezado a descargar algunos audios. Tengo ocupación en el metro para rato...

Subvenciones obscenas

A estas alturas, ya todos mis lectores habrán oído hablar del escándalo de las fotografías obscenas de Montoya. En todas las tertulias, a las expresiones sulfuradas del tipo "¡es una cosa repugnante!" le suele seguir algo del tipo "¡y encima pagado con dinero público!".

Qué quieren que les diga. A mí lo que me parece repugnante es que el Estado pague cualquier libro o exposición de fotos. Aunque sea de monjas de clausura cocinando dulces. Lo que es indignante es que el Estado se dedique a meter la mano en nuestro bolsillo y quitarnos el dinero que tanto nos cuesta ganar con la excusa de que lo va a dedicar al bien común, y después se lo gaste en libros.

Oiga, para eso déjeme a mí mi dinero y ya me compraré yo el libro que quiera. O me lo gastaré en vino y mujeres de moral distraída, que para eso es mi dinero.

Y es que desde el momento en que se crea un ministerio, una consejería o una concejalía de cultura, están puestos los cimientos de la corrupción, del gasto discrecional y del favoritismo. Da igual que el político de turno sea furibundamente ateo y pague un libro que ofende a los católicos o que sea un meapilas y pague una exposición de imágenes sacras. Ambas cosas son igualmente execrables.

Alguno pensará "pero es que financiar una exposición de Zurbarán contribuye a elevar el nivel cultural de los ciudadanos, y una exhibición de cristos empalmados lo degrada, ¿cómo va a ser lo mismo una cosa y otra?".

Pues lo es, sencillamente, porque cuando aceptas que el Estado financie exposiciones de Zurbarán sabes que lo hace con el dinero de gente que sólo iría a verlas esposado y acompañado por la Guardia Civil. Y entonces admites que ese mismo Estado atienda a otra gente con gustos distintos y que también paga impuestos, y financie una exposición sobre fotografías feministas búlgaras. O, por qué no, fotografías pornográficas.

Una vez que le cedemos al Estado la capacidad para financiar "algo", es difícil establecer un límite entre lo que es adecuado financiar y lo que no lo es. Si las fotografías de Montoya fueran igual de malas pero no pornográficas ¿podrían ser sufragadas con dinero público? Si un político puede pagar una exposición de pintores renacentistas, ¿no puede pagar una de "jóvenes valores" contemporáneos?

Si el Estado no se metiera a galerista y editor, probablemente Montoya nunca habría expuesto esas fotografías ni se hubiera publicado un libro con ellas. Se las hubiera enseñado a un galerista profesional, que sabe que debe ganar dinero vendiendo arte, y éste le hubiera dicho "verás, chato, si cuelgo eso muchos clientes van a dejar de serlo, así que si quieres exponer la próxima vez trae algo decente y que guste". Y allí se acabaría la carrera de provocador de Montoya.

O tal vez encontrara un público dispuesto a pagar por sus "obras", y un galerista dispuesto a hacer dinero con ello. Todos ellos harían uso de su libertad, y no obligarían a nadie a pagar sus excentricidades. Los católicos dedicarían su dinero a financiar exposiciones de "Las Edades del Hombre", y serían felices.

Incluso es posible que alguien hiciera arte mofándose de Pablo Iglesias, Stalin y el Che Guevara, y encontrara un público dispuesto a pagar por esas obras. Unas obras que, ahora mismo, serían impensables en una comunidad como Extremadura, porque hemos permitido que los que dicten lo que se puede exponer sean los políticos y no los ciudadanos.

Otra vez el PP a dispararse en el pie

Está claro que Rajoy es el líder indiscutible del PP. Cuando él decide que ha llegado el momento de tirarse por el barranco, allá van todos los cargos y carguitos como lemmings: bailan la yenka de las firmas contra el estatuto catalán, se ponen como locos a hacer estatutos de autonomía, o a apoyar realidades nacionales, eligen candidatos nacionalistas en Barcelona o progres en Madrid, se hacen los duros diciendo que ya no ajuntan al gobierno para luego dehacerse por volver a la Moncloa aunque sea de visita...

El último paso en este proceso de alejamiento de sus votantes lo ha protagonizado Beatriz Rodríguez-Salmones. A esta señora ya la conocíamos por su interés en defender a una banda de ladrones. En esta ocasión, doña Beatriz ha decidido que la gente votó al PP (y a ella en concreto) para que defendiera a los sufridos cineastas españoles. Sí, esos del "hay motivo". Los mismos que han conseguido molestar a tanta gente con su sectarismo y su ideología barata que muchos han (hemos) tomado la decisión de no volver a ver una película española.

“La portavoz de Cultura del Grupo Parlamentario Popular, Beatriz Rodríguez-Salmones, culpó hoy al Ministerio de Cultura de “fracasar” en su plan de lucha contra la piratería, ya que la práctica de esta actividad ilícita, sobre todo a través de Internet, está provocando, según dijo, “una caída de espectadores y recaudación del cine español alarmante”.

Seguro. Lo que provoca la caída de espectadores no es la escasa calidad del cine español, ni el que estén en pie de guerra contra la mitad de sus espectadores potenciales. Según la señora diputada del PP, lo que provoca la caída de espectadores es el P2P. Y por eso el cine norteamericano ha subido un 10% en el último año. Porque la gente usa el eMule para bajarse las pelis de Almodóvar y no las de Harry Potter o Spiderman.

Aparte de la soberana imbecilidad de la propuesta en sí, que comentan acertadamente en Mangas Verdes, lo que es inaudito es que una diputada del PP se dedique a llamar mafiosos y delincuentes a sus votantes para defender a los que han sido, son y serán ferozmente beligerantes contra el PP.

Si alguien del PP tiene una explicación para esto, me encantaría conocerla.

Una Biblia para todos y todas los catolicos y las catolicas

Voy mejorando en mi capacidad adivinatoria. Hace un par de meses escribía por aquí la crítica a una versión políticamente correcta de los evangelios, que yo imaginaba que se publicaría en 2014.

Pues bien, acabo de ver que ya hay un@s "teólogos y teólogas" alemanes y alemanas que han sacado una versión feminista de la Biblia. Entre las perlas, por ejemplo, que Dios ya no es Padre, sino Padre-Madre. Ya no hay que "obeceder al Señor", sino "escuchar al Eterno", y todo en ese plan. Excepto el diablo, que curiosamente sigue siendo exclusivamente masculino.

Una de dos: o tengo superpoderes, o los progres son mucho más previsibles de lo que pensaba.

Haciendo el memo

Me pasa Feyn Dem otra de esas cartas en cadena (versión sofisticada). No soy muy amigo de ellas, pero como vienen bien para atraer a algún incauto que esté buscando en Google a Britney Spears en bolas, pues respondo:

El último disco que has comprado: No compro discos desde el siglo pasado, pero creo recordar que fue uno de Värttina.
El último disco que has escuchado: Vespers for Christmas and Easter, de Schola Hungarica. Sólo oigo discos completos de música clásica.
El último disco que has bajado: Devil came to me, de Dover. Tengo el original, pero me cuesta menos bajarlo que ripearlo para pasarlo al iPod.
La última peli que has visto en el cine: Una de una chica que parecía un fantasma pero que en realidad estaba en coma y el chico se enamora y le salva. No recuerdo ni el título ni los actores ni el director.
La última peli que has visto en la tele: Lost in translation. Un auténtico peñazo.
La última película que has bajado: Irma la dulce. (no, no es porno)
El último libro que has leído: Tales of the unexpected, de Roald Dahl..
El último libro que has comprado: Estado de miedo, de Michael Crichton.
El último libro que has regalado: La Historiadora, de E. Kostova.
El último concierto al que has ido: Ya no me acuerdo.
El último concierto al que te hubiera gustado ir y no fuiste: El que hizo Paul MacCartney hace un par de años o tres.
La última vez que comiste en un restaurante: Como casi todos los días de diario en un restaurante.
La última vez que comiste comida basura: Si un kebab entra en la definición, el jueves.

Una vez preparada la trampa para atraer pardillos que caerán en este nido de neoconservadurismo como moscas, ya no necesito pasar el meme a nadie. Aunque el que lea esto y tenga un blog puede seguir mi ejemplo, yo ya estoy un paso por delante en mi plan para la dominación mundial.

El PP y el PSOE son la misma m...

Lo siento, me ha sido imposible no acordarme de la famosa frase del gran estadista Felipe González, al leer esta noticia en Libertad Digital. Cierto que él hablaba del PP e IU, pero me temo que es más cierta mi versión.

¿Se puede saber qué hace la ignota diputada Rodríguez Salmones compitiendo con el PSOE para ver quién es más sumiso a los intereses de los grupos de presión como la SGAE? Con casos así hay que hacer un verdadero esfuerzo por recordar que los del PSOE, además de estatistas, son malos. Malos políticos, malos gestores y malas personas. Pero desde luego un liberal tiene que hacer de tripas corazón para votar a un partido que en cuanto tiene oportunidad se lanza como un poseso a defender a la panda de progres afanadores de subvenciones.

Resulta que el PP presenta veinte enmiendas a la ley de propiedad intelectual con la que el PSOE paga una parte de los servicios prestados por la banda de Victor Manuel y los 40 artistas, y no van en el sentido de defender a los consumidores (que son sus votantes) ni de buscar la libertad ni minimizar la intervención del Estado en relaciones de intercambio económico entre ciudadanos libres. Las dos iniciativas más destacadas de la señora Rodríguez Salmones son crear una Agencia de Propiedad Intelectual y eliminar el derecho (ya limitado) a la copia privada.

Con respecto a la Agencia, poco hay que decir. O mucho, porque el PP debería tener un mensaje coherente acerca de la intromisión del Estado en la vida cotidiana de los ciudadanos, pero esa es otra historia. Una Agencia para la Propiedad Intelectual, además de ser otro pozo sin fondo para consumir recursos, es absolutamente innecesaria si hay un ordenamiento legal que funcione. Si el usuario de música comete un delito, se le denuncia y que vaya a la cárcel. Y si no comete un delito, pues no tiene sentido que el Estado se dedique a tocarle las narices a través de otra Agencia más.

Según la señora Rodríguez Salmones el derecho de copia es un "disparate" que equivale a "comprarse un coche y dejar todas las puertas abiertas para que te lo roben". Vamos a ver, señora Rodríguez Salmones: cuando yo compro un CD de Bisbal, no estoy comprando un disco de plástico, sino el derecho a oír una obra de arte. Si no puedo hacer copia del disco, y lo quiero oír en mi coche, tengo que bajar el soporte original, con lo que corro un riesgo significativo de que me lo roben (a mí me ha pasado) o de que resulte dañado por la acción del sol, de la temperatura en el interior del coche o simplemente por un arañazo. Y resulta que en ese caso no puedes ir a la tienda donde lo has comprado, o al fabricante del soporte y decirle: "tengo este disco estropeado, por el que pagué 15 euros ¿podría por favor darme un nuevo soporte físico para oír esta música por la que ya he pagado?" El valor del soporte no llega al euro, así que sólo vería razonable que el derecho de copia estuviera limitado si en caso de daño entregaran un nuevo soporte por un precio razonable, inferior a un par de euros.

O sea que no. Comprar música en un soporte como el CD, que se puede dañar físicamente con facilidad, y no poder hacer una copia de seguridad es, por utilizar un símil automovilístico como hace la senora Rodríguez Salmones, como comprarse un coche en el que no se pueden cambiar los neumáticos.

Como esto lo sabe cualquiera que no sea muy lerdo y haya usado alguna vez un CD, la conclusión que tengo que sacar es que la señora Rodríguez Salmones está otra vez en la actitud que tuvo el PP durante sus ocho años de gobierno, de mantener e incluso extender las prebendas a artistas progres con la vana esperanza de que en futuras elecciones no haya campañas tipo "hay motivo".

Señora Rodríguez Salmones, si le queda un mínimo de decencia y sentido común, hagános un favor y hágaselo a sí misma: retire estas enmiendas, busque la manera de defender a los consumidores que le votan y no a los progres que le atacarán haga lo que haga y deje claro que el PP no es igual que el PSOE, al menos en esto.

Meme musical

Cogo el testigo que me pasa José Carlos, agradecido de tener la excusa para pensar en algo simpático y estimulante.

Aviso: voy a hacer alguna trampa. Pongo primero lo que estoy oyendo ahora (y está en mi iPod), y separado con una barra lo que oigo siempre. Algunas letras no las completo, y en otras incluyo dos o tres nombres. Ah, y no soy muy estricto con respecto a clasificar por nombre o apellido.


A: Aretha Franklin / Albinoni (Tomaso)
B: Belle & Sebastian / Beatles, Bach, Bowie, Byrds
C: Carla Bruni / Clannad, Clash
D: Divine Comedy, Dover / Dylan, Dire Straits, Doors, Dead Kennedys, Dvorak
E: Eileen Ivers / Edith Piaf, Enya
F: Fresones Rebeldes / Fairport Convention, Franco Battiato
G: Glutamato Yeyé / Grieg, Gabriel (Peter), Gardel (Carlos)
H: - / Haendel (Georg Friedrich)
J: Jeff Buckley / Janis Joplin, Jethro Tull
K: Kikí d'Akí / King Crimson, Kinks, Kepa Junquera
L: La Mode / Led Zeppelin, Leao (Rodrigo)
M: Madness / Milanés (Pablo), Milladoiro, Monteverdi, Madredeus
N: - / Nightnoise, Núñez (Carlos)
O:
P: Penguin Cafe Orchestra / Pink Floyd, Pogues, Pallestrina
Q:
R: - / Ramones, Rodríguez (Silvio)
S: Siouxie and the Banshees, Stranglers / Simon (Paul), Supertramp, Smetana
T: - / Trasgu
U: Undershakers / -
V: Ventures / Vivaldi, Victoria (Tomás Luis de)
W:
X:
Y: - / Young (Neil), Yes
Z: - / Zombies

Seguro que me dejo a alguien, pero a lo mejor lo completo si me acuerdo.
En cuanto a pasar el meme, pensaba hacerlo a Emilio Alonso, y así hubiera podido provocar algo como:

Pero confieso que el Clasicismo, con excepciones, me aburre y el Romanticismo, en general, me espanta.

Pero como el muy impetuoso se ha adelantado, pues ya no le paso el testigo a nadie más que al proletario y solidario y revolucionario Movimiento Stalin Vive.
Y esto sólo porque espero que hagan una lista aún más incoherente que la mía.

[Actualización] Me había dejado nada menos que a Peter Gabriel y Carlos Gardel. Me damiedo pensar a quién más he olvidado...

Siempre se van antes los mejores

O eso se suele decir. Pero es cierto que Campany era, si no el mejor, sí uno de los mejores columnistas de este país.

Y también la semana pasada falleció J. A. Jáuregui, un ser verdaderamente extraño en el mundillo universitario español. Para empezar, era inteligente, sabía escribir, tenía sentido del humor, era capaz de desarrollar teorías originales y explicarlas en un lenguaje sencillo. Como casi ningún otro profesor universitario.

Filósofo, antropólogo y sociólogo, había estudiado en Oxford, Madrid y Roma, y fue profesor en Los Ángeles, Oxford y Madrid, además de colaborar en la creación de la Universidad Pública de Navarra.

Se hizo relativamente famoso en los años 70 con su serie televisiva "Las reglas del juego", y colaboró durante años con El Mundo.

Hace meses mecioné su libro "El ordenador emocional". Si no me hicisteis caso, y no lo habéis leído, este puede ser un buen momento para hacerlo. Y leer "España vertebrada" o "Las reglas del juego" es uno de los mejores antídotos contra la estupidez nacionalista.

En fin, sin estos dos hombres España es un poco menos inteligente y menos brillante. Descansen en paz.

Filobeatles

Tenía pendiente un duelo al amanecer con Manel de Hispalibertas por este post sobre los Beatles. Cierto que luego puso esto, donde explicaba algo su post anterior. Y con el último sobre Pink Floyd me ha ablandado... así que de momento salvará su vida (yo a estas alturas no voy a perder la mía en un duelo).

Pero quiero aprovechar para hacer un comentario sobre los Beatles y en general sobre toda la operación orgg de Manel.

Acepto que los Beatles no fueron los mejores músicos del mundo. Ni falta que les hacía. Su genialidad no radica en la forma de tocar la guitarra ni la batería (ni en las habilidades canoras de Ringo o George). Hay dos cosas que les diferencian del resto: su capacidad para interpretar el zeitgeist mejor que nadie, a lo largo de la década más vertiginosa del siglo pasado, y la pasmosa habilidad para componer melodías de John y Paul. En uno de los post de Manel se citaba a Yesterday como canción hiperversioneada. No es por casualidad, creo yo.

¿Y la suma de estos dos factores que resultado da? Pues que uno puede entender la música popular de la segunda mitad del siglo XX escuchando únicamente a los Beatles. Y no se me ocurre ningún otro grupo del que pueda decir esto. En su segundo post, para explicar su postura sobre los Beatles, Manel citaba a Pink Floyd, Dylan, Birds, Jefferson Airplane, Zappa, Beach Boys, Procol Harum... yo también he disfrutado como un enano con todos estos, pero si hiciera una operación orgg de un solo grupo, me tendría que quedar con los Beatles.

Lo cual me lleva a la otra reflexión. Agradezco infinito a Manel esta operación, porque sus elecciones personales rara vez son despreciables. Prefiero, por ejemplo, la versión de Dionne Warwick de I say a little prayer a la de Aretha Franklin, pero tampoco voy a discutir por eso.

Sin embargo, yo no podría hacer algo parecido. Si uno no se puede bañar dos veces en el mismo río no es porque las aguas cambien, sino sobre todo porque uno no es el mismo la siguiente vez que entra en el río.

Quiero decir que si yo hubiera hecho esta operación hace 25 años hubiera incluido, por ejemplo, Vienna de Ultravox. Si la hubiera hecho hace 20 no se me hubiera ocurrido incluir una cancioncilla tan superficial y poco comprometida. Ahora la tengo en mi MP3.

Y todavía no sé cual es la música de mi vida. Hace un par de años descubrí a Divine Comedy, por ejemplo. Y hace un par de meses a Carla Bruni (absolutamente recomendable).

Y espero seguir así. Es cierto que ya no consumo música como cuando tenía 17 años y todo era nuevo. Pocos grupos nuevos me interesan (y considero nuevos a cualquiera que haya nacido después de los 80). Pero siempre hay espacio para la sorpresa.

De todas formas, Manel, otra vez gracias por los buenos recuerdos que me traen tus posts, y las puertas que abren a nuevas y viejas músicas.

¡¡¡Herejía!!!

Uno puede perdonar casi todo, pero esto no: Manel de Hispalibertas, en su serie sobre la música de su vida, habla de los Beatles. Y se atreve a decir esto:

Han sido los más grandes, pero no los mejores; los más escuchados, pero no los más profesionales. De hecho, cuando comenzaron a osar se derrumbaron como un castillo de naipes, y cuando quisieron ponerle letra a sus excepcionales melodías saltaron en pedacitos.

Sólo lo diré una vez: SON los mejores. No sé que quiere decir los más profesionales, pero con 18 o 19 añitos tocaban todos los días durante horas en un garito alemán, y en los años de la Beatlemanía sacaban discos cada pocos meses mientras daban conciertos por todo el mundo.

Tampoco sé qué quiere decir comenzar a osar, pero si Manel se refiere a experimentar, debería saber que fueron los primeros en utilizar instrumentaciones clásicas en temas pop, que fueron los primeros en utilizar el estudio como un instrumento, que inventaron la psicodelia, que fueron de los primeros en crear el hard-rock, que fueron pioneros en el rock progresivo...

La música popular del siglo XX no se puede entender sin los Beatles. Y esto no es una opinión: es un hecho.

Ahora mi opinión: si hiciera la operación ogg, todas las canciones de los Beatles estarían en mi lista. Yo sí he oído miles de veces (sin exagerar) algunas canciones, y cientos de veces otras muchas, y todavía me siguen sorprendiendo. Las peores canciones de los discos menos originales de los Beatles son mejores que el 99% de lo que suena ahora en cualquier radio. Si me dieran un céntimo por cada vez que he oído a algún grupo nuevo y he pensado "esto ya lo hicieron los Beatles en la canción X" sería millonario.

Así que Manel, o retiras tus blasfemias, o si sobrevives al duelo con Klaus Meyer, tendrás que enfrentarte conmigo. Y para que veas que va en serio, estoy dispuesto a que las armas sean sendas copias de "El Capital".

Por cierto, añado un enlace a la magnífica página de Enrique Cabrera sobre los Beatles. Yo la visito prácticamente desde que se creó, cuando las páginas de Internet en España se contaban con los dedos de la mano.

La Removida

Confieso que no he visto más de cinco minutos de la extinta serie de Telecinco "Los Ochenta". Sólo ver al supuesto grupillo nuevaolero ya te dabas cuenta de que ninguno de los que ha hecho la serie tenía ni idea de lo que era la música de los ochenta. Aunque cada grupo hacía la música que quería (o sabía), los estilos eran coherentes dentro de cada grupo: siniestros, punkis, neorománticos, poperos, rockeros... no se mezclaban en un mismo grupo (aunque los componentes individuales podían cambiar radicalmente de grupo y por tanto de estilo en cuestión de meses). Y por supuesto un grupo de versiones hubiera sido impensable: lo único que tenía valor era la originalidad.
Pero aparte de este y, por lo que me han contado, otros detalles inverosímiles (un punki con barba en los 80 era más improbable que un diputado comunista con abrigo Loden), me ha hecho gracia cierto revisionismo ideológico con respecto a los protagonistas de la movida.

Si eras joven a principios de los ochenta tenías tres posibilidades: ser mayoría silenciosa, ser "moderno" o ser "progre".

Los progres éramos de izquierdas, militábamos en partidos de izquierdas o en comunidades cristianas de base, oíamos a Silvio Rodríguez, a Aute y a Pablo Milanés (nuestros mayores a Raimon, Llach o Labordeta), llevábamos barba, vaqueros, ropa de colores discretos, y las chicas iban con vestidos largos y sin pintar y no íbamos a Rock-Ola, sino a manifestarnos contra las bases americanas.

Los modernos, los de la movida, se disfrazaban al menos los fines de semana, se pintaban la cara y el pelo, y eran fundamentalmente ácratas (como se decía entonces) o directamente fachas. Ejemplo, Fernando Márquez "El Zurdo".

Esto no es tan raro como parece visto desde ahora: aunque gente como los Clash eran a la vez punkis y rojos, casi todos los primeros grupos punkis o nuevaoleros británicos tenían cierta vena filonazi, más que nada porque era lo que más tocaba las narices al stablishment de aquél entonces. Insisto, cuando digo que los de la movida eran de derechas, no me refiero a que estuvieran próximos al conservadurismo católico de Alianza Popular, sino directamente a grupos como Fuerza Nueva.

Por supuesto, los de la mayoría silenciosa lo mismo votaban a UCD que al PSOE, y lo mismo iban a un concierto de Serrat que a uno de los Secretos, pero no puede decirse que estos fueran la movida.

Resumiendo, que la movida era básicamente un fenómeno de niños bien, que veinte años después quieren hacernos creer que ellos han sido socialistas de toda la vida. Lo siento, chatos: no cuela.

Hey ho! Let´s go!

Ha muerto Johnny Ramone. Sentí lo de Joey, sentí lo de Dee Dee, y siento la muerte de Johnny. Además, me entero de que era republicano (del partido de Bush, no enemigo de Juan Carlos). Siempre siento admiración por las personas que piensan por sí mismas.
Y además, End of the Century fue el tercer disco que compré en mi vida, después del primero de los Pretenders y el tercero de Peter Gabriel, así que esto me recuerda lo viejo que soy.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.