Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Siempre con las victimas

¿Inoportuna la manifestación de la "no pocas veces demasiado radical" AVT?

Veamos:

En los últimos días hemos tenido noticias de ataques y agresiones por parte del entorno etarra en Vizcaya y en Alicante. Agresiones, como viene siendo habitual, que quedan impunes.

El partido en el gobierno se ha negado a retirar la aprobación del congreso a la negociación con ETA.

El Presidente del Gobierno ha reiterado su voluntad de retomar la negociación con ETA en cuanto las circunstancias vuelvan a ser favorables.

ANV prepara su candidatura a las elecciones generales. Mientras, sigue ocupando las instituciones municipales en las que el Gobierno le permitió presentarse, donde maneja información y dinero públicos.

Repito ¿es inoportuna la manifestación?

Además, aunque no hubiera otros motivos, estarán Anghara y Emilio. Para mí la posibilidad de encontrármelos ya es razón suficiente para ir. Y seguro que con Anghara y Emilio hay mucha más gente buena que dedicará una tarde libre a apoyar a los que más han sufrido en la lucha contra el terrorismo.

De Juana a la carcel

La Asociación de Víctimas de Terrorismo ha lanzado una campaña para intentar que el asesino De Juana Chaos vuelva a la cárcel de la que nunca debió salir. Entre las iniciativas interesantes, proponer a tu alcalde que se debata una moción en el Ayuntamiento de rechazo a la excarcelación de De Juana. Puede ser una excelente oportunidad para saber si el próximo 27 de Mayo votarás a una persona digna o a un canalla que apoya la concesión de privilegios a uno de los peores asesinos que hay en España.

Espero que el PP, al menos por esta vez, sea ágil y mañana mismo presente mociones de este tipo en todos los ayuntamientos en los que está representado. Pero si no lo hace, nosotros se lo recordaremos.

Tenéis toda la información sobre la campaña aquí.

Una última cosa: me he hecho un banner para enlazar a la página de la AVT (está arriba a la derecha). Si a alguien le viene bien, puede copiarlo.

Alcaraz

Uno de los deportes favoritos de algunos bloggers liberales (de Red Liberal y fuera de ella) es el tiro al facha. Por "facha" entienden, naturalmente, a Federico Jiménez Losantos y César Vidal, a los bloggers de Red Liberal que sostienen posturas próximas a un liberalismo moderado y conservador y a los conspiranoicos que quieren saber lo que pasó el 11-M.

Hasta ahí, me parece perfecto. Yo tengo mi opinión, por ejemplo, sobre si es posible ser "liberal y de izquierdas". Y lanzar puyas a alguien para crear polémicas y ganar así audiencia es una estrategia legítima. Lo hizo Jiménez Losantos, lo hace ahora Luis del Olmo, lo hacen algunos bloggers. Como espectáculo atrae a mucha gente y es mucho más elegante que las crueles luchas de gladiadores. Si además sabes hacerlo con ironía, como FJL, pues hasta resulta divertido. Esta mañana decía, por ejemplo: "Hoy José María García, ayer Luis del Olmo... a este paso mañana vamos a poner declaraciones de Bobby Deglané". No es un insulto, pero tiene que escocerles a estos que fueron grandes locutores en el siglo pasado.

Desgraciadamente muchos no están dotados para la ironía, y simplemente dan la impresión de escribir mientras sufren en silencio las hemorroides. Normalmente no tiene mayor importancia, porque cada cual acaba teniendo la audiencia que busca. Jamás criticaré a la telebasura ni a las revistas del corazón. Si tienen un público, me parece perfecto que ganen dinero con él. Yo me limito a ver CSI y poca cosa más.

Ahora bien, creo que no todo vale, seas periodista en televisión o escribas en un blog pequeñito que leen cuatro amigos. Me repugna, por ejemplo, quien se burla cruelmente de alguien con una deficiencia psíquica. Es inmoral que, como oí el domingo en Esto es vida, en un programa de televisión se hurgue en el bolso de una famosa y se muestren antidepresivos o se lea un prospecto de un medicamento con indicaciones que pueden resultar humillantes.

Y es asqueroso que se insulte gratuitamente a una víctima del terrorismo calificándolo de payaso, personaje pintoresco o ridículo. Calificativos todos que son gratuitos y, en todo caso, subjetivos. Si a Carlos López Alcaraz le parece todas esas cosas, el problema lo tiene Carlos López.

¿Podría encontrar la AVT algún portavoz con mayor facilidad de palabra y mayor cultura? Sin duda. Se me ocurren, así a bote pronto, Irene Villa y Teresa Jiménez-Becerril. Y podría ser un debate interesante si a la AVT le vendría mejor tener como portavoz a una de estas señoras o a un hombre sencillo que se expresa sin florituras y que no tiene la voz de Plácido Domingo ni la prosodia de Castelar. Yo os confieso que me emocioné cuando, en el discurso en la plaza de la República Dominicana se le quebraba la voz al hablar de sus sobrinas. Lo que le falta en oratoria, le sobra en dignidad, y sentido común.

Ha sido elegido presidente de la AVT, además, en circunstancias difíciles, lo que para mí ya es suficiente legitimidad. La gran mayoría de las víctimas del terrorismo ha decidido que Alcaraz vuelva a ser su representante. Se pueden criticar sus declaraciones o sus actuaciones sin ser un canalla, como se puede criticar una decisión judicial sin ser un fascista (sólo faltaría). Pero, como representante elegido por las víctimas, se le debe un respeto hacia su persona.

Carlos López, por desgracia, no plantea el asunto desde el respeto ni desde el interés por las víctimas del terrorismo asociadas a la AVT. Carlos López arremete vilmente contra un hombre al que le han matado a un hermano que apenas dejó de ser niño y a dos sobrinas pequeñas, y que está siendo machacado sistemáticamente por el Gobierno y sus medios afines. Insultos gratuitos, descalificaciones, juicios de intención (pretende cargarse al Partido Popular) y la inevitable acusación de "¡fascista!" tan querida por los pobres de espíritu en nuestro país.

Veamos la parte positiva: en Red Liberal cabemos gente que escribimos cosas tan distintas como Carlos López y yo. Yo en general estoy contento de estar no sólo sindicado, sino alojado en Red Liberal gracias a la generosidad de Daniel.

A pesar de ese tufillo a vómito de bilis que a veces se respira por aquí.

Deberes para hoy

Deberes obligatorios para hoy:

1. Leer la carta que una feligresa vasca ha dirigido desde Batiburrillo a Blázquez y Echenagusia:

A veces, pienso que si Jesús bajase del Cielo y se diese un paseo por las iglesias mal llamadas vascas, volvería a echar de su Templo a los que predican política y se niegan a celebrar Misas in memorian por los asesinados por ETA. Como lo hiciera con los mercaderes del Templo antes de Su martirio.

2. Leer la carta que Rosa María Alcaraz, madre de dos niñas asesinadas por ETA y hermana de José Alcaraz, dirige a Antonio Gala en Libertad Digital:

Dice el señor Gala sobre mi hermano: “No sé que pinta, ni en nombre de qué pinta lo que pinta”. Se lo diré yo. Desde siempre, su lista empieza por Ángel, Miriam y Esther, que son nuestros familiares. Y desde que asumió la presidencia de la AVT, ha ampliado sus esfuerzos, de manera pública, a todos aquellos que han sido asesinados, mutilados, y extorsionados. Con esta labor, mi hermano y todos los que estamos entregando nuestra vida a esta causa, jamás hemos reclamado venganza. Muy al contrario, trabajamos por lograr transformar la sangre derramada por las víctimas en un digno y justo cuadro que salvaguarde la memoria de las víctimas.

3. Escribir a tu párroco e informarle de que hasta que el presidente de la Conferencia Episcopal Española rectifique y pida perdón públicamente a las Víctimas del Terrorismo, no vas a volver a marcar en la Declaración de la Renta la casilla para destinar parte del dinero recaudado a la Iglesia Católica.

4. Escribir al director de El Mundo e informarle de que no vas a volver a comprar su periódico hasta que el señor Antonio Gala, que es la segunda vez que insulta a las víctimas del terrorismo después de una manifestación, deje de escribir en él.

Por si no tenéis tiempo o ganas para redactar, estas son mis cartas:

Querido Padre XXX:

He visto con sorpresa y escándalo cómo el presidente de la Conferencia Episcopal Española ha convocado en Bilbao un acto en defensa del diálogo con ETA, coincidiendo con el que habían convocado en Madrid diversas asociaciones de víctimas del terrorismo. No soy capaz de entender este acto, que en mi modesta opinión choca frontalmente no solo con la postura de la propia Conferencia Episcopal en los últimos años, sino también, y es mucho más grave, con la exigencia de caridad hacia los más débiles (las víctimas del terrorismo) que debería marcar cualquier acción de los católicos.

Desgraciadamente, como bien sabes, muchos sacerdotes en el País Vasco han interpretado el mensaje de Jesús en unas claves retorcidamente ideológicas. Así, donde debían predicar el catolicismo han predicado el nacionalismo. Donde debían haber puesto caridad hacia las víctimas de la violencia, no han tenido más que desprecio hacia los débiles y justificación para el pecado. Cuando debían denunciar con valor profético la opresión de los totalitarios, han preferido situarse en una equidistancia farisaica entre asesinos y asesinados.

Ahora, cuando más necesitamos que una autoridad moral como el Presidente de la Conferencia Episcopal Española denuncie el asalto a la dignidad humana que supone reconocer el asesinato como instrumento de acción política, veo con pesar que nuestro pastor predica el entendimiento con los lobos. Jesucristo pidió a sus pastores que protegieran a sus rebaños de los lobos, no que animaran a las ovejas a reconciliarse con los lobos cada vez que una era devorada.

El Presidente de la Conferencia Episcopal, con el acto del sábado, se ha apartado voluntariamente de ese papel de pastor protector de sus ovejas. No soy quien para juzgarle. Pero sí debo decirte que, en conciencia, no puedo colaborar con él. Por este motivo, y hasta que monseñor Blázquez no rectifique y pida perdón públicamente a las víctimas del terrorismo, no volveré a entregarle mi dinero para que lo administre como responsable de la Iglesia en España. En concreto, no volveré a especificar en la declaración de la renta que deseo que parte del dinero recaudado se destine al sostenimiento de la Iglesia Católica.

Atentamente,

Y para el director de El Mundo:

Estimado Señor Director:

Es la segunda vez que su columnista Antonio Gala, tras una manifestación contra la política antiterrorista del gobierno, se dedica a insultar a las víctimas. Entiendo que su periódico es un medio plural, donde caben todas las opiniones. Pero el insulto al presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo no es una opinión, sino un acto ruin y miserable.

Es usted libre de elegir a sus colaboradores. Pero quiero que sepa que, mientras el señor Antonio Gala siga escribiendo en su periódico, yo no volveré a comprarlo.

Atentamente,

En las cartas al Director de El Mundo, si queréis que sean publicadas, debéis poner el nombre y apellidos y el DNI.


De la manifestacion

Enredándonos con el tema del himno, al final los partidarios del diálogo y de Zapatero han conseguido otra vez que no se hable de la esencia de la manifestación. Son unos maestros en este tipo de fintas. Pero a pesar de todo, se nota que manifestantes y organizadores vamos aprendiendo. No sólo es la megafonía (fue la primera vez que pude escuchar los discursos decentemente) o el despliegue de rojo y amarillo. Hay varios elementos que hicieron a esta manifestación más eficaz.

Primero, los discursos. Teresa Jiménez Becerril es mejor oradora que el 99,9% de los parlamentarios españoles (me dejo un resto por si hay algún buen orador que no conozco), y una intervención suya es capaz de conmover al corazón más duro. Incluso a Alcaraz se le van notando las tablas y habla cada vez mejor. Mikel Buesa estuvo demoledor, la ecuatoriana llena de sentido común, y el manifiesto era impecable. No es extraño que ningún medio afín al gobierno quiera mostrar nada de lo que se dijo el sábado, y que hasta el ministro de Justicia prefiera hacer el ridículo aparentando que es incapaz de entender una norma sencilla como la que regula el himno nacional.

Empiezan los organizadores, además, a mostrar signos de picardía. Organizar la manifestación con un recorrido idéntico a la de apoyo a Zapatero era una apuesta (podían haber tenido menos éxito en la convocatoria). Pero el órdago les salió bien. Importa relativamente poco que los más recalcitrantes pretendan igualar las dos cifras de asistentes. Basta ver las fotos de una y otra para saber cual de las dos tuvo más éxito. Y eso, además de desmoralizar a los borregos que se manifestaron en apoyo a los 25 años de paz de su caudillo, hace perder credibilidad a la Delegación del Gobierno, que se ha visto obligada a dar unas cifras ridículas.

Pero tal vez lo más importante es que se está ganando la batalla fundamental, que no es la de la prensa, sino la de los memes, las ideas que comparte el común de la gente. El atentado de Barajas ha hecho perder la fe a muchos buenistas, que creían de verdad que Zapatero era capaz de convencer a ETA de que dejara las armas a base de buen rollito y con concesiones mínimas. Ahora tres de cada cuatro españoles creen, a pesar de las declaraciones oficiales, que Zapatero no ha dado por roto el diálogo con ETA. Un 80%, según la encuesta de El Mundo, quiere que se restablezca el Pacto Antiterrorista. Contra esa corriente de opinión, que es cada vez más fuerte y más rotunda, tiene que bregar el gobierno.

Vientos del pueblo

Tiene razón López Garrido: ayer los manifestantes nos apropiamos de un himno. Sólo que no era el himno nacional. Sobre las cuatro y media, cuando cruzaba el Retiro en dirección a la puerta de Alcalá, me sorprendió oír "Para la Libertad", de Joan Manuel Serrat. Después le siguió "Libertad sin ira", "Mi querida España" y "Vientos del Pueblo".

Oír "Vientos del Pueblo", en ese contexto, me emocionó (yo es que en el fondo soy un sentimental). No cantaba esa canción desde hace 20 años. Desde los tiempos en que alternábamos cantar "Vientos del Pueblo", o el "Himno a la Libertad" de Labordeta, o tantas canciones de Silvio Rodríguez y Pablo Milanés ("Vivo en un país libre", ¡qué ironía!) con las manifestaciones contra las bases americanas, por el Sandinismo y contra Reagan. Desde los tiempos en los que, pobre de mí, creía que la libertad llegaba con las revoluciones.

Hace viente años que no oía esa canción, ni tantas otras canciones "urgentes y necesarias". El padre del progre se quejaba hace poco más de un año de eso mismo:

A Hernández parece que se le ha pasado aquel momento de gloria de los años setenta y ochenta, al que le encumbraron las canciones de Paco Ibáñez y de Joan Manuel Serrat y sobre todo los vientos del pueblo del final del franquismo y de los primeros años de la transición. Ahora creo que se le lee poco y se le edita menos, que nadie le pone música y que los vientos del pueblo están no diré en calma sino totalmente apagados.

¡Alégrate, Arsenio! Ayer resucitó Miguel Hernández. Ayer volvieron a soplar los vientos del pueblo. Y es que, al final, va a resultar que Miguel Hernández tenía razón:
No soy un de pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España.

Desgraciadamente, hay demasiados bueyes en España. Pero ayer estuvimos los leones, las águilas y los toros para decir "si me muero, que me muera con la cabeza bien alta". Y que, si hace falta, esperaremos cantando a la muerte, pero no aceptaremos un yugo. Ortega Lara, ese toro con garras de león, decía el otro día en la entrevista que le hizo Sánchez Dragó: "le dije a Aznar que entendía que no hubiera cedido al chantaje". Contra hombres así, ¿qué pueden las serpientes etarras y los bueyes socialistas?

No, ayer no les arrebatamos el himno nacional, como afirmaba quejoso López Garrido. ¿Cómo vamos a quitarles el himno si nunca lo han querido? ¿Si hoy mismo mentía burdamente afirmando que la ley prohíbe interpretarlo salvo en situaciones perfectamente tasadas? Ellos son los que durante décadas han conseguido quitarnos el himno, y la bandera, a todos. Ellos los que todos estos años han llamado facha a cualquiera que llevara los colores rojo y amarillo. ¿Y ahora se quejan cuando los ciudadanos decentes empezamos a asociar el himno y la bandera con los valores constitucionales y con la defensa de la libertad?

Diego, traidor contumaz, buey subyugado, ayer no sólo perdisteis la bandera nacional, sino también la causa de la libertad y la dignidad. Ayer quedó claro que ya no podéis cantar "Vientos del Pueblo" como cuando erais jóvenes. Se os ahogaría la voz al tener que recordar que son españoles los catalanes de firmeza o los vascos de piedra blindada, al reconocer que ya sois incapaces de despreciar a la muerte cantando como ruiseñores.

Ayer los españoles que no admitimos un yugo supimos que ese himno nacional que durante tantos años habéis querido que fuera cosa de fachas es ya un himno de libertad. Y supimos que, por españoles, si morimos moriremos con la cabeza bien alta y dejaremos los yugos rotos sobre vuestras espaldas. Y que vuestro tiempo se acaba:

Crepúsculo de los bueyes,
está despuntando el alba.

Nota: Para los despistados, aquí tenéis la letra del poema de Miguel Hernández.

Por amor y por gratitud

Hay muchas razones para acudir a la manifestación convocada por el Foro de Ermua contra ETA. Yo estaré esta tarde marchando en las calles de Madrid, pero no será por ninguna razón.

El otro día El Mundo publicaba una imagen del homenaje a Jiménez Becerril que me estremeció. En ella se veía a la madre del concejal asesinado acariciando el rostro de bronce de su hijo.

Pensé en esa mujer que recién herida por el terrible dolor de la muerte de un hijo ciñó sus lomos de fortaleza, y esforzó sus brazos. Crió a los tres niños que se habían quedado huérfanos de padre y madre a la vez y que están a punto de ser hombres y mujeres. Y serán, sin duda, hombres y mujeres admirables como su abuela, verdadero ejemplo de la "mujer fuerte" de la que habla la Biblia.

Esa mujer fuerte, en esa imagen, volvía a ser la madre a la que le mataron un hijo y que desde entonces sólo puede acariciarlo en un frío busto de bronce. Y pensé en tantas otras madres, en tantas viudas condenadas a la cadena perpetua de acariciar piedras y no carne, lápidas y no piel. Tantas mujeres que se han tragado las lágrimas durante años porque tenían que conseguir que sus hijos fueran felices aún sin el padre.

Y pensé en esos niños que hemos visto llorar en tantos funerales, abrazados a su madre y sin entender aún la enorme brutalidad de lo que les había pasado. Unos niños condenados a la cadena perpetua de vivir sin un padre que les enseñe a afeitarse, que les diga que está orgulloso de ellos cuando traigan a casa su primer sueldo.

Por ellos es por los que saldré a la calle dentro de unas horas. No por ninguna razón, aunque haya muchas. Saldré a la calle por amor y por gratitud. Porque necesitan y merecen ambas cosas.

Falacias sobre el dialogo con ETA (X)

10. La AVT no quiere la paz, porque vive de las víctimas de ETA y es un instrumento del PP

Las formulaciones son diversas, en función de la ruindad del que las expresa:

a Alcaraz “le tocó la lotería” cuando ETA mató a su familia

Estábamos acostumbrados a que el PP mintiera en el número de manifestantes que acuden a sus manifestaciones, mienten en la cantidad, lo que no imaginábamos es que mintieran también en la calidad

Peces Barba tacha a Alcaraz de "sectario" y le acusa de dividir a las víctimas del terrorismo

Os confesaré que, en mi ingenuidad, pensaba el otro día que al Gobierno no le quedaba más remedio que recomponer, al menos temporalmente, el Pacto Antiterrorista y volver a considerar a las víctimas seres dignos de respeto.

Desgraciadamente, no ha sido así. Ignoro si es por el voluntarismo de Zapatero, empeñado como un ludopáta en seguir jugando cuando ya ha perdido todo su dinero; si se debe a su preferencia por pactar con los grupos radicales nacionalistas y de izquierdas, antes que con el PP; o si es debido a otras cuestiones que no alcanzo a comprender. Pero el hecho es que la "oferta que no podía rechazar el PP" (en palabras de la Vicepresidenta) era la ruptura de facto del Pacto por las Libertades y la creación de un nuevo pacto "con todas las fuerzas democráticas".

Fuerzas democráticas que incluyen a ERC (los que creen que ETA ha cedido más en este proceso que el Gobierno) y el PNV (que está dispuesto al pacto, siempre que se asuman las propuestas de Batasuna).

Es decir, Zapatero sigue empeñado en mantener con respecto al terrorismo la misma política que nos ha llevado al atentado de Barajas. Y eso supone, claro está, mantener la presión sobre las víctimas.

Por tanto, los mequetrefes que insultan en foros y blogs a Alcaraz y a los miembros de la AVT lo seguirán haciendo, y seguirán difundiendo las consignas de AVT=PP, Alcaraz = facha, AVT=negocio.

Me produce un profundo asco ese tipo de gente. Pero, por si acaso hay por ahí algún ingenuo o desinformado, aclaremos:

- A la AVT no le interesa que haya más víctimas. Las víctimas ya perciben sus ayudas, y lo seguirán haciendo, por los crímenes que ya ha cometido ETA. Ni siquiera por interés económico necesita la AVT 10, 50 o 200 muertos más.

- Si en el PSOE creen que la AVT está entregada al PP por los criterios políticos de sus dirigentes, puede hacer algo muy sencillo: tratar a las víctimas igual de bien que lo hicieron los gobiernos de Aznar. Puede dejar de insultarles, e incluso volver a favorecer su reconocimiento por parte de toda la sociedad. Puede volver a darles las subvenciones que ahora, como en tiempos de González, les niegan arbitrariamente. Puede dejar de intentar dividirles. Seguro que en esas circunstancias la AVT no sería beligerante con el Gobierno.

- Nadie es víctima del terrorismo por voluntad propia. Nadie ha pensado: como soy del PP, voy a ver si matan a un familiar, o si me vuelan las piernas, y así me infiltro en la AVT para manipularla. Las víctimas tienen, como primer interés, la recomposición de sus vidas. La política, para la inmensa mayoría de ellas, es una tarea sobrevenida a la que se ven abocadas por las decisiones de los políticos que están más preocupados por sus intereses electorales que por el bienestar de los que más han sufrido por nuestra libertad y nuestra democracia.

No hay que buscar intereses ocultos en la AVT. Su único interés, y ya es bastante, es su exigencia de memoria, dignidad y justicia.

Las falacias anteriores:

1. Aznar también negoció, así que Zapatero tiene derecho a intentarlo
2. Con ETA no se puede acabar solo por la vía policial, hay que hacer algo más
3. Tenemos que estar dispuestos a hacer concesiones
4. En democracia se puede hablar de todo
5. Las opinión de las víctimas no es relevante
6. Hasta ahora no se han hecho concesiones a ETA
7. En ETA/Batasuna hay gente que está trabajando por la paz
8. El PP está en contra del proceso porque no quiere que sea el PSOE el que acabe con ETA
9. La oposición debe apoyar siempre al gobierno en su política antiterrorista

Falacias sobre el dialogo con ETA (V)

5. Las opinión de las víctimas no es relevante

Según los casos, esto se acompaña con el falso paternalismo de "es que como están muy afectado, no son objetivos" o con el descarado "víctimas somos todos, y ellos no tienen más derechos que los demás". El caso es poner sordina a sus opiniones.

Pero lo cierto es que la opinión de las víctimas sí es importante, más que la mía o la de cualquiera que no haya perdido a nadie por el terrorismo.

En nuestra sociedad, el Estado tiene el monopolio de la violencia, y esto significa que debemos asumir su justicia. Pero el contrato liga a las dos partes. La víctima de un crimen renuncia a tomarse la justicia por su mano porque el Estado se compromete a castigar al delincuente. Por tanto, el Estado no puede unilateralmente romper el comrpomiso y decidir que no aplicará la pena a personas concretas que han causado daño a otras personas concretas.

Otra cosa es que las víctimas decidan que, por el bien común, y siempre que los asesinos muestren arrepentimiento sincero, pueden perdonar y buscar una reconciliación que evite nuevos crímenes. Pero esto es una decisión que deben tomar las víctimas libremente. Peces Barba lo sabía, y de ahí vinieron los primeros intentos por convencerles.

Y en el PSOE también lo sabían. Y por eso, cuando vieron que las víctimas no estaban dispuestas a permanecer calladas ante los tratos del gobieno con unos asesinos que seguían estando orgullosos de sus crímenes y que seguían insultándoles a cada oportunidad, comprendieron que debían neutralizarlas. Para ello, no han dudado en intentar dividirlas, insultarlas, desprestigiarlas, negarles subvenciones y, en fin, hacer lo posible para que, al menos los votantes potenciales del PSOE, no tuvieran en cuenta su opinión.

Claro que en el PSOE sabían que millones de ciudadanos estábamos (y estamos) dispuestos a apoyar a las víctimas. Claro que saben que en las manifestaciones convocadas por la AVT había más de 100.000 personas. Pero nosotros no importamos; ya saben que no cuentan con nuestro voto. Lo que movía al despreciable José Blanco a insultar a Alcaraz era la decisión de desprestigiarle frente a los votantes del PSOE, de convertir su opinión en irrelevante.

Esa imagen deformada de Alcaraz como un facha ultraderechista teledirigido por el PP ha calado entre muchos partidarios del PSOE. Así han sido capaces de tragar durante meses con la idea de un gobierno que busca la paz y unos ultras empeñados en torpedearla.

El problema que tiene el gobierno, ahora, es recomponer la alianza con las víctimas. Y es que en la nueva situación necesita contar con el apoyo de las víctimas para que los ciudadanos podamos creer en una verdadera política antiterrorista. Pero ¿qué hacen ahora con los descerebrados que se han dedicado a insultar a Alcaraz o Irene Villa en blogs y foros? ¿qué hacen con los imbéciles a los que han convencido de que la AVT es un nido de fachas?

Por el bien de todos, espero que puedan volver a manipular a su rebaño. Así, en unas semanas, tendremos a todos los tontos útiles escribiendo comentarios con insultos a Josu Ternera y a Otegui (y a Acebes, inevitablemente). Y Alcaraz podrá hacer entrevistas en El País, y los tertulianos de la SER mostrarán su cariño.y su reconocimiento a las víctimas del terrorismo, "como han hecho siempre".


Las falacias anteriores:

1. Aznar también negoció, así que Zapatero tiene derecho a intentarlo
2. Con ETA no se puede acabar solo por la vía policial, hay que hacer algo más
3. Tenemos que estar dispuestos a hacer concesiones
4. En democracia se puede hablar de todo

Siempre con las victimas

Pues estaba pensando escribir un post, como siempre, para pedir a mis lectores que dediquen la tarde del sábado a lo mejor que peuden hacer, que es estar con las personas que más han dado por nuestra libertad. Un post en el que recordaría las ruindades de los socialistas inicuos que insultan a las víctimas, la traición de un gobierno sin principios, la bajeza de unos progresistas que creen que los etarras son sus prójimos y los que se oponen a la traición unos fascistas desalmados.

Pero resulta que Agapito maestre ha escrito un artículo en el que explica, mucho mejor de lo que lo hubiera hecho yo, porqué hay que estar el sábado a las 5 en la calle Velázquez.

Háganle caso.

La noche en que pudimos vencer

Hace nueve años fueron ellos los que tuvieron miedo. Veíamos imágenes de jóvenes jarraichus encerrados en su herrikotaberna, protegidos por la policía, y con cara de conejo asustado, sin entender lo que pasaba. Veíamos a los ertzainas quitarse el pasamontañas y recibir el cariño de las personas a las que protegían. Los criminales con miedo, los policías queridos. Como en cualquier sociedad libre.

Hace nueve años era Lendakari el último nacionalista honrado. Existía el pacto de Ajuriaenea, en el que participaban todos los demócratas y dejaba fuera a los terroristas. Entonces todos teníamos claro que el enemigo era ETA.

Hace nueve años la rabia y el dolor de millones de españoles estuvieron a punto de transformarse en un movimiento capaz de derrotar a los terroristas. Pero algo se torció y hoy los etarras se ríen en la cara de las víctimas, sus voceros plantean exigencias al Presidente del Gobierno y le recuerdan sus compromisos.

Hoy existen los pactos de Lizarra y del Tinell, en el que participan socialistas, terroristas, comunistas y nacionalistas y dejan fuera a la derecha. El Lendakari financia y defiende a ETA, y niega cualquier ayuda a las víctimas. Hoy muchos tienen claro que el enemigo es el PP.

Afortunadamente, queda esperanza. Algunos fueron capaces de mantener la dignidad y seguir adelante con la exigencia de justicia. Personas como las que forman la AVT o el Foro de Ermua. Por ellos, por las víctimas, y por todos nosotros, debemos estar esta tarde a las ocho y media recordando a Miguel Ángel Blanco y a todos los asesinados por ETA y exigiendo memoria, dignidad y justicia.

Rosas blancas por la dignidad

El miércoles 21 de junio está convocada una concentración en la plaza de Neptuno con el lema "Negociación en mi nombre ¡NO!". Convoca una plataforma recién creada: Rosas Blancas por la Dignidad.

Si el tiempo o la autoridad competente no lo impiden, allí estaremos.


Soy un extremista

Está bien. Lo confieso: soy un extremista. No sólo escribo por aquí panfletos impropios de una derecha europea y civilizada, sino que además actúo. Ayer estuve en la calle, con unos cuantos fachas de camisa azul y bandera de España, gritando desaforadamente contra el gobierno legítimo de este país.

Hay quien ya se ha dado cuenta del peligro que supone deslizarse por la pendiente del extremismo. Yo, que soy seguramente más primitivo e incivilizado, no puedo evitar responder visceralmente cuando el presidente del gobierno pacta con los asesinos y humilla a las víctimas.

Sí, ya sé que debería seguir el consejo de Bosé, ese que sufrió atrozmente durante la dictadura de Aznar, quien llegó a obligarle a presentar un programa en Televisión Española y a cobrar por ello con la intención de convertirle en un sucio capitalista. Pero ya ven, yo me niego a ser civilizado y moderado.

Yo no me sitúo a medio camino entre las víctimas y sus verdugos: estoy lo más cerca que puedo de las víctimas. No quiero entender las razones de los etarras: quiero que estén en la cárcel, cuanto más tiempo mejor. No quiero llegar a un pacto con Hitler para que los judíos vivan en guetos: quiero que se acabe el nacismo. No creo que la mejor opción entre la libertad y el socialismo sea el "estado del bienestar".

A mí no me importa estar cerca de unos fachas en una manifestación. Mejor dicho, sí me importa, pero me importa más estar con las víctimas y mostrarles mi apoyo. No me importa si mi actitud conviene o no al PP para ganar más o menos votos. No me importa lo que opinen de mí "las gentes de la cultura" o los progres biempensantes.

Yo amo la libertad, odio a los asesinos, estoy con las víctimas. Sin condiciones. No puedo evitarlo: soy un extremista radical.

Estar con las víctimas

Hace cinco años, sólo los batasunos más recalcitrantes eran capaces de insultar a las víctimas del terrorismo. Después de la campaña del PSOE, cada vez es más habitual encontrar imbéciles que se dedican a insultar a Alcaraz o a Irene Villa. Imbéciles que son idénticos a los alemanes que en los años treinta descubrían que sus vecinos judíos tenían el aliento avinagrado y una predisposición al permanente vómito, y que aprobaron después su deportación a los campos de la muerte.

Imbéciles manipulados, imprescindibles para sembrar el odio que hiciera posible el exterminio de unas personas a las que se había despojado de toda categoría humana. Como los que ahora niegan a los "fachas" de la AVT el derecho a manifestarse. Unos acusándoles de no querer el fin de ETA porque se les cae el chiringuito, y otros explicando que las víctimas no son un actor político válido porque tienen "demasiada implicación emocional".

Vivimos tiempos peligrosos. Cuando el Fiscal General del Estado defiende que los jueces deben plegarse a lo que quiera la mayoría, elije la ley de Lynch. Conde Pumpido no es un ignorante, y sabe perfectamente que el fascismo consiste en colocar la "voluntad del pueblo" por encima de las leyes. Eso hizo Hitler: escuchar al pueblo alemán que clamaba venganza contra los judíos. Conde Pumpido quiere que los jueces escuchen al pueblo que exige el ostracismo de las víctimas y el diálogo con los asesinos. Obviando la ley.

Hoy no sólo los antisistema, sino el propio partido en el gobierno proclama que las instituciones no sirven. Como Batasuna, el PSOE defiende la necesidad de una "mesa de partidos", una nueva Platajunta. En democracia hay una mesa de partidos permanente en la que se pueden discutir todos los asuntos políticos, y se llama Parlamento. Admitir la necesidad de una mesa de partidos para el diálogo político es negar de facto la legitimidad del Parlamento. Es volver a los tiempos predemocráticos, cuando la legitimidad la daba la capacidad de movilización en la calle, o el ejercicio de la violencia. Patxi López y Zapatero admiten que las armas valen más que los votos cuando se muestran dispuestos a negociar con Batasuna y deslegitiman al PP. Admiten, con los antisistema, que nuestra democracia es una farsa.

Por todo esto es muy importante estar hoy con las víctimas. Ellos, que ya han dado por nosotros y por nuestra libertad más de lo que se puede pedir a nadie, asumen ahora además la carga de resistir en primera línea al totalitarismo. Si permitimos que los humillen, que los imbéciles manipulados les insulten, habremos dado el primer paso hacia la destrucción de la democracia.

De la Vega se equivoca

Ha dicho la Vicepresidenta que es "paradójico" que se asista a "manifestaciones contra el terrorismo cuando no hay terrorismo", lo cual son dos mentiras en una sola frase.

1. La manifestación no es contra el terrorismo, sino contra la política proterrorista del gobierno.
2. Hay terrorismo. Hay extorsiones mafiosas a empresarios, atentados contra empresas o sedes de partidos, ataques y amenazas a ciudadanos y reorganización logística en Francia.

Lo siento, señora, pero con estas mentiras tan poco elaboradas no va a convencer a nadie de que mañana no acuda a la concentración.

Basket Case

Basket Case es una tpelícula de terror de serie B en la que un individuo andaba por ahí con una cesta en la que llevaba a su hermano monstruoso, que salía de vez en cuando para devorar a algún inocente. Pues resulta que el ministro de Justicia también tiene un hermano monstruoso. Hasta ahora lo tenía oculto en alguna isla, pero ha salido de su escondrijo para mostrar sus miserias.

Pero hay una diferencia: Socorroclo da mas miedo y más asco que Belial, el hermano deforme de Basket Case.

Cifras y letras

La cabra siempre tira al monte, y los adláteres del PSOE al recuento de fachas en cualquier manifestación en la que no participen. Yo ví a uno de los supuestamente objetivos del manifestómetro hacer fotos a eso de las ocho de la tarde a la zona menos densa de la manifestación. Otro es el hijo de Forges, de conocido sesgo izquierdista. Así que estos no ofrecen más garantía de exactitud y rigurosidad que el gobierno o los organizadores de cualquier manifestación.

Ya dije que en mi opinión la unidad de medida para las manifestaciones debe ser el mogollón. Un mogollón había en la manifestación tras el asesinato de Tomás y Valiente, un mogollón en la manifestación tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco, un mogollón y medio en la del 12-M, un mogollón en la manifestación de víctimas del terrorismo en Junio, un mogollón este sábado.

Por debajo del mogollón está la cantidad de peña, que es la unidad con la que se miden manifestaciones como las que organizaba la derecha católica contra el aborto en los años 80, las manifas contras las bases americanas en al misma época y las manifestaciones actuales de Batasuna o ERC.

Cuatro gatos es la unidad para medir la inmensa mayoría de las manifestaciones, por ejemplo esas a las que yo era asiduo hace veinte años: en apoyo a la revolución nicaragüense, contra la visita de Reagan...

Si eres gobierno, puedes despreciar las manifestaciones de cuatro gatos, puedes utilizar si te viene bien las manifestaciones de cantidad de peña, pero es suicida ignorar las manifestaciones a las que asiste un mogollón. Aznar lo hizo con la guerra de Irak (aunque no todas tenían esta categoría, las había de cantidad de peña e incluso de cuatro gatos) y así le fue. No creo que perdiera muchos votos directamente, pero sí consiguió generar en ciertas personas un estado de irritación que fue astutamente aprovechado por Rubalcaba en esos fatídicos días de marzo.

Y no es que tengas que hacer lo que diga cualquiera que sea capaz de reunir a un mogollón debajo de una pancarta. Pero al menos tienes que tomarte la molestia de aparentar que les escuchas, de pretender que te importan algo sus reivindicaciones, de hacer como si respetaras a los líderes y aprovechar la opoortunidad para explicar porqué tu política es la correcta.

Si haces como si no hubiera habido un mogollón de personas aguantando una lluvia helada, insultas a los asistentes, te burlas de sus líderes y sólo explicas tu política a los coleguitas, tendrás en las próximas elecciones un mogollón de personas que no sólo discreparán de tus propuestas, sino que estarán furiosamente dispuestas a hacer todo lo posible porque tu mujer no vuelva a decorar La Moncloa.

Campaña por la subvención a la AVT

Aparte de protestar en el blog, y de dar a conocer la miseria moral de Caldera, voy a intentar hacer algo más por la AVT:

Os propongo una campaña de correos electrónicos a Caldera y a su jefe, de manera que al menos sepan que a algunos sí nos importan estas cosas.

El texto para Caldera sería este:

Estimado señor Caldera:

He visto con sorpresa en la página web de la Asociación de Víctimas del Terrorismo que no les va a conceder ni un solo euro de lo recaudado por el Estado en la última campaña de la Declaración de la Renta.

Considero que las víctimas del terrorismo merecen todo nuestro respeto y apoyo, y no puedo entender qué criterios ha seguido su ministerio para denegar cualquier ayuda a los que han dado su vida por defender nuestra libertad.

Le ruego reconsidere su decisión, porque de lo contrario me veré obligado a no volver a seleccionar la opción "otros fines de interés social", al menos mientras usted sea Ministro de Trabajo y Seguridad Social.

Atentamente,


Creo que sería bueno también escribir a Zapatero en estos términos:

Estimado señor Rodríguez Zapatero:

He visto con sorpresa en la página web de la Asociación de Víctimas del Terrorismo que no les va a conceder ni un solo euro de lo recaudado por el Estado en la última campaña de la Declaración de la Renta.

Considero que las víctimas del terrorismo merecen todo nuestro respeto y apoyo, y no puedo entender qué criterios ha seguido el Ministerio de Trabajo para denegar cualquier ayuda a los que han dado su vida por defender nuestra libertad.

Le ruego de instrucciones a su Ministro de Trabajo y Seguridad Social para que rectifique esta decisión. De no ser así sería inevitable que ciudadanos como yo pudiéramos pensar que su Gobierno no actúa pensando en el bien de la Sociedad en su conjunto, y que por tanto adoptáramos medidas acordes a la gravedad de este asunto.

Atentamente,

Lamentablemente, en las páginas web de Presidencia del Gobierno y del MTAS no aparecen las direcciones de correo electrónico de sus responsables (¿alguien ha mencionado la transparencia y el buen gobierno?). Pero estas son sus direcciones de correo electrónico como diputados:

jesus.caldera@diputado.congreso.es
jose.rodriguez@diputado.congreso.es

Poned vuestro nombre e incluid el DNI.

No soy amigo de campañas, pero os pido por favor que en la medida de vuestras posibilidades difundais esto de manera que podamos tener algún efecto.

A favor de ETA, en contra de la AVT

No pueden evitarlo. En cuanto tienen un euro para dar una subvención, necesitan utilizarlo para comprar voluntades. Si algún subvencionado no se comporta como ellos exigen, se corta el grifo. Es lo que hizo Matilde Fernández, que consideraba más importante el estudio de genética de las lentejas en Libia o los talleres de masturbación para chicas que el apoyo a los familiares de los que han dado su vida por nuestra libertad. Y no, no son inventos. Es cierto que se subvencionaron estas actividades mientras se negaba cualquier ayuda a las víctimas del terrorismo.

Ahora ya han comunicado a la AVT que no va a recibir ni un céntimo del dinero que todos los españoles, y no sólo Caldera, entregaron al Estado para "otros fines de interés social".

Cuando tengamos la lista de agraciados con los 96.945.430 euros (más de DIECISEIS MIL MILLONES de las antiguas PESETAS), seguramente veremos casos como los de Matilde, y probablemente no pocas asociaciones en defensa de la cultura vasca, que en realidad serán asociaciones en defensa de ETA más o menos camufladas.

Que conste que yo estoy en contra de que el Estado nos quite dinero para repartirlo entre diversas asociaciones según su criterio. Oiga, para eso déjeme a mí mi dinero, que ya veré yo a qué fines de interés social lo dedico. Pero lo que es inaceptable es que nos quiten el dinero para utilizarlo de manera absolutamente partidista.

Y todo esto mientras se negocia con ETA, se toleran sus actos de provocación y se permite que vuelvan a estar en el parlamento vasco.

En fin, por si alguien considera oportuno ayudar a la AVT con un donativo, aquí tiene la información necesaria.

Vergüenza

A Paco Vázquez, alcalde de la Coruña, le da vergüenza que las víctimas del terrorismo tengan que manifestarse para pedir algo tan elemental y justo como que el Gobierno no negocie con una banda de asesinos. A mí también.

O tal vez no le he entendido bien, y lo que ha querido decir es que debería darles vergüenza a las víctimas salir a exhibir sus miembros amputados, o sus familiares asesinados, o su libertad cercenada, y que estarían mejor en casa, sin molestar a los vivos, que están ocupados ganando unas elecciones.

Más o menos, lo que piensa Puigcercós, que está dispuesto a sacar a pasear el cadáver de un golpista como Companys o el de unos terroristas republicanos a la mínima oportunidad, pero se ofende si el tío de dos niñas asesinadas pide simplemente justicia según la legalidad vigente.

Lo que no entiendo es que a Vázquez le parezca una vergüenza que una persona a la que ETA ha intentado asesinar con una bomba participe en una manifestación de víctimas del terrorismo. A mí lo que me parece una vergüenza es que ETA intentara asesinar a Aznar, pero no a Zapatero, ni a Carod, ni a Puigcercós, ni a Ibarreche.

Como debería darle vergüenza a Iñaki Gabilondo que ETA haya intentado matar a Jiménez Losantos, a Carlos Herrera y a Luis del Olmo, pero no a él.

Pero me temo que en este país hay muchos sinvergüenzas, que derraman lágrimas de cocodrilo cada vez que ETA mata a alguien, pero que al tiempo se ocupan muy mucho de garantizar que los asesinos no se equivocarán al elegir a la siguiente víctima, no vaya a ser que les toque a ellos.

Víctimas del Terrorismo

Muchas víctimas del terrorismo etarra se manifestaron el sábado en Madrid.

Estaban las víctimas como Irene Villa, a la que ETA le arrebató las piernas, y otros a los que arrancó un brazo, o sólo un dedo.

Además estaban las víctimas como Mikel Buesa, a las que la bestia les ha quitado a un ser querido: un hijo, un padre, un hermano, un amigo.

Estaban las víctimas como Gregorio Ordóñez, a las que los pistoleros les han robado la vida, estaban en la memoria y en el corazón de muchos de los que allí andábamos.

Y también estaban las víctimas como Gotzone Mora, a las que ETA les roba la libertad. Y estos también son víctimas cada día, cada minuto de su vida.

Pero no estaban las otras víctimas.

No estaba Peces Barba, experto sexador de asociaciones, disquisidor entre buenos y malos, perfecto conocedor de su papel como miembro del Gobierno. No estaba Pilar Manjón, émula de Linneo en la clasificación de víctimas y dolores.

No estaban los que son capaces de ver en Felipe Alcaraz a una mariopneta "mediática" del PP, en lugar de ver al hombre bueno y sencillo que no sabe hablar en público, y que hubiera pasado el sábado haciendo una barbacoa con su hermano y sus sobrinas asesinadas, si no hubiera sido por los salvajes de ETA.

No estaban los columnistas del País ni los comentaristas de la SER, siempre prestos a la denuncia del peligro fascista y de la manipulación derechista, pero siempre dispuestos también a no condenar más que de manera genérica y sólo cuando se hace imprescindible cualquier barbaridad que hagan los batasunos.

No estaban los socialistas, siempre comprometidos y solidarios con los que están lejos, siempre dispuestos a analizar y comprender las razones de los terroristas, siempre dispuestos al diálogo con el comunista equivocado.

No estaban los nacionalistas, ni en su variante esquerrorrepublicana, los que distinguen entre causas y métodos, los que hablan del conflicto, los que negocian, y se congratulan de ello, la impunidad para su territorio mientras contemplan impasibles el crimen en la tierra del vecino.

Y todos estos también son víctimas de ETA, porque a ellos ETA les ha quitado algo que no ha conseguido quitar a ninguna de las otras víctimas: les ha robado la dignidad.

Y lo peor es que ni siquiera lo saben.

Acerca de la Manifestación

Uno, que ya tiene unos añitos, ha participado en unas cuantas manifestaciones. Al contrario que otros compañeros de Red Liberal, esta no era la primera ni la segunda.

¿Que había que hacer una cadena humana entre Zaragoza y la base militar? Allí estaba yo como un eslabón más. ¿Que había manifestación apoyando la revolución sandinista? Pues yo iba a gritar eso de "¡Así, así, ni un paso atrás, con las armas en la mano Nicaragua vencerá!. ¿Que venía Reagan a Madrid? Pues a recorrer el paraninfo de la Complutense desmostrando nuestra más enérgica repulsa al imperialista yanki y a los traidores del PSOE.

Confieso que me he perdido alguna. Por ejemplo, las manifestaciones del 2003 a favor de que Saddam Hussein pudiera seguir masacrando kurdos y chiítas. En cambio, he participado en otras manifestaciones contra el terrorismo etarra.

Así que, ante la habitual guerra de cifras, puedo decir con cierta autoridad que lo del sábado fue un "mogollón". Esta es una útil unidad de medida que sirve para decir: esto no es cosa de cuatro fachas y cinco imbéciles manipulables.

A pesar de los esfuerzos de Máximo el mismo sábado en El País, con una viñeta que mostraba una tumba con el rótulo "Victimas del Terrorismo" y la incripción "dejadnos descansar en paz", muchos acudimos a mostrar nuestro cariño y apoyo a las víctimas. Curiosamente, a pesar de lo que diga el tipo ese que no sabe dibujar, algunos sabemos que hay víctimas que están vivas, y que recorrieron Príncipe de Vergara sin sus brazos o sus piernas. Y hay otras víctimas que han perdido a sus padres, hijos o hermanos.

Sí, también es una víctima el que ha perdido a un hermano o a una sobrina de tres años, aunque la cada vez más odiosa Manjón lo niegue. Tal vez Manjón diría otra cosa si hubiera oído quebrarse la voz de Felipe Alcaraz en su discurso. O tal vez no, porque en ella la ideología y el odio son más fuertes que la solidaridad con los que sufren lo mismo que ella.

Y estas víctimas tienen derecho a expresarse. Y los no queremos ser equidistantes entre las víctimas y los verdugos, los que no creemos que haya un conflicto político sino una banda de asesinos que pretenden imponernos su visión del mundo, tenemos derecho a estar con las víctimas y decirles que nunca más van a estar solas.

Y creo que esto puede ser lo más importante de lo que pasó ayer. Z seguirá con su plan negociador, si ETA le deja. Pero al menos, ya ninguna mujer de guardia civil tendrá que sufrir, además de la muerte de su marido, el desprecio de la sociedad por la que dio la vida. Sabrá que una parte importante de esa sociedad estará cercana, compartirá su dolor y le mostrará su apoyo.

En cuanto a la actitud de los medios afines al gobierno, no consigo entenderla: a lo mejor algún imbécil puede creer que sólo había 200.000 personas, o "unos miles" como dijo Z. Pero ese esfuerzo por convencer de que allí sólo fueron los fachas del PP les va a salir rana.

Esto es, si el PP por sí mismo es capaz de convocar semejante manifestación, a poco despierto que sea Rajoy el resto de la legislatura puede ser una pesadilla para el PSOE.

La dignidad de las víctimas

El Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Gregorio Peces-Barba, no tuvo tiempo para ir a la manifestación del sábado, pero sí lo ha tenido hoy para redactar un comunicado:

[...]destaca la "plena legitimidad" de esta convocatoria y "de los fines y objetivos de la misma"

¿Destaca también que el día tiene 24 horas? ¿Es que no es obvio que la AVT está legitimada para convocar una manifestación? ¿Quién es él para decir si una manifestación es legítima o no?

y se ratifica en su decisión de no asistir a este tipo de actos "cuando no son unitarios

Es que el acto era unitario: estaba convocado por una sola asociación, la AVT. A lo mejor quería decir que no era totalitario, esto es, que no incluía a todas las asociaciones. Claro que la palabra totalitario tiene mala prensa, y no sin motivo. Probablemente sería mejor mayoritario, pero resulta que la AVT representa a la inmensa mayoría de las víctimas (más de 6.000 asociados, frente a 450 de la A11M). O probablemente, que si no va una determinada asociación, entonces él tampoco.
Claro que un par de días antes la razón para no ir no era el unitarismo, sino que él necesita un muerto para levantar el culo del asiento. Un herido no es suficiente.

y donde, como se ha visto en la manifestación del sábado, la buena fe de los organizadores ha sido burlada por interferencias destempladas y aprovechadas que no se deben legitimar".

¿Quién las ha legitimado? La AVT ha condenado las agresiones. El PP ha condenado las agresiones. Nadie ha dicho que es peor una bomba en Irak. El presidente del PP no se ha negado a condenar el ataque. Ningún hijo de Esperanza Aguirre ha participado convocando a los violentos.

Las víctimas, según indica el comunicado, "son seres de fines y no pueden ser utilizados como medios, ni como armas arrojadizas contra unos enemigos inventados que no lo son".

Las víctimas SÍ pueden ser utilizadas. Lo están haciendo los principales dirigentes de su partido desde el sábado. A lo mejor quiere decir que NO DEBEN ser utilizadas. Por cierto ¿entre las pruebas para ser Catedrático o Rector de Universidad no se incluye hablar o escribir correctamente en castellano?

En su opinión, esta manifestación y las "vicisitudes de su desarrollo" han puesto de relieve "la posibilidad, convertida en realidad, de manipulaciones políticas e ideológicas aprovechando el desarrollo de la manifestación".

No. Las manipulaciones han venido después, no durante el desarrollo de la manifestación. En la manifestación una inmensa mayoría se limitó a acompañar a las víctimas, y unos pocos aprovecharon para lanzar mensajes o consignas. Por otro lado, no recuerdo que ni este prohombre ni nadie del PSOE se quejara de la posibilidad, convertida en realidad, de manipulaciones políticas e ideológicas en las manifestaciones contra la guerra de Irak, o en las del Prestige.

Los insultos -agrega la nota- a miembros del Gobierno, presentes y ausentes, la agresión verbal y física a Bono, las peticiones de dimisión del Alto Comisionado y "las referencias inamistosas a otras víctimas ausentes del acto se han desarrollado en un clima de odio y de aplicación de la perversa dialéctica amigo-enemigo".

¿Y cómo es capaz de medir el odio en el clima si no estuvo allí? ¿Tiene odiómetros remotos? Además, ¿acaso no tienen derecho las víctimas a pedir su dimisión? ¿Es equivalente agredir a una persona y pedir la dimisión de un cargo público que ha despreciado a los que debería proteger?
Lo de llamar perversa a la dialéctica amigo-enemigo en el caso de gente a la que han asesinado a un familiar o le han dejado mutilada de por vida tiene delito. A ver si repitiéndolo se entera: tenemos enemigos. Los etarras son nuestros enemigos. Los que ayudan, apoyan o alientan a los etarras son nuestros enemigos. Las víctimas son nuestros amigos. Los que ayudan, apoyan o alientan a las víctimas son nuestros amigos.
Yo no he elegido que haya dos bandos, pero los hay, y tengo claro en cuál quiero estar. ¿Y el señor Peces Barba? ¿Tiene claro a quién tiene que defender o todavía se acuerda de cuando era abogado defensor de etarras?.

"La mayoría de los manifestantes no participantes en las algaradas no pudieron dominar la imagen ocupada casi totalmente por la actitud agresiva de esos elementos extremistas", añade el comunicado.

Mentira. La imagen está ocupada casi totalmente por estos extremistas sólo en los medios de comunicación afines a las posiciones del partido del señor Comisionado. Esos medios de comunicación que no ha dedicado una línea a los testimonios de las víctimas, y que no dijeron ni una palabra acerca de la convocatoria antes del acto, para que fuera un fracaso. Los que están utilizando esa imagen para manipular, para decir que todos los asistentes eran unos fachas teledirigidos por el PP.

Además, señala que también se han puesto de relieve "tensiones e incomunicaciones" entre diversos sectores de las víctimas y de los afectados que el Alto Comisionado había detectado previamente y que "son altamente inconvenientes para el buen fin de los objetivos y de la satisfacción de las necesidades que les unen".

Es un lince este hombre: él ya había detectado tensiones e incomunicacioes. Él y todos los que habíamos visto a Pilar Manjón hacer distinciones entre muertos, entre causas y entre terroristas. ¿Y qué ha hecho desde que le nombraron para evitar estas tensiones?

Por ello, Peces-Barba había considerado la necesidad de convocar reuniones con las asociaciones "en varios momentos y con distinta amplitud".

¡Dios mío, qué arriesgado! ¡No se atreverá a lanzarse! ¡Reuniones en varios momentos y con distinta amplitud! ¡Eso quiere decir más de una reunión! No me extraña que llevara un mes considerando la necesidad. No termino de entender lo de la distinta amplitud: si se refiere al tiempo, al espacio o a los participantes, pero seguro que requiere un par de meses de profundo análisis determinar todas las amplitudes necesarias.

Esta postura, según el Alto Comisionado, se ha visto fortalecida y potenciada por la voluntad del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y de sus colaboradores de manera que va a ponerla en marcha en los próximos días

O sea, que el jefe le ha dicho que a ver si hace algo, que si no para qué le ha nombrado, y sus subordinados le han dicho que bueno, que vale, que pueden prepararle un par de reuniones si no son muy largas. No hay duda: es un hombre de acción. Esto no hay quien lo pare.

Así, desde la Oficina del Alto Comisionado se han puesto en comunicación con los representantes de la AVT y con los de la Asociación de Víctimas del 11 de marzo para convocarles a una reunión.

Bueno, tampoco hay que alarmarse: no ha tenido que llamar él mismo en persona, lo ha hecho su secretaria.

Como resultado de las conversaciones se ha fijado para el próximo miércoles una reunión con la AVT y el jueves con la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo.

¡Un ritmo frenético: dos reuniones en una semana!. Al menos no ha reunido a las dos asociaciones a la vez: pueden limar sus diferencias por correo electrónico, o enviándose SMS desde eldespacho del Alto Comisario.

Peces-Barba pide "a todas las víctimas, a sus familiares y a amigos y a todas las personas de bien que rechacen y que denuncien estas técnicas de envilecimiento y que hagan los máximos esfuerzos para superar y ayudar a superar las diferencias entre sus organizaciones".

La AVT ya había emitido un comunicado condenando los hechos, sin esperar a los sabios consejos pacificadores y homogeneizadores del Alto Comisionado. Ahora ¿podría éste por favor sugerirle a la señora Manjón que decir que “visto lo visto” teme “que hubiese corrido peligro” su “integridad física” no ayudan mucho a superar diferencias?
Vamos, si no es mucha molestia para ninguno de los dos.

Admirable Rosa Díez

He escuchado esta mañana a Rosa Díez en Onda Cero hablar sobre la manifestación de ayer y los ataques que sufrieron ella y Bono.

De entrada, deciros que alquien capaz de atacar a Rosa Díez es indistinguible moralmente de cualquier batasuno. Ella es una de las personas que está sufriendo en el País Vasco el ataque de los nazional-socialistas (traducción exacta al español de Sozialista Abertzaleak), una de las que se está jugando la vida por defender nuestra libertad. Ella misma decía esta mañana: "a mí no me han echado de ninguna manifestación los fachas del País Vasco y no me van a echar de ninguna los fachas de Madrid".

Rosa tiene más valor en la uña del dedo meñique del pie izquierdo que todos los "patriotas" que ayer le insultaban. Si son tan valientes, que se den una vuelta por Hernani gritando sus consignas.

El resto de las declaraciones reafirman la talla moral de esta gran mujer: "Volví a la manifestación, porque vine a estar con las víctimas, que son las que verdaderamente importan, y a escuchar lo que tienen que decir." Sin rencor, con firmeza, sin acusar al todo por la parte. En el enlace que he puesto arriba podeis acceder al audio, y merece la pena. La entrevista debe estar casi al principio del programa, de manera que no hay que aguantar demasiado a la estomagante Isabel Gemio.

¿Y Bono? diréis algunos. Por supuesto que también estoy en contra del ataque a Bono, como lo estuve del ataque a Rato y Piqué, que fue bastante más grave, aunque entonces no le pareciera a Rubalcaba cosa de "terroristas". Pero permitidme que no considere a Bono igual de honrado y digno que a Rosa Díez.

Ojalá en el PSOE hubiera más gente como ella, como Vázquez o como Redondo. Gente con cuyos planteamientos políticos puedes no coincidir, pero con la que das por supuesta la buena voluntad, la honradez y las ganas por trabajar por un país mejor para todos.

Héroes

En "La vida, el Universo y Todo lo Demás" Douglas Adams nos cuenta la historia del planeta Krikkit, cuyos habitantes deciden eliminar al resto del universo, con todos sus habitantes.
Esta es la dicusión que se produce cuando Slatibarfast, uno de los portagonistas, pide ayuda al resto para parar a los habitantes de Krikkit:

"Nosotros no estamos obsesionado por nada, sabes," insistió Ford.
"..."
"Y este es el factor decisivo. No podemos ganar contra la obsesión. A ellos les importa, a nosotros no. Ellos ganan."
"Me importan un montón de cosas", dijo Slartibarfast, su voz temblando en parte con disgusto, pero parcialmente también con incertidumbre.
"¿Como cuáles?"
"Bien," dijo el viejo, "la vida, el Universo. Todo, en realidad. Los Fiordos."
"¿Morirías por ellos?"
"¿Por los fiordos?" parpadeó Slartibarfast sorprendido. "No".
"Entonces."

A los nacionalistas les ocurre como a los habitantes de Krikkit. Tienen un objetivo, y toda su vida se orienta a él. Cuando uno ve a Ibarretxe está viendo a un habitante de Krikkit. Él tiene una visión del mundo, y toda su vida se orienta a hacerla realidad, sin importarle nada de lo que pueda pasar a los demás. Las víctimas de ETA no importan, la opinión de los vascos no nacionalistas no importa, la opinión del resto de los españoles no importa. Si necesita el apoyo de ETA se apoya en ETA, si tiene que violar la ley la viola, si tiene que amenazar con tortas a los que se opongan, amenaza.

A la mayoría de nosotros nos pasa como a Ford Prefect y compañía: no somos fanáticos, así que no estamos dispuestos a morir por las cosas en que creemos. Estamos en contra del plan Ibarretxe-ETA, pero no estamos dispuestos a perder nuestras comodidades cotidianas para luchar contra él.

Afortunadamente, hay gente que sí se está dejando la vida por todos nosotros: gente como Gotzone Mora, María San Gil, Mayte Pagazaurtundúa, cientos de concejales del PP y el PSOE, los del Foro de Ermua, Basta Ya... y por supuesto todos los que ya han muerto por defender la libertad.

Ellos son héroes auténticos, no como Superman, sino como Frodo, el héroe improbable que se encuentra con una misión que es muy superior a sus fuerzas, y aún así la asume, sabiendo que es muy difícil que tenga éxito, para que los habitantes de La Comarca puedan seguir viviendo, y comiendo, y bailando con normalidad.

Gracias a ellos, nosotros podemos ser libres y vivir como si no pasara nada. Gracias a ellos y a su ejemplo podemos tener esperanza.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.