Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Vientos del pueblo

Tiene razón López Garrido: ayer los manifestantes nos apropiamos de un himno. Sólo que no era el himno nacional. Sobre las cuatro y media, cuando cruzaba el Retiro en dirección a la puerta de Alcalá, me sorprendió oír "Para la Libertad", de Joan Manuel Serrat. Después le siguió "Libertad sin ira", "Mi querida España" y "Vientos del Pueblo".

Oír "Vientos del Pueblo", en ese contexto, me emocionó (yo es que en el fondo soy un sentimental). No cantaba esa canción desde hace 20 años. Desde los tiempos en que alternábamos cantar "Vientos del Pueblo", o el "Himno a la Libertad" de Labordeta, o tantas canciones de Silvio Rodríguez y Pablo Milanés ("Vivo en un país libre", ¡qué ironía!) con las manifestaciones contra las bases americanas, por el Sandinismo y contra Reagan. Desde los tiempos en los que, pobre de mí, creía que la libertad llegaba con las revoluciones.

Hace viente años que no oía esa canción, ni tantas otras canciones "urgentes y necesarias". El padre del progre se quejaba hace poco más de un año de eso mismo:

A Hernández parece que se le ha pasado aquel momento de gloria de los años setenta y ochenta, al que le encumbraron las canciones de Paco Ibáñez y de Joan Manuel Serrat y sobre todo los vientos del pueblo del final del franquismo y de los primeros años de la transición. Ahora creo que se le lee poco y se le edita menos, que nadie le pone música y que los vientos del pueblo están no diré en calma sino totalmente apagados.

¡Alégrate, Arsenio! Ayer resucitó Miguel Hernández. Ayer volvieron a soplar los vientos del pueblo. Y es que, al final, va a resultar que Miguel Hernández tenía razón:
No soy un de pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España.

Desgraciadamente, hay demasiados bueyes en España. Pero ayer estuvimos los leones, las águilas y los toros para decir "si me muero, que me muera con la cabeza bien alta". Y que, si hace falta, esperaremos cantando a la muerte, pero no aceptaremos un yugo. Ortega Lara, ese toro con garras de león, decía el otro día en la entrevista que le hizo Sánchez Dragó: "le dije a Aznar que entendía que no hubiera cedido al chantaje". Contra hombres así, ¿qué pueden las serpientes etarras y los bueyes socialistas?

No, ayer no les arrebatamos el himno nacional, como afirmaba quejoso López Garrido. ¿Cómo vamos a quitarles el himno si nunca lo han querido? ¿Si hoy mismo mentía burdamente afirmando que la ley prohíbe interpretarlo salvo en situaciones perfectamente tasadas? Ellos son los que durante décadas han conseguido quitarnos el himno, y la bandera, a todos. Ellos los que todos estos años han llamado facha a cualquiera que llevara los colores rojo y amarillo. ¿Y ahora se quejan cuando los ciudadanos decentes empezamos a asociar el himno y la bandera con los valores constitucionales y con la defensa de la libertad?

Diego, traidor contumaz, buey subyugado, ayer no sólo perdisteis la bandera nacional, sino también la causa de la libertad y la dignidad. Ayer quedó claro que ya no podéis cantar "Vientos del Pueblo" como cuando erais jóvenes. Se os ahogaría la voz al tener que recordar que son españoles los catalanes de firmeza o los vascos de piedra blindada, al reconocer que ya sois incapaces de despreciar a la muerte cantando como ruiseñores.

Ayer los españoles que no admitimos un yugo supimos que ese himno nacional que durante tantos años habéis querido que fuera cosa de fachas es ya un himno de libertad. Y supimos que, por españoles, si morimos moriremos con la cabeza bien alta y dejaremos los yugos rotos sobre vuestras espaldas. Y que vuestro tiempo se acaba:

Crepúsculo de los bueyes,
está despuntando el alba.

Nota: Para los despistados, aquí tenéis la letra del poema de Miguel Hernández.

Comentarios


Es curioso porque leyendo este ppost creo que debo decirte que ya te has equivocado dos veces en la vida: la primera por creer que la libertad llega por las revoluciones. Creo que de las revoluciones sólo surgen regímenes totalitarios.

La segunda vez que te equivocas es ahora. Pensando que se puede solucionar un conflicto renegando del dialogo y criminalizando al gobierno de turno. Protestando porque durante el año 2006 han muerto dos personas, y olvidando los años en los que los asesinos se llevaban por delante más de 100 vidas en un año.

Tomátelo como quieras, es un mensaje sin mala leche

Javi


¿sólo dos veces? ojalá...

Pero ahora creo que la equivocación es precisamente la búsqueda de diálogo con los que matan para tener legitimidad en ese diálogo.

(Y, por cierto, no veo mala leche en tu comentario. Al contrario, siempre agradezco que me lleven la contraria si se hace con educación)


En todos los aspectos de nuestra vida, el cristianismo dice "Pon la otra mejilla". El cristianismo promueve la no violencia, y el no responder a ella. Promueve la paz, y el poder de la palabra sobre la espada... Quizás me haya llegado un mensaje equivocado.
No creo que sea cristiano negarse al diálogo. Encerrarse en una postura, cueste lo cueste, aunque lo que cueste sean más vidas. Claro, que con la vida ajena es más fácil apostar. Total, ninguno piensa que nos pueda tocar a nosotros... Hasta que nos toca. Si cada uno pensara que puede ser él el siguiente... quizás la cosa cambiaría. Porque son muchos los que se arriesgan cuando no corren riesgo.
Si el diálogo con ETA consigue terminar con la banda en 1 o 2 años, y en cambio, los medios policiales consiguen terminar con la banda en 3 o 4 años... ¿quién explicará a esas nuevas víctimas que no quisimos negociar, aún arriesgando sus vidas? No hagamos mártires, voluntarios o involuntarios.
No voy a pedir Paz. Creo que en esa manifestación no se pedía, y se consideraba un error. ¿Libertad? Espero que algún día la tengamos. Pero desde luego, sin diálogo, está muy lejos.
Un saludo!


Javi, porque Eta ha sido capaz de poner cien muertos sobre la mesa, se le tiene por interlocutor, en vez de tenerle por criminal y en la cárcel. Si Otegi, y demás en lugar de estar dando ruedas de prensa, y si el Gobierno en vez de catalogarles "hombres de paz" instasen a la FGE a ilegalizar el PCTV, estaríamos hablando en otros términos del Gobierno, y no tendríamos que salir a manifestarnos.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.