Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Una ayudita

A ver si mis lectores pueden ayudarme ¿podríais por favor indicarme dónde puedo encontrar las declaraciones de Ratzinger sobre la elección de Chaves, Madrazo y Llamazares para sus respectivos cargos en sus respectivos partidos? O si no es posible, al menos las declaraciones de algún obispo local. Yo, por más que busco, no soy capaz de encontrar nada.

Y si es que no hay nada, ¿cómo debo interpretar esto?

  • Ratzinger (y/o los obispos) no están comprometidos con la sociedad en la que viven y no saben valorar la importancia de estos líderes de masas.
  • Ratzinger (y/o los obispos) no tienen autoridad para opinar sobre las decisiones de entidades que son expresión pura de la democracia, como son los partidos políticos.
  • Chaves, Madrazo y Llamazares son unos bocazas que se creen que su opinión tiene alguna relevancia en un asunto que únicamente incumbe a los católicos.
  • Comentarios


    Creo que las susodichas declaraciones están custodiadas en la caja fuerte del partido de la alianza de fundamentalistas PSOIU.


    Si esos tres pájaros de cuenta se mostrasen satisfechos con el nuevo Papa habría como para preocuparse y más. ¿No te parece?


    Hombre, sí y no... Conste que no estoy, precisamente, del lado de Madrazo and company... Pero hablar de la Iglesia Católica, incluso criticarla cuando se hace juiciosamente, no creo que sea cosa exclusiva de quienes se sienten sus hijos.

    Vaya, que tampoco es necesario ser estadounidense para opinar acerca de las políticas de la Casa Blanca, o del señor que la habita. Ni creo que haga falta estar empadronado en París para juzgar los desmanes o aciertos de monsieur Chirac. Ni (y perdóneseme el ejemplo, que quizás sea excesivo en este contexto), hay que tener el carnet del Madrid para afirmar que Ronaldo está fondongo y que Figo es un chulainas.

    Salvando las (abismales) distancias, creo que algo parecido puede decirse del argumento que defiende que sólo los católicos pueden opinar acerca de la Iglesia Católica.

    Las críticas, opiniones y juicios no son exclusivos de un grupo de acólitos, socios o nacionalizados. Lo que no me parece de recibo es que se critique sin ton ni son, con mala fe e intenciones poco honradas.

    Otro ejemplo: Juan Pablo II no era oficial del Pentágono, ni tenía la nacionalidad useña... pero, aún así, se permitió opinar sobre la guerra de Irak. ¿Por qué? Pues porque la guerra era un asunto que afectaba a todo el planeta, y porque él era una autoridad moral.

    Así, Chaves tiene todo el derecho del mundo a criticar a Ratzinger... siempre que lo haga con mesura, con buen tino y sin mala uva. El problema es cuando no lo hace...

    Resumiendo: lo condenable no es que se critique a la Iglesia Católica, sino que se haga desde el sectarismo, la ignorancia y el mal café. Y, de eso, Chaves, Madrazo y Llamazares, parésceme a mí que andan sobrados.


    San Groucho, no me parece mal que critiquen a la Iglesia por un planteamiento determinado, sino que critiquen al dirigente que la Iglesia se ha dado a sí misma según las reglas que le son propias.

    Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.