Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Un héroe

Vía Michelle Malkin, he conocido la historia de la carta que Jeffrey Starr, un soldado americano de 22 años muerto en Irak, escribió a su novia. El New York Times utilizó el caso de Starr, y su carta, para manipular descaradamente y hacerlo aparecer como contrario a la guerra y a su participación en ella:

Another member of the 1/5, Cpl. Jeffrey B. Starr, rejected a $24,000 bonus to re-enlist. Corporal Starr believed strongly in the war, his father said, but was tired of the harsh life and nearness of death in Iraq. So he enrolled at Everett Community College near his parents' home in Snohomish, Wash., planning to study psychology after his enlistment ended in August.

But he died in a firefight in Ramadi on April 30 during his third tour in Iraq. He was 22.

Sifting through Corporal Starr's laptop computer after his death, his father found a letter to be delivered to the marine's girlfriend. ''I kind of predicted this,'' Corporal Starr wrote of his own death. ''A third time just seemed like I'm pushing my chances.''


Ahora Bush ha utilizado la carta de Starr en un discurso para explicar por qué los soldados americanos están en Irak. La carta la podeís leer aquí, junto a la historia de Starr. Es conmovedora, y no he podido evitar traducirla:
Queridísma Emmylyn, te escribo esto sólo por una razón. El 13 de Abril de 2004 pensé que iba a morir. Mi única pena era no haber pasado el tiempo suficiente contigo. Que no te había dicho todo lo que quería. Al estar en Irak por tercera vez, no quiero sentir eso de nuevo porque sería el peor sentimiento. Así que esta carta es por si acaso no vuelvo a tener la oportunidad de hablar contigo. Obviamente, si estás leyendo esto, he muerto en Irak. De algún modo lo predije -- por eso estoy escribiendo esto en Noviembre. Una tercera vez parecía como si estuviera forzando mi suerte. No lamento ir, todo el mundo muere pero pocos consiguen hacerlo por algo tan importante como la libertad.

Puede parecer confuso por qué estamos en Irak, pero no para mí. Estoy aquí para ayudar a esta gente, de manera que puedan vivir la vida que nosotros vivimos. No tener que procuparse por tiranos o dictadores viciosos. Hacer lo que quieran con sus vidas. Para mí eso es por lo que he muerto. Otros han muerto por mi libertad, ahora este es mi orgullo.

No quiero abandonarte, me veo a mí mismo casado contigo, formando una familia y haciéndonos viejos juntos. Desgraciadamente no experimentaré esas cosas. Sé que estás llorando, y siento decirlo pero me alegra tener a alguien tan hermosa y especial como tú que llore por mí. Sólo te pido que no llores mucho tiempo. Esto es lo que ha pasado y ya no se puede hacer nada. Nunca me olvides y recuerda que hay hombres buenos ahí fuera que te amarán tanto como yo lo hago. Encuentra al que te haga deliz, te lo mereces.

Bien, no puedo escribir eternamente, sé que quieres leer más pero pensé que sería más fácil si lo hacía simple y directo. Te quiero con todo mi corazón. Adiós, amor mío.


Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.