Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Trabajar para la corporacion

Para este puente, os copio un fragmento de Hija de Marte, una novela de Robert A. Heinlein. Explica las condiciones laborales de los taxistas en el Venus del futuro:

El chófer es empleado de la Corporación, como casi todo el mundo, pero es un "empleado de empresa", es decir que no trabaja por un sueldo fijo. Para cumplir con su cupo ha de hacer cada día una determinada cantidad de viajes cuyo valor se lo lleva la Corporación. Cunado ha cumplido ese determinado número de kilómetros que tiene fijado, se parte con la Corporación los ingresos de los demás viajes del resto del día. Así que conduce como un loco para cumplir con el cupo lo antes posible y empezar a ganar dinero para sí mismo... y luego sigue conduciendo a toda prisa porque quiere aumentar sus ganancias mientras el negocio marcha.

Para situaros, en esta novela Venus es una colonia de la Corporación, que domina absolutamente todo en el planeta, y no tiene gobierno ni leyes.

¿Es esto una visión de un futuro ancap? ¿Viviríais en un planeta así?

Os advierto que me guardo un as en la manga: el miércoles pondré la frase que continúa el texto de Heinlein.

Comentarios


Es un párrafo esclarecedor de lo que somos -casi ya- ahora. Me ha encantado la propuesta filosófica, es la primera vez que visito tu blog, pero lo añado a mis recorridos por la galaxia inmaterial.

Ah se me olvidaba... que si trabajaría así... creo que lo he hecho ya ((u_u))


¿Ancap? Si eso es lo que ocurre ahora con el Estado. Nos pasamos trabajando para él durante más de la mitad del año.


Pero si eso no tiene nada de corporación y sí mucho de gobierno comunista!!!!!


Sería el caso opuesto de los beneficiarios de la SGAE, que empiezan cobrando del Estado sin trabajar, y que, si se dignan trabajar, además de cobrar sus salarios o los emolumentos acordados con los que les contratan, recibirán una subvención aún mayor en concepto de derechos de autor, de artista o de lo que sea.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.