Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Torrente, Grissom y otros afamados investigadores

Hace ya casi un mes hablábamos por aquí de lo extraño que había sido el comportamiento de los acusados por el atentado del 11-M. Por supuesto, todos esos comportamientos pueden tener una explicación, y por sí mismos no justifican que se acuse a ninguna otra persona de haber cometido el crimen o participado en él. Pero el caso es que a mí me dan que pensar.

Y también me da que pensar la actuación de nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, que se han movido entre las chapuzas que avergonzarían incluso a Torrente y la eficacia prodigiosa de un superdotado como el Grissom de CSI. Digan ustedes lo que opinan de esto:


Factores Torrente:

- De los 40 implicados en el 11-M, 34 estaban controlados por cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. CNI, Guardia Civil y Policía. Y, sin embargo, no fueron capaces de detectar ni un solo indicio de preparación del 11-M.

- Una explicación para que los controlados pudieran preparar el mayor atentado de la historia de Europa mientras estaban siendo seguidos por la policía y sus teléfonos estaban intervenidos, es que "no había presupuesto para traducciones". Es decir, se convence a un juez de que permita espiar a un ciudadano, para después no molestarse en traducir esas cintas.

- Los policías encargados de verificar que no había más bombas en los escenarios del atentado, no son capaces de detectar una bolsa que pesa más de 10 kg cargada de dinamita. Otros policías meten la bolsa-bomba en un bolsón con otros objetos personales y la llevan a Ifema, desde donde es reenviada a la comisaría de Vallecas.

- Los perros policía también se contagiaron esa mañana del espíritu Torrente y, con la nariz dentro de la furgoneta de Alcalá, no fueron capaces de detectar un explosivo.

- Los policías que "peinan" las proximidades de la estación de Alcalá se saltan un coche del que consta su denuncia por robo, que permanece allí durante meses y que por fin es identificado como uno de los usados por los terroristas para llegar a Alcalá.

- Los Tedax que recogen muestras del escenario de los crímenes las analizan en su laboratorio, no homologado, y no envían esas muestras a la policía científica, como es preceptivo. Los Tedax, dado su procedimiento de análisis, no son capaces de identificar el explosivo usado (solo pueden decir que es dinamita), pero no se molestan en intentar averiguarlo ni facilitar el que lo investiguen otros compañeros mejor preparados para esta tarea. Según el responsable de los Tedax, esto se hizo así porque la prioridad era "detener a los terroristas".

- Los policías que establecen un cordón de seguridad en torno a un piso ocupado por peligrosos terroristas dejan escapar a uno de ellos a la carrera.

- Los GEOs que asaltan Leganés entran en el piso sitiado con precipitación y saltándose los procedimientos habituales, que incluyen rendir por cansancio al delincuente. De este modo, los islamistas suicidas pueden matar a uno de los GEOs asaltantes. En esta ocasión, y en contra de lo que es procedimiento habitual, no se graba en vídeo la acción policial.

- El responsable de los Tedax mantiene en su poder la mochila que incrimina a los implicados en el atentado. Cuando el juez se la requiere, le envía otra bolsa parecida que habían comprado "para hacer análisis comparativos". Durante meses el juez cree que tiene en su poder la bolsa original, hasta que por fin Manzano le envía la auténtica.

- Hay diversas explicaciones de por qué no explota la bolsa de Vallecas: el teléfono estaba mal programado, falló la activación remota... Meses después se presenta una readiografía en la que queda claro el motivo: los cables no estaban soldados, por lo que se habían separado y era imposible que la mochila explotara. Algo fácil de comprobar a simple vista, pero que pasó inadvertido a los sagaces investigadores que analizaban el artefacto.


Factores Grissom:

- A partir del teléfono móvil de la mochila de Vallecas, los policías son capaces de llegar en horas a dos comercios de Madrid: el de Zougam y el bazar de unos hindúes. Una tarjeta prepago permite rastrear el rastro comercial de la misma y llegar a la conclusión de que los detenidos no se limitaron a vendérsela a los terroristas, sino que ellos mismos estaban involucrados.

Posteriormente se consideró que los hindúes, como era de esperar, en realidad no formaban parte del comando islamista. Sin embargo, otros musulmanes relacionados con la venta de tarjetas del mismo lote como el sirio Kalaji, ex-colaborador de la organización terrorista OLP y experto en explosivos, no han sido considerados sospechosos.

- Una vez identificados los principales sospechosos, se les sorprende cuando están reunidos en un piso de Leganés. Aquí el modelo no es Grissom, sino el Horatio de CSI Miami, más dado a estos alardes de oportunidad y espectacularidad. ¿Cuántas veces se reunieron todos juntos? ¿Cuál era la probabilidad de sorprenderlos justo en ese momento?

- A partir de un trozo de cartucho de dinamita, averiguan rápidamente quienes son los delincuentes que han suministrado el explosivo a los terroristas. Seguramente ayudó que estos delincuentes fueran viejos conocidos y colaboradores de la policía asturiana, pero aún así demuestra una eficacia digna de encomio.

- A partir de una oreja son capaces de identificar a uno de los terroristas. En el mejor estilo CSI, analizan restos de ADN y huellas en multitud de objetos, hasta llegar a identificar a todos los implicados.


Conclusiones

Tenemos cierta tendencia a perdonar las chapuzas. Todos cometemos errores en nuestra vida profesional, y con el tiempo nos acostumbramos a esperar lo mismo de otras personas. Así que los errores de los que hablamos podrían estar justificados, máxime cuando estos hombres trabajaban con la presión del macroatentado.

Lo cierto es que no es así. Conozco a varios profesionales sanitarios, y alguno de ellos estuvo en Atocha la mañana del 11-M. Y conozco también a otros profesionales que actuaron en la tragedia de Biescas. En todos los casos, actuaron con sangre fría, de manera profesional. Después tuvieron insomnio, pesadillas y pasaron una temporada muy afectados, pero en el momento respondieron de manera extraordinaria. Y no es gente entrenada para afrontar catastrofes como el 11-M.

¿Y debemos creer que unos policías se pusieron nerviosos en el atentado? ¿Que cometieron errores por la presión? ¿Debemos creer que los responsables de verificar que no había más bombas pasaron por alto una bolsa de 10 kg? ¿Que el responsable de los Tedax no cumplió el protocolo y no mandó a analizar los restos de explosivo "porque tenía que detener a los culpables"?. Es posible, por supuesto, pero si fuera así todos estos policías deberían ser expedientados y relavados de cualquier responsabilidad, por manifiesta incompetencia.

Los conspiranoicos inversos proclaman la inverosimilitud de que tantos policías y guardias civiles estuvieran implicados en la manipulación de pruebas del 11-M. Ciertamente, es increíble. Pero a mí me parece también increíble, pero incluso más desazonador, estar en manos de una policía incapaz de reaccionar con profesionalidad ante un atentado como el 11-M. Sinceramente, prefiero un policía malvado que uno tonto. Este último, al final, es más peligroso.


Comentarios


Me gusta lo de "consparanoicos inversos"


Vamos a empezar por los "factores Torrente"

Factores Torrente:

"- De los 40 implicados en el 11-M, 34 estaban controlados por cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. CNI, Guardia Civil y Policía. Y, sin embargo, no fueron capaces de detectar ni un solo indicio de preparación del 11-M."

Decir "estaban controlados" implica, en castellano, que eran controlados en el momento de producirse los atentados. En este momento no puedo asegurar cuantos habían sido controlados en algún momento previo -en los años previos- a los atentados, pero sí asegurar que no "estaban controlados" el 11 de Marzo de 2.004.
Parece que el factor "Torrente" es pegadizo.

"- Una explicación para que los controlados pudieran preparar el mayor atentado de la historia de Europa mientras estaban siendo seguidos por la policía y sus teléfonos estaban intervenidos, es que "no había presupuesto para traducciones". Es decir, se convence a un juez de que permita espiar a un ciudadano, para después no molestarse en traducir esas cintas."

Bueno, que 34 de los implicados estuvieran bajo vigilancia e intervención telefónica en la fecha de los atentados es, simplemente, falso.
Vaya con Torrente.


"- Los policías encargados de verificar que no había más bombas en los escenarios del atentado, no son capaces de detectar una bolsa que pesa más de 10 kg cargada de dinamita. Otros policías meten la bolsa-bomba en un bolsón con otros objetos personales y la llevan a Ifema, desde donde es reenviada a la comisaría de Vallecas."

No creo que sucediera así. No creo que fueran los TEDAX quienes no detectaron la bolsa en las revisiones, mas bien supongo que la bolsa ya había sido movida de sitio antes de que se realizase la inspección. El TEDAX que acudió al tren de Tellez declaró que para cuando llegaron ya se habían sacado casi todos los efectos de los trenes y de los andenes. NO puede descartarse que en El Pozo se sacasen algunos antes de la llegad de los TEDAX. En cualquier caso, puede haber sucedido como usted dice y el legítimo considerarlo, en cualquiera de los dos casos, un "factor Torrente" relevante.

"- Los perros policía también se contagiaron esa mañana del espíritu Torrente y, con la nariz dentro de la furgoneta de Alcalá, no fueron capaces de detectar un explosivo."

Un solo perro entró en la furgoneta. ¿Por qué el plural?

"- Los policías que "peinan" las proximidades de la estación de Alcalá se saltan un coche del que consta su denuncia por robo, que permanece allí durante meses y que por fin es identificado como uno de los usados por los terroristas para llegar a Alcalá."


Solo se comprobaron las matrículas de los vehículos estacionados en el aparcamiento de la Estación. Así ha sido declarado en el juicio. Puede parecerle "factor Torrente" no "peinar" toda la zona, pero lo cierto es que no se "saltaron" ningún coche.

"- Los Tedax que recogen muestras del escenario de los crímenes las analizan en su laboratorio, no homologado, y no envían esas muestras a la policía científica, como es preceptivo."

Es falso que fuera preceptivo enviar muestras de los focos a la PC. El procedimiento de recogida y análisis -en cuanto a la distribución TEDAX-PC- fue el mismo que el de todos los atentados, el que viene marcado en los protocolos policiales.

"Los Tedax, dado su procedimiento de análisis, no son capaces de identificar el explosivo usado (solo pueden decir que es dinamita), pero no se molestan en intentar averiguarlo ni facilitar el que lo investiguen otros compañeros mejor preparados para esta tarea. Según el responsable de los Tedax, esto se hizo así porque la prioridad era "detener a los terroristas"."

Desgraciadamente, todo esto ya ha demostrado ser falso. La no identificación de la marca comercial del explosivo utilizado no se debió a que los TEDAX "no fueran capaces", se debió a que no es posible con tipo de muestras que ellos analizan. TEDAX analiza las muestras que no contienen explosivo sin detonar, las "no pesables", la labor de identificación de la marca comercial -de resultar posible, que normalmente no lo es- depende de las muestras "pesables", que analiza la PC. El 11-M se siguió el protocolo policial y cada cual se encargó de realizar su función.

"- Los policías que establecen un cordón de seguridad en torno a un piso ocupado por peligrosos terroristas dejan escapar a uno de ellos a la carrera."

Cuando el cordón todavía no estaba establecido.


"- Los GEOs que asaltan Leganés entran en el piso sitiado con precipitación y saltándose los procedimientos habituales, que incluyen rendir por cansancio al delincuente."

Pues va ser que no. Los GEO no entraron en el piso, no actuaron con precipitación y no se saltaron los procedimientos habituales -que, por cierto, ellos conocen y nosotros no-


"De este modo, los islamistas suicidas pueden matar a uno de los GEOs asaltantes. En esta ocasión, y en contra de lo que es procedimiento habitual, no se graba en vídeo la acción policial."

La desgraciada muerte de Torronteras no se produjo debido a la forma de actuar de los GEO, sino a pesar de ella. A pesar de no asaltar el piso -que era una trampa explosiva-,a pesar de haber decidido asumir "riesgo cero". El "riesgo cero" no existe en una operación contra terroristas.

Es falso que los GEO tengan como procedimiento habitual la grabación de sus acciones.

"- El responsable de los Tedax mantiene en su poder la mochila que incrimina a los implicados en el atentado. Cuando el juez se la requiere, le envía otra bolsa parecida que habían comprado "para hacer análisis comparativos"."


La bolsa de Vallecas quedó bajo custodia TEDAX en dependencias policiales, no "en poder del responsable de los TEDAX". ESo es, simplemente, falso. Quienes envían una bolsa equivocada al juzgado son los analistas de la PC, que estaban examinando una similar. El juez no requirió la bolsa a al "responsable de los TEDAX" y él no le envió una errónea. Es malo no contar las cosas como son.


"Durante meses el juez cree que tiene en su poder la bolsa original, hasta que por fin Manzano le envía la auténtica."


Un error, sin duda.

"- Hay diversas explicaciones de por qué no explota la bolsa de Vallecas: el teléfono estaba mal programado, falló la activación remota... Meses después se presenta una readiografía en la que queda claro el motivo: los cables no estaban soldados, por lo que se habían separado y era imposible que la mochila explotara."

Bueno, la verdad es que no hay forma de saber como estaba la mochila en el momento en el que debió explotar, pero eso no importa...


"Algo fácil de comprobar a simple vista, pero que pasó inadvertido a los sagaces investigadores que analizaban el artefacto."

¿Algo fácil de comprobar a simple vista? A esta prefiero no contestar.

Lo que hubiera sido de "fácil de comprobar" es que no estaban controlados por la policía 34 de los imputados en el momento de los atentados, que un solo perro entró en la furgoneta, que es mentira que los TEDAX se saltaran los procedimientos policiales habituales en el análisis de las muestras y, como último ejemplo, que también lo es que los GEO graben "como procedimiento habitual" sus operaciones.

Ha cometido usted en el reducido espacio de ¿40? lineas y con todo el tiempo del mundo para comprobar la exactitud de sus datos, mas "errores Torrente" que la policía en tres años de investigaciones. Felicidades

¿Quien merece el "Torrente de Oro"?



Un año después de su mensaje, señor Isócrates, los mismos delicuentes, por mentirosos, y alguno por muchas cosas más, a los que usted ha intentado defender, la realidad es que en el juicio han dado la razón a Adam Selene.
Punto por punto.
Es usted delirante.
Lamentablemente, una vez cobrada la pieza (finalizado el juicio) usted habrá cesado la actividad. Porque ya no le pagan.


Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.