Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Sigue el caso de Moni y Transparencia Internacional

Seguramente recordaréis lo que escribí sobre el caso de Moni y las amenazas de Transparencia Internacional para que borrase un post de su blog. Os cuento las novedades:

- Primero, sabemos más cosas sobre Moni. Por ejemplo, que está en paro. Y que tiene un hijo autista. De hecho, parece que en su blog posteaba hasta ahora habitualmente sobre esto. Probablemente el "consejero ético" y abogado de TI desconocía este hecho cuando inició sus amenazas, pero añade más descrédito si cabe a la organización que insiste en su actitud prepotente contra una mujer sencilla y débil.

- Podemos leer también (en inglés) el post que originó todo, gracias a la traducción de Guido Schlabitz.

- Udo Vetter, un abogado blogger, se ofreció a llevar el caso de Moni. Así que respondió con una amenaza de contrademanda a TI, y parece que Transparency International, entre esto y la publicidad negativa, ha decidido desistir. Pero todavía no se lo ha comunicado por escrito a Moni. Como dice Larko:

Before Monday, the Transparency International - Deutschland e.V. was the only party represented by a counselor. Now it seems that Moni is the only party represented by a competent counselor.

- El caso ha saltado a los medios tradicionales, en parte por los movimientos de TI. Por ejemplo, en el Süddeutsche Zeitung hablan del caso, pero casualmente desde el punto de vista de Transparency International - Alemania. En concreto, han hablado (entrecomillan sus palabras) con Jochen Bäumel, que además de miembro del consejo de TI - Alemania casualmente es periodista. En otros medios entrevistan a Moni. El caso es que otra vez TI intenta resolver un problema de imagen con medidas del siglo pasado: conseguir un artículo favorable de un colega periodista no va a mejorar la imagen de TI en Internet. Como mucho, conseguirá perjudicar al medio que se preste a ello.

- Scottage, un blogger americano, está siguiendo el caso, y se ha molestado en enviar unos cuantos correos a los responsables de Transparency International (en USA) para pedirles su opinión sobre lo que está haciendo su capítulo alemán. Leed el post, porque no tiene desperdicio, pero os resumo la respuesta: el capítulo alemán es una organización independiente, así que no tenemso nada que decir de momento.

- TI-Alemania respondió a los correos que le llegaban primero negándose a comentar el asunto en base a la necesidad de proteger información personal, para después emitir una nota de prensa (ver comentarios) sumamente agresiva en la que se daban detalles personales acerca de la despedida (cosa que Moni no había hecho) y de la propia Moni. Pocas horas después tuvo que retirar la nota. Hasta la fecha, Transparency International no ha pedido perdón a Moni (ojo, Moni no quiere que le pidan perdón, sólo que le confirmen que no se van a querellar) e insiste en que Moni ha mentido (pero no dice en qué).

El caso de Moni es importante, aparte de las consideraciones éticas acerca de una ONG que se autoasigna el papel de vigilante de la honestidad ajena, porque afecta a la libertad de expresión. En la red y fuera de ella.

Seguiremos la historia de Moni. Ella sigue blogueando, preocupada entre otras cosas por su reputación, después de la nota de prensa fugaz de TI. Por cierto, dejó un saludo en mi otro post. Moni, si lees esto, ein Kuß unt viel Glueck.

Comentarios


A mi me parece un caso dudoso
Por un lado, la tal Moni retiró el artículo. Valiente guerrero. Se retira cuando hay denuncia. Ahora resulta que se convierte en la estampa clásica de la demagogia: mujer + hijo + enfermedad
Y quiere un imposible: que le confirmen una no-denuncia. Una denuncia siempre es posible. Y si cuanto has dicho es cierto, pues que denuncien.
Por otro, las ONGs son dudosas en sí mismas y forman parte del blanqueo de la imagen de los políticos en Occidente, los cuales quedan como santos pues las permiten y nos hacen olvidar que ya pagamos impuestos para que, por vía ordinaria, los políticos arreglen los problemas (en particular, los que ellos mismos causan)
Ayer, Jordi Sevilla proclamaba a bombo y platillo la necesidad de que los puestos de funcionario dependieran de la productividad, olvidándose de que esa canción deberían primero aplicársela a la clase de los políticos. ¿Cuántos de ellos pasan por el Congreso regularmente?. Casi ninguno. Eso sí, el programa CQC sirvió para mostrar en dónde pasan "Sus Señorías" su tiempo libre de la semana: en presentaciones de libros, exposiciones, almuerzos, conciertos, saraos y partidos de fútbol. Y, ¿cuánto cobran?. ¿Hablamos del parlamento europeo?.
Pues que empiecen por ahí, pues el cáncer se encuentra en la clase política que cada vez ha ido permeando más en los sectores intermedios de la sociedad y la mayoría de esta gente es de producitividad cero --o negativa.

En fin, sin ánimo de negar que historias como las de Moni sean individualmente, tienden a distraernos de verdaderos problemas que nos afectan a todos. Como por ejemplo:
http://www.elconfidencial.com/opinion/indice.asp?sec=33&edicion=27/03/2006&pass=


Vamos a ver, vanhackez. Moni retira la denuncia porque no es una guerrera. Es simplemente una mujer que escribió sobre algo que le había pasado a su amiga, se encontró con la carta de un abogado que le amenazaba con una demanda por daños y perjuicios y no sabía cómo enfrentarse a ello.

Y no quiere un imposible. TI (o su abogado) le ha dicho que le va a denunciar. Después TI ha dicho en un medio de comunicación que no lo va a hacer. Moni simplemente quiere que TI le escriba a ella confirmándole que no le va a denunciar y olvidar el tema.

Y yo sí creo que es importante. Entre otras cosas, por si mañana me pasa a mí.


Sí que me parece importante pero por otros motivos.

Míralo desde mi punto de vista: la conducta de Moni tiene poco que ver con ética pues retira el artículo que expresaba algo cierto.
En el plano de la ciencia también es objetable: su postura se encuentra un poco lejos de aquello en que consiste la libertad de cátedra.
Y ahora pide que la tranquilicen. O sea una palmadita en la cabeza o en el culete y que le digan "vete en paz". ¿A ti te parece una conducta adulta?.

Tan objetable TI como la tal Moni. Ejemplos de moralidad me parece que no. Y no cuentan con mi simpatías

Tampoco tu actitud me parece nada ética, pues en realidad sólo te interesa el tema por si te pasa a ti. Eso convierte a Kant en un hombre del futuro.

Estamos tan acostumbrados en este país al amiguismo y al enchufe que ya nos pasa despercibida este modo corrupto de pensar. Las únicas leyes que respetamos son las de la inercia. Eso sí que es un escándalo. El caso de Moni es propio de un reality-show, uno de esos insoportables espectáculos que sirven para que en lugar de tener un sano sentido de lo justo, simplemente nos acomodemos en el sillón y nos consolemos de nuestras desventuras y temores diciendo: "mira, hay otros que sufren tanto o más que yo".

De jóvenes, botellón; de adultos, reality-show. Misma moneda.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.