Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Preguntas Candentes

Otra vez, un listillo consigue hacer pasar como arte lo que no es más que una operación de propaganda.
Si os interesa el tema, leed este post de ESR. Plantea un tema interesante, citando a su vez a Tom Wolfe en From Bauhaus to Our House: la desaparición del sistema de mecenazgo como causa de la autodestrucción del arte en el siglo XX.
Basta ver las declaraciones de la directora de la Bienal, Juana de Aizpuru, para ver cuánta razón tienen ESR y Wolfe:

el papel de los artistas actualmente no es hacer cosas bellas que satisfagan, sino preguntar sobre temas candentes.
Estamos de acuerdo en que estos artistas no hacen cosas bellas ni satisfactorias, pero digo yo, esas preguntas que a los artistas se les ocurren sobre los temas que ellos consideran candentes, ¿por qué no las hacen con SU dinero y no con el mío?
Si visitais el museo Thyssen, podréis ver el Retrato del Conde Fulvio Grati, de Giuseppe Maria Crespi. En él aparece, además del Conde rodeado de instrumentos de música que demuestran su amor a este arte, un criado que aparece a la mitad de tamaño que su amo. Si lo veis de cerca (en realidad, no en la imagen que aparece en la web) podreis observar que el pobre Giuseppe Maria tuvo que rehacer al criado y pintarlo más pequeño todavía, para satisfacer al conde, que era el que pagaba el cuadro.
Ahora el sistema permite que gente como Juana de Aizpuru determine quién y qué expone, lo que indirectamente determina quién produce qué arte. Pues bien, creo que los que pagamos todo esto tenemos derecho a pedir que no expongan mamarrachadas, u obras que considereremos ofensivas o a pedir que expongan más cuadros con caballos a la luz de la luna, si son los que nos gustan.
Y que no me digan que hay unos expertos que saben mejor que nosotros lo que es arte y lo que no. A ver si no cómo explican esto: según el comisario de la Bienal, Harald Szeemann esta escultura es un autorretrato del artista cuando era niño. Según Juana de Aizpuru, esta obra lo que pretende es denunciar que hay niños que mueren de sed, porque no tienen agua que beber.
Vamos a ver... o el autor pasó mucha sed cuando era niño, o uno de los dos expertos se ha columpiado.
O bien ninguno de los dos quiere reconocer que la única pregunta candente que plantea la escultura es ¿cuánta pasta me voy a llevar por esto? .

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.