Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Paridad en el trabajo

Cualquiera que tenga uso de razón y un poquitín de experiencia laboral sabe que lo de la discriminación salarial de las mujeres es mentira. Y si fuera verdad, el mercado se encargaría de solucionarlo rápidamente: si una mujer rinde igual que un hombre pero se le puede pagar menos, cualquier empresario vería una oportunidad en contratar mujeres, y se lanzaría a ello. Así, pronto habría mayor demanda de mujeres, que exigirían más sueldo, con lo que se equilibraría el sueldo entre hombres y mujeres.

Carlos López hace una propuesta en relación a la ley de igualdad: ¿por qué no asignar cuota por alturas?
Esto, que parece una boutade, no lo es tanto. Scott Adams, por ejemplo, decía hace unos días en su blog que para ser jefe tienes que tener al menos dos de las tres H: height, hair and Harvard (altura, pelo y un título de Harvard).

Y recuerdo un documental en el que hacía un experimento curioso: cogían a dos individuos de la misma edad, con el mismo aspecto general, vestidos exactamente igual, pero uno de más de metro ochenta y otro que no llegaba al metro setenta. Preguntaban a la gente por el trabajo que creían que tenía cada una de estas personas, y un mayoría significativa asignaba trabajos de mayor categoría al individuo alto.

Así que puede ser cierto que ser alto proporciona ventajas laborales. ¿Debemos entonces aprobar leyes que regulen la altura de los directivos de una empresa?

Comentarios


Ahora entiendo porque el Sr. Albiol es presidente del PP de Badalona (y nº 4 o 5 de Cataluña). No tendrá la H de Harvard ni quizá la B de Bachillerato, pero si tiene la H de pelo y mide más de 2 metros...

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.