Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Palos en las ruedas

Javier Rojo, nada menos que el presidente del Senado, equipara el encarcelamiento de Otegui con los últimos atentados de ETA.

El presidente del Senado y secretario general del PSE-EE de Álava, Javier Rojo, considera que los atentados cometidos por ETA en los últimos días y el encarcelamiento del portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, son "obstáculos" para avanzar en un proceso de paz. No obstante, asegura que no se resigna a que, "al menor obstáculo, se pegue el portazo" y emplaza a "no perder la esperanza" porque no se puede perder" esa luz" que se vislumbra en el panorama político
Aparte de las metáforas bobas, ¿por qué no concreta el señor Rojo dónde vislumbra él esa luz? ¿Acaso no decían hace unos días los voceros socialistas que la negociación que se aprobó en el Parlamento era "en ausencia de violencia"? Al menos, eso es lo que yo recuerdo haber oído a Jaúregui en "59 segundos". ¿Ahora ya estamos en que "no importa que haya atentados, hay que seguir negociando"? Y por otra parte, ¿sabe el señor presidente del Senado que estamos en un estados de derecho, y que los jueces tienen la obligación de actuar al margen de "procesos de paz", simplemente cumpliendo la Ley?
Rojo asegura que él apuesta por "el futuro" porque quiere que sus nietos y sus hijos, "de una vez por todas, compartan, convivan, se entiendan e incluso compartan vida con personas que pensando de distinta forma que yo, hagan un país mucho mejor porque creo que hemos sufrido demasiado todos y ya está bien de que empecemos a mirar hacia atrás, cuando verdaderamente lo que hay que hacer es mirar para adelante".

Qué bonito: el hijo del asesino compartirá vida con el hijo del asesinado, y le dirá: si no me haces caso acabarás como tu papá. Y el hijo del asesinado le entenderá.

No tengo muy claro cómo se construye un país mejor con alguien que está dispuesto a matar a los que no piensan como él. Y menos aún cuando el asesino sabe que el gobierno ha admitido que sus asesinatos estaban justificados, y que son un medio adecuado para conseguir sus fines.

En cuanto a lo de "hemos sufrido demasiado todos", es asquerosamente repugnante. Habríamos sufrido todos menos si ETA hubiera dejado de matar en el 75, desde luego. Pero los únicos responsables del sufrimiento son los asesinos. Tal vez sufran las madres de los etarras encarcelados, pero ellos han elegido hacer sufrir a sus madres. Ninguna víctima del terrorismo ha elegido sufrir, ni ha hecho sufrir a ningún etarra.

Es profundamente amoral pretender distribuir el sufrimiento por toda la sociedad, como si el País Vasco fuera como Irlanda del Norte, donde dos comunidades se enfrentan con dos terrorismos equivalentes. Aquí hay unos que matan, extorsionan y machacan a otros, que simplemente piden justicia y no venganza.

Y explíquele a la madre de Joseba Pagazaurtundúa, por ejemplo, cómo se hace eso de no mirar para atrás, de no recordar al hijo asesinado por los que él considera interlocutores válidos para discutir sobre el futuro del País Vasco. Explíqueles a todas las viudas, a todos los huérfanos que deben mirar para adelante, y que sus seres queridos ya no importan.

Sobre el atentado perpetrado en Madrid, las bombas contra empresarios o el encarcelamiento de Arnaldo Otegi, señala que "esto estaba en el guión y lo sabíamos". "A nada que uno analice con un mínimo de rigor la historia, vemos que estas cosas suceden, pero no sólo la historia de Euskadi, sino en todos los procesos en el mundo, que han sido bastante parecidos", apunta.

De modo que cuando nos decían que se iba a negociar "en ausencia de violencia", ya sabían que era mentira. Sabían que habría atentados. Aún más terrible: sabían que iniciar un proceso negociador supone estimular a los terroristas a actuar, porque "en todos los procesos del mundo estas cosas suceden". De modo que los heridos de San Blas deben agradecer a Zapatero que haya iniciado el proceso de negociación que ha provocado el atentado en el que han sido heridos.

Javier Rojo manifesta que sabe que "esto es difícil y que esto ha sido un palo en las ruedas". "Pero no estoy dispuesto a aceptar que esto sea la imposición para no hacer absolutamente nada", asevera.

Ojalá fuera cierto que "esto" es un palo en las ruedas, y fracase la rendición ante los etarras. Pero con individuos como Rojo, a los que un atentado con más de cincuenta heridos les parece que no debe ser tenido en cuenta a la hora de "dialogar", lo veo difícil.

Y la alternativa a la negociación no es "no hacer absolutamente nada". Es hacer lo que se venía haciendo: dureza con los presos para que pierdan la esperanza de salir a corto plazo, estrangulamiento de las fuentes "legales" de financiación de ETA, eficacia policial para evitar atentados y detener al mayor número posible de etarras y firmeza en la defensa del estado de derecho para evitar que ETA piense que con sus atentados puede conseguir algún objetivo político.

Estas medidas nos habían llevado a la mejor situación en la lucha antiterrorista desde el inicio de la democracia.

Con el proceso de paz iniciado ahora, los presos vuelven a pensar que su situación puede mejorar a corto plazo si ETA negocia bien, ETA vuelve a recibir financiación oficial a través del PCTV, individuos como Rojo están exigiendo que no se actúe contra los etarras para no entorpecer el proceso de paz y ETA piensa que puede negociar aspectos políticos concretos gracias a sus atentados.

Comentarios


En un proceso de disolución cabe la posibilidad de atentados...por parte de grupúsculos del grupo terrorista que estan en contra de dicho proceso. Aquí el problema, entre otros, es que no se trata de grupúsculos que actuan sin control, sino que es la organización que "negocia" la que pone encima de la mesa las bombas como argumento.


A mí lo que me ha impresionado es la rapidez que se han dado los batasunos en conseguir 400.000 euros.

Para que luego digan que la economía va mal, con lo rentable que es el terrorismo.


Lástima de 400.000 euros, tres días más y Otegi le hubieran dejado el culo en la carcel como la bandera de Japón.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.