Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

No hay pruebas

El señor juez llegó a su casa un poco antes que de costumbre, y se sorprendió al oír ruidos procedentes de su dormitorio. El señor juez, que era un hombre sagaz, identificó rápidamente los ruidos como risas, suspiros y gemidos. Se acercó presuroso a la habitación, abrió la puerta y encontró a su mujer completamente desnuda, acompañada de algunos varones y mujeres igualmente desnudos. El señor juez no pudo determinar el número de los acompañantes, ya que estaban colocados en grupos cuyos componentes entrelazaban estrechamente sus miembros y se movían con fruición, dificultando la operación de conteo, amén de que a través de la puerta entreabierta del cuarto de baño podían apreciarse tres extremidades inferiores, que sin duda correspondían al menos a otros dos individuos, pero no podía descartarse la presencia de terceros.

La señora del señor juez se cubrió con la sábana y afirmó: "esto no es lo que parece". El señor juez le transmitió su sospecha acerca de la ruptura de la promesa matrimonial de fidelidad, a lo que su señora esposa respondió: "estas señoras y caballeros son miembros de mi grupo de yoga, y nos hemos reunido aquí para practicar. No tienes ninguna prueba de que te haya sido infiel, ya que el hecho de que algunos individuos se hayan entregado a actividades lúbricas no implica que yo haya hecho lo mismo. Mi desnudez, como la del resto, se debe a que de este modo es más fácil sentir el karma de la Madre Tierra. Y este caballero que está acostado junto a mí me estaba ayudando a practicar la respiración tántrica. Ignoro a qué se debe su ostensible erección."

El señor juez se vio obligado a reconocer que, efectivamente, no podía apreciar ninguna prueba acerca de la infidelidad de su señora esposa, por lo que se limitó a decir, antes de cerrar la puerta: "procurad no hacer mucho ruido, porque me gustaría ver el partido."

En otro orden de cosas, noticias no necesariamente relacionadas:
Un juez absuelve a la banda Soziedad Alkoholika
Absuelto el etarra Aitor Herrera por el atentado en el aeropuerto de Santander
El Supremo posterga la decisión sobre Jarrai, Haika y Segi
El fiscal rechaza embargar las «herriko tabernas» al no ver pruebas del vínculo con Batasuna

Comentarios


¿Qué es la ley?: interpretable, difusa y etérea, un espejismo en el erial que nos hace creer que hay algo sólido...
¿Que son las pruebas?: mistificaciones burocráticas que pretenden dar un viso de (errónea) objetividad...
Pero, coño, un contrato es un contrato, cagüenlostia. ¡Ponnos otros potes!

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.