Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Mark Steyn entiende mejor a los terroristas que Zapatero

Y lo demuestra en este artículo en el periódico The Australian. Leedlo entero, pero por si acaso no sabeis inglés o sois muy perezosos, os traduzco algunos párrafos imprescindibles.

Estaba detrás de un coche en Vermont, en los USA, el otro día; tenía una pegatina con la palabra "COEXIST". Es uno de esos sentimientos queridos por los progres occidentales, uno diseñado principalmente para adular su sentimiento de superioridad moral. La C era la media luna islámica, la O el signo hippie de la paz, la X la estrella de David y la T la cruz cristiana. Muy bonito, difícil de discutir. Pero la realidad es que es el primero de esos símbolos el que tiene un problema con la coexistencia. Quita la media luna de la ecuación y no necesitarás esa pegatina en absoluto. Sin duda, es la coexistencia con lo que están en guerra los Islamistas; o, si prefieres, con el pluralismo, con la idea de que distintos grupos pueden rozarse junto en el mismo vecindario. Hay muchos puntos problemáticos en el mundo pero, como regla general, incluso si uno echa sólo un vistazo a las páginas de Internacional, es fácil adivinar al menos uno de los lados: musulmanes contra judíos en Palestina, musulmanes contra hindúes en Cachemira, musulmanes contra cristianos en Nigeria, musulmanes contra budistas en el sur de Tailandia, musulmanes contra (tu equipo aquí). Cualquiera que sean las opiniones sobre las culpas en cada caso, la ubicuidad de un equipo es un hecho.

La jihad se sostiene contra algunos enemigos duros: los israelíes en la Franja Occidental, los rusos en Chechenia; estos son conflictos primarios. ¿Pero qué pasa con Bali? Vale, de acuerdo, para los islamistas más radicales algunos de esos decadentes fornicadores hedonistas occidentales escandalizando por ahí pueden ser un poco ofensivos. Pero serían ofensivos fueran quienes fueran e hicieran lo que hicieran. Es la realidad de un enclave pluralista dentro de la mayor nación musulmana del Mundo lo que ofende. Es la coexistencia, estúpido.

Así que ni siquiera musulmanes contra (tu equipo aquí) lo cubre del todo. No tienes que estar en un equipo o ni siquiera ser consciente de que perteneces a un lado. Puedes ser un hippie-dippy-que-pasa-tío-amo-a-todos-no-importa-tu-bolsa-mola fumata mochilero holandés, y te volarán con el mismo entusiasmo que si fueras Dick Cheney. Un portavoz del Ejército Islámico de Arden lo dijo en 2002, explicando por qué explotaron un petrolero francés: "Hubiéramos preferido alcanzar una fragata estadounidense, pero no es problema porque todos son infieles."

[...]

Bali hace tres años y Bali hace tres días iluminan el cielo: hacen inevitable la verdad de que el Islamismo es una "doctrina armada" clásica; existe para destruir. La realidad de la contribución de Bali a la salud económica de Indonesia es irrelevante. Los jihadistas prefieren que el país sea más pobre y más puro que próspero y pluralista. De entrada, es un sustrato más fértil para ellos.

[...]

No es difícil de entender. Todos lo que tienes que hacer es seguir sus palabras. Como dijo Bassam Tibi, un profesor musulmán de la Universidad de Gottingen en Alemania, en un interesante discurso pocos meses después del 11 de Septiembre: "Ambas partes deben reconocer sinceramente que aunque parezcan usar términos idénticos, éstos significan cosas diferentes para cada uno. La palabra paz, por ejemplo, implica para un musulmán la extensión de Dar al-Islam (o Casa del Islam) a todo el mundo. Esto es completamente diferente del concepto ilustrado de paz eterna que domina el pensamiento occidental. Sólo cuando todo el mundo sea una Dar al-Islam será una Dar a-Salam, o Casa de Paz."

Franco Alemán se hacía eco ayer de una noticia sobre la corrección política en la galería Tate: han retirado una obra de arte en la que un corán, un talmud y una biblia habían sido cortados y montados en un cristal, para no ofender a los musulmanes. También en el Reino Unido han dado instrucciones a los funcionarios de asistencia social para que no haya representaciones de cerdos en sus oficinas (ni siquiera el inocente Piglet de Winnie the Pooh), por no ofender a los asistidos musulmanes.

¿Cuándo se darán cuenta de que lo único que pueden hacer para no ofender a los musulmanes es dejar de comer cerdo, de beber cerveza, poner un velo a sus mujeres y convertirse de una vez al Islam?

Comentarios


Llevas unos días que estás que te sales... :-)


Que manden al del coche a Arabia Saudí, a ver si le dejan ir por ahí con una cruz!!!


Me propongo comer más Jamón, más chorizo y beber más vino y cerveza. Su calendario no engaña: están en el año mil cuatrocientos y pico. Lo más curioso es que en el siglo IX y X eran (al menos los de España) mucho más tolerantes y estaban a la cabeza de la ciencia de la época.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.