Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Libertad sin ira

O "habla, pueblo, habla", o "Un pueblo es...". Al pensar en las elecciones de Irak no puedo evitar acordarme de nuestras primeras elecciones después de la dictadura.

Yo no tenía edad de votar, pero en aquella época a los adolescentes sí nos interesaba la política. Recuerdo la ilusión, esas canciones supuestamente comprometidas y en el fondo ingenuas, las encuestas que nadie sabía hacer, los carteles de multitud de partidos que desaparecieron en cuestión de meses...

Recuerdo también los atentados, las carreras de los universitarios y los grises (entonces vivía en la Plaza San Francisco, en la puerta de la Universidad de Zaragoza, y lo veía desde la ventana), los matones de Fuerza Nueva, a mis padres comentando con unos amigos que ETA posiblemente duraría cinco años (y recuerdo que me pareció mucho)...

Y recuerdo a los agoreros: a los que decían que en España no podía haber una democracia, porque necesitábamos un gobierno fuerte para evitar que volviéramos a una guerra civil, y a los que decían que todo era un paripé de los franquistas para seguir mandando, y que hacía falta una ruptura con el pasado.

Por eso me alegro de que Irak haya tomado el camino que nosotros empezamos a recorrer hace 30 años. Ellos tienen sus dificultades, les va a costar más que a nosotros, pero también salen de una dictadura mucho peor, y valorarán más su libertad.

Los agoreros dicen que vendrá un gobierno islamista, y que los resistentes seguirán actuando, y que en cuanto se vayan los soldados americanos caerá el gobierno títere... pero dentro de unos meses los iraquíes volverán a las urnas a votar su constitución, y unos meses más tarde a votar a sus representantes y gobernantes, y cuatro años más tarde lo harán otra vez, y ya nadie podrá pararles.

Referencias

Comentarios


Así sea, Adam Selene. Para bochorno de quienes no tienen confianza en los iraquíes y alegría de quienes sólo les deseamos paz y libertad.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.