Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

La estrategia de Rajoy

El objetivo de Rajoy es ganar las próximas elecciones. Para eso ha elegido a Juan Costa para que elabore el programa con el que se presentarán en Marzo. Y para eso el astuto estratega ha hecho una convención que no es una convención. A Juan Costa no le gusta que haya bloggers comentando; le gusta que haya militantes aplaudiendo a Rajoy en el acto final.

Pedro J. está en la línea de Juan Costa. En su carta de hoy, aconseja no asistir a la manifestación convocada por la "no pocas veces demasiado radical" AVT. Mejor no enfrentarse a la Educación para la Ciudadanía, sino "influir en sus contenidos para evitar sectarismos". O sea, como la FERE. Y por supuesto, el PP debe implicarse en la lucha contra el cambio climático. Vamos, que estará encantado con la idea de Costa de hacer una ley contra el Cambio Climático.

Tampoco le gusta a Pedro J. la oposición al matrimonio homosexual, o a la experimentación con embriones humanos. Le ha faltado animar a Rodríguez Salmones en su apoyo incondicional a la SGAE y los farsantes que viven de nuestros impuestos y pretenden vivir del canon a los productos tecnológicos. O tal vez esto último no hacía falta, porque la estrategia del PP aquí siempre ha sido apoyar a los autores de "Hay motivo" y criminalizar a sus votantes.

Pues tal vez con esa estrategia convenzan a algún centrista para que vote al PP. Seguro que además convencen a alguien para que vaya en las listas y aporte legitimidad al partido. Una chica, como Janer o Nebrera, por aquello de la cuota. Así Pedro J., Costa y todos los prudentes moderados pueden votar al PP sin merecer el insulto de fachas.

La estrategia de Costa, Rajoy y Pedro J. es brillante: ya tenemos el voto de los fachas de la AVT; tenemos el voto de los catolicazos que se oponen al matrimonio homosexual; tenemos el voto de los carcas que no quieren que sus hijos aprendan a ser buenos ciudadanos. Ahora necesitamos el voto de la gente decente, de los centristas, de los razonables. Si convencemos a los que creen que el cambio climático es un gran problema contra el que se lucha con leyes, ya tenemos las elecciones en el bote. Un poco de crisis y la gente preferirá a unos buenos gestores que les garanticen que podrán pagar la hipoteca.

Solo les falla una cosa: mi voto no es incondicional. Yo no voy a votar a una versión "profesional y eficaz" del PSOE. No voy a votar a un tipo que está dispuesto a luchar contra el cambio climático con leyes. No voy a votar a alguien que se desmarca de la AVT porque le tizna de "radicalismo" y le hace perder un puñado de votos. No voy a votar a quien no tenga más principio que el ansia de poder ni más ideas que el oportunismo electoralista.

Para eso, prefiero que gane el PSOE. Al menos con los ministros y ministras de Zapatero tenemos las risas aseguradas.

Comentarios


Amen hermano,

El PP ya perdio mi voto para siempre en Andalucia. (al menos mientras Arenas tenga algo que ver)

Ahora parece que hacen carrera en el PP para que vote en blanco en las Generales.

El PP tiene que desaparecer junto con el PSOE, son la misma mierda con distinto collar.


Qué grande el Piyei! Era obvio que algún día se tenía que dar cuenta de que vende muchos más periódicos con el PP en la oposición que con el PP en el gobierno.
Pobres libegales...

PS: Por cierto, Prieto: ¿tú no estabas en Australia?



El Mundo es un diario de izquierda que Ramírez coloca a audiencias de derechas. Rajoy, por otra parte, ha dicho algo sensato: que no teme al PSOE sino a las TV´s. Recuerda las elecciones generales del 1993, perdidas para Mr X de no ser por el llamado "pacto de los editores".

PS.- ¿Y quién avala los créditos de Madiapro..?


PJ Ramírez es más listo que el demonio. Después del severo varapalo sufrido a manos del tribunal del 11-M, convierte la debacle en un empate:

"Por otra parte, de los tres escenarios más propicios para el PP con los que desde hace meses se ha venido especulando, uno -el de una sentencia del 11-M que tumbara de forma aparatosa la versión oficial- ya se ha esfumado pues esa partida ha quedado, de momento, en tablas"

y le zumba a Rajoy para congraciarse con ese sector de público-cliente que tenía enganchado al anzuelo de la conspiranoia pero que disiente de la línea editorial de su periódico.

Pa' imparcial, independiente y objetivo El Mundo y para demostrarlo cera al Mariano que no se entera de lo que es ser un centrista. Jajaja.

Mientras tanto los liberales se rasgan las vestiduras. No podían, los pobres, imaginar que el Partido Popular, al igual que su vocero mayor, iba a hacer un escorzo en el aire a cuatro meses de las elecciones y presentarse como los campeones de la moderación y la sensatez ecuménica.

Los liberales, imbuidos de los dicterios incendiarios del predicador mañanero y de la rebelión cívica pendiente de sus mamporreros digitales, habían perdido de vista la jodida realidad, el zafio pragmatismo de los estudiosos de las encuestas que desprecian la pureza de unos pocos para conseguir el voto bastardo de unos muchos.

Este artículo del Sr. Selene no difiere sino en su extensión del que por idénticas razones ha escrito el enigmólogo Luis del Pino en su blog.

Cada vez es más evidente la necesidad de un partido de extrema liberal.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.