Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Justicia para Couso

Quiero que se castigue como merece al asesino de Couso. Aunque los de su bando afirmen que fue un acto de guerra, lo cierto es que su asesino sabía perfectamente lo que hacía: provocar terror para conseguir imponer sus objetivos a una población que ha sido víctima de las bombas de estos canallas.

Es indignante que haya gente que justifique a los que ordenaron el asesinato de Couso y de tantos civiles inocentes, ancianos, mujeres y niños. Gente que defiende que hay que "pasar página" y mirar con esperanza al futuro. No sé cómo pueden mirarse al espejo.

Ahora que están juzgando al asesino de Couso, espero que pague por este crimen. Y que a la hiena que ríe en el juicio mientras el hijo y la viuda de Ricardo Couso dan testimonio de su dolor se le hiele la risa en la boca.

Comentarios


Lo siento Adam. Couso sabía a lo que se exponía cuando fue como reportero. Es tanto como pedir pena de carcel a un cazador cuando entras en un coto de caza señalizado. Así cualquiera puede sentar precedente y poner a cualquier institución, organización o entidad contra las cuerdas de la justicia simplemente por estar allí y permitir que el incidente se produjera. Más te valdría a tí y a los que son como tu pedir la pena de muerte a los que se cargaron a más de 3000 personas inocentes en menos de tres horas, utilizando misiles civiles un mediodía de Septiembre de 2001 en el ataque a dos edificios también civiles de Nueva York. ESOS, SI QUE SON MUERTES T-O-T-A-L-M-E-N-T-E INOCENTES. ¿Sabes cuantos muertos son 3000 personas en tres horas, proporcionalmente a la duración de la guerra de Irak? Calcúlalo y te darás cuenta de la infinita mayor crueldad de ese acto cobarde. Desde mi post solo tengo que comunicarte que no comparto tu opinión y que haré todo lo posible para que te expulsen de nuestra querida RedLiberal si se demuestran indicios de falta de sentido común o de apoyo a causas no justificadas que motiven acciones que inducen a errores fatales.


Floppy, los enlaces están para algo.


Y los nombres de pila.


por si sirve para algo:
http://generacion-x.blogspot.com/2006/06/michael-moore-demandado.html.
por cierto, siempre me gustó esta escritora.gran artículo. muy explicativo y, como debe ser en una columnista, crítico.


En primer lugar, no creo que se pueda dar por sentado que se trató de un asesinato, palabra cuyo uso implica intencionalidad, mala fe. Creo que se debería hablar de homicidio: lo otro aún está por demostrar.

Por otra parte, no es raro que periodistas que cubren conflictos bélicos caigan muertos o heridos; en este sentido, el caso de Couso no me parece excepcional. Es más, por lo que tengo entendido dichos periodistas suelen estar cubiertos por carísimos seguros de vida - a fin de cuentas, desde el punto de vista del riesgo hay bastante diferencia entre pasear por el centro de una ciudad de España que estar en el campo de batalla - que pagan los medios de comunicación para los que trabajan.

Por último, ¿qué miedo? ¿Consiguió el Pentágono ese supuesto objetivo de amedentrar a los iraquíes por la vía de propinar un cañonazo a dos periodistas provinientes del continente europeo? Esa supuesta conspiración no se sostiene y, además, dudo mucho que las cabezas pensantes del aparato militar de los Estados Unidos sean tan tontas. ¿Se ha debido la victoria militar de los Estados Unidos a ese supuesto asesinato o a la abrumadora superioridad de medios y tecnología?


Anonymous, repetimos: conviene fijarse en los nombres de pila y en los enlaces.

(Pero qué susto hasta que me he fijado, camarada Adam Selene, qué susto...)


Por un momento me habías asustado hasta que vi el enlace.


Magistral. Talento para una denuncia. Bien.


Yo también me asusté hasta que pulsé el enlace. Ni siquiera me había dado cuenta de que el nombre de pila no coincidía.


Me da la impresión de que no todos los comentarios que aparecen en esta página se refieren a la misma persona. Ricardo Couso era una guardia civil de 38 años asesinado por ETA el 13 de junio de 1991, mientras esperaba a su hijo de nueve años a la puerta de su colegio. ETA le asesinó vilmente en presencia de su hijo pequeño y de cientos de niños.
Desde estas líneas quiero agradecer el comentario a Adam Selene, porque creo que hay que tener una sensibilidad especial para acordarse de las víctimas anónimas en los tiempos que corren. Gracias por acordarte de mi familia.
Carolina Couso

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.