Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Falacias sobre el dialogo con ETA (II)


2. Con ETA no se puede acabar solo por la vía policial, hay que hacer algo más

No hay ningún dato que soporte esta afirmación. De hecho, hemos dedicado casi treinta años a intentar "algo más". Treinta años en los que no se ilegalizaba Batasuna porque "representaba la opinión de miles de vascos". Treinta años en los que se ha subvencionado a las organizaciones "culturales" o "sociales" que desviaban el dinero a ETA. Treinta años en los que los representantes políticos de los terroristas podían amenazar a sus víctimas desde los escaños. Treinta años de reconocimientos públicos a los asesinos y humillación a las víctimas. Treinta años de ertzainas que "llegan tarde" a los actos de terrorismo callejero. Treinta años de nacionalistas supuestamente moderados que no han perdido una ocasión de defender y justificar a los terroristas.

Y en esos treinta años el terror ha sido cada vez más fuerte y la opresión de los demócratas más ominosa.

Cuando el gobierno de Aznar decidió plantar cara, aumentar las penas, ilegalizar Batasuna, asfixiar sus fuentes de financiación y perseguir cualquier muestra de apoyo fue cuando más débil estuvo ETA. Si hubiéramos seguido por ese camino y no por el del diálogo y la comprensión, la situación sería muy diferente a la que es hoy. Basta ver indicadores como el número de actos de terrorismo callejero para saberlo. Pero este gobierno decidió que esa vía no era suficientemente rápida, e inició el proceso actual.

En cuanto al argumento en sí, hay precedentes de grupos terroristas que han sido derrotados por la vía policial: la banda Baader-Meinhoff o las Brigadas Rojas, por ejemplo. Algunos argumentan que estos grupos no tenían apoyo popular, como tiene ETA. Pero también hay precedentes de grupos terroristas con apoyo popular que han sido derrotados por la vía policial, como ocurrió en el Chile de Pinochet. Cierto que para ello Pinochet utilizó métodos absolutamente repugnantes, pero el hecho es que sí se puede derrotar al terrorismo sólo con represión. La cuestión es que si respetamos los derechos humanos seremos menos "eficaces".

Se suele utilizar el ejemplo del IRA para demostrar que un proceso de negociación sí puede onducir a la paz. Sin embargo, hay diferencias sustanciales:

    Primero, en Irlanda había enfrentamientos entre dos grupos, con muertes y asesinatos por ambos lados. Un terrorista estará más dispuesto a negociar cuando su vida y la de los suyos corren peligro que cuando son solo los enemigos los que viven amenazados.
    Segundo, los terroristas del IRA son católicos, y los etarras marxistas. Un marxista es un totalitario por definición, y se plantea su lucha en términos de derrota o victoria, nunca de perdón o paz. La paz para un marxista, como para un islamista, no es la ausencia de violencia (ya que para él permanece la violencia del estado capitalista opresor) sino la imposición de su modelo de sociedad.

Por tanto, es simplemente absurdo pretender aplicar el mismo modelo al IRA y a ETA.

Al final, tan malo es pretender acortar el tiempo y saltarnos la ley con una represión brutal a lo Pinochet como utilizar la vía contraria del diálogo y el apaciguamiento. Lo primero, por inhumano, y lo segundo por ineficaz.

Puedes leer la falacia anterior aquí:

1. Aznar también negoció, así que Zapatero tiene derecho a intentarlo

Comentarios


"Y en esos treinta años el terror ha sido cada vez más fuerte y la opresión de los demócratas más ominosa."

Eso es una falsedad enorme: ETA no ha sido cada vez más fuerte. Eso es sensacionalismo barato: cuando más fuerte fue sería en torno a los principios de los 80 del pasado siglo.

"En cuanto al argumento en sí, hay precedentes de grupos terroristas que han sido derrotados por la vía policial: la banda Baader-Meinhoff o las Brigadas Rojas, por ejemplo. Algunos argumentan que estos grupos no tenían apoyo popular, como tiene ETA."

Y es que no lo tenían. Es tan mal ejemplo como el del IRA...

"Pero también hay precedentes de grupos terroristas con apoyo popular que han sido derrotados por la vía policial, como ocurrió en el Chile de Pinochet. Cierto que para ello Pinochet utilizó métodos absolutamente repugnantes, pero el hecho es que sí se puede derrotar al terrorismo sólo con represión. La cuestión es que si respetamos los derechos humanos seremos menos "eficaces"."

Ejem. Pinochet consiguió eliminar físicamente a sus enemigos...es un ejemplo muy malo de "cómo con represión se puede derrotar al terrorismo"...¿qué parte de lo hecho por Pinochet es aplicable al caso de ETA? ¿qué medida? ¿hay algún ejemplo válido, ya que lo mencionas?

"Al final, tan malo es pretender acortar el tiempo y saltarnos la ley con una represión brutal a lo Pinochet como utilizar la vía contraria del diálogo y el apaciguamiento. Lo primero, por inhumano, y lo segundo por ineficaz."

Al contrario: lo que era ineficaz también era la represión. Franco no acabó con ETA. Aznar tampoco. Hay gente detrás de ETA que cree en su modo de actuar y en su objetivo. ¿Cómo les haces cambiar de opinión? ¿Con más investigación policial? ¿Cerrando más Herriko Tabernas? ¿Crees que de repente, al no tener partido político legalizado, van a pensar "ayh que equivocados estabamos"?
Eso es muy muy inocente, perdona. De hecho el número de simpatizantes de la Izquierda Abertzale no ha bajado absolutamente nada desde hace una década, con ilegalizaciones y todo. ETA sigue con una base social similar. ¿Cómo les convences? ¿con más encarcelaciones? Bueno, son algo más de 100 000, espero que haya muchas cárceles. ¿Presión policial? Vale, ellos se harán los heroes de la sociedad vasca ante España y con su victimismo reclutaran a más gente.

No se ha acabado con ETA ni a las bravas (Franco y Felipe Gonzalez) ni a las menos bravas (Aznar). Y si se acaba con ETA es o porque se les pasa a cuchillo o porque hay algún grado de diálogo con ellos. Todo lo demás será más victimismo y más reclutamiento en la cantera vasca.



Este último comentario de que "no se puede acabr con el terrorimo solo con la ley porque cuentan el apoyo popular de unos miles de partidarios" es el mensaje que les encanta escuchar a los seguidores del terrorismo de ETA. A estos criminales les suena a música celestial que se difunda que la forma de actuación que marcó la "Ley por las Libertades y el Terrorismo" no lleva a ningún sitio.

Estoy totalmente en desacuerdo. Si hay alguien capaz de aguantar el pulso contra los terroristas y su apoyo popular, es el Estado.

El Estado cuenta mas tiempo y recursos que los terroristas por lo que debe enfrentarse cara a cara y será cuestión de tiempo el que los derrote.


Lo que pasa es que los resultados son a largo plazo y probablemente no los veremos. Es una idea dificil de aceptar en esta sociedad donde nos hemos acostumbrado a la inmediatez...

Pero como ocurre con tantas otras cosas cuyas consecuencias son a largo plazo no las aceptamos de entrada hasta que no vislumbramos las consecuencias. Un ejemplo. aunque sabemos que fumar mata se sigue fumando porque los resultados son a largo plazo. Si uno se muriese según se enciende el cigarrillo probablemente no fumaría. Pero la realidad es que cuando te enciendes el cigarrillo no valoras lo que te va a pasar a largo plazo.

Nosotros no lo veremos, pero debemos apoyar la idea de que el Estado cercene el cáncer que está acabando con nuestra sociedad y el cáncer solo se cura con quimioterapia. Así que quien incumpla la ley...a la cárcel y los terroristas asesinos múltiples que cumplan íntegramente la pena. Con palabras no van a desaparecer...y deberíamos habernos dado cuenta después de tantas décadas de terrorimo.


Al contrario, Kar-El, el argumento del IRA es pertinentísimo.

Y es que, por desgracia, nos están vendiendo día sí y día también que el conflicto vasco es como el de Irlanda del Norte y que se va a solucionar de la misma forma... cuando la realidad es que tienen muy poco que ver entre sí.

El problema norirlandés enfrenta a comunidades humanas de muy diferente trayectoria religiosa (católicos vs protestantes), histórico-nacional (pertenencia a Irlanda vs pertenencia al Reino Unido) y socioeconómica (comunidades católicas obreras y comunidades protestantes más ricas). El problema vasco PRETENDE enfrentar a una colectividad con marcadas diferencias étnicas (Euskadi) con la comunidad nacional más amplia (España) a la que desde siempre ha pertenecido voluntariamente, con la que siempre se ha identificado y sin que jamás haya existido objeción alguna al respecto.

En Irlanda del Norte han existido DOS terrorismos, no uno solo, detalle de gran trascendencia que, mira tú por donde, se suele olvidar a menudo. Un terrorismo republicano (es decir, favorable a la anexión a la República de Irlanda) y un terrorismo unionista. Ambos terrorismos, además, han surgido en un caldo de cultivo social previo donde ya se reproducía el mismo esquema de violencia y enfrentamiento (pero sin llegar al extremo del terrorismo) y donde latían (y aún laten, aunque cada vez menos) las diferencias aparentemente insalvables en cuanto a preferencias políticas, adscripción religiosa, afinidad nacional, clase social y nivel económico. Esa fractura brutal, real, palpable, a todos los niveles (históricos, étnicos, nacionales y sociales) JAMÁS se ha dado en la sociedad vasca. Comenzó a darse, de un modo artificial, justamente por efecto de la ideología política nacionalista. Y, por supuesto, no hay violencia étnica de signo opuesto, ni mucho menos facción terrorista contraria, que justifique el radicalismo de ETA y de sus perrillos falderos.

Tampoco conviene olvidar lo que dice Adam Selene en relación al catolicismo del IRA. Y es que, sin ser del todo cierto (la ideología revolucionaria y de "liberación nacional" ha causado sus estragos en el catolicismo obrero norirlandés, mientras que el origen y trayectoria de ETA han estado vinculados frecuentemente a "sacerdotes" nacionalistas), sí es verdad que en el IRA pesa mucho más el catolicismo que el marxismo, mientras que en ETA sucede exactamente al revés. De hecho, el elemento religioso en ETA es más una justificación moral autoexculpatoria que otra cosa. De ahí que, también como afirma Adam Selene, su visión de la realidad política vasca sea impositiva y totalitaria. En efecto: ellos no quieren que el "conflicto" (¿conflicto? ¿guerra? ¿dónde están los dos bandos, los odios enfrentados, las facciones enemigas irreconciliables?) termine, no les interesa la paz, sino establecer coercitivamente su modelo a través del conflicto QUE GENERAN ELLOS. No quieren la paz porque es responsabilidad suya que no exista tal paz. Ni más ni menos.

En cambio, en Irlanda del Norte sí que ha existido y existe un marco histórico de verdadero conflicto, que hace más comprensibles (que no justificables) los DOS terrorismos implicados, y también permite, por consiguiente, hablar con acierto de "búsqueda de la paz". En el Ulster el terrorismo es causa y consecuencia, a la vez, del odio. En Euskadi es SÓLO consecuencia.

Ahora bien, eso no significa que el diálogo político no sea necesario. Pero no a través del diálogo con ETA, sino con el nacionalismo democrático... diálogo que ha existido desde siempre, por cierto, y que ha contribuído a apartar cada vez a más sectores de la sociedad vasca del totalitarismo. Es este aislamiento social y político de la organización terrorista, de sus satélites y su caldo de cultivo, el que realmente va a acabar con el terror. No el mero "diálogo".

Como piezas del superficial entramado pseudoprogresista que tanto se lleva hoy, el pacifismo y el "talante" quedan muy bien, muy chulos, muy democráticos, pero si no se conoce el fangal en el que uno va a empantanarse es mejor que renuncie a la idea de hacerlo. En la situación social, histórica y política del País Vasco, hablar de que hay que dialogar sin más es una necedad, porque tanto los terroristas como gran parte del nacionalismo democrático emplean el diálogo como un arma arrojadiza para obtener réditos políticos ilegítimos gracias a la violencia, sea directa o indirectamente, consciente o inconscientemente. Y con ETA no hay nada de que hablar, porque todo lo que no sea la rendición y la aceptación de las formas democráticas por parte de la banda no es más que cesión al chantaje. Esto es lo que hay.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.