Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

El regreso del DDT

Una magnífica noticia:

Casi 30 años después de que se descontinuara el uso del DDT para controlar a la malaria, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que el insecticida volverá a ser parte de su programa para erradicar la enfermedad.

Bien está reconocer los propios errores. Ahora, ¿quién les explica a estos que en realidad no ha pasado nada, y que lo pasado pasado está y pelillos a la mar?

Comentarios


Cierto, importantísima.

En una recensión del libro de Michael Crichton "Estado de pánico" escribí:

http://cineypolitica.blogspot.com/2006/03/crichton-denuncia-la-secta.html

"Por ello, Estado de Miedo es un best seller peculiar porque hace múltiples referencias a artículos de revistas especializadas, son numerosas las notas a pie de página, así como el uso de gráficos para mostrar que la presunta tendencia de calentamiento del planeta es muy discutible, tanto por la disparidad de los datos como por la discusión sobre las causas.

Un caso paradigmático, y que me sorprendió (junto al dato de que las especies más venenosas del mundo viven en Australia), fue el del DDT. Según el héroe científico anti-pseudoecologista de Crichton la presión de los grupos ecologistas contra el uso del DDT, un insecticida eficaz y barato, ha provocado que la malaria, una enfermedad transmitida por los mosquistos, haya aumentado en los últimos años, cuando estaba siendo eficientemente combatida. Si las Iglesias son, en cierta forma, responsables de la extensión del SIDA en el Tercer Mundo por su negativa a admitir el condón como una forma de prevención sexual, las organizaciones ecologistas serían equivalentemente responsables de la muerte de millones de personas, a las que le habrían prohibido el acceso a un producto necesario basándose en unos datos exagerados y alarmistas (respecto al uso del DDT en la agricultura y su potencial cancerígeno)"


"Si las Iglesias son, en cierta forma, responsables de la extensión del SIDA en el Tercer Mundo por su negativa a admitir el condón como una forma de prevención sexual,"

A falta de que aclares la "cierta forma" en la que son responsables, simplemente no.

Yo mismo creía eso gracias a la campaña progre encabezada por el Pravda. Y no. No se sostiene ni con las correlaciones observables sobre la implantación del catolicismo en África ni sobre criterios sobre cómo la gente toma su creencia y la autoridad del Papa. Es más, la correlación observada es la contraria, en donde más arraigo católico, menos SIDA.

Claro que tú hablas de líderes religiosos, pero el más célebre en este asunto (y que recibió palos progres por todos los lados) fue Juan Pablo II


Vivo en un país, Mozambique, donde la malaria es una enfermedad que causa el 27% de las muertes de los niños antes de llegar a los 5 años y de un gran número de sus madres. Muchos adultos con cierta anemia endémica y/o con dificultades para encontrar un puesto médico con la rapidez necesaria para el tratamiento de la enfermedad mueren sin remedio. Por otro lado, las pérdidas materiales por el la multitud de enfermos incapaces de continuar con sus labores cotidianas durante el proceso de curación son enormes y no debidamente calculadas.

Ahora que se acerca el verano y las lluvias, volverá a extenderse la enfermedad. Es decir, llega la época de "unas muertes masivas anunciadas y seguras". Y los ecologistas de los países ricos seguirán luchando porque se mantenga la prohibición del DDT. ¿No empezarán nunca a darse cuenta de que su postura condena a muerte a millones de personas cada año?

Muchos países, entre ellos España en los años 40 y, posteriormente, nuestro vecino África del Sur, se libraron de la malaria o paludismo gracias al DDT.

He padecido una vez la malaria y puedo asegurar que, a pesar de haberla superado gracias a que acudí con la urgencia necesaria a un dispensario y de que me enganchó en buen estado de salud, lo pasé muy mal durante 5 o 6 días y durante los diez días posteriores no fuí capaz de trabajar de la forma acostumbrada por la debilidad que genera.

Uno de los investigadores en busca de la vacuna contra la malaria más conocidos en España, me aseguró que ni sus nietos iban a conocer una vacuna efectiva al 100% y todavía a sus hijos les faltan unos años para llegar a la Universidad.

Bienvenida la decisión de la OMS si el uso del DDT se hace de verdad efectivo y desaparece esta plaga de los países del Tercer Mundo.


Cuando lo estudié en el colegio hace casi 25 años, me dieron tal terror los "estragos" del DDT que haste me aprendí su fórmula de memoria:
1,1,1-tricloro,2,2 bis paraclorofeniletano


Adam:

No hay forma de abrir los comentarios de tu post sobre el 11-M. Por ello, y sin poder leerlos, te escribo aquí.

Huelga decir que tu símil me parece completamente falaz. No sólo porque de las leyes físicas de los griegos sólo conservamos (curiosamente) las del empírico Arquímedes. No sólo porque Aristóteles, cuando arguyó la redondez de la Tierra, dio argumentos empíricos. No sólo porque Eratóstenes midió también empíricamente la circunferencia de la Tierra, con lo que la mayoría de tus ejemplos no son correctos (incluso la teoría atomista de Demócrito es incorrecta desde un punto de vista moderno)... No, no sólo por eso, sino por lo que a continuación expongo.

Precisamente porque estamos en el siglo XXI, el rigor intelectual de una investigación seria es exigible para cualquier persona que se dé a sí mismo el nada trivial título de investigador. Conocemos el método científico. Sabemos que la razón pura no lleva al conocimiento sobre la realidad. Tenemos larguísimos catálogos de falacias en los que no se debe incurrir. Sabemos que un razonamiento inválido no garantiza la verdad de las conclusiones. Y bien, tus "filósofos" modernos han violado todos y cada uno de estos principios.

Los periodistas, a su vez, tienen códigos dentológicos claros. Entre sus principios más básicos está el no mezclar opinión con noticia, confirmar lo que dicen sus fuentes, ser objetivos, no calumniar. Todos y cada uno de estos principios han sido también violados por tus "filósofos".

No, tus "filósofos" no se parecen a los grandes de la Antigüedad, que procuraban ser rigurosos e intelectualmente honestos. Se parecen, si acaso, a los peores entre los sofistas.

Nunca sonreiremos viendo los errores, los muchísimos errores, de los conspiracionistas. No podremos sonreír porque recordaremos que se han dedicado a minar las instituciones del Estado de Derecho y a calumniar sin freno, que han sido tramposos en su pensamiento, ignorantes de cualquier rigor intelectual y deontológicamente deshonestos.

Y es que no habrá verdades.Con esas herramientas tienen la misma probabilidad de encontrar una verdad sobre el 11-M que yo el bosón de Gibbs con los utensilios de mi cocina.

Compararles con los grandes filósofos de la Antigüedad no es sólo una hipérbole desmedida (valga el pleonasmo); es un insulto a esos grandes pensadores griegos. Me siento ofendido en su nombre.

Un saludo.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.