Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

El economista camuflado

Terminé hace poco de leer El economista camuflado, de Tim Harford, y me gustaría hacer algunos comentarios sobre él.

Antes que nada, debo aclararos que el libro me lo regaló la editorial Temas de Hoy. Han contratado a Ideup para, según me dijeron, "tratar de mejorar su relación con la blogosfera y que algunos bloggers tengan acceso a sus publicaciones". Fueron educados, no me pidieron que hablara del libro, y me lo enviaron a pesar de que les advertí que lo comentaríaolo "si el libro resulta interesante (para bien o para mal)",

Otra aclaración, que probablemente no sea necesaria para los que me conocéis, es que ni soy crítico de libros ni soy economista, así que no esperéis que lo que sigue se parezca en nada a lo que pueda decir el crítico de libros de cualquier periódico salmón.

De entrada, creo que el subtítulo "La economía de las pequeñas cosas" está muy mal elegido. El último capítulo, por ejemplo, habla del cambio económico en China. Y no creo que nadie considere a China "una pequeña cosa". En mi opinión, el libro trata más bien de la economía del sentido común.

Harford es un tipo despierto, que observa cosas interesantes, llega a conclusiones interesantes y las expone con gracia y agilidad. Lástima que la traducción española no le haga justicia. Está escrita en un español correcto, pero se nota que el traductor ha sufrido al tropezarse con la alegría con la que Harford usa el inglés, y ha optado por intentar ser fiel a las palabras y no al espíritu de lo que dice.

Pero yendo al grano, creo que es un libro recomendable. Explica muy clarito, por ejemplo, por qué un café en Starbucks es más caro, cual es el precio justo para un café de comercio justo, o por qué África no sale del subdesarrollo y China lo está haciendo. Dedica un capítulo a las subastas para la concesión de licencias UMTS que es apasionante.

Y habla, por ejemplo, de David Ricardo, unos de los pioneros de la economía liberal, de tal manera que cualquiera puede entender conceptos como la ventaja comparativa o la Ley de rendimientos decrecientes.

Tiene, cómo no, ciertos fallos. Patina, como casi todo el mundo, al dar por hecho el calentamiento global. Y muestra cierta vena socialdemócrata que es además inconsecuente con observaciones que ha hecho previamente.

Pero, como os digo, es fácil de leer para cualquiera que no sea economista o no tenga ni una mínima formación en estos temas, y puede abrirle los ojos a ese familiar o ese amigo progre pero bienintencionado que sigue creyendo sinceramente en el comercio justo, el 0,7% para el Tercer Mundo, el abuso de las multinacionales y mitos de ese pelaje.

[ACTUALIZACIÓN] Me avisa Carlos de Maza que Manchego habló del libro hace tiempo. Aquí podéis leer su crítica. Sinceramente, creo que Manchego, como en otros casos, ve la vida en blanco y negro. Harford no es comunista sino, como he dicho antes inconsecuentemente socialdemócrata a ratos. Pero el conjunto del libro supone una buena dosis de sentido común administrable a personas sin conocimientos previos de economía. Lo que no es poco, en mi modesta opinión.

Comentarios


Dicen los economistas clasicos que la ayuda al tercer mundo es robar a los pobres de los paises ricos para darselo a los ricos de los paises pobres.


Desperta Ferro,

Lo que dices es del gran liberal Peter Bauer, el nunca reconoció haberlo dicho pero esa es la idea central de gran parte de su obra.

Adam,

de acuerdo con lo que dices sobre el libro. Está muy bien. A mi me lo regaló la simpar Mary White, razón de más para leerlo. Pero la traducción es peor que mala. En la misma linea, igualmente entretenido pero con las ideas más claras, sobre todo en la critica a los "ecologistos" los libros de Steven Landsburg son estupendos.


Manchego le pegó un vapuleo fenomenal a este libro en un post antiguo (julio o agosto, creo).


El libro me ha gustado bastante. La traduccion resta un poco de picardía a la narrativa pero es bastante ameno. Yo lo recomiendo y tb recomiendo el libro de Jeremy Rifkin "La economía del hidrógeno" q aunke no tratan la misma temática específica...hablan sobre economía global y para los q somos seguidores de libros de "economía" son 2 libros buenos.

Pd: No soy economista, soy Geografo (en proceso) con intencion de ser Urbanista.


Pues a mí me ha parecido lo contrario. Que no está mal, pero que a veces patina de neoliberal. Por los comentarios, supongo que esto es un nido de esa gente con moral de derechas que últimamente utiliza el adjetivo "liberal" para autodefinirse pero luego está a favor del mantenimiento de la prohibición de las drogas, de la religión en las escuelas, del horario de cierre de bares y de otras intromisiones del estado. Es decir, de esos que usáis la palabra "progre" con mucha soltura; es decir, de fachas.


Pues a mí me ha parecido lo contrario. Que no está mal, pero que a veces patina de neoliberal. Por los comentarios, supongo que esto es un nido de esa gente con moral de derechas que últimamente utiliza el adjetivo "liberal" para autodefinirse pero luego está a favor del mantenimiento de la prohibición de las drogas, de la religión en las escuelas, del horario de cierre de bares y de otras intromisiones del estado. Es decir, de esos que usáis la palabra "progre" con mucha soltura; es decir, de fachas.


Estoy leyendo el libro en cuestión, voy por el tercer capítulo y de momento lo encuentro aburrido, hasta donde he leido simplemente se relatan obviedades económicas, y se me hace pesado el gran número de reiteraciones al intentar explicar lo mismo una y otra vez, de todos modos estoy intrigada por saber si lo que me resta de lectura me sorprenderá o no, gratamente.
Respecto a algunos comentarios anteriores, opino que no se pueden generalizar las ideas que supuestamente tiene un individuo tanto si es de derechas como si es de izquierdas, el tener unas u otras ideas no supone la aceptación de los 18.000 calificativos que vulgarmente se le atribuyen a unos y otros, a éste tipo de personas que ven así a los demás, fachas o de izquierdas, poco se me ocurre que decirle en tan pequeño recuadro, sólo que abra su mente, que no sea "simple" .


Hola

Para ampliar el contenido del libro desde el punto de vista de la geografia aqui va un enlace

http://mundomapa.blogspot.com/2007/12/el-geografo-camuflado.html

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.