Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Del calentamiento global

Vía Desde el Exilio, llego a un post del MSV sobre el calentamiento global. Parece una broma, pero en realidad tiene exactamente la misma base científica que el protocolo de Kioto.

Recordemos el meme que ahora está más extendido: la humanidad, al generar CO2, que es un gas que produce un efecto invernadero, está provocando un cambio en el clima a nivel mundial, que produce todos los fenómenos anormales que observamos en los últimos tiempos (aumento de la temperatura, sequías, huracanes, incluso tsunamis para los más ignorantes). Si no le ponemos remedio controlando la emisión de CO2, el aumento será irreversible y la humanidad vivirá un infierno catastrófico. Sólo los propagandistas a sueldo de las multinacionales se oponen a esto.

Vayamos por partes, que diría Jack el Destripador:

  • El CO2 es un gas que produce efecto invernadero.
    Cierto. Pero también el vapor de agua produce efecto invernadero, y en mucha mayor medida que el CO2. De hecho, esta es una experiencia que todos tendréis: en invierno, los días sin nubes son más fríos que los nublados, porque las nubes, al reflejar de vuelta a la tierra la luz del sol provocan un aumento de la temperatura en la superficie. También el metano, que se libera a la atmósfera en gran cantidad debido a los procesos intestinales de los grandes herbívoros, produce efecto invernadero. De modo que no sabemos si sería más eficaz matar a todas las vacas que cerrar las fábricas para reducir el efecto invernadero.

    Por otro lado, el efecto invernadero es el que permite que en la Tierra haya agua líquida, y por tanto vida. En Marte casi no hay efecto invernadero, porque no hay apenas atmósfera, y cuando no le da el sol directamente hace un frío que pela. Cierto que en Venus el efecto invernadero produce unas temperaturas poco recomendables, pero en general en la Tierra nos ha venido muy bien en los últimos 3.000 millones de años.

    Y por si alguien lo ignora, el CO2 es menos venenoso que el oxígeno. Usted, querido lector, está liberando ahora mismo CO2 simplemente por el hecho de respirar. Y este CO2 le viene muy bien a esa plantita que tiene en el alféizar de la ventana, que lo utiliza para sintetizar alimentos, liberando de paso el oxígeno que usted respira.

  • El incremento de CO2 está produciendo un cambio en el clima a nivel mundial.

    Primero habría que demostrar que el clima está cambiando. Y no vale decir "cuando yo era niño nevaba un montón, y este verano ha hecho un calor insoportable". Hay que utilizar datos objetivos, y a poder ser series que incluyan datos anteriores a la revolución industrial, para poder comparar. El problema es que estas series no existen.

    De hecho, en esta página de la NASA en la que se explican las medidas de temperaturas estratosféricas y troposféricas obtenidas a través de stélites (que son más fiables que los observatorios locales, que entre otras cosas sólo miden la temperatura local) se explica que por los registros que tienen desde 1979 hasta la fecha, no se puede decir que exista calentamiento global. Es más, el aumento más significativo se produce en 1998, debido al efecto de la corriente de El Niño.

    Pero supongamos que sea cierto que se ha producido un aumento de las temperaturas en el siglo XX. Aún así, habría que demostrar que se debe al incremento de CO2, y no a la muerte de Stalin. Y aquí tampoco vale la intuición. El que dos fenómenos estén correlacionados no implica que uno sea causa del otro. También podríamos decir que el incremento en las temperaturas está produciendo una mayor concentración de CO2 en la atmósfera. Si no hay una explicación científica para la causa, la simple correlación no sirve.

  • El cambio climático produce fenómenos anormales: huracanes, sequías, tsunamis...

    Aquí ya sí que tenemos que hacer un auténtico acto de fe. Si es complicado medir el incremento de la temperatura de manera fiable, ¿cómo podemos saber que los huracanes son ahora más frecuentes o más violentos? No sirve el número de víctimas o los destrozos, porque cualquier área por la que pase un huracán ha aumentado expectacularmente de población en los últimos cien años. Se podría medir la velocidad, o algún otro parámetro intrínseco al huracán, pero el problema es las mediciones de hace cien años o no existen o no son fiables.

    De modo que cualquier referencia a estos fenómenos hay que ponerla en cuarentena, al menos hasta que tengamos evidencias sólidas en que fundamentar nuestras hipótesis.

  • Si no rectificamos y limitamos las emisiones de CO2, el cambio será irreversible y catastrófico
  • Aquí nos adentramos ya en la adivinación del futuro, que es uno de mis temas favoritos. Resulta que no sabemos qué parte del efecto invernadero se debe al CO2. Resulta que no sabemos hasta qué punto los sumideros de CO2 pueden absorber el exceso de CO2 producido. Resulta que no tenemos un modelo capaz de predecir con precisión la temperatura media dentro de un año.

    Pero hay científicos capaces de pronosticar la temperatura media en el 2100. Claro que no a todos les sale lo mismo. Unos dicen que el calentamiento será de 3-4º, y otros que de 11º.
    Teniendo en cuenta que la temperatura media de la Tierra es de 17º, esto significa una variación de entre un 17% y un 64% con respecto a la temperatura actual. Lo que traducido a un lenguaje normal significa: "esto se va a calentar mogollón, pero no tenemos ni idea de cuánto exactamente".

    Y es que predecir el futuro tiene sus ventajas, porque dentro de cien años ninguno de nosotros podremos recordarles a estos científicos que sus predicciones no se han cumplido. Al menos, algo han aprendido desde 1970, cuando predecían un descenso de 11 grados para el año 2000 que llevaría directamente a una glaciación. Ahora las predicciones las hacen a 95 años, y así nadie les podrá llevar la contraria hasta después de muertos.

  • Sólo los que están a sueldo de las multinacionales se oponen a la teoría del cambio climático.

    Esto es, si les llevas la contraria es porque tienes intereses ocultos. Ahora bien, ¿quién es el promotor de Kioto? El IPCC. Según Wikipedia:

    El IPCC, que se fundó para evaluar los riesgos de los cambios climáticos inducidos por los seres humanos, atribuye la mayor parte del calentamiento reciente a las actividades humanas

    Es decir, un organismo cuyos miembros perderían su trabajo si encontraran que no hay relación entre la actividad humana y el cambio climático, encuentra que la mayor parte del cambio climático se debe a la actividad humana. Pero éstos seguro que son objetivos, y que si hubieran encontrado que la actividad humana no tiene nada que ver, se hubieran ido a casa tranquilamente.
  • En resumen: estoy tan dispuesto a creer que la muerte de Stalin es la causa del calentamiento global como que se debe a la contaminación por CO2, porque tengo la misma evidencia científica para las dos hipótesis: ninguna.

    Comentarios


    Buena disección de una afirmación no científica pero usada por científicos y legos en la materia. Es especialmente relevante señalar que a primeros de los ´70 la corriente científica mayoritaria era la opuesta a la de hoy, pues sí que cambian las veletas, digo científicos.


    "esto significa una variación de entre un 17% y un 64%"

    Dado que el valor de 0º es completamente arbitrario, calcular porcentajes con respecto a ese valor no tiene demasiado sentido. Si consideramos Kelvin, p.ej., las variaciones salen entre un 1% y un 4%, más o menos...


    Hairanakh, tiene el sentido de poner las cosas en una perspectiva que sea entendible por la gente común. No es lo mismo el dato de incremento de temperaturas en abstracto que interpretarlo sabiendo que la temperatura media es de 17º, y que de aquí a cien años puede ser de 19º o de 28º, según el modelo.


    Si sólo lo decía por ponerme quisquilloso. Debe de ser la costumbre de leer Malaprensa y WonkaPistas ;-).

    Parece razonable poner en situación al personal y decir que la temperatura quizás va a subir, qué se yo, de 17º a 19º. Pero si subiera de 2º a 4º el calentamiento sería "el mismo"(*)... y en vez de un 4% subiría un 100%. Yo creo que, en este caso, los porcentajes despistan más de lo que ayudan.

    (*)Lo de "el mismo" no es verdad, en la práctica, porque se me ocurre que:
    - Cambios pequeños en la temperatura media alrededor de los 0ºC pueden tener un importante impacto relacionado con el cambio de fase del agua.
    - Cambios alrededor de la temperatura corporal (37ºC) seguramente nos afecten más que variaciones en torno a temperaturas más bajas.

    En cualquier caso, era sólo una anotación marginal para un artículo bien llevado :-)

    Un cordial saludo

    h

    Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.