Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Conde Pumpido es un mentiroso

Ahora dice el Fiscal General del Estado que no actuó contra el PCTV porque estaba muy ocupado con Aukera Guztiak. Mentira. La Fiscalía impugnó la candidatura de Aukera Guztiak el 23 de Marzo, y el Tribunal Constitucional resolvió definitivamente el 1 de Abril. Hasta las elecciones, que fueron el 17 de abril, el Fiscal tuvo 16 días para actuar, una vez resuelto el problema de Aukera Guztiak, y no hizo nada.

Peor todavía: la candidatura de AG se impugnó porque 1.000 de los 27.000 avalistas (4 de cada 100) habían tenido relación con ETA o Batasuna, y porque AG no condenó la violencia de ETA. A Cándido le bastó esto para impugnar la candidatura, y al Tribunal Constitucional para aceptar como válida esta impugnación.

Sorprendentemente, el que 30 de cada 100 apoderados del PCTV lo fuera también de Batasuna, y que el PCTV se niegue a condenar la violencia de ETA no es motivo para ilegalizar a este partido.

Comentarios


Y yo añadiría más: Conde Pumpido es un prevaricador que, faltando ladinamente a su obligación, ha procedido a pasarse la Ley de Partidos -que se sepa, la vigente hoy en España- por donde amargan los pepinos, propiciando así que con las nekanes (osea, con Eta-Batasuna) los asesinos vuelvan a estar presentes en las instituciones vascas.

Y, además de prevaricador, este señor es que se pitorrea de los ciudadanos, nos toma por idiotas. ¿Qué pasa? ¿Que en la Fiscalía no son capaces de hacer lo que hacen todos los días en cualquier juzgado de España: llevar varios casos a la vez?

Pueden mentir y prevaricar. Hasta ahí ya estamos casi acostumbrados con este gobierno. Pero si encima se empeñan en reirse de nosotros y en chotearse de la pobre gente que, además de tener que soportar a diario a las alimañas etarras, se ve obligada ahora -gracias a Candidín- a pagarles un sueldo, ya es cuando entramos de lleno en la indignación más absoluta y en el convencimiento de que, mientras sigan éstos en la Moncloa, en España no va a haber ni libertad, ni democracia. Ni siquiera decencia.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.