Diarios de las Estrellas

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.

ATENCIÓN: A partir de ahora, las nuevas entradas de este blog están en
diariosdelasestrellas.com

Así es como termina la democracia

Hoy se ha acaado el régimen democrático del 78. Hoy el presidente del Gobierno, elegido por los votos de los ciudadanos, ha despreciado al Parlamento y ha utilizado el edificio para dirigirse a los periodistas. Hoy el presidente del Gobierno de todos los españoles ha proclamado que los cauces de participación política que establecía la Constitución del 78 ya no son válidos. Ese "gran acuerdo político de convivencia" que ha anunciado Zapatero, o es la Constitución misma, o no está previsto en ella.

Hoy, el Presidente del Gobierno de España ha reconocido un derecho de autodeterminación que no estaba recogido en la Constitución vigente hasta esta mañana. Un derecho que era vindicación fundamental de los asesinos. Desde hoy, mil asesinatos otorgan más legitimidad que diez millones de votos.

Hoy, el Presidente del Gobierno ha despreciado a los representantes constitucionales de los españoles. No ha cumplido su compromiso, y no se ha presentado a defender su proyecto de entendimiento con los terroristas en la sede de la Democracia. No ha cumplido su compromiso, y no ha esperado a que los asesinos dejaran de atacar, dejaran de extorsionar, manifestaran al menos de palabra su renuncia definitiva a la violencia. En su mensaje no ha hablado de entrega de armas, de situación de los presos: ha hablado de autodeterminación, de política.

En un régimen democrático, hay barreras que no se traspasan. Como está prevista la alternancia, no se toman medidas de esta envergadura sin contar con el apoyo de la oposición. En una democracia, el gobernante presenta sus propuestas en el Parlamento, se expone a las críticas, y defiende públicamente sus ideas. En una tiranía, el dictador lanza sus proclamas, evita la confrontación con el adversario y espera el aplauso de sus lacayos.

Pase lo que pase a partir de hoy, ya no vivimos en el régimen del 78. Ya no sirve la Constitución: el Presidente del Gobierno lo ha proclamado. Ahora a cada uno nos toca elegir nuestro papel. Podemos disimular como si todo fuera normal, como si fuera normal que un Presidente del Gobierno ocupe el edificio del Parlamento para burlarse de los representantes democráticos de los ciudadanos, como si fuera normal que el Presidente del Gobierno ceda ante una de las principales reivindicaciones de una banda terrorista. O podemos ser consecuentes y actuar, cada uno en la medida de nuestras posibilidades.

Yo estaré esta tarde a las ocho frente al Congreso, y acudiré a cuantos actos de repulsa se convoquen. Espero que el Rey actúe en su papel de árbitro de la Democracia, y espero que los políticos de todos los partidos actúen defendiendo la democracia.

Digo "de todos los partidos", porque incluyo a los nacionalistas y a los socialistas. Creo que hay gente honrada en estos partidos, y gente que debe ser capaz de ver el abismo de iniquidad en el que nos acaba de hundir Zapatero. Pero, si no fuera así, espero al menos que el PP, por una vez, sea consecuente. Que denuncie la ruptura de las reglas del juego, y que se niegue a seguir acompañando a este Gobierno en la ficción de legitimidad en la que ha convertido a este país.

[ACTUALIZACIÓN] Al final las obligaciones familiares me han impedido estar ahora a las puertas del Congreso. Como decían antes los tebeos: ¡¡¡#@ÑM&%!!!. Nos vemos en la próxima.

Comentarios


Hoy el Presidente del Gobierno ha vuelto a disparar a la nuca de Miguel Ángel Blanco. Es así de crudo y duro, pero esto es lo que tenemos y hemos elegido.


Nos veremos a las 20h frente al Congreso por una buena causa: la Libertad y la Constitución en la que se sustenta.


Estimado Borja:

Soy compañero tuyo de curso (Recuerdo). He seguido algo tu "Diario de las Estrellas" (¡Qué poco eco la muerte de Lem!) desde mucho antes que revelaras tu nombre. Pero quería hoy felicitarte por el último artículo.

También hacer una pequeña reflexión: a los que pensamos como tú, nos calificarán de extremistas. No lo somos, pero la situación es extrema, y la reacción proporcional solo puede ser, por tanto, extrema (que no es lo mismo, claro, que violenta).

No estuve ayer a las 8 en el Congreso, porque consideré más útil participar en el programa especial de la pequeña emisora con la que colaboro (City FM Radio)desde el que, entre otras cosas, hacíamos llamamientos a que la gente acudiera a la concentración.

Efectivamente, el marco legal ha dejado de valer. Contra un gobierno ilegítimo - porque viola impunemente la Constitución y las leyes que lo legitiman - solo cabe la movilización. En todo momento y en todo lugar. Y de casi todas las formas.

Mucho ánimo y un abrazo

Asís Tímermans


Suscribo de la "a" a la "z" todo lo manifestado en este artículo. No hay que caer en el desánimo, hay que estar más unidos que nunca en el apoyo sin reservas a todos los que defiendan la Constitución y este régimen de libertades que un socialismo aberrante y carente de ningún principio quiere dinamitar solo para alimentar sus mezquinos intereses. Creo que el PP está siguiendo una trayectoria un tanto errática y no está haciendo una oposición eficaz. A pesar de todo, tiene mi respaldo ya que es la única fuerza política que queda en España que defiende la libertad, la igualdad y sobre todo la legalidad. Se avecinan tiempos difíciles, pero creo que merece la pena resistir esta marea de insensatez y hacer cada uno en la medida de lo posible todo lo que pueda. Sobre todo no hay que caer en la indiferencia. Somos muchos, y se nos tiene que escuchar. Unos pistoleros y un iluminado traidor al frente del gobierno no podrán con todos nosotros.
Del rey no esperes nada, yo hasta hace bien poco era de los que no siendo monárquico, consideraba que la institución de la corona era un elemento valioso para la estabilidad de este país de cainitas políticos. Que ingenuo he sido. Un día sin darse ni cuenta le habrán dado la "patada". Creo que no lo sentiré.


Una puntualización: no son mil asesinatos los que dan más legitimidad que diez millones de votos; son los casi 200 muertos del 11-M los que le dan la legitimidad a ETA para hablar con el gobierno zapatero. Esto cada vez queda más claro, y estoy convencido que Pedro J. tiene la documentación hace tiempo, pero la va liberando poco a poco porque causa conmoción.
Por supuesto los gorrinos no se darán por enterados o afectados. Primero demostraron que eran corruptos, después con el GAL que se pasaban el estado de derecho por el forro y ahora que son capaces de organizar un atentado con 200 muertos para conseguir de nuevo el poder.
Y José Luis Rodríguez (alias Zapatero)con la estúpida sonriza de Mr Bean en la boca.

Política, ciencia, tecnología, la vida, el universo y todo lo demás.